La Monarquía Espiritual

por Grupo de Servicio el 1 de mayo de 2011

Re: Mesocratización de la realeza

mesocracia.

(De meso- y -cracia).

1. f. Forma de gobierno en que la clase media tiene preponderancia.

2. f. Clase social acomodada, burguesía.

http://wscdn.bbc.co.uk/worldservice/assets/images/2011/04/30/110430153433_william_kate_r_976x549_reuters.jpg

Buckingham, de boda

Al príncipe Guillermo le corresponde meditar sobre el papel de la monarquía en el siglo XXI

¿Qué sustenta hoy la institución de la monarquía? ¿Por qué la opinión británica sigue tan aparentemente apegada a su realeza?

La justificación más superficial de la monarquía -de todas- es que se ha convertido en un elemento de alto valor decorativo en la sociedad del ocio en que vive el mundo desarrollado. Y con crisis, más aún. Todos los desastres económicos de estos años no alteran un dato: nunca tanta gente, durante tantos años, había tenido tanto tiempo libre. Pero también cabe hablar de un pasado, de una continuidad por encima de la refriega política diaria, o de un servicio a los intereses nacionales en el exterior como embajadora, agente de relaciones públicas y todo aquello que puede y debe saber hacer una familia real. Es el caso británico y, aún con mayor motivo, el español.

[…] la mesocratización de la realeza. Y, quizá, la que menos ha progresado en esa línea ha sido la monarquía británica. Guillermo y Catalina pueden trabajar por la dinastía o alejar algo más a los británicos de su extraordinario pasado

 

[JB] Los intelectuales post modernistas no pueden comprender el arraigo del ideal monárquico en el corazón de la humanidad. Así como tampoco pueden comprender el atractivo heliotrópico del ideal religioso.

Ambos ideales han sido prostituidos, degenerando en ideologías cristalizadas. Los intelectuales los consideran atavismos raciales a ser rebasados por una democracia republicana y secular.

Quienes hemos sido capacitados esotéricamente sabemos que toda distorsión de un ideal necesita sufir la “destrucción mística” propia de todo egrégor en proceso de transmutación. Pero también sabemos que existe una Jerarquía planetaria de Compasión y de Sabiduría, así como un Plan para su exteriorización.

¿En qué renacerá la monarquía? ¿Es permanente el divorcio de la iglesia (2do Rayo) y el estado (1er Rayo)?

La mente analítica de los intelectuales post podernistas está necesariamente limitada en su proyección de futuro. Esa mente lógica y escéptica a todo excepto los datos concretos tiene que abrirse para intuir las ideas detrás de los ideales.

La función de los miembros conscientes del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (NGSM) es precisamente esa. Es decir, intuir una vision de futuro arraigada en lo bueno, lo bello y lo verdadero.  Eso es Agni Yoga.

La existencia de una Monarquía espiritual, el Ashram del Rey Sanat Kumara, es una consecuencia inevitable de la Ley de Rencarnación y Karma.  La “Doctrina Secreta” que revela tales hechos planetarios rebasa la historia conocida, dando margen a la especulación por quienes sustentan teorías de conspiración respecto al Plan. La responsabilidad del NGSM es arrojar luz, mediante la Técnica de la Luz que disipa espejismos, para neutralizar a las fuerzas de oposición que intentan socavar el Plan con teorías conspirativas.

Cuando distribuimos tarjetas de la Gran Invocación estamos afirmando la existencia de un Plan para exteriorizar la Jerarquía. Cuando intuimos la idea de una “democracia jerárquica” [1] estamos construyendo un antakarana que permita la restauración del Plan de la Jerarquía en la Tierra. Cuando dos billones de almas sintonizan una boda real “mesocratizada” participan del proceso de adaptación de la Jerarquía que culminará con el “retorno” de Cristo, el Primogénito del Rey. ¡Enhorabuena!

 

[AAB-DK] “Se ha hecho en la actualidad un llamado para que los trabajadores Jerárquicos revelen con mayor énfasis la realidad de la Jerarquía, lo cual –si se lleva a cabo en gran escala y a través de una adecuada organización– destruirá en forma vasta, y ya está destruyendo, las actuales estructuras mundiales en los campos religioso, económico y político. Una mayor presión ejercida por quienes reconocen la naturaleza real del subjetivo e interno reino de Dios, producirá asombrosos resultados”. (RI, 250)

 

Cristo Rey

[VBA] Volviendo a la simbología que, al igual que la analogía, forma parte inseparable del descubrimiento y comprensión de las grandes verdades cósmicas, podríamos analizar ahora algunos de aquellos grandes símbolos solares que desde edades lejanísimas ostentaron los monarcas de la Tierra, como representaciones vivas del poder de SHAMBALLA.  Veamos:

