Festival Solar de Leo 2011: ¡Leo el Magnífico!

por Philip Lindsay el 13 de Agosto de 2011

http://www.patriciaballentine.com

“Yo soy Eso y Eso yo soy”

“Yo Soy Eso—la Palabra del sujeto de Leo que está adquiriendo rápidamente la conciencia superior y preparándose para la expresión nueva y universal en Acuario”

“La auto-regencia a través de conflicto inicial, llevado a feliz término y bendecido por Júpiter el benéfico, es la verdadera historia del aspirante avanzado en Leo…”

 

¡Leo el Magnífico!

Leo es el gobernante soberano, el rey o reina que rige sobre su dominio o reino, ya sea el “dominio” inmediato de la triple personalidad o una nación. El “magnífico” soberano es el que brilla resplandeciente como el Sol, regente de Leo – y que irradia benevolentemente sobre el reino que rige. Un soberano, es quien “reina por encima de”, quien ejerce autoridad suprema y por supuesto que en tiempos más antiguos era el nombre de las monedas de oro, como Soles en miniatura.

La magnificencia y resplandor de Leo también se origina en Júpiter, regente del decanato medio de Leo, mencionado arriba – “bendecido por la beneficencia de Júpiter”. Júpiter tiene un aspecto imponente, ceremonial a su naturaleza. Tanto el Sol como Júpiter son los regentes del segundo rayo de amor-sabiduría, el rayo mayor de este sistema solar y la meta cualitativa primordial para la mayoría de la humanidad.

Existen muchas palabras que conectan notablemente a Leo a través de la palabra raíz “mag”.

1. Magha – La palabra Sánscrita que significa “magnífico” o “noble”. Es el “nakshatra” indio que se corresponde con la estrella Régulo, que se encuentra en Leo – en ambos zodíacos, el Indio y el Occidental.

2. Magnífico – “marcado por la grandeza majestuosa y la abundancia”, “suntuoso en estructura y adorno”, “sorprendentemente hermoso o impresionante”, “grande en obras o exaltado en lugar” – lo que describe por ejemplo a “Lorenzo el Magnífico”.

3. Mago – el mago, que controla a los elementales inferiores y quien puede dirigir a las fuerzas dévicas superiores. La carta del tarot del Mago ilustra las fuerzas que el Mago invoca desde arriba y que ancla abajo. También es la primera carta de los arcanos mayores, por lo que tiene una conexión con la fuerza del primer rayo que se derrama a través de Leo. La estrella de cinco puntas corresponde al quinto signo Leo, el quinto rayo que se derrama a través de Leo y la fortaleza mental de Leo. El séptimo rayo de Orden Ceremonial o Magia está asociado con Leo como será descrito después.

4. Magistrado – el que administra la ley, así como un rey era originalmente el que decretaba la ley; corresponde a la estrella Régulus en Leo, el que “regula” la ley universal. Regulus viene de “reg”, (rey) el que “reina”, rige, etc.

5. Magno, magnate – grande; una persona de rango, poder, influencia o distinción.

6. Magnesio – Produce una intensa luz blanca cuando se quema – con semejanza al Sol y un factor importante en la magia y la alquimia.

7. Magnético – Que posee un poder extraordinario o la habilidad de atraer. El carisma de Leo.

Combustión del Magnesio

(Los alquimistas utilizaban al metal magnesio en la forma de “Magnesia alba”

(magnesio blanco), también conocido como “tierra suave de magnesio”)

 

Leo tiene una cualidad mágica y alquímica que puede no ser inmediatamente obvia a primera vista. Sin embargo cuando se considera el poder de la Voluntad funcionando a través de Leo, junto con el pentagrama mental, la fuerza del quinto rayo y el rayo mágico de Urano, se crea una potente mezcla; combinando todo lo que es posible en Leo, el corazón de león, una síntesis de cabeza y corazón.

