Sanación esotérica (diálogo grupal)

por Grupo de Servicio el 3 de abril de 2012

[BBC] El auge de los curanderos en América Latina, siglo XXI

 

[JB] La sanación esotérica es una noble vocación. Es lamentable verla prostituida por el comercialismo. Por eso, siempre hemos abogado porque el curador esotérico NUNCA reciba remuneración por su servicio. No significa que sea un servicio gratuito. Quien se beneficie del servicio recibido debe aportar a la vida comunitaria. Pero el incentivo de lucro personal (material o intangible) debe estar ausente de la práctica de la sanación esotérica. Así podrá convertirse en el mayor oficio comunista del mundo, un comunismo sin coerción, respetuoso de la libertad individual, inspirado por el altruismo.

Inicialmente, sólo los sanyasines podrán ejercer el oficio de sanadores esotéricos. Cuando se elimine el afán de lucro de la práctica de la sanación, ésta ganará aceptación en la profesión médica y se abrirán vías de colaboración y de mutuo reconocimiento. La humildad y la disciplinada observación científica al reclamar mérito por una curación allanará esa vía.

 

[AAB-DK] La mayor parte de los médicos, especialmente los denominados clínicos, son buenos psicólogos y poseen también un sólido conocimiento de la sintomatología, de la anatomía y las medidas curativas de que usualmente carece el curador metafísico medio. Pero ignoran totalmente un gran campo de conocimiento -el que concierne a las energías que se enfrentan y luchan dentro de la estructura humana y las [i41] potencias que pueden ser puestas en movimiento si [e40] ciertas verdades esotéricas son admitidas. Hasta que no trabajen con el cuerpo etérico y estudien la ciencia de los centros no podrán progresar mucho. El curador esotérico sabe mucho acerca de las fuerzas y energías internas y posee cierta comprensión de las causas básicas de las enfermedades esotéricas, pero es deplorable su ignorancia acerca del mecanismo del hombre, no llegando a comprender dos cosas:

Primero, que la enfermedad es a veces la aparición de ciertas condiciones subjetivas indeseables. Cuando éstas se exteriorizan y son traídas a la superficie del cuerpo humano, pueden entonces ser conocidas, tratadas y eliminadas. Es bueno recordar también que esta aparición y eliminación puede llevar a la muerte a ese cuerpo. Pero el alma continúa. Una vida breve significa muy poco en el extenso ciclo del alma, y se considera valioso si un periodo de mala salud (aunque produzca la muerte) elimina las erróneas condiciones emocionales y mentales.

Segundo, la enfermedad es a veces parte incidental del proceso por el cual el alma abandona su morada. A esto le llamamos muerte y puede venir rápida e inesperadamente cuando el alma se retira súbitamente del cuerpo. O la muerte puede durar durante un largo período y el alma demorar meses o años para su lento y gradual desprendimiento del cuerpo, el cual agoniza lentamente.

Sin embargo los curadores no poseen el suficiente conocimiento que les permita tratar con sabiduría estas cuestiones. Debemos por lo tanto llegar a la conclusión de que: [i42]

1. La enfermedad es un proceso purificador llevado a cabo para producir una expresión más pura, un aroma vital y una influyente utilidad egoicas. Cuando esto sucede es posible la curación.

2. La enfermedad puede constituir una muerte gradual y lenta y así liberar al alma. Entonces no será posible la curación, no obstante son necesarias medidas paliativas y sedativas y ciertamente deberán ser aplicadas. La duración de la vida puede prolongarse, pero no es posible una curación permanente y definitiva. Esto no lo comprende el curador mental común. Convierten a la muerte en algo horrible cuando en realidad es una amiga benevolente.

3. La enfermedad puede ser el súbito y final llamado para que el cuerpo renuncie al alma y la libere para otro servicio.

En estos casos debe hacerse todo lo posible desde el punto de vista de la moderna ciencia médica y quirúrgica y de sus ciencias afines, tan numerosas hoy. También puede realizarse mucho desde el ángulo de la curación mental y espiritual, con la ayuda de la [e41] ciencia de la Psicología. Algún día habrá mayor colaboración y una sintetización de sus esfuerzos entre estos distintos campos.

 

Comentarios

[MR] Estimado JB

Como siempre, tan preciso, y tengo una opinión igual. Creo que cualquier servicio espiritual y esotérico, debe estar naturalmente desprendido del aspecto material.

Gracias nuevamente por el servicio que prestas y del que soy beneficiaria hacen varios años ya.

Soy como muchos una silenciosa receptora de tus envíos que son un precioso aporte a la educación esotérica. Oportunamente expuse los motivos para no ser activa en la lista, pero no por ello dejo de leer y aprehender lo mejor que puedo de todas las enseñanzas que a lo largo del tiempo has ido desarrollando.

Necesitaba expresar públicamente una vez más mi gratitud y mi aprecio.

Un abrazo.

 

[PS] Solidario con las expresiones de M. No es nada fácil pensar asuntos (es decir: estudiar, investigar, analizar, discernir, escribir, hablar) que son delicados, polémicos, de fuerte raigambres ideológicas -en política, religión, ciencia, cultura- y que se prestan a las ambigüedades, confusiones y distorsiones de quienes no saben o no quieren pensar esos asuntos con el temple y ánimo de JB y demás discípulos cuya misión es, precisamente, la práctica asidua del discipulado en estos nuevos tiempos a la hora de enseñar y testimoniar los aprendizajes… me parece ver estos rasgos en esos hermanos y hermanas: ecuanimidad emocional, serenidad mental, equilibrio de juicio, estudio sistemático y riguroso de las fuentes esotéricas, domestican el ego, más un altruismo radical de compasión y amor del que sabe dar sin esperar “recibir” materialidades del servicio. Las observaciones de JB sobre la sanación esotérica abren nuevos horizontes para pensar y vivir un asunto que se ha corrompido por el egoísmo materialista. Agradezco esta sólida reflexión.

 

— o O o —

 

El Centro de Estudios VBA es una Comunidad espiritual dedicada a honrar la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada a través de la meditación, el estudio y el servicio relacionados a:
i) la praxis del Agni Yoga, conducente a Shamballa; ii) la colaboración Humano-Dévica; y iii) la Magia Organizada planetaria.

VicenteBeltranAnglada.org