Sobre el presunto último libro dictado por el Maestro DK

por Grupo de Servicio el 22 de mayo de 2011

[JB:] Varias personas nos han pedido pronunciarnos sobre el trabajo de Bruce Lyon (BL) canalizando al Maestro Tibetano DK. Hemos estado familiarizados con su trabajo desde mucho antes de conocerle personalmente en el reciente Congreso de la Universidad de los Siete Rayos (USR). Nuestro contacto personal no ha cambiado nuestra impresión original sobre su trabajo de canalización.

Quienes hemos desarrollado la capacidad de sintonizarnos con la vibración búdica de la obra AAB-DK no reconocemos la misma vibración en la canalización BL. Los libros BL pueden ser compatibles con la obra AAB-DK, pero no es la próxima dispensación DK, como lo reclama BL.

Aunque existe un consenso de opinión similar al que he expresado entre los estudiosos de la obra AAB-DK en la USR, los libros BL se vendían sin censura allí en el Congreso. Cada uno es libre de formar su opinión al respecto. Sin embargo, existe un elemento de peligro, sobre el cual es necesario alertar a los principiantes, respecto al estudio del aspecto oscuro del primer rayo que se expone en el trabajo BL (como se consigna en el símbolo que ha escogido para identificar su trabajo. ==> http://www.shamballaschool.org/00_images/logoss1.jpg

Una anécdota relevante. A pesar de que los directivos de la USR son sumamente cuidadosos al atribuir citas AAB-DK, entre la literatura que enviaron previo al Congreso nos encontramos con una que no reconocímos y que a nuestro parecer no respondía a la “vibración búdica” de Sus libros. La cita fue buscada inmediatamente y se confirmó que ciertamente estaba allí en los libros AAB-DK. Con humildad estuvimos dispuestos ha aceptar la falibilidad de la percepción intuitiva con respecto a esa “vibración”. Cuando se tuvo tiempo, se decidió estudiar con mayor detenimiento esa carta que escribio DK a un discípulo a través de AAB. Al hacerlo nos percatamos que la cita que “no vibraba” se refería a un extracto de unas palabras escritas por el discipulo CDP (no por DK). Pueden encontrar el texto aludido aquí ==> http://www.libros-azules.org/dnei/cdp.htm#i527

Cada uno tiene su manera de validar y de calibrar su percepcion intuitiva. Tales percepciones no se discuten pero pueden calibrarse según avanzamos en el desarrollo de la facultad intuitiva. Es un asunto de sintonía con una frecuencia vibratoria de acuerdo a un discernimiento intuitivo que rebasa el discurso intelectual.

En síntesis, en nuestro dial de radio, el trabajo canalizado por BL no vibra con la frecuencia DK. Podrá ser una retransmisión de material procesado personalmente, pero no contiene la frecuencia búdica del Maestro Tibetano.

 

[Extracto]

Parece existir una frecuente oleada de mensajes psíquicos que, supuestamente, provienen de El Tibetano. Donde quiera que aparezcan estos “mensajes o enseñanzas”, se forma un pequeño grupo…

Muchos de estos grupos reciben enseñanza totalmente inofensiva, particularmente durante las primeras etapas. Pero ésto, en realidad, es un mal sustituto de los treinta años de enseñanza plasmada en los veinticuatro libros disponibles. Es más fácil obtener comunicaciones especiales a modo de retazos que estudiar seriamente los libros…

El Tibetano no trabaja de esta manera. También lo niega el sentido común. Él, es un poderoso ejecutivo espiritual… Él, no se ocupa de ésto. […]

[…] El espejismo en las “comunicaciones” engendra avidez por ser identificado con privilegios, destino e importancia especiales. Muchos participantes pretenden ser sagaces y discriminativos, pero no quieren enfrentar las cosas ni dejar de ser “personas especiales”.

 

Telepatía y el Vehículo Etérico

Los resultados del contacto y la receptividad

1. Mensajes que emanan del subconsciente entrenado y refinado, del receptor. Surgen del subconsciente pero son considerados por el receptor como procedentes de una fuente externa. Las personas introspectivas penetran frecuentemente en los planos del recuerdo subconsciente, no dándose cuenta de ello. Se interesan excesivamente en sí mismas e ignoran que lo hacen; [i76] consideran lo que allí observan como inusitado, hermoso e importante y luego lo formulan en mensajes, esperando que sus amigos y el público en general los consideren espirituales. Dichos mensajes son, por lo general, inocuos y a veces bellos porque su contenido es una mezcla de lo que han leído y recogido de los escritos místicos y de La Biblia, o de lo que han oído de fuentes cristianas. En realidad es el contenido de su recto pensar sobre temas espirituales y no ocasionan daño ni tienen importancia. Sin embargo ellos constituyen el ochenta y cinco por ciento (85%) de los pseudo escritos llamados telepáticos e inspirados, tan prevalecientes en esta época.

2. Impresiones del alma, traducidas en conceptos y registradas por la personalidad; el receptor es impresionado profundamente por la alta vibración que la acompaña y olvida que la vibración del alma es la de un Maestro, puesto que el alma es un Maestro en su propio plano. Éstas son verdaderas impresiones del alma, pero por lo general no contienen en sí nada nuevo ni de gran importancia; son el resultado del desenvolvimiento del alma en épocas pasadas (en lo que se refiere a la personalidad) y todo lo bueno, verdadero y bello que la personalidad incipiente ha proporcionado al alma, más lo que ha penetrado en la conciencia de la personalidad como resultado del contacto con el alma. Esto constituye hoy el ocho por ciento (8 %) de los escritos y comunicaciones presentados al público por los aspirantes.

3. Enseñanzas dadas por un discípulo más avanzado en los planos internos a un discípulo en entrenamiento o que ha sido admitido recientemente en un Ashrama; llevan las impresiones y conclusiones del discípulo avanzado; son frecuentemente de valor, pudiendo contener, y a menudo contienen, información que el receptor ignora totalmente. El criterio en este caso es que nada (literalmente nada), [i77] ni espiritual ni mentalmente, concierne al receptor y en ninguna forma está relacionado con su personalidad ni tampoco contiene trivialidades de su trasfondo religioso. Esto constituye el cinco por ciento (5 %) de las enseñanzas dadas, en lo que respecta a todo el mundo y no se refiere a un determinado grupo ocultista, creencia religiosa o nación. Este reconocimiento es de vital importancia.

4. Comunicaciones de un Maestro a Su discípulo. Esto constituye el dos por ciento (2%) de la receptividad telepática manifestada por la humanidad en todo el mundo. El estudiante occidental debería recordar que el estudiante subjetivo oriental es mucho más propenso a la receptividad telepática que su hermano occidental, lo cual tiene que ver con las clasificaciones anteriores, siendo algo humillante para el místico occidental y el estudiante ocultista. Las Escrituras del mundo provienen de otro sector de la cualidad de enseñar que posee el segundo rayo. Aquí no incluyo El Antiguo Testamento, excepto los versículos, como el Salmo XXXIII y otros más de los Profetas, especialmente del Profeta Isaías. Las Escrituras del mundo fueron escritas por místicos que se ocuparon de la belleza, del bienestar y del estímulo, pero no fueron escritas para los esotéricos. Llamo la atención sobre esto. [AAB/DK. TVE, pp.64-65]

 

http://www.ngsm.org/agni-yoga/presencia.htm