Recapitulación 2011: La Educación en la Era Acuariana

por Grupo de Servicio el 23 de noviembre de 2011

Recapitulación 2011: Shamballa

Las relaciones del Ashrama con Shamballa

0 | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 ]

[CE-VBA] Un Ashrama es un laboratorio de investigación y desarrollo que concibe ideas y las gesta en ideales para restablecer el Plan de la Jerarquía planetaria en la Tierra, de acuerdo a la Voluntad de Dios y cumpliendo el Propósito del Señor del Mundo.

Mandala del NGSM

http://www.ngsm.org/images/ngsm7.gif

Desde la perspectiva del mundo dévico, el Arquetipo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (NGSM) se dibuja como una flor en cuyo cáliz (4) se funden seis petalos (1-7, 2-6 y 3-5) para conformar siete campos de servicio.

Campos de Servicio del NGSM

1. Gobierno y Política

2. Educación

3. Filosofía e Ideologías

4. Arte y Cultura

5. Ciencia y Tecnología

6. Religión

7. Finanzas y Comercio

 

II. Campo de Servicio EDUCATIVO

La Educación en la Era Acuariana

Educere (educir) etimológicamente implica emerger desde adentro.

Existe una chispa divina en cada ser humano. A esa chispa hay que hacerla flama. La educación, exotérica y esotérica, se encarga de acelerar ese proceso evolutivo.

La educación exotérica se hace cargo de desarrollar los cinco sentidos de observación para integrarlos con el sexto sentido del razonamiento lógico. Así se regulan los instintos y se controlan las pasiones emocionales. La Técnica de la Luz para disipar espejismos es el epítome de esta vertiente.

La educación esotérica (ocultista) penetra el mundo CAUSAL mediante el estudio de los símbolos y la meditación sobre sus significados. Así se desarrolla el séptimo sentido de la INTUICIÓN trans-racional, distinta a las “corazonadas” pre-racionales (relacionadas al plexo solar, “gut feelings”). La Técnica de la Presencia, relacionada a la praxis del Agni Yoga, es el epítome de esta vertiente.

La MEDITACIÓN es la técnica común de ambas vertientes. Buda significa despertar. La meditación nos permite despertar del sueño que nos seduce al mundo de las sombras.

El pensamiento sostenido sobre algún punto donde se concentra la atención de los sentidos caracteriza a la educación exotérica. Técnicamente se denomina ‘meditación con pensamiento simiente’. Su proceso convergente culmina en la realización de la raíz común –la UNIDAD– de todas las facetas de la realidad según ésta se presenta a nuestros sentidos. A esa fuente común la denominamos el ALMA de las cosas.

Cuando la meditación es constante a través de toda nuestra experiencia consciente, entonces el Alma, usualmente dormida, se hace continuamente PRESENTE. De ahí el nombre de “técnica” de la Presencia. Realmente no es una técnica sino una práctica que se adquiere luego de dominar la Ciencia de la Abstracción (antakarana) y de sensibilizarnos a la VIDA de todas las cosas. Así lo hace el músico que, luego de una vida dedicada a la disciplina de dominar su instrumento, permite que la música se haga presente, sin prestar atención a su técnica.

En ambas vertientes es crucial el ALINEAMIENTO. Como los lentes de un telescopio y la montura ecuatorial alineada con la estrella polar, nuestro instrumento de observación necesita estar visualmente alineado y musicalmente afinado.

En la educación exotérica el alineamiento se produce como resultado de la técnica de concentración de la atención. La profunda atención permite la correcta observación. En la educación esotérica se parte de ese vital alineamiento para contemplar, una dimensión más abarcante que la observación, pues en la contemplación se funden el objeto y el sujeto en serena expectación.

La Personalidad observa. El Alma contempla. La nueva educación sintetiza esas dos vertientes. De su éxito depende el futuro de la humanidad.