Shakespeare y Cervantes: Dos lenguas, dos mundos, un sólo ideal, una sola humanidad

por Luis A. Hernández R. el 23 de abril de 2011

Shakespeare y Cervantes se encuentran en el escenario [+]

Algunos historiadores y críticos literarios conservan la noción de que William Shakespeare, el genio de la lengua inglesa, se conoció con su contemporáneo y mayor exponente de las letras españolas, Miguel de Cervantes Saavedra.

Como prueba de esto, apuntan a “Cardenio”, una pieza teatral perdida basada en un episodio de la [primera parte del] Quijote [de Miguel de Cervantes], que Shakespeare supuestamente escribió (o coescribió con su protegido John Fletcher) al final de su carrera. []

El 23 de abril de 2011 se celebra el 395 aniversario de la muerte de dos gigantes: Shakespeare y Cervantes, y la Compañía Real de Shakespeare ha decidido celebrar los 50 años de su fundación con un montaje de “Cardenio“, siendo éste el único vínculo literario que une a Shakespeare con Cervantes” [1], pues como se lee en el prólogo de este texto en español: “Este hallazgo no desvela si el genio inglés y el español se conocieron personalmente, pero evidencia que Shakespeare leyó con admiración la gran obra de Cervantes.” [2]

En ocasión de explicar la relación del Trabajo literario del Maestro R. y el ideal acuariano decíamos:

Hoy día existen múltiples evidencias de que Francis Bacon, utilizando a otros como vehículo, publicó las obras de Christopher Marlowe, el “First Folio” de William Shakespeare; “Los Ensayos” de Montaigne; “La Anatomía de la Melancolía” de Robert Burton; así como “La Reina de las hadas” de Spencer e incluso “El Quijote” de Cervantes; dejando constancia de todo ello a través de un código que desarrolló para tal fin. Su propia obra editorial incluye “La Nueva Atlántida” y “El avance del conocimiento” entre otras, así como la traducción y edición de la primera Biblia protestante.

En relación con la controversia Bacon-Shakespeare es interesante hacer notar algunas afirmaciones que aparecen en el libro “Great Secret Count St Germain”, en el cual se citan documentos donde Shakespeare afirma que él no escribió tales obras, ya que su verdadero nombre es Shakspere y no “Shake-speares”, como aparece en el “First Folio”. Al parecer esta es una referencia velada de Francis Bacon a la diosa griega Atenea, diosa de la sabiduría, la estrategia y la guerra justa, a quien los antiguos griegos llamaban “la sacudidora de lanzas” (“The Spear Shaker”).

El mundo de las letras y de las instituciones políticas y sociales pareciera estar entrelazado en la obra de Francis Bacon. Frances Yates se ha encargado de evidenciarlo por el lado de las obras de Shakespeare, mientras que nosotros hemos relacionado fuertemente al Quijote con el ideal acuariano.

Que la labor del Maestro R. prosiga sin prisa pero sin pausa para hacer emerger el ideal acuariano en la nueva civilización y cultura.

El trabajo del Maestro R. como Mahachohan durante el presente ciclo planetario [1, 2] no conoce fronteras ya que es la labor en pro de una sola humanidad.

[VBA] El Cristo  tiene la Séptima Iniciación y está trabajando conjuntamente con el Manú y el Mahachohan […] para la nueva humanidad, para predisponer a los hijos de los hombres para aquella iniciación que convertirá a todos y cada uno de los seres humanos en entidades divinas, es decir, en ciudadanos del Quinto Reino de la Naturaleza.

[VBA] Todos los Maestros y Saint Germain [El Maestro R.], tengo que decirlo muy específicamente, están trabajando muy activamente por toda Europa [1] y América, América del Norte, América del Sur y América del Centro.

[IHS, 48] El Mahachohan o Señor de la Civilización encabeza el tercer grupo. Su autoridad sobre el mismo persiste durante un período más extenso que el de Sus dos Hermanos, y puede desempeñar Su cargo durante varias razas raíces. Es la totalidad del aspecto inteligencia. […]

Su trabajo es fomentar y fortalecer la relación entre espíritu y materia, vida y forma, yo y no-yo, cuyo resultado es lo que llamamos civilización. Maneja las fuerzas de la naturaleza, y es en gran parte la fuente emanante de energía eléctrica, tal como la conocemos. Por ser reflejo del tercer aspecto o creador, la energía del Logos planetario fluye hacia Él desde el centro laríngeo, y es Quien de muchas maneras hace posible el trabajo de Sus hermanos. Le presentan Sus planes y deseos y por Su intermedio llegan las instrucciones a un gran número de agentes dévicos.

