El trabajo espiritual de las Naciones Unidas y la liberación de Palestina

por Grupo de Servicio el 14 de Septiembre de 2011

Disipando el espejismo sobre el problema judío.

 

Asamblea General de las Naciones Unidas

(ubicada físicamente encima del Salón de Meditación)

***

En el centro de la voluntad de Dios permanezco.

Nada desviará mi voluntad de la Suya.

Aplico esa voluntad con el amor.

Me vuelvo hacia el campo de servicio.

Yo, el triángulo divino, cumplo esa voluntad dentro del cuadrado

Y sirvo a mis semejantes.

Salón de Meditación de las Naciones Unidas

http://ngsm.org/vicenteba/VBA-Viernes.htm

***

[BBC] El 20 de septiembre de 2011 podría ser una fecha crucial en la larga historia del conflicto árabe-israelí. Ese día, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, tiene planeado pedir ante Naciones Unidas que los territorios palestinos sean reconocidos como un estado con las fronteras previas a la ocupación israelí de 1967. Actualmente, al menos 122 países (incluyendo casi toda América Latina) reconocen el estado palestino y la ANP espera que esa cifra aumente a 150.

[BBC] La representación palestina ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas dijo que ya llegó “la hora de la independencia”.

[E. GONZÁLEZ – El Cairo – 13/09/2011 ] Palestina ya no tiene vuelta atrás. El presidente Abbas está decidido a pedir el reconocimiento como Estado de la ONU, aunque sea solo como observador sin voto por la oposición de Washington.

[Jimmy Carter] Carter apoya el reconocimiento del estado de Palestina a pesar del veto de EE.UU. [1]

 

Análisis de la Tensión Mundial

por el Maestro Tibetano

[AAB-DK] Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia y también Francia, tienen en sus manos el destino del discípulo mundial, la Humanidad, la cual ha pasado por las pruebas preparatorias de la primera iniciación; pruebas muy duras y crueles que aún no han terminado. Los cuatro Señores del Karma actúan hoy por intermedio de estas cuatro Grandes Potencias. Éste, como todo karma, es liberador. Probablemente la humanidad obtenga en la crisis venidera una verdadera visión, una nueva liberación y un horizonte espiritual más amplio. Si es encarada correctamente dicha crisis quizás no se llegue esta vez a otra horrorosa culminación.

La zona actual de dificultad -como bien saben- es el Cercano Oriente y Palestina. Los judíos, por sus actividades ilegales y terroristas, han sentado bases de grandes dificultades para quienes tratan de promover la paz mundial. Como lo señaló un miembro judío de mi ashrama (y lo felicito por su visión egoica), los judíos han abierto parcialmente la puerta [i430] a las Fuerzas del Mal que actuaron originalmente por intermedio de Hitler y sus secuaces. No han logrado “sellar” exitosamente esa puerta y sería inteligente que lo descubrieran a tiempo. Estas Fuerzas del Mal actúan por intermedio de un triángulo maligno, un vórtice se encuentra en el Movimiento Sionista, en los Estados Unidos, otro en Europa Central y el tercero en Palestina, que ya no es la Tierra Santa ni debería ser considerada así.

Quisiera que tuvieran en cuenta esto mientras investigan el cuadro mundial, el cual está tomando forma y merece ser reconocido. Involucra a los judíos (que no son una nación sino un grupo religioso), al Cercano Oriente y a Rusia. En los mapas que figuran en los Archivos de la Jerarquía espiritual, toda la zona del Cercano Oriente y Europa -Grecia, Yugoslavia, Turquía, Palestina, los Estados Arabes, Egipto y Rusia- está bajo una densa e influyente nube. ¿El correcto pensar y la planificación de Gran Bretaña, Estados Unidos y la mayoría de las naciones aliadas, podrán disipar esa nube, o se precipitará desastrosamente sobre el mundo? ¿Constituirá una tarea demasiado ardua para ser manejada correctamente por el inexperto discípulo -la Humanidad?

Aquí -en lo que acabo de decir- tienen el cuadro de la actual situación; la verdadera situación que encuentra a Gran Bretaña temporariamente debilitada e ineficaz (excepto en el claro pensar de su pueblo y su madurez política); a Estados Unidos, [e356] aún no acostumbrada al poder, algo arrogante, con un fuerte complejo de superioridad, inexperta y, sin embargo, al mismo tiempo excesivamente bien intencionada y fundamentalmente sana. La masa del pueblo es sana en su modo de pensar, no así sus representantes en el Congreso.

No me corresponde decir lo que sucederá, aunque la Jerarquía lo sabe. A la humanidad (como a todos los discípulos) debe dejársela totalmente libre para fijar su propio destino. La humanidad no ha aprendido aún la difícil lección que deben dominar todos los discípulos, la de la vida dual del hombre cuya alma está activa y cuyo cerebro físico es constantemente consciente de esa realidad.