1. La CORONA que ciñen en sus sienes los reyes de la Tierra.

2. El CETRO que empuñan en su mano derecha en las grandes ceremonias reales, como símbolo de poder.

3. La ESFERA, simbolizando el Mundo, que sostienen en su mano izquierda como emblema de la extensión de aquel poder.

Tales atributos reales son, en realidad, representaciones simbólicas de los potentes atributos jerárquicos revelados en la vida cósmica del SEÑOR DEL MUNDO. Esta es la analogía.

a. La ESTRELLA de NUEVE PUNTAS, símbolo oculto de Sus Nueve Perfecciones, que brilla fúlgidamente sobre Su augusta Cabeza.

b. El CETRO DE PODER o DIAMANTE FLAMÍGERO, que empuña en Su mano derecha cuando hay que transmitir Fuego cósmico o solar a la Tierra.

c. El MUNDO, del cual es REY y REGENTE supremo y al que mantiene dentro del omniabarcante “círculo-no-se-pasa” de Su Conciencia.

Todo cuanto hace referencia al SEÑOR DEL MUNDO y al Centro místico de SHAMBALLA ha de ser estudiado lógicamente sobre la base de símbolos y adaptándose estrictamente al principio de analogía. El estudio de los CETROS no ha de ser una excepción, como acabamos de observar, ya que las tradiciones populares más antiguas y los viejos relatos ocultos, sobre los Devas en la vida de la Naturaleza, reflejan muy fidedignamente a veces, el sentido místico y sagrado de los Cetros de poder.  – Misterios Shambala

 

Ciertos grandes regímenes ideológicos han dividido al mundo en grupos opositores. Están las grandes democracias bajo las cuales tienen lugar las pocas monarquías restantes y las potencias totalitarias donde están resumidas las antiguas dictaduras y autocracias del pasado. Nada nuevo existe en la política del Eje. Son esencialmente grupos reaccionarios, porque los tiranos, la crueldad y la explotación del débil forman parte de la historia antigua. Las democracias, con toda su inefectividad actual, contienen en sí el germen de lo que es realmente nuevo, porque expresan un surgimiento ascendente hacia el autogobierno y el autodominio de toda la humanidad. Existe también el ideal comunista, que es una curiosa mezcla del individualismo, la dictadura, el antiguo conflicto entre el trabajo y el capital, el Sermón de la Montaña y los peores aspectos de la revolución y la explotación. [AAB. EJ. 169]

 

Explicaré brevemente algunos de los sistemas de gobierno, que fueron experimentados, o lo serán en el futuro:

1. Gobierno por una Jerarquía espiritual reconocida. Esta Jerarquía estará relacionada con la masa humana, mediante una cadena de hombres y mujeres evolucionados que actuarán como intermediarios entre el grupo espiritual regente y el pueblo orientado hacia un mundo de correctos valores. Esta forma de control mundial está aún muy distante. Cuando sea posible tal gobierno, la Jerarquía planetaria habrá hecho un gran acercamiento a la Tierra y millares de hombres y de mujeres estarán en contacto con Su organización, porque habrán evolucionado suficientemente como para ser sensibles a Sus pensamientos e ideas.

2. Gobierno por una oligarquía de mentes iluminadas, reconocidas y elegidas para gobernar, por un conjunto de pensadores. Gobernarán educando a los pensadores de la raza sobre ideas grupales y su correcta aplicación. El sistema de educación, entonces prevaleciente, será empleado como medio para llegar a las masas, alineándolas con las ideas principales, no por la fuerza, sino por la correcta comprensión, el análisis, el debate y el experimento. En forma curiosa (desde el punto de vista de la mayoría) la Jerarquía espiritual trabajará entonces mayormente por medio de los científicos del mundo, que se habrán convencido entonces de la efectiva realidad del alma, serán expertos en el empleo de las fuerzas del alma y de la naturaleza y constituirán un grupo vinculador de esotéricos.

3. Gobierno por una verdadera Democracia. Esto también será posible por el correcto empleo de los sistemas de educación y el constante entrenamiento del pueblo para reconocer los valores sutiles, el punto de vista más correcto, el idealismo más elevado y el espíritu de síntesis y de unidad cooperadora. La unidad cooperadora, donde el espíritu subjetivo y la forma objetiva se encaminan hacia un fin reconocido, difiere de la unidad obligatoria. Hoy no se conoce una verdadera democracia y la masa humana en los países democráticos está a merced de los políticos y de las fuerzas financieras, como lo están los pueblos regidos por dictaduras, iluminadas o no. Estas últimas podrían ser consideradas como dictaduras de los idealistas egoístas. Quisiera que observen la palabra “idealista”. Sin embargo, cuando haya en el mundo personas realmente más despiertas y un mayor número de hombres y mujeres reflexivos, veremos la purificación del campo político y la depuración de nuestros procesos representativos instituidos, así como también una rendición de cuentas más exacta, exigida por el pueblo a quienes eligieron como gobernantes. Debe existir oportunamente un lazo más estrecho entre el sistema educativo, el sistema jurídico y el gobierno, pero todos realizarán el esfuerzo para desarrollar los mejores ideales de los pensadores de la época. Este período no está tan lejos como se imaginan, particularmente si el primer paso en esta dirección lo da el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

