Piscis 2012: El ojo del Alma

por Francis Donald el 8 de marzo de 2012

Las imágenes de este ciclo de representan dos etapas estrechamente relacionadas con la evolución de Piscis.

Crisálida

“Durante el primer ciclo de experiencia el alma está cautiva en la sustancia; ha descendido a la prisión de la materia y se ha vinculado con la forma.” [AE, 97.] Un discípulo se halla entre la noche de la forma del mundo y el amanecer de contacto con el alma. A través de la crisis de la muerte, “muerte del deseo, de la personalidad y de todo cuanto lo retiene entre los pares de opuestos para lograr la liberación final” [AE, 105], Plutón (que se muestra en esta imagen a medio camino entre la luna y la luz del alba) ha cambiado el interés de este discípulo lejos del mundo de la forma a un lugar de profunda introspección, y aún así el esplendor de los reinos superiores están ocultos a la vista interior.

 

El Ojo del Alma

“…sobre la rueda invertida, se desprende de la personalidad y vuelve a apegarse conscientemente a Aquel que la envió. Tal es la culminante historia de Piscis.” [AE, 97.]

Utilizando un conjunto diferente de metáforas, “El Ojo del Alma” representa la siguiente etapa del proceso de Piscis. (El resto de estas notas se refieren a esta imagen). Un pez (que representa el vehículo de la conciencia de la personalidad) y su jinete (el alma cautiva) en conjunto han navegado las aguas del cuaternario inferior durante incontables eones. Inexorablemente atraídos por su mónada, el ‘pequeño’ insta a su vehículo pisceano a elevarse más allá de su propio elemento acuoso. Juntos salen de las aguas oscuras de la materia. Pero en la rara atmósfera de contacto con el alma, el pez, que es el aspecto personalidad, ocultamente ‘muere’. Si se observa atentamente se verá el cielo nocturno lleno de los ‘peces’ que nos han precedido. Esto representa la agencia transformadora de Plutón, por lo que DK dice: “Plutón jamás destruye el aspecto conciencia.” [AE, 105.]

Descargue el texto completo en inglés