Su trabajo en los últimos 700 años ha sido el de estimular a la Humanidad para conducirla hasta el Reino de las Almas:

Como Roger Bacon, alrededor de 1275 fomentando el pensamiento científico en oposición al religioso, el paso del pensamiento sensible de la cuarta raza al pensamiento de la quinta raza mental, ayudando así a la emergencia y consolidación de la Quinta Subraza de la Quinta Raza Aria.

Como Christian Rosenkreutz alrededor del 1375, presentando el ideal de una sola civilización y cultura unificada entre Oriente y Occidente, sentando las bases en el mundo causal de la futura internacionalización, base de la futura Nueva Era Acuariana.

Alrededor de 1475 su trabajo dió origen al Renacimiento.

Como Sir Francis Bacon alrededor de 1575 realizó una gran labor para fomentar la ciencia, emancipar a las masas del control eclesiástico, comenzar un nuevo ciclo de Masonería Operativa Espiritual,  así como postular la posibilidad de una nueva civilización y cultura utópicas. Apoyándose para ello en figuras como Shakespeare y Cervantes.

Alrededor de 1675 su trabajo dió origen a la Fraternidad Rosa Cruz que modeló la política, civilización y cultura europea a través de las creencias religiosas, la filosofía moderna y los progresos de la ciencia, dando origen al Iluminismo.

Alrededor de 1775, a través de la precipitación de la energía de Acuario (en 1781 se descubrió Urano, el regente exotérico de Acuario y “el origen del Fuego Eléctrico del Espíritu para nuestro Sistema entero” [AAB/DK]), su labor dió origen a la Ilustración y produjo grandes revoluciones sociales que configuraron nuestro mundo moderno y sentaron las bases de la civilización futura.

Mdm. Blavatsky y los Mahatmas
H. P. Blavatsky con el Maestro K. H., el Maestro M. y el Maestro R.

Mientras que en 1875 coadyuvó en la creación de la Sociedad Teosófica a manera de exteriorizar la Tradición Transhimaláyica en el mundo occidental.

[ENE, 54-59] La civilización es la reacción de la humanidad al propósito de un determinado período mundial. En cada era debe ser expresada alguna idea por medio del idealismo racial del momento. En la época Atlante predominó la idea del idealismo o misticismo, fundamentalmente religioso y sensorio, que se expresaba como un acercamiento hacia una deidad sentida pero invisible, una expresión del modo de sentir. […] En la raza actual [Aria] está surgiendo y aproximándose a su consumación, una actitud civilizadora diferente. En cada época actúa alguna idea que se expresa tanto en el idealismo racial como en el nacional. […]

La civilización atlante fue definidamente religiosa en sus actitudes; la religión era algo común en la vida y la razón de ser de todo lo existente. El mundo después de la muerte era el tema de mayor interés y el objeto de una creencia firme e indiscutible. Las influencias sutiles que emanaban de los reinos invisibles, las fuerzas de la naturaleza y las relaciones del hombre con dichas fuerzas, percibidas por medio de una aguda sensibilidad, y toda la gama de sus actitudes emocionales, constituían la vida de la raza y matizaban todas las ideas que había o podían existir en embrión. Heredamos el resultado de todo esto, cuando la historia, tal como ahora la conocemos, comenzó (desde la época del diluvio o cuando haya ocurrido) a expresarse con las palabras animismo, espiritismo, siquismo inferior y sentimiento. El sentido de Dios, el sentido de la inmortalidad, el sentido de las relaciones internas más sutiles y el sentido de adoración, y la excesiva sensibilidad del hombre moderno, es la herencia descollante de las civilizaciones que existieron en la antigua Atlántida.

