La situación en Medio Oriente

por Philip Lindsay el 25 de Enero de 2010

Tres corrientes

En Astrología Esotérica hay un triángulo de fuerza condicionante relacionada con las tres principales constelaciones de la Osa Mayor, Sirio y las Pléyades. Es de este conjunto de constelaciones que emanan todas las energías y se abren paso hasta este sistema solar. Éstas incluyen todas las energías de los siete rayos y zodiacales, más aquellas de las tres constelaciones mismas. Una manera de considerar estas tres corrientes es a través del siguiente diagrama:

Tabla I

El diagrama demuestra las seis etapas de precipitación desde las más grandes vidas estelares hasta el aspirante terrenal en el sendero, del origen al objetivo por así decirlo. El lector notará que en la columna 1 (Voluntad, primer rayo), Shamballa es listada junto con Leo Y Saturno; mientras en la columna 2 (Amor, segundo rayo) la Jerarquía es listada con Piscis y Urano. Similarmente con la columna 3 (Inteligencia, tercer rayo), la Humanidad es listada con Capricornio y Mercurio. Todos los conjuntos de planetas y símbolos del zodiaco actúan como conductores de las enormemente poderosas fuerzas eléctrica, vital y sutil que emanan literalmente “de lo alto”.

Enfocándonos en las dos primeras columnas por ahora, los estudiantes astrológicos notarán que actualmente en 2006, Saturno está transitando a través de Leo mientras Urano está pasando a través de Piscis. Estos respectivos tránsitos deben estar activando los chakras planetarios y humanos asociados con estas primeras dos corrientes.

Ciclos de Urano en Piscis y Saturno en Leo

La combinación de estos dos planetas en los respectivos signos no ocurre muy a menudo. Generalmente hablando, un ciclo dura unos 86 años seguido por otro de 411 años, alternándose continuamente a través de los siglos. Los espacios entre estas fechas son 86, 411, 86, 411, 86, 411, 86, 86, 411.

En las fechas más recientes los períodos cortos de 86 años parecen ser los más intensos y de mayor crecimiento acelerado, como por ejemplo entre 1417 y 1504 que tuvo lugar el Renacimiento Europeo. El período entre 1919 y 2006 está pasando ahora mismo, abarcando desde el final de la Primera Guerra Mundial hasta ahora y la mayoría estará de acuerdo de que ha sido uno de los períodos de crecimiento más extraordinario que ha habido en la historia humana.

Sin embargo, una más que curiosa anomalía sucede en este patrón, ya que hay actualmente dos ciclos de 86 años seguidos. La última vez que ocurrió esto fue desde el año 259 A.C. al año 84 A.C. En 2006 estamos al final de un ciclo de 86 años y al comienzo de otro ciclo de 86 años, de ahí la intensidad de los tiempos, una doble racha de crecimiento. Bien puede haber una oportunidad única de combinar estas fuerzas de Amor y Voluntad de una manera que no ha sido llevada a cabo en ningún otro ciclo.

Saturno y Urano: los Señores del Karma

También es importante notar que ambos planetas están relacionados con el Karma, Saturno más comúnmente conocido. Sin embargo, Urano, a través de su soberanía del séptimo rayo de Orden Ceremonial o Magia, bien puede tomar la denominación como uno de los ‘Cuatro Señores del Karma’ en este sistema solar.

“Las fuerzas de este rayo [7º] funcionan sobre el séptimo plano o plano físico – el plano en que son hechos los mayores cambios en todas las formas y sobre el que el discípulo debe permanecer firmemente mientras recibe la iniciación. Este séptimo rayo impulsa al mundo de las fuerzas hacia una actividad organizada y dirigida en la esfera externa de la manifestación, y precipita el Karma…” [2]

Ambos planetas tienen ciclos de siete años: Saturno 28 años (7 x 4) y Urano 84 (7 x 12 o 28 x 3). Saturno representa el ‘círculo no se pasa’ del sistema solar mientras que Urano indica aquello que va más allá y presiona a través de los límites de Saturno, al menos exotéricamente hablando de todos modos.

