Instrucciones de DK a AAB mientras la preparaba para el discipulado

por Djwhal Khul el 9 de Marzo de 2010

Técnicas de trabajo con el miedo

Una experiencia de aprendizaje

(según las instrucciones de DK a AAB mientras la preparaba para el discipulado)

Usted puede controlar su cuerpo astral por tres métodos diferentes:

1) Por la inhibición directa. Este método es el más directo, pero el menos efectivo. Consiste en la utilización de la voluntad para inhibir el miedo presente. Produce una reacción sobre el cuerpo físico, que conduce a la congestión en el vehículo astral y, a una condición similar en el etérico. Lo cual puede producir, entre otras cosas, intensos dolores de cabeza.

2) Por la observación clara de los factores implicados, y la toma de conciencia de que un discípulo espiritual tan sólo debe permitirse poner énfasis en aquellos que impulsen el desarrollo y resulten de mayor utilidad, e ignorar el resto. El miedo en usted no está basado en la timidez o inseguridad (que paradójica observación), sino en el orgullo. Estando polarizada en su cuerpo mental (emocional), su miedo se ha aliado con su intelecto. Así que es más difícil de expulsar que el miedo en las personas astralmente polarizadas. Tales personas pueden recurrir al intelecto para liberarse del miedo, usted necesariamente debe recurrir directamente al Ego (el Alma) para ello. Siempre lo superior será capaz de neutralizar y eliminar lo inferior. De ahí la necesidad de que ested mantenga siempre limpio su canal con su propia Alma. No ceda al miedo; fórcelo por el poder dinámico de la sustitución. Esto me lleva a la tercera sugerencia que puedo hacerle para curar su miedo.

3) Por un método directo de relajación, concentración, calma y envolvimiento de la personalidad con pura luz blanca. Proceda así: Digamos que usted se encuentra en un estado de pánico, sensaciones de gran displacer lo acompañan, su imaginación está desbocada y su mente la refuerza. Recuerde que los miedos de una persona emocional no son tan fuertes como los suyos, por tener un cuerpo mental fuerte y desarrollado, usted reviste sus sensaciones de miedo con potentes formas mentales, que circulan entre usted y la causa de su temor, y quizás provocan que lo deseado pase.

Percatándose de ello, debe buscar deliberadamente aquietarse. Debe relajar su cuerpo físico, aquietar por los principios del primer método enunciado (mediante el uso de la voluntad), al menos temporalmente, su cuerpo astral, y también la mente, tanto como pueda. Entonces, debe visualizarse a sí misma –es decir, a su personalidad–, a su Ego (su Alma) y a su Maestro* en el ápice mayor del triángulo. Deberá entonces hacer descender un haz de una muy pura luz blanca, derramándola sobre todos sus vehículos inferiores (cuerpo físico y etérico, emocional y mental) limpiándolos y alejando de ellos todos los obstáculos. Continúe así hasta darse cuenta que el trabajo necesario está completo. En un principio tendrá que hacerlo muchas veces. Más adelante, sólo una vez será suficiente, hasta que finalmente el entero proceso ya no será necesario porque usted habrá triunfado.

Esto aplica a los miedos relacionados con su personalidad. Utilice el aspecto amoroso, nutriéndose a sí misma de amor y luz.

–––––

* Si no es conciente del vínculo que sostiene con su propio Maestro, entonces reemplace esta figura con la viva presencia de Cristo u otro guía espiritual significante para usted.