Saber para servir

por Grupo de Servicio el 17 de julio de 2011

Saber para servir

Toda sociedad de humanos, seres inteligentes y sensibles, debe organizarse a base de dos prioridades: la de compartir y la de servir.

Se trata precisamente de los valores a los que no se les da importancia en el hogar vis a vis al de tener pertenencias y donde a los niños se les enseña a procurárselas y cuidarlas estimulando su egoísmo y ese afán por poseer cosas y riquezas, iniciativa individualista que caracteriza a las comunidades capitalistas influídas por la religiosidad de la libre empresa y el gran propósito del lucro.

Es precisamente esa filosofía capitalista de por lo que uno vive y trabaja la que provoca las enormes desigualdades económicas …

En cuanto a Puerto Rico, los números reflejan que la desigualdad económica en nuestra isla para el 2006 y el 2007 fue la MAYOR en los Estados Unidos y sus territorios. De muy poco vale la DEMOCRACIA si en ellas se dan esas desigualdes económicas que causan tantos males y sufrimientos en el orden sociológico.

Hay que ir a la raíz de la problemática que siempre la encontramos en la IDEA, o sea, el origen de los valores. Y como pasa tantas veces el quid es la solución. Porque saber más es SER más. Saber ¿para qué? Saber para servir. ¿Servir a quien? Al prójimo. ¿ ¿Para que? Para ser feliz.

¿Cómo se sirve al prójimo? Queriéndolo y ayudándolo. La humanidad se ahoga en un mar de competencia y nada daña más las buenas relaciones entre humanos que ese darwinismo social que es el TODOS CONTRA TODOS. En vez de COMPETIR por todo COMPARTÁMOSLO todo.

Veámoslo en el lema mismo del Caribbean Business … “Saber es ganancia”. Compare ese mensaje con el de “ Saber para servir”. Porque la ganancia de uno tantas veces significa pérdida para otro. Siendo la educación el más importante de los proyectos sociales y siendo su fin la sabiduría de sus educandos tenemos que proponernos un mejor propósito que el de ‘ganancia’ o sea el de ‘hacernos ricos’. Por eso lo que manda es que, por ejemplo, el médico se haga de conocimientos para curar y mantener saludable a sus semejantes y no para hacerse millonario y tener dos casas y cuatro carros. Y lo mismo aplica para el ingeniero, para el electricista, el plomero, el albañil y aquellos que nos sirven de tantas y distintas maneras en nuestro diario vivir.

Ese ánimo de servicio es lo que muchas veces FALTA en las sociedades capitalistas y que induce a tantos no solamente a esforzarse por conseguir el mayor beneficio económico posible sino hasta hacer trampa para hacerlo en lo que se ha convertido en el más dañino de los viruses que ataca al sistema capitalista : la corrupción. En menor grado pero ciertamente en detrimento del servicio público identificamos a la desidia, la irresponsabilidad y la descortesía en el desempeño de tantos trabajadores que no tienen como prioridad el servir, preocupándose mucho más por hacer el mínimo esfuerzo y en recibir su cheque.

Si alguna falla observamos en las democracias es como se confunde ‘el derecho a’ con ‘la capacidad para’ y que se refleja, no solo en la cantidad de funcionarios públicos que no SABEN lo suficiente como para llevar a cabo sus encomiendas gubernamentales, sino también en el pobre juicio que hacen los votantes en los procesos electorales, vértebra esencial del sistema.

Y si el saber es importante para una vida comunitaria feliz y progresista también lo es la idea de vivir en función del prójimo y compartiendo con él haberes y experiencias de afecto, amor y amistad. Es pensar y entender que estamos en este mundo, finito en todo el sentido de la palabra, para ayudarnos a pasarla mejor y no para estar todo el tiempo compitiendo unos con otros en esa locura de ganar; de vencer y asi auparnos sobre los hombros del derrotado para satisfacer egos que nos hagan creer que somos mejor por ser más ricos, poderosos y GANADORES.

Por eso, luego de muchos años en el deporte, algo que tanto se parece a la vida misma, llegué a la definición de que lo importante no es competir sino COMPARTIR. Porque en el compartir TODOS GANAMOS.

Solo pensando así haremos un Puerto Rico mejor.