Ambos planetas están relacionados con la manifestación de ideas en formas. Saturno está estrechamente relacionado con la creación de los arquetipos geométricos de las formas de pensamiento, como existen en el plano mental y con el proceso de precipitarlos o ‘fundamentarlos’, especialmente a través de su signo Capricornio. Urano está estrechamente asociado con el plano físico aunque también con el Espíritu que busca encontrar expresión en la Materia.

Saturno en Leo, Urano en Piscis

Curiosamente, Leo es el festival espiritual del futuro (incluso ahora) donde las fuerzas de Sirio (Amor-Sabiduría) serán conscientemente invocadas, aunque los Tibetanos nos dicen que la asociación de Leo con Sirio es en ‘… el sentido cósmico… y aparte de nuestro sistema solar completamente…’ [3]

Por lo tanto la Tabla I se refiere a cómo funcionan las ‘tres corrientes’ dentro del sistema solar, no fuera de él; son tres corrientes que son parte de un impresionante río cósmico. La Tabla I muestra a Piscis, no a Leo, en la línea de Amor de Sirio. Esto es lo más apropiado ya que el segundo rayo de amor-sabiduría se vierte a través del compasivo Piscis.

Aun así Leo en la Tabla I está en la línea de Voluntad, bastante apropiado ya que la fuerza del primer rayo viene a través de este signo de soberanía y control. Leo es único en que encarna no solo la voluntad sino también el amor del valiente, [4] esencial para que un rey benevolente reine. Alternativamente, Piscis encarna la Voluntad si consideramos a Plutón (primer Rayo) como alma gobernante de este signo.

Sin embargo, Leo-Saturno expresa Voluntad en la línea del primer rayo y Piscis-Urano expresa Amor en la línea del segundo rayo. Mientras Urano y Saturno están transitando estos respectivos signos, existe una especie de ‘recepción mutua’ esotérica y una oportunidad de explorar las relaciones entre las dos líneas de fuerza. Los dos planetas están actualmente en aspecto de disposición al tresbolillo el uno con el otro, del acuático Piscis al fiero Leo, un desafío razonablemente difícil de mezclar dos elementos diferentes. Esto enfatiza la importancia de cultivar una relación en curso y eventual síntesis entre la Jerarquía y Shamballa, entre discípulos e iniciados, entre el corazón y la cabeza, etc.

Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad

Estos tres centros constituyen los centros de la cabeza, el corazón y la laringe del planeta.

Shamballa, ‘donde la Voluntad de Dios es conocida’ –la cabeza del ‘gobierno espiritual’, el Anciano de los Días o Sanat Kumara dirige el propósito planetario.

La Jerarquía, los Maestros de Sabiduría que son ministros de este ‘gobierno’, que vigilan y guían a las almas humanas con inspiración, compasión y no injerencia.

La Humanidad, que tiene el libre albedrío kármico para determinar creativamente su destino; así el centro ajna distribuye las fuerzas espirituales a través del alineamiento con la Visión, proporcionando una creciente integración.

El ‘Gran Plan’ es tener estos centros trabajando en armonía el uno con el otro, el establecimiento de ‘correctas relaciones humanas… de correcta interacción’. [5] El resultado de este proceso es la combinación de tres corrientes para crear un ‘gran Ganges’ que sea un reflejo del ‘gran río cósmico’ anteriormente citado.

Este río fluye irresistiblemente y con gran propósito, conteniendo una impresionante tranquilidad en sus profundidades que es literalmente el poder de la paz. Se dice que Shamballa es este “lugar de completa ‘paz’… un lugar de ‘serena determinación y de ecuánime, inactiva voluntad”. [6]

Jerusalén el ‘Lugar de Paz’

Esta ciudad ha sido cualquier cosa menos pacífica (o santa) durante los últimos dos mil años, contemplando la masacre de decenas de miles, todo en el nombre de la religión –Judaísmo, Cristianismo e Islam. Este es la Jerusalén Pisceana basada en ideologías distorsionadas y en la adherencia fanática a un Dios escogido.

