GIOE: La crisis en Libia vista desde America Latina

por Grupo de Servicio el 24 de Agosto de 2011

 

[Redacción BBC Mundo Martes, 23 de agosto de 2011] La toma del cuartel de Muamar Gadafi en Trípoli llena los titulares de los medios internacionales. Televisoras y radio informativas siguen en vivo los acontecimientos. Las redes sociales ebullen en comentarios sobre los eventos en el país norafricano, pero ¿cómo se está siguiendo la crisis libia en América Latina?

Dependiendo del país, la cobertura del conflicto y el avance de los rebeldes en la capital pasa de ser nota principal, a quedar encerrada en los tradicionalmente menores espacios cotidianos de la información internacional.

Pero en algunos sitios la noticia se vive con pasión y la crisis libia se ha hecho parte del debate político polarizado, como en el caso de Venezuela.

Los corresponsales de BBC Mundo en la región le cuentan las reacciones de los medios y la opinión pública.

 

[Vladimir Hernández, BBC Mundo, Cono Sur] “¿Dónde está Gadafi?”. Es una pregunta que se repitió como principal titular en los principales diarios argentinos este martes, en referencia a la actual crisis en Libia.

La delicada situación que se vive en la capital libia, Tripoli, ha sido objeto de atención continua de los medios de comunicación audiovisuales , que ante el formato de transmisión de noticias 24 horas han aprovechado la crisis del país norafricano para llenar sus horas de transmisión.

En el norte de Buenos Aires se registró una reducida manifestación de personas que se identificaron como ciudadanos libios que quemaron fotografías de Gadafi, y su emblemático Libro Verde, ante la representación diplomática de dicho país.

La pequeña protesta habría sido liderada por el propio embajador libio en la capital argentina

Por su parte, los principales funcionarios del gobierno de Cristina Fernández evitaron pronunciarse sobre el tema, incluso aquellos que ávidamente dejan comentarios en la red social Twitter.

 

[Juan Paullier, BBC Mundo, Caracas] La polarización que impera en la sociedad y en los medios de Venezuela no hace más que reflejarse en torno al seguimiento del conflicto en Libia.

Dependiendo de a quién se escuche se tendrá una visión crítica con las acciones de los rebeles y con la intervención de la OTAN, cuestionadas por Hugo Chávez. Por ende, los medios oficiales del Estado reflejan la línea del gobierno.

En cambio, medios de oposición hacen hincapié por estos días en la inminente caída de Gadafi y en el hecho de que sin Gadafi Venezuela perdería un aliado en la OPEP.

En la gente, en tanto, las opiniones parecen correr por los mismos carriles. En las redes sociales los críticos de Chávez recuerdan –y cuestionan– el estrecho vínculo con Gadafi.

Los chavistas, por su parte, critican el ataque “imperial”.

 

[Arturo Wallace, BBC Mundo, Bogotá] El de Colombia fue uno de los primeros gobiernos de la región en reaccionar a la situación en Libia, con el presidente Juan Manuel Santos anunciando ayer el reconocimiento del Consejo Nacional de Transición rebelde como un “interlocutor válido”.

El tema, sin embargo, no parece llamar la atención especialmente a la mayoría de los colombianos, más interesados en el posible nombre del futuro director técnico de su selección de fútbol, el resultado del primer debate entre los candidatos a la alcaldía de Bogotá -celebrado anoche-, la polémica muerte de un joven grafittero a manos de la policía bogotana y la presentación del futbolista colombiano Radamel Falcao como jugador del equipo Atlético de Madrid.

Esos son, en cualquier caso, los temas que dominan las redes sociales y las portadas de los principales diarios.

Y las imágenes de los enfrentamientos que continúan en la capital Libia apenas han encontrado espacio en los noticieros televisivos locales.