[Fufi Santori]

 

Tres siglas, dos en posición vertical (V y A) y una en posición horizontal (B). El trazado recto de la B sirve para demarcar dos ideogramas. [seguir enlace]

Buscar, Hallar y Compartir

Había traducido para la Sociedad Religiosa de los Amigos (Cuáqueros) el libro en inglés No Time But This Present (No hay otro tiempo que el Presente). En agradecimiento a ello los Amigos del Friend World Committee for Consultation de Norteamérica, que publicaron este libro como texto básico de la Conferencia internacional que debería realizarse durante Julio-Agosto de 1967 en el GUILFORD COLLEGE de Greensboro, Carolina del Norte, me depararon la oportunidad de asistir como delegado español del grupo de Amigos Cuáqueros, de Barcelona. La nota clave de la Conferencia era “Seek, Find and Share” (Buscar, Hallar y Compartir), la cual, como Uds. verán, se ajustaba perfectamente a las leyes esotéricas de Servicio por cuyo motivo me sentí identificado desde el primer momento con la actividad que debería desarrollarse en Greensboro y con las motivaciones jerárquicas siempre presentes cuando se trata de desenvolver el espíritu grupal dentro de la humanidad. Bueno, todo esto que les cuento es simplemente anecdótico y expresa solamente las razonas que tenían como base el hecho de que me hallase en Norteamérica, en el seno de una Sociedad Religiosa de Amigos que poseía dos Premios Nobel de la Paz, de amplísimas ramificaciones internacionales y de acendradas convicciones pacifistas. [VBA]

 

MEDITACIÓN REFLEXIVA PARA ATRAER DINERO CON FINES JERÁRQUICOS

(Culminación de la Reflexión de los Jueves)

 Etapa I

Después de lograr una quietud positiva de la personalidad, formularse a sí mismo y con sus propias palabras, las respuestas a las siguientes preguntas:

1. Si el dinero es una de las cosas más importantes y necesarias para el trabajo espiritual, ¿cuál es el factor que en la actualidad lo desvía del trabajo de la Jerarquía?

a. ¿Cuál es mi propia actitud hacia el dinero? ¿Lo considero como un posible y gran haber espiritual, o como algo material?

b. ¿Cuál es mi responsabilidad personal respecto al dinero que pasa por mis manos? ¿Lo manejo como debe manejarlo un discípulo de los Maestros?

 

Etapa II

1. Reflexionar sobre la redención de la humanidad mediante el correcto empleo del dinero y visualizar el dinero en la actualidad como:

a. Una energía concretizada que se utiliza en su mayor parte con fines esencialmente materiales, y en lo que respecta al individuo, para satisfacer únicamente sus deseos personales.

b. Una gran corriente de sustancia dorada que se aparta del control de las fuerzas del Materialismo y pasa a ser controlado por las Fuerzas de la Luz.

2. Pronunciar con enfocada concentración mental, después de desear de todo corazón satisfacer las demandas espirituales, la siguiente plegaria invocadora:

“Oh Tú, en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, el Poder que renueva todas las cosas, orienta el dinero del mundo hacia fines espirituales. Conmueve el corazón de los hombres para que den al trabajo de la Jerarquía lo que hasta ahora han dado a las satisfacciones materiales. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo necesita grandes cantidades de dinero. Pido que grandes sumas estén disponibles. Que ésta, Tu potente energía, esté en manos de las Fuerzas de la Luz”.

3. Visualizar el trabajo que debe realizar [el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo]

[por ejemplo, la implementación del Triple Proyecto Jerárquico en IberoAmérica por la meditación, el estudio y el servicio relacionados a: i) la praxis del Agni Yoga, conducente a Shamballa; ii) la colaboración Humano-Dévica; y iii) la Magia Organizada planetaria.]

Mediante la imaginación creadora y por un acto de la voluntad, ver incontables e ilimitadas sumas de dinero que afluyen a las manos de quienes tratan de llevar a cabo el trabajo de la Jerarquia de Amor y de Luz.

 

4. Con convicción y énfasis decir en voz alta:

“Aquel a Quien el mundo espera, ha dicho que todo lo que se pida con fe y en Su nombre, será concedido”.

Recordar al mismo tiempo que la fe es la sustancia de las cosas esperadas y la evidencia de las cosas no vistas. Decir luego:

“Pido el dinero necesario para [implementar el Triple Proyecto Jerárquico en IberoAmérica]”

y lo pido porque

“Desde el centro que llamamos la raza humana,

Que se realice el Plan de Amor y de Luz,

Y selle la puerta donde se halla el mal”.

 

5. Para finalizar, considerar detenidamente su responsabilidad con el Plan, y cada semana proyectar su cooperación financiera para la Jerarquía. Sea práctico y realista y sepa que si no da no puede pedir, porque no tiene derecho a evocar lo que no comparte.

http://ngsm.org/vicenteba/VBA-Domingo.htm

 

 Nuevo Grupo de Servidores del Mundo en IberoAmerica