Viernes Santo 2012: siete palabras para disipar la ilusión

por Grupo de Servicio el 6 de Abril de 2012

AAB-DK: “… esa oración tan familiar, el Padre Nuestro. Tiene muchos significados, pero el trillado y común significado cristiano no es para ustedes. Reflexionen sobre esta antigua fórmula de la verdad e interprétenla totalmente como una fórmula para disipar la ilusión. Escriban una exégesis, basada desde este ángulo, tomando frase por frase y considerándolas como que nos proporcionan las siete llaves para desentrañar el secreto de la eliminación del espejismo. La fórmula (que no es esencialmente una oración) puede ser dividida de la manera siguiente:

a. Invocación al Señor solar.

b. Siete frases que constituyen las siete llaves para disipar la ilusión.

c. Afirmación definitiva de la divinidad.

Utilicen la intuición y apliquen lo antedicho al tema del espejismo, viendo qué conocimiento pueden llegar a obtener. Luego formúlenlo por escrito, en forma de artículo o interpretación, y quizás podrán llegar a algo de mucho valor.” -Espejismo 27

 

Nicholas Roerich. The Chalice of Christ
N. Roerich. El Cáliz de Cristo. 1925.

Padrenuestro

I. Invocación al Señor Solar

Padre nuestro que estás en los Cielos”: Busco ascender hasta la Mónada y morar en Ella.

II. Siete frases-clave para disipar la ilusión.

1. “Santificado sea tu nombre”: Busco aprehender tu Voluntad, reconocer tu Propósito.

2. “Venga a nosotros tu Reino”: Busco colaborar para realizar el Divino Esquema en la Tierra.

3. Hágase tu voluntad en la Tierra como en el Cielo: Busco realizar tu Voluntad y no la mía.

4. Danos hoy nuestro pan de cada día: Busco morar en la Unidad y al no desear nada para el yo separado liberarme del Espejismo.

5. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden: Busco comprendr la dualidad causa-efecto y liberarme de la Ilusión.

6. No nos dejes caer en tentación: Busco trascender al Morador del Umbral y unirme a las Huestes de la Luz.

7. Y líbranos del mal: Y así, cerrar la puerta donde se halla el mal.

III. Afirmación definitiva de la divinidad (doxología)

“Tuyo es el reino (3R) , el poder (1R) y la gloria (2R) por siempre, Señor, Amén.”

 

 

[CE-VBA] Reflexiones durante la Semana Santa …

El Padre Nuestro

A. Invocación a SHAMBALLA (donde la Voluntad del Logos SOLAR es conocida).

 

B. Siete claves:

1. El Sonido Original: la Palabra perdida (el nombre del Logos Solar)

[VBA: Mundo Dévico ==> Sonido-Luz-Forma]

2. Restablecimiento del Plan en la Tierra (y en el sistema solar).

3. El Propósito que los Maestros (de la JERARQUÍA) conocen y sirven.

4. La comunión de las correctas relaciones humanas (y dévicas): sin el correcto compartir del PAN no es posible la PAZ.

5. Per-DONAR (sacrificio, altruismo): la Voluntad-al-Bien expresada como Buena Voluntad

6. La Práctica de la PRESENCIA (Agni Yoga): Magia blanca. Las “tentaciones” como “distracciones” (ausencia de ATENCIÓN)

7. Las “pequeñas voluntades humanas” guiadas por el Propósito sellan la puerta al “mal” (ILUSIÓN de la SEPARATIVIDAD)

[VBA: Magia Organizada Planetaria ==> arte creativo de la destrucción mística]

 

C. Evocación de la Luz, el Amor y el Poder (antakarana planetario-solar).

 

–oOo–

 

Pregunta: Por favor nos podría hablar de la palabra mántrica, ¿cuándo la dice el ser humano?

Respuesta: Bueno, hay muchos mántrams. El Padre Nuestro es un mántram. La Gran Invocación es un mántram. El OM es un mántram. El AUM es un mántram y la palabra humana es un mántram, porque obedece a la Ley del Verbo, de Revelación. Sucede sin embargo, que no hemos desarrollado todavía completamente el centro laríngeo que es el asiento del Verbo. Y nuestra laringe no está acostumbrada a emitir sonidos mágicos, en el sentido de que las palabras que surgen a través de este centro todavía son imperfectas, porque el verbo es imperfecto. Entonces todo cuanto surge del ego, del Alma o de la Conciencia es imperfecto en su manifestación y los mántrams que surgen del centro laríngeo están matizados por esta imperfección del ego. Pero, cuando la persona se va integrando, cuando los cuerpos responden no sólo a una necesidad humana, sino también a una necesidad de tipo cósmico, entonces de desarrolla el centro cardíaco, se desarrolla el centro ajna y en el centro del corazón y de la mente surge la palabra, el verbo. Entonces lo que se precisa es: primero desarrollar la mente a un punto en que puede contener valores sagrados, lo cual significa que va a dejar a un lado los pensamientos intelectuales y habrá otra fuerza, otra energía, llamemos la energía de la intuición. Por otra parte, el aspecto de la conciencia se habrá sublimado tanto que habrá desarrollado los pétalos del corazón. El corazón ya no será el asiento sólo de la vida física del cuerpo sino que será el centro de la vida espiritual y cuando existe una correlación, una sintonía entre el centro ajna y el centro cardíaco, entonces se desarrolla el centro laríngeo. Entonces la persona puede pronunciar el Verbo, cada palabra será un mántram porque tendrá el poder de afirmación del Verbo. De ahí la importancia de que las palabras que surjan de nuestra boca sean correctas porque liberamos un impulso instintivo a través de las palabras; pero a través de las palabras podemos comunicar aquella vida sublime que procede del Reino de Dios. Hay en nosotros dos cosas a considerar muy importantes: el cáliz, es el resultado de la coordinación de la mente, el cuerpo astral y el cuerpo físico con el Verbo que es el Alma. Cuando el cuerpo está purificado el Verbo se introduce dentro del cáliz. El cáliz formado por la mente, el cuerpo emocional y el vehículo físico. Entonces todo cuanto surge de esta divina trinidad del cáliz es el asiento del Verbo, entonces no hay necesidad, tanto como ahora de pronunciar mántrams específicos. Cada una de nuestras palabras será un mántram de atracción y convencerá sin atar y atraerá aún sin convencer. Esta es la Ley del Verbo.

 

Vicente Beltran Anglada

Sociedad Teosofica, 20-10-85

Buenos Aires