El pacifismo que no pacifica

por Grupo de Servicio el 29 de Marzo de 2011

Re: El pacifismo que no pacifica

Visualizar la situación mundial lo mejor que se pueda
de acuerdo al interés y el conocimiento que se posea de los asuntos del mundo.
Visualizar la masa humana, brillando con una tenue luz,
y también puntos más brillantes de luz aquí y allá,
donde miembros del nuevo grupo de servidores del mundo
y hombres de intención espiritual y de corazones amorosos,
trabajan en bien de sus semejantes.

http://ngsm.org/vicenteba/VBA-Jueves.htm

[JB] Somos criticados por “mezclar política” con estudios esotéricos, como si la Jerarquía y Sus discípulos estuvieran en monasterios aislados de los problemas de la humanidad. También somos criticados por comentar noticias más allá de lo que permite la ortodoxia izquierdista, por no circunscribirnos a la línea del Granma o de Adital, por compartir la opinión de un Vargas Llosa o por coincidir la línea editorial de El País.

Es que, para la extrema izquierda, la Voz del Centro –que representa la postura moderada y equilibrada del Nuevo Grupo— es de “derechas” (y, por tanto, “maligna”). Quienes así critican, no se equivocan en algo: lo derecho es lo recto, como en las rectas relaciones humanas. Pueden contar con nuestra rectitud siempre.

Lo que sí está vedado es la política partidista, el sesgo nacionalista o la ceguera ideológica, las técnicas pisceanas de guerra sucia y los ataques personalistas. Mucho peor, si quienes trafican con esos espejismos de odio y de separatividad no dan la cara y se disfrazan de “buena voluntad”, repartiendo literatura esotérica para engañar al ingenuo, se acercan más al mafioso que pretende lavar sus fechorías con filantropía, cuando lo que realmente intenta es manipular a la comunidad para convertirla en su escudo humano.

Observamos con beneplácito como surgen las voces progresistas del Nuevo Grupo, que se divorcian de la retrógada ortodoxia izquierdista, para contribuir a la meditación planetaria cuyo objetivo es la implementación del Plan de Amor y de Luz para restablecer las correctas relaciones humanas que nos conduzcan a una PAZ justa y duradera. Como ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, existen condiciones cuando la paz sólo es posible por intervención militar. Quienes dicen lo contrario predican un pacifismo que no pacifica. Tal pacifismo, idealista e impráctico, realmente le hace el juego a los mismos que usan escudos humanos para derrotar las fuerzas democráticas del mundo, acusándolas luego de “causar” muertes a civiles.

Conocemos muy bien la sucia táctica de desgastar la imagen pública del adversario mediante el fuego cruzado. Otros protagonistras de esas mismas fuerzas oscuras han usado esa misma táctica contra nosotros sin haber podido silenciarnos. Al contrario, hemos recanalizado dichas fuerzas para surgir triunfantes de la batalla, curtidos por la experiencia iniciática grupal de la “tierra ardiente”.

Invocamos por una victoria similar para las Fuerzas Aliadas de la Naciones Unidas en Libia. Que esa victoria sea acompañada por la derrota de todas las dictaduras en el mundo, incluyendo la dictadura cubana, y la derrota de la demagogia chavista en Latino América. Que el pueblo venezolano, por la fuerza democrática de las urnas, pueda liberarse de su propio Gadafi también.

 

[LAHR] Cuando un camino espiritual no conduce a la síntesis de los opuestos y a que lo superior rija sobre lo inferior, permitiendo al hombre devenir un miembro del reino espiritual profundamente comprometido con el alivio del dolor de la Humanidad Sufriente, y activamente ocupado de la solución de los Problemas del Mundo, entonces no es un camino genuino.

La Tradición Transhimaláyica ha hecho, hace y hará énfasis en este punto crucial.

La Voz del Silencio

HPB: “Si se te han enseñado que el pecado nace de la acción y la beatitud de la absoluta inacción, entonces diles que yerran. La falta de continuidad de la acción humana, la liberación de la mente de la esclavitud por medio de la cesación del pecado y de las imperfecciones, no es para el «Ego-Deva» (el Alma reencarnante). Así es como dice la «Doctrina del Corazón». […] Tanto la acción como la inacción pueden encontrar cabida en ti; tu cuerpo agitado, tu mente tranquila, tu Alma tan cristalina como un lago de montaña. […] Los benditos han desdeñado el hacer esto. El León de la Ley, el Señor de Misericordia, percibiendo la verdadera causa de la miseria humana, inmediatamente abandonó el dulce pero egoísta descanso de las tranquilas selvas. […] ¿Te abstendrás de la acción? De esta manera tu alma no ganará su libertad. Para alcanzar Nirvâna uno debe de alcanzar el Conocimiento del Sí mismo, y el Conocimiento del Sí mismo es hijo de las acciones hechas con amor. […] Condenado a perecer está, el que por miedo a Mara se abstiene de ayudar al hombre, como no sea en provecho propio. El peregrino que queriendo enfriar sus miembros en aguas corrientes, sin embargo, no se atreve a sumergirse por tener terror de las corrientes, corre el riesgo de sucumbir de calor. La inacción basada en el miedo egoísta sólo puede producir malos frutos. [VS, v. 126, 130, 134, 136, 152]

 

AAB/DK. Discipulado en la Nueva Era II

AAB/DK: “La Ley de Servicio, como bien sabe, rige el futuro y representa la nueva técnica. En la antigüedad el aspirante se dedicaba a servir a su propia alma, poniendo el énfasis sobre la propia salvación individual, siendo lo único que consideraba. Luego vino el período en que el servicio al Maestro y a [e507] la propia alma se consideraba de primordial interés; se servía al Maestro y se acentuaba el deber hacia él, porque contribuía a la salvación del individuo. Hoy se emite una nueva nota -la nota del progreso sirviendo a la raza y practicando el olvido de sí mismo.” [DINA II]

Tres siglas, dos en posición vertical (V y A) y una en posición horizontal (B). El trazado recto de la B sirve para demarcar dos ideogramas. [seguir enlace]

[VBA] No hay mejor servicio a la humanidad que la persona que constantemente está entregándose a ella, a la humanidad, ¿de qué manera?: en el trabajo, en la amistad, en la familia, en el mundo social, no gritando libertad sino sintiéndose libre, y dando a esta libertad un cariz, no social, sino psicológico y trascendente, de manera que allí donde exista un ser realmente integrado en funciones espirituales habrá un campo magnético de paz que será un servicio para todos los seres humanos que contacten aquel ambiente, ¿y quién no puede hacer esto? Si tenemos paz comunicaremos paz y si tenemos problemas comunicaremos problemas, como hay más problemas que estados de paz existen las guerras, las enfermedades, la vejez y la muerte. Con el tiempo los tres males de la humanidad a los cuales se refirió el Señor Buda no existirán para la raza porque no tendrán cuerpo de necesidades, encarnará en cuerpos etéricos puros y radiantes, no tendrán necesidad de esta ley gravitatoria de absorción, estará constantemente retribuyendo a la naturaleza todo cuanto la naturaleza le esté dando paso a paso, día a día, instante en instante.

En sintonía ashrámica.