Tauro Wesak 2011: El Camino hacia Shamballa

por Philip Lindsay el 16 de mayo de 2011

http://www.esotericastrologer.org/Languages/1%20Spanish/41_Tauro%202011%20Wesak%20El%20Camino%20a%20Shamballa_files/image001.jpg

El Buda presidiendo Sobre los Miles reunidos en el Valle de Wesak.
La Jerarquía reunida en una estrella de 5 puntas.  (Artista: Francis Donald © 2011.)

“Veo y cuando el Ojo está abierto, todo es luz.”

Tauro, Buda y el Festival de Wesak

El más evento espiritual más importante del año es el Festival de Wesak en la luna llena de Tauro, que está también relacionado a la Iniciación  Kalachakra y a la leyenda de  Shamballa. Los festivales solares de Aries, Tauro y Géminis son los más esotéricos en términos de establecer los principios y los planes para cada año espiritual. Aquello que comenzó en Aries, ahora es llevado adelante y consolidado en Tauro, antes de ser distribuido en el siguiente signo, Géminis.

Wesak en Oriente, es excepcionalmente conocido como el festival del Buda, seguido de cerca por el festival de Pascua de Occidente, cuyo representante más importante es el Uno que conserva el Cargo del Cristo. Aunque también es un momento donde estos dos representantes de los hemisferios oriental y occidental trabajan conjuntamente con el principal agente director sobre la Tierra, Sanat Kumara, o Melchizedek, el Señor de Shamballa.

Buda en Borobudur, Java, Indonesia.

Se dice que el Buda encarnó en Tauro, logró la iluminación bajo el árbol Bodhi durante Tauro y que también desencarnó en este signo. Buda señaló el camino, en sus Cuatro Nobles Verdades, hacia las verdades atemporales y eternas que subyacen en la liberación humana:

“1. La existencia en el mundo fenoménico es inseparable del sufrimiento y del dolor.

2. La causa del sufrimiento es el deseo de existir en el mundo fenoménico.

3. La cesación del sufrimiento se logra al erradicar todo deseo por la existencia en este universo fenoménico.

4. El camino hacia la cesación del sufrimiento es hollando el Noble Óctuple Sendero, en el que son expresados: la correcta creencia, las correctas intenciones, el correcto lenguaje, las correctas acciones, el correcto vivir, el correcto esfuerzo, la correcta atención y la correcta concentración”

Tauro es el signo del deseo y de querer adquirir aquello que se desea – y sin embargo también es la Madre de la Iluminación – la luz se confiere sobre nosotros una vez que el deseo es trasmutado.

Redirigiendo el deseo a través de la transformación en aspiración, cambia el origen del deseo en el centro plexo solar hacia la luz ardiente dentro del cáliz del chakra cardíaco. De ahí que surge un Buda de Compasión. La palabra “aspiración” está relacionada a “asp” o serpiente, como una cobra, con frecuencia pintada cerniéndose sobre la cabeza del Buda. – una  “serpiente de sabiduría”.  Las enroscadas serpenteantes fuerzas de kundalini se elevan o “aspiran” desde los centros inferiores hacia su estado final de alma despieta, ilustrado por la cobra encapuchada.

Existe mucho para reflexionar sobre la polaridad Tauro-Escorpión – en síntesis, los pares de opuestos dentro de uno mismo. Los respectivos regentes de estos signos son Vulcano y Plutón. Vulcano trae al espíritu hacia la materia y Plutón eleva la materia hacia el espíritu. Ambos son co-regentes del primer rayo de Voluntad-Poder, la fuerza ardiente que quema todos los obstáculos sobre el sendero y que trae hacia la iniciación a un aspirante.

Durante el período de Wesak, nuestros pensamientos de aspiración abren la puerta al alineamiento con co-trabajadores en el sendero y la posibilidad de contactar al corazón del planeta, nuestro propio ashrama dentro de la Jerarquía o con los Maestros de Sabiduría. Esencialmente, Wesak es una gran reunión del gobierno espiritual del planeta, trayendo alineamiento entre los cuatro chakras planetarios más importantes.

