Géminis 2011. Festival de Buena Voluntad. Pentecostes, la Gran Invocación

por Philip Lindsay el 11 de junio de 2011

Géminis 2011

“Géminis… está relacionado con el cuerpo etérico; es el custodio de la energía condicionante, y el intermediario, en lo que respecta a las esencialidades básicas, entre el alma y el cuerpo… En el hombre común, el vehículo etérico es el transmisor de la energía síquica que energetiza y coordina al cuerpo físico denso y permite, por lo tanto, que la personalidad sea controlada astral y mentalmente. Cuando el hombre se halla en el sendero del discipulado y, por lo tanto, en la rueda revertida, que conduce a la iniciación, el cuerpo etérico llega a ser el transmisor de la energía del alma y no de la fuerza de la personalidad; el poderoso efecto del segundo Rayo de Amor-Sabiduría -actuando por medio de los seis rayos subjetivos, de acuerdo al tipo de rayo- empieza invariablemente a dominar al cuerpo vital, produciendo, en consecuencia, el cambio de fuerza y de intensidad hacia los centros situados arriba del diafragma. Disminuye y se desvanece el poder de la personalidad, mientras aumenta y crece el del alma. Hay mucho que aprender del estudio de la actividad dual -superior e inferior- del cuerpo etérico y de su relación y respuesta a la constelación de Géminis…”

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image001.jpg
La Estrella del Héroe. Nicholas Roerich 1931.

“Reconozco mi otro yo y al menguar ese yo,
Crezco y Resplandezco.”

El Festival de la Humanidad o de la Buena Voluntad
El Último Sermón de Buddha
Géminis y El Pentecostés
La Importancia de Utilizar La Gran Invocación
De la Agitación a la Quietud en Géminis: La Transformación a través de la Meditación

 

El Festival de la Humanidad o de la Buena Volunta

“El Festival de Buena Voluntad. Será el Festival del es­píritu de la humanidad -que aspira llegar a Dios, trata de adap­tarse a la voluntad divina y dedicarse a expresar rectas relacio­nes humanas; será fijado anualmente de acuerdo a la Luna llena de junio, Géminis. En ese día será reconocida la naturaleza espiritual y divina de la humanidad. En este Festival, el Cristo ha re­presentado a la humanidad durante dos mil años y ha permanecido entre la Jerarquía y a la vista de Shamballa, como el hombre-Dios, el Conductor de Su pueblo y “el Primogénito entre muchos hermanos” (Ro. 8 :29). Todos los años el Cristo, en esta fecha, ha repetido, ante la Jerarquía, el último Sermón del Buda. Por lo tanto será un Festival de profunda invocación y demanda, de deci­dida aspiración, a fin de poder establecer la fraternidad y la unidad humana y espiritual, representando el efecto que produce en la conciencia humana el trabajo realizado por el Buda y el Cristo.” [1]

Géminis es el tercero de los primeros tres festivales espirituales mayores del año, diseminando el impulso de Aries y consolidado en Tauro. Es el “Festival de Unificación llevado a cabo por el Cristo, el Maestro de todos los Maestros e Instructor de ángeles y hombres.”

Estos tres festivales establecen la nota clave para el año. Es profunda la continuidad del lazo entre Buddha en Tauro y Cristo en Géminis, indicando que el Cristo tomará las responsabilidades del Buddha en un futuro no muy distante.

Esto ocurrirá a medida que la Humanidad se mueva hacia la Sexta Raza Raíz y se lleve a cabo una síntesis gradual progresiva entre las dos grandes evoluciones en el planeta, las cadenas de la Tierra y de la Luna, de las cuales el Cristo y Buda son los respectivos representantes.

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image002.jpg
Krishna [Cristo]. Nicholas Roerich 1929.

El Último Sermón del Buddha

“Ha sido por mucho tiempo una leyenda (Y ¿quién puede decir que no es una realidad?), de que en cada plenilunio de Géminis el Cristo repite y predica al mundo el último Mensaje del Buda (a los corazones y las mentes de los hombres), vinculando así la plena iluminación de la Era precristiana, más la sabiduría del Buda, al ciclo de distribución de la Energía del amor, de la cual el Cristo es responsable.”[2]

De ahí la conveniencia de la mezcla de los dos festivales de Tauro y Géminis y su difusión en Géminis, un signo de “distribución”. Éstos son algunos extractos del último sermón, teniendo en cuenta que el mensaje Taurino del Buddha era señalar el camino a la liberación – a través de la liberación del yo de la naturaleza del deseo, con todos sus deseos y adicciones:

“Aquí, oh Ananda, deja al hermano, mientras que habita en el cuerpo,
en lo que se relaciona al cuerpo que él, siendo vigoroso, reflexivo y consciente pueda,
mientras que está el mundo, superar el dolor que surge de los deseos del cuerpo

… Mientras está sujeto a las sensaciones, déjalo continuar en lo relacionado a las sensaciones
que él, siendo vigoroso, reflexivo y consciente, pueda, mientras que está en el mundo,
superar el dolor que surge de las sensaciones.”

