Gesto por la Paz: 1988-2012

por Grupo de Servicio el 12 de Febrero de 2012

Re (vídeo): http://www.rtve.es/noticias/20120211/gesto-paz-celebra-bilbao-su-ultima-manifestacion/497538.shtml

 

[RTVE.es – BILBAO ] La marcha, silenciosa como todas las de Gesto, concluyó ante el Ayuntamiento de Bilbao donde dos miembros de la coordinadora, Josu Cepeda y la actual portavoz Itziar Aizpuru, leyeron, en euskera y castellano respectivamente, el comunicado final en el que recordaron que este movimiento cívico ha recorrido “miles de kilómetros y guardado miles de minutos de silencio hasta llegar aquí”.

En su último comunicado, Gesto por la Paz ha tenido un recuerdo para las víctimas del terrorismo que “han encarnado” la parte “más cruel y dolorosa” del “ataque que se dirigía contra toda nuestra libertad”.

“Ahora les debemos –ha agregado–, no sólo la solidaridad que muchas veces les negamos en el pasado, sino también su protagonismo capital en nuestra memoria y en nuestras convicciones para la construcción de una sociedad más íntegra y más humana”.

Se han dirigido también a quienes “han ejercido y justificado la violencia” para exigirles que expliquen “para qué han servido el sacrificio de tantas vidas, desperdiciadas en las cárceles o desaparecidas en las tinieblas de su ejercicio criminal”.

La manifestación concluyó con un prolongado aplauso y guardando un último minuto de silencio por todas las víctimas del terrorismo.

La marcha pone punto y final a las manifestaciones que hace poco menos de 25 años ha venido organizando anualmente y de forma ininterrumpida esta coordinador pacifista para exigir a ETA que abandonara la violencia, en torno al 30 de enero, fecha de la muerte del padre de la independencia de la India, Mahatma Ghandi.

 

[CE-VBA] Casi veinte y cinco años de rebelión cívica por la paz. En el vídeo se escuchan voces que reclaman: “Hoy tú de negro, mañana tu familia”. Son quienes dieron la cara ante el terrorismo ETA mientras otros, por miedo o por complicidad, guardaban –y aún guardan– silencio. “Ya nos vale de INDIFERENCIA”, rezaba su primera convocatoria.

Todos ellos, junto a un Jesús Sánchez Mau, también practicaron la serena expectación. Y es que no podemos divorciar el estudio esotérico de la solución de los problemas de la humanidad. La incorrecta indiferencia era complicidad entonces, como lo es ahora. Y ¿para qué estudiar esoterismo como una filosofía de vida si sus estudiantes no aspiran a discernir entre el buen y el mal uso de la palabra y el silencio?

Es también Agni Yoga escuchar con profunda atención a María Guijarro cuando describe –con documentación videográfica– las contra manifestaciones de los radicales amenazando a las concentraciones silenciosas de repudio a los crímenes del terrorismo. Pero siempre habían al menos TRES valientes gestadores por la paz en cada punto, un número nada desdeñable por los estudiantes esotéricos, así como el color de su Campaña Azul.

Para su convocatoria final apostaron por una movilización plural y unitaria. Quedaron fuera los de siempre, los mismos radicales que atacaban con violencia verbal a sus concentraciones silenciosas y que ahora optan por el silencio cómplice, o por el guiño solidario.

El futuro es nuestro, dicen estos guerreros de la luz, porque “la democracia, la libertad, la justicia, el respeto, la tolerancia han prevalecido frente al terror y la opresión… con la dignidad de haber hecho lo que podíamos, con lo que teníamos, allí donde estábamos”.

Claro que sí hay vencedores y vencidos. Ha vencido la libertad democrática y fue vencida la opresión totalitaria.

Quien se sienta humillado por esa victoria debe reconciliarse con los hechos. Y esa historia siempre la escriben los vencedores, sostenida sólo si es avalada por la verdad. La derrota del terrorismo ETA cumple ese requisito.

Brindemos, pues, con Gesto por la Paz, proclamando: el futuro es nuestro.

 

Lortu dugu

“Hemos recorrido cientos de kilómetros hasta llegar aquí, hemos guardado miles de

minutos de silencio, hemos agotado las metáforas en nuestras formas de reivindicación…

… y hemos plantado cara al miedo y al terror para hacer prevalecer el valor de la

vida humana y el de nuestra condición de ciudadanos libres.”

¡Enhorabuena!

 

 

“A lo largo del camino que iniciamos hace ya más de 25 años, jamás hemos buscado saciar nuestra sed de libertad bebiendo en los pozos del odio y la venganza. Nuestra defensa de valores humanos y democráticos es también para los derechos de aquellos que más daño nos han infligido. Mientras tanto, quienes han ejercido y justificado la violencia tienen ante sí la obligación de transitar también por este camino. A lo largo de ese trayecto tendrán que explicar, no sólo ya al mundo, sino también a sí mismos, para qué ha servido el sacrificio de tantas vidas, desperdiciadas en las cárceles o desaparecidas en las tinieblas de su ejercicio criminal.

[…]

Hemos llegado a nuestro futuro. Es el futuro que llevábamos imaginando estos más de 25 años y, por fin, lo hemos conseguido. Culminamos este recorrido con lo mismo que lo iniciamos: la dignidad de haber hecho lo que podíamos, con lo que teníamos, allí donde estábamos. ” –Lortu dugu