1. Shamballa, el chakra coronario – donde “la Voluntad de Dios es conocida” y dirigida exteriormente por Sanat Kumara.

2. La Jerarquía, el chakra cardíaco – Los Maestros de amor-sabiduría y compasión en contacto con la Voluntad de Shamballa y guiando amorosamente a la Humanidad.

3. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (N.G.S.M.) el chakra ajna – los aspirantes, discípulos e iniciados más avanzados espiritualmente, quienes median entre la Jerarquía y el resto de la Humanidad.

4. La Humanidad, el chakra laríngeo – La Humanidad espiritualmente inteligente y creadora que utiliza su libre albedrío para determinar su destino.


Shamballa, Jerarquía, NGSM y Humanidad

Wesak nos ofrece una oportunidad para comprender una parte de la Intención inmediata de la Deidad.

“…componentes de la Jerar­quía -iniciados y discípulos en distintas categorías y diversas graduaciones… prestar colaboración a ese aspecto inmediato del Plan que pueden captar y que les llega por intermedio de las mentes inspiradas de sus Mentores, en deter­minados momentos… En esos momentos, cuando la Jerarquía se reúne en silencioso cónclave, se Le revela… una parte de la visión de Dios y lo que Él ha formulado sobre ella para el presente inmediato.”[1]

Tauro y el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (NGSM)

“Por lo tanto, el grupo que “sirve como indica Acuario” es la Jerarquía; el grupo que Mercurio “apura en el Camino ascendente” es el nuevo grupo de servidores del mundo, el cual está regido por Tauro, y la divina energía de Tauro le otorga “iluminación y la obtención de la visión”. Dicho grupo es, hablando figuradamente “el toro arremetiendo en línea recta, con su ojo fijo en la meta y en la fulgurante luz”. Pero ¿cuál es esa meta? No es la de la propia iluminación, pues ha quedado muy atrás, sino proporcionar un centro de luz en el mundo de los hombres y mantener elevada la visión para los hijos de los hombres. Esto nunca deben olvidarlo, y el nuevo grupo de servidores del mundo debe comprender su misión y reconocer las demandas que de él hace la humanidad. ¿Cuáles son estas demandas? Las enumeraré y pediré que simplemente las acepten y actúen de acuerdo a ellas:

1.    Que reciba y trasmita iluminación desde el reino de las almas.

2.    Que reciba inspiración de la Jerarquía y, en consecuencia. se dedique a inspirar.

3.    Que mantenga ante los ojos de los hombres la visión del Plan, porque “donde no hay visión, los pueblos perecen”.

4.    Que actúe como grupo intermediario entre la Jerarquía y la humanidad, recibiendo luz y poder, luego inspirado por el amor, utilizar a ambos en la construcción del nuevo mundo futuro.

5.    Que se afane en Piscis, iluminado por Tauro, y responda de acuerdo al impulso acuariano proveniente de la Jerarquía.

Éstos no sólo son objetivos individuales, sino la meta para todo el grupo. Los que responden a la fuerza dadora de vida de Acuario y a la fuerza dadora de luz de Tauro, pueden trabajar y lo harán en el nuevo grupo de servidores del mundo, aunque no lo conozcan esotéricamente ni hayan oído hablar de quienes son sus compañeros de trabajo bajo ese nombre.

El centro ajna del Señor del Mundo recién empieza a expresarse en forma reconocible por medio del nuevo grupo de servidores del mundo. Este grupo intermedio -entre la Jerarquía y la Humanidad- es el portador de la energía que hará posible el Plan (del cual la Jerarquía es el custodio). Dicho Plan complementa el Propósito y, posteriormente, cuando el nuevo grupo de servidores del mundo esté organizado y sea reconocido como un organismo viviente, recibirá definida y directamente energía de Shamballa, por conducto de la Jerarquía”[2]

Los ritmos del NGSM suceden en ciclos de tres años y el 2011 es el comienzo de una serie de ciclos. Sin embargo, el conjunto de todo el ciclo es el final de un conjunto mayor de ciclos que tendrá un “Surgimiento e Impacto en la conciencia pública”. Por lo tanto entramos en una fase muy importante que abarca la muy publicitada fecha del 2012.