Leo está regido por el Sol a nivel de la personalidad, del alma y de la monáda, velando a Neptuno y a Urano en los dos niveles superiores. Estos últimos planetas traen las energías del sexto rayo de devoción e idealismo, además del séptimo rayo de orden ceremonial o magia:

 

“El hombre perfecto de Leo, el alma autoconsciente y amorosa (segundo rayo), lleva su poder de expresión directamente desde su propio plano al plano de la manifestación externa, pero conservando al mismo tiempo su control interno (Urano) y, desde ese punto de realización, convierte su objetivo ideal (Neptuno) en realidad en su conciencia, mediante la sensibilidad de la vibración superior y el dirigido e inteligente servicio al Plan.

Cuando Urano controla, el sujeto de Leo es, en forma significativa, el verdadero observador, desapegado del aspecto material de la vida, pero la utiliza como quiere. Su conciencia espiritual es capaz de expresarse grandemente y puede ser (como frecuentemente lo han enseñado los astrólogos) un líder dinámico y eléctrico, un precursor en nuevos campos del esfuerzo y también el centro magnético de un grupo pequeño como el hogar, o vasto como una nación. Entonces está polarizado arriba del diafragma, porque los aspectos inferiores más materiales de la vida no ejercen gran atracción sobre él; por lo tanto es profundamente consciente de su propia identidad, haciéndolo vivir definitivamente en un estado de autoconciencia, con su consiguiente poder de abstracción. Una vez que ha despertado espiritualmente es, en forma instantánea, consciente de sus impulsos motivadores y esto lo lleva a una impuesta autodisciplina -algo que el sujeto de Leo necesita imperiosamente, pues siempre ha de ser autoimpuesto y autoaplicado, no aceptando medidas disciplinarias que otros intenten imponerle. La disciplina que las personas imponen al sujeto de Leo lo llevan invariablemente a la revolución y a la rebeldía y a expresar aquello que la disciplina está destinada a eliminar. La disciplina que él mismo se impone lo lleva a la perfección, de lo cual es notablemente capaz.

… Leo “El león debe surgir de su guarida”, y este mandato es muy necesario para los aspirantes de Leo. Cuando se cumple conducirá de la conciencia autocentrada de Leo a la conciencia descentralizada y altruista de Acuario, que trasformará el autoservicio de Leo en servicio grupal de su polo opuesto, Acuario.

… La conciencia de Leo es predominantemente autoconsciente, por lo tanto, controla y por eso no puede ser influido. Este hecho será comprendido progresivamente a medida que vaya apareciendo el sujeto avanzado de Leo. Se caracterizará por la liberación personal del control externo. Sabe innatamente que es el rey de sí mismo, el regente de su propia vida y por eso ningún planeta está exaltado en él, ni cae. El poder de la mente, simbolizado para Urano, es disminuido, porque no es la mente lo que realmente controla, sino que el Yo o Alma utiliza y controla a la mente. Entonces el hombre no está condicionado por su medio ambiente o los acontecimientos de la vida, sino que los rige con deliberación, extrayendo de las circunstancias y del medio ambiente lo que necesita.” [1]

 

Leo es un signo prominente en el mundo por las siguientes razones:

1. Leo, el quinto signo, tiene una estrecha asociación con la Quinta Raza Raíz en la cual el desarrollo de la mente está alcanzando su apogeo; de ahí que hay muchas personalidades integradas poderosas; sin embargo, su expresión todavía es egoísta y/o tiránica.

2. Leo es el signo opuesto de Acuario, la era hacia la que el mundo se está moviendo. De ahí que se enfatizan los opuestos individuo y grupo.

3. El mundo está emergiendo desde la conciencia de masas de Cáncer hacia la conciencia individualizada de Leo y la intensa auto-conciencia que acompaña esto. Por eso es que todos quieren ser una estrella, un American Ídol, tener sus 15 minutos de fama – atrapados en todo lo que viene con el paquete de Leo, el narcisismo y el orgullo, atributos fuertemente atados a la Quinta Raza Raíz. La paradoja: eso que es desarrollado para distinguirlo de la masa (el ahamkara desarrollado), debe en cierto punto extinguirse varias vidas adelante.

4. Genéricamente Leo rige a la primera iniciación (el nacimiento de la conciencia Crística en la cueva del corazón), y a través de la cual la mayoría de la Humanidad están pasando actualmente.