Sobre dicha estructura fundamental se está imponiendo hoy algo completamente opuesto, y en la reacción normal, correcta y progresiva, el hombre está construyendo una superestructura en la cual se pone cada vez mayor énfasis sobre lo tangible, lo material, lo visible y lo que puede ser comprobado, diagnosticado, analizado y utilizado para mejorar la vida, externa del hombre y su posición material dentro del planeta. Las dos civilizaciones han ido demasiado lejos, y en la oscilación del péndulo volveremos inevitablemente a la posición media, al “Noble Sendero Medio”. Este sendero medio, empleando los mejores y más altos ideales que produjeron las dos civilizaciones precedentes, caracterizarán la venidera Era Acuariana y sus civilizaciones. La expresión de lo material y de lo inmaterial, de lo visible y de lo invisible, de lo tangible y de lo espiritual, ha sido siempre la meta y el objetivo de aquellos que comprenden el verdadero significado de la cultura. En último análisis, y para nuestro propósito del tema, la civilización concierne a las masas y a la conciencia racial, mientras que la cultura concierne al individuo y al hombre espiritual invisible. Por lo tanto, una civilización que exprese plenamente la verdadera cultura, reside en el lejano y futuro desarrollo de la raza.

Cultura es el acercamiento de dos caminos –el del sentimiento y el de la mente—, de dos mundos, el de la sensibilidad y el del pensamiento, y de las actitudes de la vida de relación que permitirán al hombre vivir como un ser inteligente y subjetivo en un mundo físico tangible. El hombre culto relaciona el mundo de los significados con el mundo de las apariencias, y los considera en su mente (reconociéndolos en su cerebro, lo cual indica que se ha establecido una relación o un vínculo) como que constituyen un mundo con dos aspectos. El hombre culto actúa con igual libertad en ambos mundos y simultáneamente en lo que concierne a su conciencia o sentido de percepción. Incluso en la época atlante existían quienes comprendían la significación de la cultura como una consecuencia de la civilización. […]

El agitado torbellino en que viven las masas actualmente y la aparición de dos o tres personas clave en cada nación, tiene una estrecha relación. Estas personas clave hacen oír su voz y despiertan la atención; sus ideas (buenas o malas) son seguidas unas veces con atención y con confianza y otras con desconfianza.

Un índice de esta crisis lo tenemos en la forma lenta y cuidadosa con que se organiza el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Sus miembros están supervisando e introduciendo la Nueva Era, y presenciando los dolores del nacimiento de la nueva civilización y la llegada a la manifestación de una nueva raza, una nueva cultura y una nueva perspectiva mundial.

[VBA] Hay una corriente acuariana del séptimo rayo —y soy muy específico en esta cuestión— que trae como consecuencia un ritual al cual no estamos acostumbrados. Y es el ritual marcado por la expectación serena de los hechos, porque no podemos suponer que esto… y, por lo tanto, la disciplina que corresponde al séptimo rayo es la expectación, la atención. Porque, la finalidad del séptimo rayo es reflejar el primero de síntesis, y ahí hay un misterio, el misterio del Óctuple Sendero de Buda, que son el séptimo más el uno y aquí hay que extremar mucho, vaciar mucho la mente para llegar a esta conclusión. […]

Dijimos ayer —insisto—, nuestros tiempos no son mejores ni peores que los de antaño, son absolutamente diferentes y, como que son absolutamente diferentes no podemos acogernos a las disciplinas de antaño, sean del color que sean, y utilizaremos, hoy en día, las fuerzas, digamos, de la naturaleza que, hasta aquí, fueron un  misterio y que forman parte consecuente del séptimo rayo. Y aquí viene el porqué de los rituales de la Jerarquía que han cambiado, fundamentalmente, los últimos cincuenta años, a través del Maestro Conde Saint Germain. […]

El Maestro Saint Germain, apoyándose en la fuerza de los tiempos presentes, en la entrada por primera vez en la historia planetaria de la fuerza de una de las estrellas de la constelación de Acuario, muy intensa, la que está en el centro del propio corazón del Logos Cósmico de Acuario. […]

Esta energía acuariana ha podido ser plasmada a través de toda la labor del Maestro R., quien en fechas recientes, posteriores a 1975 ha puesto el énfasis en la Iniciación como un deber Social, invitándonos a todos a colaborar en la edificación de la Nueva Civilización y la Nueva Cultura:

[VBA] Porque tal como decía el Conde de Saint Germain, el príncipe Rakoczi: “La iniciación no viene por efecto solamente de la evolución, sino porque es una deber social del hombre”.

El mundo anglosajón (quinta subraza de la quinta raza mental) ha tenido a Shakespeare como modelador de su cultura. El mundo iberoamericano ha tenido, a su vez, a Cervantes como modelador de su cultura y expresión del ideal acuariano (sexta subraza de la quinta raza como gérmen de la sexta raza de la intuición). Ambos son dos columnas de un mismo templo: dos lenguas, dos mundos, un sólo ideal, una sola humanidad.