2011-12 Crisis/Consolidación. Surgimiento/Impacto sobre la Conciencia Pública

2012-13 Tensión/Expansión

2013-14 Surgimiento /Impacto sobre la Conciencia Pública

Tauro El Toro: Sexo, Sonido y Shamballa

El Cuarto Rayo de Armonía o Belleza pasa a través de Tauro, regido por Venus, la diosa de la belleza y el amor. La octava inferior del Amor -el deseo- encuentra su expresión a través del sexo, generando la forma en Tauro. El deseo y el amor están entretejidos en un abrazo mutuo. Venus está en contacto con el reino de las ideas divinas en el plano mental y busca expresarlas como belleza en el plano físico.


De el Nacimiento de Venus de Botticelli

La procreación se convierte en creación, procreación creadora. Venus armoniza y trae equilibrio a la interacción entre el espíritu y la materia y sus vástagos son el amor y la belleza.

La exaltación de la Luna en Tauro está relacionada con la creación de estas formas, cuerpos a habitar, vehículos de expresión. La corregencia de la Luna del rayo de Armonía a través del Conflicto, habla del conflicto y el dolor involucrados en el proceso del parto;  aquello que está sobre el plano de la armonía, finalmente tiene que encontrar su camino hacia el físico, para que el Plan Divino se desarrolle. La Luna es el aspecto femenino de la construcción de la forma que está relacionada con la personalidad y sus necesidades.

Sin embargo, la Luna también “vela” a Vulcano (regente del alma de Tauro), el constructor masculino. Vulcano martillea la plantilla divina dándole forma, configurándola por medio de las llamas y el fuego en el horno de la herrería y la forja. Su martillo “masculino” golpea con el yunque “femenino”.


Vulcano o “Hefesto”

Vulcano es el individuo interno espiritual, el alma, que tiene que dirigirse “a las profundidades para hallar el material sobre el cual ejercer su arte innato y modelar lo que es bello y útil”.
[3]
En la tradición griega, Vulcano, o “Hefesto”, vuelve a crear la forma con las más refinadas sustancias de oro y metales preciosos, del acero endurecido y las aleaciones excepcionales. La forma más poderosa y hermosa le permite llegar a los “reinos celestiales”.

El matrimonio de Venus con Vulcano es, por lo tanto, un “matrimonio realizado en los cielos”. El dios “más feo” y pobre se une con la diosa más hermosa. Por lo que Tauro lleva dentro suyo, una alegoría profunda relacionada con la unificación de la mente y la materia, alma y personalidad, la bella y la bestia, el espíritu y la forma.

El aspecto deseo de Tauro ansía la experiencia física, ya sea comer, beber, la sexualidad, apropiarse de o gastar dinero. El deseo re-polarizado para el Taurino sobre el sendero se convierte en aspiración ardiente. El uso elevado del impulso sexual se transforma en una enfocada actividad creadora en el centro de la garganta, asiento del cuerpo mental. Tauro está relacionada a este centro a través de su regente, el cuello, la garganta y la glándula tiroides. La creación a través del amor y la voluntad en este nivel mueve las fuerzas del centro sacro al de la garganta. El balance es mantener un flujo divino circulatorio, sin polarizarse innecesariamente en ninguno de los extremos.


Bacanal
– Auguste Leveque

La garganta física es empleada, por lo tanto, para lograr algunos cambios fundamentales a través del  “habla dirigida y motivada”, del canto de mantrams, de los sonidos y del canto. El centro laríngeo es el vehículo mediante el cual el cuerpo mental crea y tiene una relación directa con el centro sacro que se manifiesta.