 

Leo y la Cruz Fija

Leo es parte de la cruz fija que incluye a los signos de Acuario, Tauro y Escorpio. Ésta es de forma excepcional la cruz del alma; una vez que se monta sobre ella no hay regreso hacia las muchas vidas que se vivieron sobre la cruz mutable de la materia. Uno es “impulsado sobre el sendero ascendente”, se ha embarcado en un tren de alta velocidad que se está moviendo demasiado rápido como para ser lanzado desde ahí. La espiral de vidas se acerca a su final. El aspirante “envía el llamado por fuego” encarnado en la palabras,

 

“Busco el Camino; ansío saber. Veo visiones, y fugaces impresiones profundas. Detrás del Portal, al otro lado, está lo que llamo hogar, porque el círculo casi ha sido hollado en su totalidad y el fin se aproxima al principio”” [2]

 

Regido por el Sol, Leo es un signo conectado a la luz y a la iluminación, el propósito y efecto de la cruz fija, la cruz de luz:

 

 

Esto puede verse claramente si comparamos las energías de los cuatro brazos de la Cruz a medida que las manifiesta el hombre, antes y después de la larga y drástica experiencia en la Cruz:

1. Tauro. – El Toro del Deseo. La luz de la aspiración y el conocimiento.

2. Leo. – El León de la Autoafirmación. La luz del alma.

3. Escorpio. – El agente de la Decepción. La luz de la liberación.

4. Acuario. – El Cáliz del servicio al Yo. La luz del mundo.

La Cruz Fija es la Cruz de la Luz. Y actuando continuamente a través de esta Cruz, emanando desde Leo, se hallan “los fuegos de Dios” -cósmico, solar y planetario-, purificando, intensificando la luz, haciendo oportunamente una revelación al hombre purificado que se halla en la luz.”[3]

 

Disturbios Civiles Mundiales: La Conexión de Leo a la Revolución

“… Leo es el polo opuesto de Acuario, y la interacción de energías entre ambos es mucho más potente que en cualquier otro momento de la historia racial.”[4]

Como se mencionó con anterioridad, el mundo está emergiendo de la conciencia de masa y la humanidad está aprendiendo a pensar de forma más independiente. De ahí los conflictos continuos en las naciones, al competir las diversas ideas por llamar la atención. La conexión de Urano con Leo fue mencionada antes – y es el regente del signo opuesto, Acuario, donde éste es conocido como revolucionario y reformador.

 

 

Por lo tanto la naturaleza revolucionaria de Urano y su regencia sobre tanto Leo como Acuario está hoy influenciando los disturbios civiles, desde el medio oriente hasta Gran Bretaña y Europa. También ha afectado a los asesinos en masa como el Acuariano Anders Breivik de Noruega.

Actualmente, durante el período anual solar de Leo en Gran Bretaña, muchos de los descontentos han estado amotinándose en las calles. La mayoría de sus razones yacen en las vastas desigualdades sociales que existen por todo el planeta – los bajos salarios contra las grandes ganancias de las corporaciones, el elevado costo de la educación universitaria y la salud, la carga impositiva sobre las clases medias, etc. – una lista interminable creada por la propia avaricia y la ignorancia.

De nada sirve que estas personas sean marcadas como “alborotadoras” y ” criminales” por gobiernos o por instituciones de gobierno, quienes han menospreciado y trivializado la demanda de una gran población de los que emergieron los manifestantes.

Los más importantes factores astrológicos detrás de la desobediencia civil y los disturbios son Urano en Aries cuadratura a Plutón en Capricornio. Marte en tránsito fue el corto disparador para el ciclo más amplio entrando en Cáncer, opuesto a Plutón y en cuadratura a Urano. Marte puso en marcha la conflagración.

El Sol estaba pasando a través de Leo, signo de asertividad y una integridad personal que “no toleraría la disciplina” de gobiernos disfuncionales e insensibles. Está surgiendo una línea colectiva en la arena entre las clases medias, quienes, en las palabras del personaje de Peter Finch en la película “no van a tolerarlo más”. Por varios años, los astrólogos han venido prediciendo los mismos resultados de estos tránsitos (particularmente en Gran Bretaña); solo se están comenzando a desarrollar y continuarán hasta el 2015. ¡Oigo el estribillo de “éntrale”!