Por su parte, la posibilidad de que el rápido reconocimiento de los rebeldes por parte del gobierno de Santos complique las relaciones con el gobierno venezolano, cercano a Gadafi, ha sido descartada por la mayoría de los expertos, que señalan que Colombia sólo fue consecuente con sus responsabilidades en tanto miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

 

[Ignacio de los Reyes, BBC Mundo, México] Entre los principales diarios impresos mexicanos, sólo La Jornada destacó en su portada de este martes las batallas en Trípoli, que han quedado opacadas por la actualidad local.

En televisión, los informativos optaron más bien por las reacciones tras la suspensión de un partido en Torreón por una balacera durante el fin de semana o la detención en España de un copiloto de la aerolínea Aeroméxico con 42 kilos de droga a bordo.

Al menos en Twitter, los mexicanos sí parecen prestar atención a los sucesos de Libia. Palabras como “Gadafi”, “Trípoli” o “Libia” son temas de moda en el país en esta red social.

El gobierno mexicano mantiene una alerta de viaje sobre Libia, pidiendo a los ciudadanos que eviten ir al país. Y a los paisanos en Libia, que no acudan a distritos donde se realicen protestas.

La diplomacia mexicana expresó al comienzo de las protestas en ese país su “solidaridad con el pueblo de Libia” y pidió que “en el menor plazo posible, éste tome en sus manos la definición de su destino político en ejercicio de su derecho a la libre determinación”.

 

[Fernando Ravsberg, La Habana] Los medios de prensa cubanos mantienen una cobertura constante del conflicto libio, criticando la intervención militar de Europa y los EEUU, a la que califican de “agresión” para apropiarse de los recursos naturales de ese país árabe.

En le Mesa Redonda, principal programa de análisis informativo, académicos y periodistas cubanos afirmaron que “occidente busca garantizar el acceso al Mediterráneo, cercar cada vez más a Irán y desplazar a China de la región”.

Especial cobertura tuvo la aparición pública de Seif al Islam, hijo del líder libio Muamar el Gadafi, que “desmintió en persona haber sido capturado y aseguró que la columna vertebral de los opositores de su padre ha sido quebrada”.

En la calle Gadafi no parece despertar grandes simpatías entre los cubanos, sin embargo un militar dijo a BBC Mundo que ese tipo de acciones son precedentes peligrosos para Cuba porque podrían animar a EEUU a desencadenar una situación similar en la isla.

 

 

[GIOE] La prensa no es libre cuando filtra ideológicamente las noticias, como ocurrió en Francia durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial (Propaganda Vichy [ 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , 6 , 7 , 8 ] ).

Hoy se filtran ideológicamente las noticias en Cuba donde se prohibe el libre acceso a internet. En Venezuela se ha intentado pero no se ha podido establecer el imperio del Granma. Bajo el pretexto de que la prensa en manos privadas no es libre por obedecer a los intereses de sus dueños, se suprime la libertad de expresión y se justifica el control ideológico de la información que consume el pueblo.

Con todos sus defectos, la libre expresión de ideas en una democracia, sin intervención del estado, es preferible al control oficialista de la prensa. Cada ciudadano debe tener acceso a *todas* las fuentes de información antes de formar su opinión sobre algún tema. Así, los “observadores entrenados” se capacitan a discernir la realidad de la fantasía en los sucesos mundiales.

Gadafi y Chávez comparten la misma ambición totalitaria. Uno ha caído por la fuerza de las armas. el otro caerá por la fuerza de los votos. Así se derrumbará el último dique que obstruye el flujo del “agua de vida” para los hombres y mujeres sedientos de libertad en Cuba. -JB

 

 

 

 

Grupo Iberoamericano
de Observadores Entrenados

 

 

 

COMO ALMA TRABAJO EN LA LUZ

Y LA OSCURIDAD NO PUEDE AFECTARME.

PERMANEZCO EN LA LUZ.

TRABAJO, Y DE ALLÍ NUNCA ME MUEVO.