“Hay ciertas áreas de maldad en el mundo hoy a través de las cuales estas fuerzas de la oscuridad pueden alcanzar a la humanidad. Qué son y dónde están no pretendo decirlo. Señalaría, sin embargo, que Palestina no debería llamarse más la Tierra Santa; sus santos lugares son sólo las pasadas reliquias de tres religiones muertas y desaparecidas. El espíritu ha salido de las antiguas fes y la verdadera luz espiritual se está transfiriendo a una nueva forma que se manifestará sobre la tierra eventualmente como la nueva religión mundial. A esta forma contribuirá todo lo que es verdadero, correcto y bueno de las antiguas formas, porque las fuerzas del bien retirarán lo que es bueno, y lo incorporarán a la nueva forma. El Judaísmo es antiguo, obsoleto y separatista y no tiene un verdadero mensaje para la espiritualidad –teniendo en cuenta que no puede ser mejor dado por las más modernas fes; la fe Musulmana ha servido a su propósito y todos los verdaderos musulmanes esperan la llegada del Imán Mahdi que les liderará hacia la luz y la victoria espiritual; la fe Cristiana también ha servido a su propósito; su Fundador busca traer un nuevo Evangelio y un nuevo mensaje que iluminará a todos los hombres en todos los lugares. Además, Jerusalén no tiene ninguna importancia hoy, excepto para aquellos que han fallecido y deberían fallecer. La “Tierra Santa” ya no es santa, sino que está profanada por intereses egoístas, y por una nación básicamente separatista y conquistadora. [7] (Cursivas del Autor)

Fuertes palabras del Maestro y ninguna evidencia desde entonces ha demostrado que el ‘leopardo’ haya cambiado sus manchas. La Jerusalén Acuariana no será un lugar físico en Palestina, sino un estado de consciencia alcanzado a través de la cooperación humana y la unidad grupal. Es la consciencia de los corazones despiertos que han tenido éxito en dominar la mente inferior separatista y han equilibrado los pares de opuestos en los planos astral y mental. Esta Jerusalén operará como el corazón planetario y como un reflejo de la Voluntad planetaria que emana del centro coronario y del gran ‘lugar de paz’, Shamballa. También será un reflejo de una cooperación mutua más avanzada entre la Humanidad y la Jerarquía.

Israel, el Líbano y la Paz Mundial

Los preocupantes sucesos de las últimas semanas (julio–agosto de 2006) pueden estar finalmente llevando el conflicto de Oriente Medio a un punto decisivo, quizás con la resolución, quizás con la completa aniquilación o simplemente prolongadas escaramuzas. La paz es un estado deseable para cualquier persona de buena voluntad. Sin embargo cuando estas inflamables crisis salen a la superficie, ¿qué efectividad tienen las marchas pacíficas, las vigilias con velas y las peticiones a través del correo electrónico? ¿No es un poco como ‘cerrar la puerta después de que el caballo se ha desbocado’? Siempre actuamos/aprendemos en retrospectiva. Cuando la Humanidad aprenda a vivir en el momento entonces la acción correcta se seguirá y las consecuencias desastrosas no ocurrirán. No será hasta que sintamos realmente el dolor de la acción incorrecta que alzaremos nuestros gritos al cielo para que ‘alguien nos salve’.

¿Hay una verdadera preocupación altruista por la paz o está más egoístamente motivada en un esfuerzo por eliminar el conflicto de nuestras vidas? Para hacernos sentir bien al apaciguar alguna culpabilidad existencial; probablemente un poco de las dos para la mayoría. ¿Cuánto hemos estado trabajando para nuestro ‘desarme interno’ en los períodos relativamente pacíficos entre estas crisis? Los activistas Pacifistas (o re-activistas) bastante a menudo muestran antagonismo y agresión.