Y así, también, cuando piense, o razone, o sienta, déjalo en lo que se refiere a su
pensamiento que, siendo vigoroso, reflexivo y consciente, es posible que, mientras que está en el mundo,
superere el dolor que surge de las ansias por las ideas, o el razonamiento,
o el sentimiento.

… Aquellos que, ya sea ahora o después de mi muerte, sean una lámpara para sí mismos, confiando en sí mismos sólamente y no dependiendo de ninguna ayuda eterna, pero sosteniéndose
firmes en la verdad como su lámpara, y buscando su salvación sólo en la verdad, no
buscarán ayuda de nadie además de ellos mismos, son ellos,
Ananda, entre mis bhikkhus, a quienes alcanzarán alturas muy superiores. Pero deben estar ansiosos de aprender.

Mi edad está plenamenate madura, mi vida se acerca a su fin:
¡Os dejo, me voy, confiando en mí mismo!

¡Sean pues sinceros, oh hermanos, santos, llenos de pensamiento!
¡Sean firmes en determinación! ¡Vigilad sobre vuestros propios corazones!

Quién no se cansa, pero se aferra firme a su verdad y a la ley,
Cruzará este mar de la vida, y pondrá fin al duelo.

Cuando la luz del conocimiento ha disipado las tinieblas de la ignorancia, cuando todas las existencias
se han visto como sin sustancia, se produce la paz cuando la vida llega a su fin,
la que parece curara lo largo, la enfermedad al fin.

Todo, ya sea fijo o móvil, está finalmente destinado a perecer,
¡Sed, pues, atentos y vigilantes!
¡El tiempo de mi entrada al Nirvana ha llegado!

¡Éstas son mis últimas palabras!”

El Buddha y el Cristo son como los dos pilares de Géminis, el signo de que es una puerta de entrada “cósmica” para las fuerzas de Sirio para impregnar a su “yo inferior” – nuestro sistema solar, con el gran plan cósmico y el propósito. Venus como regente esotérico de Géminis provee un punto más de contacto al hacer descender ese propósito a través de la relación con su yo superior, la Tierra – la que es el más elevado o regente jerárquico de Géminis.

Sirio es la fuente del Amor-Sabiduría de nuestro sistema solar, que emana del plano mental cósmico. El segundo rayo es el único que se vierte a través de Géminis, cuya constelación está relacionada con el “Cristo cósmico”. Venus, transmite esa la fuerza de la mente a la Humanidad, otorgando comprensión mental, amor y compasión. Tanto Sirio como Venus están asociados con la iniciación.

Géminis y Pentecostés

Pentecostés, también denominado Domingo de Ápice, cae en el 50avo día después de Pascua (Aries), por lo tanto, está cercano de dos ciclos de la luna llena, siempre cae en Géminis. Éste conmemora la venida del Espíritu Santo sobre los discípulos después de la muerte, Resurrección y Ascensión de Cristo. Se sabía que este Espíritu Santo se manifestaba en los fenómenos de “hablar en lenguas” y estaba asociado con la curación, la profecía y la expulsión de demonios (exorcismo). Hoy los grupos de Cristianos Pentecostales parecen estar obsesionados por espíritus en lugar de que ellos sean exorcizados.

“Es bien sabido que el culto, cuan­do está bien orientado y enfocado, origina estímulo grupal hasta el punto de producir éxtasis o histeria, Pentecostés o revelación.” [3]

Una versión en la Biblia dice:

“Y cuando el día de Pentecostés llegó plenamente, estaban todos unánimemente juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde ellos estaban sentados. Y aparecieron allí, lenguas hendidas como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba palabras.” [4]

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image003.jpg

Pentecostés. Alexander Sadoyan.

El arte Pentecostal a menudo representa a una paloma descendiendo por encima de un grupo de personas. La paloma ha sido siempre un símbolo de Cristo o el principio alma que viene a la manifestación -, así como Venus, el regente del alma de Géminis. De ahí que Pentecostés es la precipitación de la revelación y la sabiduría.

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image004.jpg

Pentecostés.El Greco.

