Segundo Festival Mayor: WESAK y la Ciencia de TRIÁNGULOS

por Grupo de Servicio el 3 de Mayo de 2012

Voluntad – Propósito – Plan

Wesak 2012

Meditación Grupal Iberoamericana

Luz, Amor y PODER
http://www.ngsm.org/images/voltage.gif

 

http://www.ngsm.org/images/DK-ScienceTriangles.jpg

Extracto de la Ponencia Plenaria del Centro de Estudios VBA

Conferencia de la Universidad de los Siete Rayos 2012

por

Dr. José Becerra

[traducido al castellano por InternetArcano.org]

Me gustaría introducir la siguiente metáfora sobre la electricidad y la Gran Invocación, otro intento de establecer analogías con la poesía matemática.

Tal como el diagrama que antecede, que no explicaré en detalle, sino que tan sólo muestro como una introducción visual a La Ciencia de los Triángulos, esta cita de DK puede brindarnos un apropiado contexto esotérico:

TSMB 343: “Nos veremos unos a otros y a todas las formas de manifestación divina, como unidades de luz de distintos grados de brillantez, y hablaremos cada vez más en términos de electricidad, voltaje, intensidad y fuerza.”

Los fenómenos eléctricos, como la incandescencia de una bombilla de luz, son descritos por la Ley de Ohm, que establece simplemente que, una fuente de poder (P) encuentra resistencia (R), y que tal interacción crea un campo de fuerza o voltaje (V). Y una vez que la resistencia puede ser sobrepasada, una corriente (I) puede fluir.

TSFC 381: Ciertas partes de la fórmula (dos quintas partes) se han desarrollado gracias a los trabajos realizados por hombres como Edison, los que participan en este tipo de esfuerzo y quienes se han ocupado del radio y de la radiactividad [JB: como Maxwell, agrego yo]. Aún han de revelarse tres partes más de la misma fórmula, las cuales abarcarán todo lo que al hombre le es posible conocer sin riesgo alguno respecto a la manifestación de la electricidad en el plano físico durante la quinta subraza.

Quisiera dedicar la siguiente sección de mi charla a la memoria de John Berges. Recuerdo con gratitud nuestros intercambios sobre estos temas numerológicos y matemáticos.

La Gran Invocación es una fórmula que hace referencia a las propiedades básicas de la electricidad tal como debiera fluir a través de nuestro sistema eléctrico planetario. Estas propiedades básicas son energía, voltaje, corriente y resistencia. La electricidad es un fluido, muy similar al agua, y nuestra comprensión de la electricidad se profundizará si seguimos la analogía del agua.

La relación entre Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad puede ilustrarse haciendo referencia a un modelo de sistema eléctrico. La fuente de Poder planetaria, el generador de electricidad, reside en Shamballa. Sin embargo, la electricidad necesita ser regulada entre la fuente de poder y el punto de uso. La Jerarquía de Hermanos mayores, sirviendo como modulador planetario (“potenciómetro”), regula el flujo de electricidad en circuitos a través del planeta. Finalmente, la Humanidad completa el sistema mediante la utilización de la electricidad de voltaje reducido para el servicio (trabajo).

En terminología electrónica, Luz, Amor y Voluntad (Vida) equivalen a corriente, voltaje y energía, respectivamente.

La Energía (P), definida como la capacidad potencial para producir trabajo, se relaciona con voltaje (V) y corriente (I) mediante la fórmula: P= V * I. El Amor (voltaje) es la fuerza creativa (electromotriz) que conduce a la Luz (corriente) a través de un circuito transformando potencialidad (Potencia) en realidad (trabajo, servicio). Siguiendo la analogía del agua, el voltaje es la diferencia de nivel de agua entre la entrada (Shamballa) y la salida (Humanidad). La corriente, por otro lado, es la cantidad de fluido (Luz) que fluye en un circuito. Por lo tanto, a mayor voltaje a una corriente constante o a mayor corriente a un voltaje constante, mayor la capacidad para el trabajo (servicio), o energía.