Este primer paso involucra la correcta comprensión de la buena voluntad. Estos tres sistemas, los principales, corresponden a los tres rayos mayores, de síntesis, de idealismo y de inteligencia, que son otros apelativos para los rayos de Voluntad o Poder, de Amor-Sabiduría y de Inteligencia Activa.

4. Gobierno por dictadura. Este tipo de gobierno se divide en tres partes:

a. Gobierno ejercido por una monarquía, limitado hoy generalmente por la voluntad del pueblo, o más bien por los políticos de la época, pero que simboliza el culminante gobierno de la Jerarquía bajo el reinado del Señor del Mundo.

b. Gobierno ejercido por el líder de algún país democrático, generalmente llamado presidente, o por algún estadista (cualquiera sea el nombre con que se lo designe), que es frecuentemente un idealista, aunque limitado por su falible naturaleza humana, por la época en que le tocó vivir, por sus consejeros y por la corrupción y el egoísmo tan prevalecientes. Un estudio de hombres que ejercieron ese cargo, realizado por una persona neutral de mente amplia, demostrará generalmente que ocuparon el cargo influidos por alguna idea, que en si era intrínsecamente correcta (no importa como fuera aplicada) y progresista en su concepto, y pertenecía a lo que entonces fue una nueva era. Esto los relaciona con el segundo rayo.

c. Gobierno ejercido por dictadores, cuyo principio animador no es uno de los ideales de la nueva era emergente en su época particular, sino un idealismo de tipo más material –idealismo reconocido comúnmente como de la época. Ellos no son generalmente reaccionarios ni se encuentran entre los trabajadores intuitivos de su época, sino que toman posesión de lo que está arraigado, establecido y fácilmente disponible –hecho posible por los pensadores de entonces– y luego, le dan un giro y un objetivo materiales: material, nacional y egoísta, y lo imponen a las masas mediante el temor, medidas bélicas y promesas materiales. Por lo tanto, pertenecen más prácticamente a los métodos de trabajo de tercer rayo, pues son inteligentes, prácticos y materialmente constructivos. Sus técnicas carecen del verdadero idealismo, involucrando los cánones de la nueva era y los incentivos religiosos. No obstante, conducen a la raza a dar otro paso, pues tienen un efecto masivo para evocar el pensamiento, y a veces ofrecen una eventual resistencia, como resultado de ese pensamiento.

Más adelante, estudiaremos estas y otras maneras de gobernar, analizaremos sus expresiones modernas y comunes y sus futuras analogías espirituales, las cuales aparecerán algún día sobre la tierra como resultado de los numerosos experimentos que se están realizando actualmente. Recuerden esto. [AAB. EJ. 48-50]

 

[LAHR:] El Maestro Tibetano clasifica las formas iluminadas de gobierno en tres clases como reflejo de los tres rayos mayores:

  • El gobierno de la Jerarquía Espiritual – Primer Rayo
  • El gobierno por una oligarquía de mentes iluminadas – Segundo Rayo
  • El gobierno por la verdadera Democracia – Tercer Rayo

Que a su vez se reflejan en tres modos de gobierno no iluminados que denomina genéricamente como “gobiernos por dictadura”:

  • El gobierno monárquico que simboliza el culminante gobierno de la Jerarquía bajo el reinado del Señor del Mundo. – Primer Rayo
  • El gobierno democrático, inspirado por algún ideal emergente, como aspecto inferior de la oligarquía de mentes iluminadas, pero limitado por la naturaleza humana. – Segundo Rayo
  • El gobierno dictatorial, cuyo principio animador no es un idealismo de tipo más material. – Tercer Rayo

Que “la mesocratización de la monarquía” en realidad implique la restauración del gobierno Jerárquico en la Tierra, la transformación de la burguesía en una Oligarquía de mentes iluminadas, y el gobierno del pueblo a través de la verdadera Democracia.

Para ello como grupo espiritual alineado con los ideales del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo debemos trabajar activamente para promover los nuevos valores y el desarrollo de una opinión pública educada, iluminada y esclarecida.

¡Que continúe el trabajo en dicha senda!