Leo-Acuario 2011: El desgaste de los indignados

por José Becerra el 16 de agosto de 2011

 

[Juanjo Robledo] A tres meses del nacimiento del 15M (15 de mayo), el movimiento de indignados en España, comienzan a verse fisuras que, para algunos analistas reflejan, desgaste: divisiones internas, la indignación de gremios como el de comerciantes, la policía o grupos de ciudadanos y la indefinición de sus propuestas, son algunas de las coyunturas que lastran su futuro.

 

[JB] El activismo [Leo] social [Acuario] para ser eficaz necesita organización [Virgo].

La renovacion de nuestras instituciones democráticas no significa su reemplazo por el desorden y por el imperio de quien más grite, sino por la razonabilidad de procurar el mayor bienestar para la inmensa mayoría.

Todas las sociedades occidentales enfrentan la crisis de la deuda; no pueden sostenerse cuando producen menos de lo que consumen.

A pesar de lo que predican algunos ideólogos, la solución superficial de que paguen otros (los ricos) no es sostenible a largo plazo. Sería sólo un préstamo más. Si no aumenta la productividad, se consumira todo el ahorro social representado por la riqueza acumulada.

Hay que revisar las estructuras económicas y políticas. La solución require las mejores mentes y los más sabios corazones. Todavía no he visto mucha evidencia de eso en la indignación que surge entre quienes piensan que lo merecen todo —con pensión a los 60, empleo, vivienda y vacaciones de verano garantizadas*— sin proponer soluciones viables y sostenibles. -JB

* [El Sol en Tauro en casa VIII en el mapa astrológico del Movimiento 15-M, calculada para el 15 de mayo de 2011 a las 18 horas en la Puerta del Sol de Madrid, nos habla justamente de un movimiento con una fuerte carga de deseo (Tauro) y de narcisismo enfrentado a la sociedad con indignación y resentimiento (Sol en casa VIII).- LAHR]

[SAMIRA SALEH] . De las 50 ciudades donde el Movimiento 15-M está presente, 25 comparten los puntos del llamado consenso de mínimos: reforma del sistema electoral y una legislación que castigue la corrupción y favorezca la transparencia política.

No hay consenso sobre la redacción de una constitución del 15-M ni sobre el papel de los indignados en las próximas elecciones generales. El rechazo a pactar con algún partido es casi unánime, al igual que a presentar una lista formada por representantes del colectivo, que lleve al Congreso las propuestas aprobadas en las asambleas.