Sin embargo, las meditaciones grupales pueden ser efectivas, pero sólo si la mente combinada del grupo es lo suficientemente poderosa para concentrar el pensamiento y luego proyectarlo. Hay algunas iniciativas muy loables que están establecidas sobre estas líneas. Sin embargo, ¿qué grupo o grupos son capaces de hacer esto en un esfuerzo coordinado y concertado? –¿Sobre una base más o menos regular y permanente? ¿Cuántos individuos tienen la habilidad de concentrarse verdaderamente, dejando fuera completamente la mente inferior, de ese modo entrando en el dominio de la mente/alma superior, el sitio donde puede tener lugar la más efectiva meditación y dirección de pensamiento? ¿Qué personas o grupos estarían incluso preocupados, y mucho menos que tuvieran esa habilidad? Igual que se pueden plantear preguntas sobre métodos alternativos para influir en la paz mundial, también pueden ser planteadas sobre esfuerzos de meditación para la paz mundial porque puede ser simplemente inefectivo e incluso peligroso si no se practica correctamente.

Esto plantea la cuestión de la responsabilidad personal para la paz dentro del mayor contexto mundial, porque todos nuestros conflictos internos y externos que siguen sin resolver contribuyen a la expresión del conflicto en algún otro lugar del cuerpo planetario. Los menores alimentan a los mayores y viceversa en un patrón repetitivo para el que debemos descubrir un interruptor. Lo mismo con el ciclo de venganzas de ‘ojo por ojo, diente por diente’ de Oriente Medio.

Como algunos estudiantes saben, las funciones de la Raza Judía como el plexo solar planetario [8] donde mucho del deseo natural y la vida emocional de la Humanidad es procesado, una ‘oficina de cambio kármico’ como ha sido un tanto chocantemente descrita. [9] De ahí el conflicto de Israel donde aproximadamente un tercio de la Raza Judía vive, no es sólo ‘su problema’ es el problema de la Humanidad. Esto añade peso a la afirmación de D.K. de que cuando el problema Judío esté resuelto, el problema Humano también será resuelto porque los Judíos son simplemente un microcosmos concentrado de la Humanidad – expresando desde los mayores a los peores rasgos de la Raza Humana. El Judío es el Hijo Pródigo de la parábola buscando su camino de vuelta con su Padre.

“La paz tiene relación con el lado emocional de la vida y era la meta en los días de la Atlántida, donde la paz era un gran tema espiritual. Pero la paz y el amor por la paz pueden ser un somnífero amortiguador… Es normalmente egoísta en su propósito, y la gente desea la paz porque quieren ser felices. La felicidad y la paz llegarán cuando haya correctas relaciones humanas. La paz y la guerra no son un verdadero par de opuestos. La paz y el cambio, la paz y el movimiento, son los verdaderos opuestos. La guerra no es sino un aspecto del cambio, y tiene sus raíces profundas en la materia. La paz usualmente deseada y discutida concierne a la paz material, y en todos los casos está relacionada con la personalidad, ya sea la personalidad individual o la de la humanidad como un todo. Por tanto no me ocupo de la paz, sino que estoy preocupado por el amor, que a menudo perturba el equilibrio de la materia y las circunstancias materiales, y puede trabajar contra la así llamada paz.” [10]

El párrafo anterior no está presentado para justificar los sucesos actuales en manera alguna. Los comentarios de D.K. sobre el amor son de lo más iluminador en lo de que ‘perturba el equilibrio de la materia’. Similarmente, la inminente reaparición de los Maestros de Sabiduría, culminando en el retorno del Cristo, paradójicamente acarrea conflicto. La materia en todos los reinos es ‘removida’ y busca el equilibrio con las vibraciones superiores que se están vertiendo sobre el planeta –esto está sucediendo ahora.