Urano en Aries y la revolución de nuevas ideas, han sido comentadas extensamente en los boletines pasados.[5] Urano en tránsito por Aries está activando a la completa cruz cardinal de Aries-Libra, Cáncer-Capricornio. Las antiguas instituciones y el estado (Capricornio) están siendo severamente cuestionadas. El ciclo Acuariano más grande de 2,160 años amenaza con desmoronamientos más grandes que nunca, de bancarrotas de instituciones corruptas, trayendo fuerzas reformadoras Uranianas que soportar. Plutón en tránsito añade e incita todo el proceso. Ambos planetas producen los efectos externos temporales de conflicto, violencia y muerte, sin embargo las renovaciones internas siguen y los gobiernos son forzados a darse cuenta de esto.

Un ejemplo de esto, aunque raramente se reporta en los principales medios de comunicación, son las demostraciones que están ocurriendo en Israel sobre el injusto e irrazonable costo de vida, la gente ya se hartó. El gobierno Israelí salió con un plan económico en respuesta a las demostraciones; ya sea que ésta sea una cínica estrategia para apaciguar en forma rápida el dolor inmediato – o un plan genuino a largo plazo, solo el tiempo lo dirá. ¡Israel tiene a la Luna, Plutón y a Marte en Leo!

Un estimado de 150,999 personas tomaron parte en las demostraciones en doce ciudades instigando a Binyamin Netanyahu a considerar la cancelación del receso del Parlamento

 

Luis XIV, El Rey Sol y Francia

El horóscopo de la primera República Francesa tuvoe a Urano en oposición a Plutón (similar al anteriormente mencionado Urano cuadratura Plutón), reflejando las causas subyacentes detrás de la Revolución Francesa. Luis XIV (El Rey Sol) tenía a la Luna y a Venus en conjunción a Leo; en su largo reinado en el siglo diecisiete fue capaz de utilizar ampliamente difundido anhelo público por ley orden resultante de una amplia guerra extranjera y lucha doméstica civil para además consolidad la autoridad política central y reformar los gastos de la aristocracia feudal. Luís era un adherente de la teoría de los “derechos divinos de los reyes”.

Luego, en el siglo dieciocho, durante el reinado de Luís XVI y en el horóscopo de la primera república francesa, Urano estaba en oposición a Plutón (similar a la anteriormente mencionada cuadratura de Plutón) reflejando las causas subyacentes detrás de la Revolución Francesa.

 

Luis XIV, el Rey Sol – en todo su esplendor

 

En aquellos tiempos, Plutón estaba transitando a través de Acuario y la aristocracia no conocía el mañana, sumergida en sus lujosos estilos de vida y alejada de sus conciudadanos:

 

“En 1789, Francia … era una de las naciones más ricas y poderosas en Europa; además las masas de la mayoría de los poderes europeos tenían menos libertad y una oportunidad más elevada de ser castigadas en forma arbitraria… Luis XVI…así como la nobleza se habían hecho claramente impopulares. El Antiguo Régimen en Francia fue derribado en parte por su propia rigidez frente a un mundo cambiante y parcialmente por la ambición de la creciente burguesía, aliada con campesinos agraviados, asalariados y varios individuos de todas las clases influenciados por las ideas de la Ilustración. A medida que la revolución avanzaba y el poder era delegado de la monarquía a los cuerpos legislativos, los intereses en conflicto de estos grupos inicialmente aliados se convertiría en fuente de conflicto y derramamiento de sangre.”[6]

 

Francia y el Eje Leo-Acuario

 

“…matizó y dominó por su personalidad de Leo, gran parte de los aconteci­mientos en Europa, durante la Edad Media y por muchos siglos; … su definida personalidad de Leo ‑autoconsciente, autocentrada, brillantemente inteligente e indi­vidualista‑ condicionó a Europa. Esta personalidad de Leo es res­ponsable del espíritu intensamente nacionalista del francés moder­no, que rechaza en él esa tendencia más acuariana hacia una conciencia universal… Francia está antes que el mundo… el autointerés de Leo precipita el conflicto ‑al cual Francia está despertando lentamente…

… Leo [y el 5º rayo de alma], la energía del quinto signo zodiacal ha dado al pueblo francés su brillantez intelectual y sus prejui­cios científicos.