Sophia (la sabiduría) es representada también como una paloma. El “espíritu santo” es el tercer aspecto o “madre” de la trinidad divina, la que da a luz al espíritu en la materia. Por lo tanto este tercer aspecto/tercer rayo tiene una correspondencia con el tercer signo Géminis, al igual que Aries tiene una correspondencia con el primer Aspecto o “padre” de la trinidad. Al precipitarse, la sabiduría de Tauro y el Amor de Géminis son homogenizados y mezclados.

motheroftheworld1924-1930.jpg

La Madre del Mundo. Nicholas Roerich 1924.

sophia_goddess.jpg
La Diosa Sophia

El siguiente pasaje sugiere un ángulo futurista en el día de Pentecostés, poniendo el énfasis en “las correctas relaciones humanas”, el tema de Géminis:

“El festival de Pascua y la festividad de Pentecostés, serán los dos días más destacados del año religioso. Pentecostés, como se sabe, es el símbolo de las correctas relaciones humanas, por lo cual todos los hombres y naciones se comprenderán mutuamente y “aunque hablen diversas y numerosas lenguas” conocerán un solo lenguaje espiritual.” [5]

“El hecho de la Resurrección será demostrado durante los pró­ximos siglos. El Cristo viviente caminará entre los hombres y los guiará al Monte de la Ascensión. Pentecostés será una Verdad.

Todos los hombres estarán bajo la oleada de la inspiración proveniente de lo alto, y aunque hablen distintas lenguas, todos se comprenderán.” [6]

¿Cómo “conocerá la humanidad solamente un lenguaje espiritual” y “se comprenderán todos entre sí? ¿Es un reconocimiento interno que se produce mediante la alineación y las correctas relaciones humanas, resultando en una comprensión telepática?

“Pentecostés. Este acontecimiento no significa el triunfo de la cristiandad ortodoxa (como los teólogos creen y enseñan), sino la diseminación universal de la conciencia crística, en el corazón de cada ser humano, durante todos los tiempos; a esto dan testimonio las palabras y promesas: “He aquí, estoy con vosotros todos los días, aún hasta el fin del mundo.” [7]

Advierta estas palabras: “… la diseminación… en el corazón de cada ser humano”. Géminis es el gran difusor, rige a la glándula timo asociada con el corazón y sólo tiene al segundo rayo de amor-sabiduría, fluyendo a través de éste.

La Importancia de Utilizar La Gran Invocación

TheGreatInvocation.gif
(Courtesy Lucis Trust)

¿Cuántos de nosotros prácticamos la Gran Invocación en forma regular, es decir, no sólo en las lunas llenas?; muchos meditadores la utilizan todos los días ¿Qué tan efectivos somos en el uso individual o grupal de este mantram?

Como Géminis está relacionado con el habla, también está conectado con el sonido. La Ciencia de los Mantrams (y el sonido) es una de las prácticas más ocultas del Gupta Vidya (Conocimiento Oculto). La Gran Invocación es un mantram potente y su uso por parte de grupos en el momento de la luna llena puede tener efectos de largo alcance:

“El resultado de estos solemnes tres días de invocación será seguido de un día culminante en el cual la Jerarquía conjunta y conducida por el Cristo, pronunciará toda la Invocación, prece­diendo cada estrofa con su nota clave apropiada, emitida también al unísono. Ustedes no pueden conocer estas notas pero, por ejem­plo, si un gran número de miembros del nuevo grupo de servido­res del mundo se reuniera, el OM conjuntamente emitido podría aproximarse a la nota clave apropiada.” [8]

“…en junio el Festival denominado peculiarmente el Festival del Cristo, en el que -como Guía del nuevo grupo de servidores del mundo – recita la Gran Invocación en bien de todas las personas de buena voluntad, reuniendo al mismo tiempo las demandas incipientes e inexpresadas de quienes buscan un nuevo y mejor modo de vivir, ansían amor en su vida diaria, rectas relaciones humanas y comprensión del Plan sub­yacente.” [9]

Transformando la Agitación en Quietud por medio de la Meditación

Tauro, el signo previo, rige los órganos del habla, sin embargo, Géminis está más comúnmente asociado a este medio de comunicación. El “discurso correcto” es también uno de los preceptos de Buddha.

Un Géminis no desarrollado se conoce por su verbosidad y por el uso indiscriminado del habla mientras que el más evolucionado comprende el potencial de utilizar lenguaje sagrado para revestir al pensamiento puro.

Aquí yacen los pares de opuestos simbolizados por Sagitario (pensamiento puro) y Géminis (el habla). La Luna está en Sagitario en el período de luna llena de Géminis, trayendo su influencia para mantener la posición en un solo punto del arquero Zen, ¡como un contrapeso al a menudo ocupado, distraído y disperso malabarista de Géminis! El mundo de hoy es tan Geminiano – ¡es conducido literalmente hacia la distracción!