Los órganos del habla emplean el lenguaje para “vestir al pensamiento” y la “palabra se hace carne”, el pensamiento se precipita en la forma; de ahí el carácter sagrado del lenguaje y de la palabra correcta para el aspirante mundial, el aspirante Buda Taurino en el sendero de ascenso.

Tauro también rige el oído, interno y externo. (También hay una gran similitud entre los órganos del habla y los órganos sexuales de ambos sexos.)

Considere al ascendente Tauro de Wagner, con Venus y Mercurio también colocados en Tauro. La música divina que precipitó a través de su ser interior, el Brahma Nada de los hindúes, lo ayudó a alcanzar esa belleza búdica; la belleza nace y es confirmada por el  Hermafrodita Divino (Mercurio y Venus). Brahms, David Helfgott y Peter Sculthorpe son algunos otros músicos y compositores que tienen Soles en Tauro.


Wagner, Helfgott, Brahms.

Muchos cantantes tienen a Tauro prominente en sus horóscopos. La belleza (4º Rayo) y la armonía (Venus) que ellos expresan enriquecen al mundo. Enya, Dame Nellie Melba, Barbara Streisand y Roy Orbison tienen/tuvieron sus Soles en Tauro; Dionne Warwick y Diana Ross tienen a la Luna en Tauro. Reflexione por un momento sobre la relación entre aquello que percibe el sonido interno (los centros sutiles, luego los oídos) y luego se expresa (por medio de la garganta, la boca y la lengua), ambos regidos por Tauro.

Aquí tenemos una analogía profunda relacionada con la alineación a través del “escuchar” que invoca la Voluntad superior – y la evocación correspondiente de recepción  y  traducción, por medio del habla, el sonido, el canto o la música. Se dice que, “El oído medio es una cavidad estrecha, llena de aire en el hueso temporal. Este es atravesado por una cadena de tres huesos diminutos – martillo, yunque y estribo, llamados colectivamente los huesecillos auditivos. Esta cadena osea conduce el sonido desde la membrana timpánica al oído interno, conocido como el laberinto.”

Note al martillo y yunque de Vulcano trabajando dentro de los procesos auditivos (que  Tauro rige) y también la presencia del “laberinto” en donde el rey Minos esconde su toro. Vulcano “emite la nota” con su martillo sobre el yunque.

Tauro el Toro también es “Nandi”, el “vahan” o vehículo de Shiva. Shiva es la deidad de la Voluntad y el Poder y por lo tanto una expresión del primer rayo. Por lo tanto Shiva es sinónimo de Vulcano, regente del alma de Tauro, con una profunda conexión con Sanat Kumara, el Señor del Mundo. Sanat Kumara se encuentra en el centro de Shamballa, personificado como Shiva sentado en meditación sobre el monte Kalaish cerca del Valle de Wesak.


Siva y Nandi


Monte Kailash

El Señor del Mundo dirige y está al tanto de la precipitación del Plan y del karma mundial. Sanat Kumara emite la nota del propósito planetario y del plan.

La  Jerarquía de Maestros reunida en Wesak, se juntan para enfocar y distribuir las fuerzas desde el triángulo de Sanat Kumara, el Buda y el Cristo en el período de luna llena, cantando mantrams en un ceremonial sagrado, “dirigiendo en su caminar y entretejiendo a la multitud reunida en una formación de figuras geométricas” (ver abajo) Estas fuerzas son descendidas hacia sus discípulos quienes trabajan dentro de todos los rangos de la Humanidad a través del mundo.


El Buda en el Valle de Wesak

___________________________
NOTA: Vea la trascripción (en inglés) de la presentación del Proyecto de Matusalem en la reciente conferencia anual de la Universidad de los Siete Rayos, haciendo click aquí.

[1] Psicología Esotérica II, Alice A. Bailey. p.242.

[2] Los Rayos y los Iniciados, Alice A. Bailey. p.368.

[3] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey. p.368.

Los números de las páginas corresponden a los libros en Inglés