… la nación francesa se liberaría algún día para conducir al mundo espiritualmente como lo hizo eficaz­mente en el pasado, en los aspectos político y cultural, pero ello sólo ocurrirá cuando el rayo de la personalidad se subordine al rayo del alma, y Leo responda a la influencia acuariana, en la era venidera, con el predominio de Acuario.

El Sol, como regente de Leo, hizo de Francia lo que ella fue, cuando iluminó a Europa durante siglos, en el aspecto personalidad y no en el espiritual, pues la influencia que ejerció nunca fue espiritual en el sentido en que se debe comprender esta palabra.”[7]

 

Es interesante darse cuenta que el actual presidente Francés Nicolás Sarcozy, tiene al sol en Acuario.

 

Leo y la Crisis Económica Mundial en Curso

El color y el metal de Leo es el oro (soberanos), de aquí que no es una sorpresa que con la influencia complementaria de Saturno en Libra, la crisis económica mundial tomó otro curso durante el período de Leo – y ¡el precio del oro se elevó! Leo es parte de la cruz fija, de la cual Tauro es miembro, también asociados con el oro y el dinero a través de su regente Venus:

 

“El oro es el símbolo que en la actualidad rige los deseos del hombre, sean ellos nacionales, económicos o religiosos; está vinculado con este signo e indica que en la actualidad el conflicto de la situación económica mundial está basado en la acrecentada irrupción del deseo. En forma exotérica, un antiguo libro de profecías dice:

“El ojo áureo de Tauro indica el camino a quienes tienen análoga visión. El oro responderá también algún día y pasará de Oriente a Occidente en una horrible época, en que el anhelo de acaparar el oro regirá la parte inferior (el aspecto personalidad de los hombres y las naciones -A.A.B.) El Toro de la Vida, el Toro de la Forma, dirige la búsqueda del oro y de la divina luz dorada. Ambos deben encontrarse, y al encontrarse chocarán. Así desaparecerá el oro…””[8]

 

La situación económica mundial está todavía basada en “el florecimiento del deseo” y del miedo, que maneja los mercados. Saturno en su tránsito de cada treinta años por Libra está forzando a una mayor conciencia en el mundo de los asuntos financieros, a través de los temas de Libra de justicia e igualdad. El grado de escalonamiento de la deuda en que todas las naciones occidentales se han hundido está pidiendo a gritos un remedio pero nadie conoce como curar al paciente – o es demasiado miedoso políticamente hablando para realizar la necesaria cirugía.

Plutón y Urano también están jugando un papel importante en la transformación de cómo el mundo crea y utiliza el dinero. Es de notar y para considerar, que el regente del alma de Libra es Urano el cual también rige al centro sacro, conectado con esos dos grandes temas de supervivencia – el dinero y el sexo.

El Alquimista

 

Nuestra meta a largo plazo como aspirantes en el sendero es realizar la transformación alquímica de los metales burdos de la personalidad en el oro del alma. Todos traemos todavía condicionamiento y actitudes hacia el dinero, inculcados por la sociedad a través de todas nuestras vidas; Urano y Plutón en tránsito proveen un punto de tensión para todos para que se deshagan de todos esos viejos patrones y por lo tanto creen una mejor relación con el dinero basado en una verdadera productividad y generosidad.

 

El brillo del oro

 

“Cada Peregrino en el Camino debe llevar consigo lo que necesita: un brasero para dar calor a sus compañeros; una lámpara para alumbrar su corazón y mostrar a sus semejantes la naturaleza de su vida oculta; oro en una talega, que no lo malgaste en el Camino, pero lo comparta con los demás…”[9]

 

Notas

 

[1] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey. pp.309-11.

[2] La Luz del Alma, Alice A. Bailey. p.209.

[3] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey. p.293.

[4] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey. p.285.

[5] Ver aquí y aquí.

[6] Wikipedia.

[7] El Destino de las Naciones, Alice A. Bailey. pp. 73-4.

[8] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey. p.379.

[9] El Discipulado de la Nueva Era, I, Alice A. Bailey. p.584.

 

Los números de las páginas corresponden a los libros en Inglés