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image008.jpg
Polovstianos (‘Con un arco’). Nicholas Roerich 1943.

Por encima de todo, Géminis necesita aprender la quietud absoluta, a silenciar a la “mente-mono” con el fin de mantener su impresionabilidad hacia el ser superior – de lo que es eminentemente capaz, abierto a la impresión a través de su regencia del cuerpo etérico, el mensajero entre el alma y el cerebro físico. Con la ayuda de su regente, Mercurio, Géminis también “hace imitaciones”, un brillante y divertido mímico, tal como el mimo francés Marcel Marceau –un ascendente Géminis.

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image009.jpg
Marcel Marceau

Muy a menudo Géminis habla mucho pero no hace nada, es todo hablar y no escucha, reactividad del mental inferior sin consideraciones cuidadosas; banalidad y superficialidad. La naturaleza etérea e inestable de Géminis le insta a responder a todo lo que esté en su entorno local.

http://www.esotericastrologer.org/Newsletters/66%20Gemini%20Pentecost%202011_files/image010.jpg
Loto. Nicholas Roerich 1933.

En el tercer trabajo de Géminis, Hércules está atado a la roca de la falsa enseñanza por el astuto archi-impostor Busiris el Engañador de Almas. La falta de discriminación de Géminis puede hacer que sea de lo más crédulo a los maestros espirituales – representados por el polo opuesto Sagitario.

Este tercer signo tiene algunos rasgos en común con el tercer rayo de Inteligencia-Activa, especialmente alrededor de espejismo más común de este último – la agitación; actividad sin un verdadero propósito. La inquietud de Géminis es quintaesencialmente infantil, la naturaleza inquisitiva y curiosa que tiene que encontrar la quietud en su esencia – de lo contrario se dispersa a sí mismo al viento. Es un signo de aire y en el idioma de la medicina ayurvédica, el arquetipo vata.

Una de las meditaciones del tercer rayo es la quietud y también es la más adecuada para Géminis. Como se mencionó anteriormente, el símbolo de la quietud se encuentra en su opuesto polar Sagitario – el Arquero con su objetivo en un solo punto.

Es aquí donde la “abeja obrera” de Géminis puede encontrar su “colmena en el corazón”, donde las numerosas asimilaciones y reuniones menores de los “conocimientos-polen” se transforman en el néctar de la comprensión, donde las muchas voces y lenguas se convierten en un sonido. Esta es la acción y la expresión de Venus que trae la armonía desde la dualidad de Géminis, trayendo comprensión, consideración y compasión. (Las abejas están también consagradas a la diosa Venus.)

Géminis tiene una cualidad adaptable que durante su ciclo mensual nos permite trabajar conscientemente y cooperar con las fuerzas espirituales – al afirmar nuestra alineación con el gran Plan y visualizando metas para el año. Literalmente podemos trabajar con esta materia mutable, esa brillante sustancia mental de mercurio, dándole forma de acuerdo a nuestros respectivos propósitos.

La inquietud del hiper-Géminis motiva mucho el vagar en busca de la experiencia – y para la esquiva alma que lleva el secreto del propósito para la encarnación de un individuo. Por lo tanto a Géminis los Gemelos se le conoce como un signo en donde se construye el antakarana (puente) entre el “hermano cuya luz mengua” (la personalidad) – y el “hermano cuya luz está en creciente (el alma). Esta construcción del puente la efectúa Mercurio el mensajero, ¡manteniendo a los dos hermanos en diálogo!

La meditación es uno de los principales medios por el que los “hermanos” entran en alineamiento y mantienen su “conversación”, es un proceso dual, de visualización activa y de receptividad pasiva, el “hermano menor” puede elegir conscientemente invocar al “hermano mayor” quien a su vez puede evocar una respuesta directa; el alma positiva impacta sobre la personalidad negativa y el circuito eléctrico se establece y mantiene. “Eléctrico” aquí realmente significa “etérico”. [10]

– o O o –

Notas:

[1] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, p.421.

[2] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, p.480.

[3] Los Problemas de la Humanidad, Alice A. Bailey. p.161.

[4] Actos de los Apóstoles 2:1.

[5] El Destino de las Naciones, Alice A. Bailey. p.151.

[6] La Exteriorización de la Jearquía, Alice A. Bailey. p.471.

[7] Los Rayos y las Iniciaciones, Alice A. Bailey. p.356.

[8] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey. p.556.

[9] ibid. pp.599-600.

[10] >Astrología Esotérica, Alice A. Bailey. p. 352-3.

Los números de las páginas corresponden a los libros en Inglés