Vencer la resistencia es el propósito básico del Amor, la fuerza electromotriz de este universo. La fórmula V= I * R sugiere que el Amor (voltaje) no puede expresarse sin alguna magnitud mensurable de resistencia. El Amor, el segundo aspecto de la divinidad (Hijo), necesita el tercer aspecto (Madre-Materia, resistencia) a fin de encontrar expresión en nuestra vida planetaria. La fuerza redentora del Amor -inextricablemente relacionada con la dualidad- transmuta progresivamente a la materia a fin de convertirla en un canal puro para la Vida de Dios.

La práctica de la buena voluntad, mediante el sacrificio y la trascendencia del interés personal, es la mejor receta para reducir la resistencia dentro del circuito eléctrico de la Humanidad.

[“Es esencial que los servidores de todas partes –los hombres y mujeres de buena voluntad—tengan una comprensión fresca y clara del trabajo a realizar, y se conviertan en canales de transmisión para la corriente divina y no en puntos egoístas de interferencia.” (Telepatía y Vehículo Etérico, 154)]

Aquí puede residir una clave para la frase “selle la puerta donde mora el mal”. Lo que nosotros, como representantes de la Humanidad, estamos invocando es la eventual y total aniquilación de resistencia al “flujo circulatorio divino”. Otro aspecto de este sellado hermético puede ser contemplado como la erradicación de los “cortocircuitos”, tan numerosos en el seno de la Humanidad, que malversan la energía vertida desde Shamballa. Una vez que este proceso de sellado está completo, relativo –por supuesto- a nuestro estadio de evolución planetario, la cuádruple fórmula eléctrica de resistencia, corriente, voltaje y energía se convierte en la triple fórmula de Luz (corriente), Amor (voltaje) y Poder. Esta es la síntesis expresada en la última frase de la Gran Invocación, a través de la afirmación: “Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el PLAN en la Tierra”. De esta manera, es representada la transición de un planeta no sagrado (cuadrangular) a uno sagrado (triangular). El Poder puede manifestarse sólo tras haber vencido la resistencia. Notemos que la palabra Poder no aparece sino hasta la última estrrofa de la Gran Invocación.

Finalmente, el sellado hermético de la puerta donde mora el mal podría también implicar INCREMENTAR infinitamente nuestra resistencia a las fuerzas del mal y detener su flujo en el planeta. ¿Cómo podemos incrementar nuestra resistencia al mal y, simultáneamente, disminuir nuestra resistencia a la Vida de Dios? La respuesta podría encontrarse en otro concepto de la electrónica moderna: el diodo. Los diodos, (dispositivos que tienen dos electrodos) son semiconductores que permiten el flujo de corriente en una dirección solamente. Un diodo-rectificador perfecto no ofrece resistencia alguna al fluido de electricidad en una dirección (L-I-V-E) pero al mismo tiempo no permite ningún flujo de electricidad en la dirección opuesta (E-V-I-L). Podemos entonces, tener una visión diferente del problema del mal en nuestro planeta: la INVERSIÓN del “divino flujo circulatorio”.

 


“Yo veo y cuando el ojo está abierto todo se ilumina.”

 

 

http://www.ngsm.org/wesak.htm

PROPÓSITO: el Cristo Iluminado.

Señor Maitreya (Cristo) http://www.ngsm.org/jerarquia.htm

NGSM y Wesak

NGSM.org: Somos un núcleo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo en Iberoamérica inspirados por la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada.

 

Durante este plenilunio de Wesak (Tauro) invocamos un gran vacío creador que sirva de vórtice para las acividades de servicio a celebrarse en Capricornio.

The Torus, the Vortex, and the Vacuum

Quedemos serenamente expectantes ante el Gran Silencio.

Red Iberoamericana de la Voluntad al Bien y la Buena Voluntad

Quetzal como representante del puente entre el aguila del norte y el condor del sur. El Quetzal es intercambiable con el símbolo de Quetzalcóatl-Kukulcan, el Avatar de Venus.