Mantener la paz interna es sobre no identificarse con cualquiera de los conflictos que suceden a nuestro alrededor o con la monótona diera de dolor y violencia en los noticieros. El tranquilo y sereno practicante de artes marciales no se identifica con el conflicto, habiendo resuelto los pares de opuestos en la ecuación Libra-Aries (paz-guerra).

A propósito, la paz del Buddha es la del Buddhi, relacionada con esa pura intuición que reside más allá del plano mental, la meta de liberación para la Humanidad.

La responsabilidad kármica de Israel

El período de luna llena de 2006 cayó directamente sobre el Saturno de Israel –durante el segundo regreso de Saturno a Israel desde su principio en 1948. Saturno el Señor del Karma trae duras pruebas y difíciles lecciones para la nación; está quizás evaluando la magnitud y determinando la futura viabilidad de Israel como nación. Este proceso sucede con todas las entidades, humanas o nacionales, entre las edades de 56 y 63 años, ambos ciclos de siete años. El regreso de Saturno cae en la mitad de este período. [11]

La ‘responsabilidad kármica’ es una expresión muy Saturniana y por supuesto la más apta para la raza Judía regida por Capricornio-Saturno. Los vínculos entre la Raza Judía, Israel y la Tabla I son numerosos:

Tabla I: Línea del Primer Rayo (Leo y Saturno)

  1. La raza Judía tiene un alma de primer rayo y una personalidad regida por Saturno de tercer rayo / Capricornio.
  2. Israel tiene a Saturno en Leo.

De ahí su punto de menor resistencia en ser dictatorial, usando la crueldad y la fuerza (primer rayo, voluntad).

Tabla I: Línea del Tercer Rayo (Capricornio y Mercurio)

  1. La personalidad de la Raza Judía es de tercer rayo/Capricornio.
  2. El alma de la Raza Judía está regida por Mercurio.

Mercurio y el cuarto rayo de Armonía a través del Conflicto que lo rige, juegan un gran papel en el destino de la Raza Judía: [12]

“Este cuarto rayo es pre-eminentemente el camino del buscador, el buscador y el reflector sensible de la belleza. La nación Judía tiene una estrecha relación con este cuarto rayo y con la cuarta raza raíz, y de ahí la eminencia en este momento, en el mundo del arte, y de ahí la magnitud de su interminable vagabundeo y búsqueda simbólicos.” [13]

La raza Judía e Israel tienen fuertes conexiones con las líneas del primer y tercer rayo representadas la tabla I. Aún así en ningún sitio se puede encontrar mucho para identificarlo con la corriente central de la línea de amor. Esto es lo más interesante dado el hecho de que la Raza Judía representa colectivamente el centro plexo solar del planeta, el chakra responsable de procesar la naturaleza del deseo mundial y elevar esas fuerzas al centro cardíaco. ¿Quizás esto es porque el primer y tercer rayo ofrecen algún tipo de objetividad emocional en su papel como plexo solar?

Es fascinante considerar el horóscopo Libanés a esta luz. Dos de las tres cartas propuestas desde 1941 a 1944 tienen las Lunas de Piscis. Piscis, el lector recordará, es el signo del zodíaco en medio de la ‘línea de amor’. De ahí podemos ver la solución obvia, ya sea el problema de los Palestinos en Gaza o en el Líbano.

Es responsabilidad de Israel cooperar sabiamente en una atmósfera de confianza mutua (¿una cita-matrimonio de voluntad y amor?), en oposición a la continua reacción a través del miedo y la adopción de una aproximación autoritaria a sus vecinos.

Es la responsabilidad de Israel iniciar y llevar a cabo una solución, dada la naturaleza de cómo se reestableció en Palestina después de 5000 extraños años. ¿Es alguna sorpresa que el mundo Árabe se esté volviendo más airado y resentido hacia Israel cada día? ¿Esas emociones de rabia y resentimiento están cristalizando en un odio profundamente enraizado para cuántos de la población Árabe? Los extremistas radicales islámicos y los terroristas agravan el problema y no tienen necesariamente los intereses de los Árabes en su corazón.

