GIOE: teorías de conspiración

por José Becerra el 30 de Agosto de 2011

[Tom de Castella] El misterio de Bilderberg: ¿por qué creemos en las conspiraciones?

 

Historia de las teorías conspirativas

– o O o –

Otorgando el beneficio de la duda y sin formular juicios, a los medios de comunicación sólo les queda su misión de abrir las puertas a todas las voces para conseguir su fin: que la verdad no sea asesinada.

Desde el centro que llamamos la raza humana,

Que se realice el Plan de Amor y de Luz

Y selle la puerta donde se halla el mal.

 

– o O o –

 

[JB] Las teorías de conspiración mantienen a muchos distraídos. Ciertas fuerzas vampirizan así a los aspirantes espirituales. Los usan como traficantes de pseudo-revelaciones y como promotores de la anarquía.

 

[JB] El vampirismo que practican las fuerzas oscuras sobre los grupos de aspirantes que rinden culto a las teorías de conspiración es otro ejemplo de la reversión del principio del sacrificio. Tal vampirismo es la antítesis del antahkarana.

 

[JB] Una manera de sustraer o de vampirizar energía para retardar esa tendencia humana hacia la libertad es obsesionar a los seres humanos con teorías de conspiración. Es un arma muy efectiva que emplean ciertas fuerzas regresivas que se organizan desde el anti-Sirio para distraer a los aspirantes espirituales, particularmente en IberoAmerica, una región del mundo donde predomina la polarización astral. La ATENCIÓN, la facultad que nos permite observar, reconocer y revelar, es la antítesis de la distracción.

En vez de elevar la sintonía del plexo solar en aspiración espiritual, como nos indica VBA, la fuerza de ese plexo que se encauza en teorías de conspiración es vampirizada por quienes procuran el cautiverio de la raza humana. Hay quienes incluso abandonan el estudio esoterico para emplear su tiempo “investigando” teorías conspiratorias que sólo enriquecen materialmente a quienes las propugnan en sus “best sellers”.