Invadir el Líbano fue un ejercicio de política completamente fútil que nunca eliminará a Hizbollah; sólo inflingirá más dolor y causará más daño que costará billones de dólares y muchos años reparar; creará generaciones intransigentes de luchadores por la libertad que amamantarán el odio por Israel en sus corazones y harán lo que puedan para oponerse a él.

la solución es relativamente fácil para Israel y esto puede parecer simplista e incluso tópico: sólo tiene que adoptar el mandamiento de ‘amar a tu prójimo’ que Moisés trajo desde la cima de la montaña. Verdaderamente, el mandato de Cristo a toda la Humanidad: “Tengo un nuevo mandamiento para vosotros… amaos los unos a los otros.” (2 Juan 5)

Si Israel abrazara la ‘corriente media’ de la Tabla I, la ‘línea de amor’, ellos persuadirán a sus vecinos un millar de veces. Si Israel continúa con su rumbo actual, simplemente cavará su propia tumba. Atraerá tanta enemistad de las naciones Árabes que le rodean que bien puede soportar ataques desastrosos de otros diversos lugares.

Además, es la responsabilidad de Israel ocasionar una paz duradera porque la Raza Judía (a través de su expresión en Israel) es un ‘hermano mayor’ para sus vecinos –lo debería reconocer. Este es un hecho esotérico y relativamente ‘indemostrable‘ para algunos; su misterio yace oculto en las noches del tiempo y se relaciona con la evolución avanzada de la mente como un reflejo inferior de la Voluntad [14].

Cuando estuve en Jerusalén y recorría la Ciudad Antigua recientemente, me sorprendía el hecho de que había estado bajo sitio durante dos mil años o más: está empapada con la sangre de muchas batallas. Aunque no hubo ‘sitio’ mientras estuve allí, la ‘mentalidad de sitio’ era fuerte: puntos de control armados para suicidas con explosivos por todos los lados; una tensión palpable en el aire que se manifiesta en la conducción violenta; en los empujones en las colas; en la desconfianza entre los Judíos y los Árabes.

Una ironía relativa al Holocausto es que durante muchos años Israel ha mantenido a los Palestinos en campos de concentración virtuales en los campamentos de refugiados de Palestina. Estaba haciendo algo similar en el sur del Líbano al cortar los suministros esenciales humanitarios y bombardeando todo lo que se moviera, tal era su desesperación al no ser capaz de contener a Hizbollah en los pocos días que se suponía que iba a llevar.

La actitud dictatorial y de algún modo tiránica es su Luna de Leo y Saturno en Leo, pero es también la fuerza distorsionada de la energía del alma de primer rayo. Saturno expresa energía de primer rayo.

Muchas razones podrían ser indicadas en cuanto a las responsabilidades de Hizbollah o Hamas o los Sirios en este conflicto, pero el resultado final es que Israel está tratando con las consecuencias de sus acciones en 1948; de cómo el territorio fue adquirido ilegalmente y por la fuerza, además del inmenso desplazamiento Árabe causado en aquel momento; el pueblo Árabe está luchando por una parte de lo que era suyo en primer lugar.

Dificultades al exponer el Problema Judío

Se recuerda al lector que este ensayo no trata de culpar a los Judíos, sino de nombrar las causas de este problema bien cercano a la insolubilidad. Trata de elevar la conciencia al informar de los hechos concretos y dar la visión general esotérica. Es muy difícil hacer críticas constructivas que señalen a dónde debe ser tomada la responsabilidad, sin ser acusado de antisemita, ‘conversaciones de paz inapropiadas’ y similares.

A causa de siglos de persecución, hay ahora comprensiblemente una persecución racial compleja dentro de la psicología de los Judíos. El Holocausto sucedió pero es aprovechado, ‘explotado por todo lo que merece la pena’ a veces, algo que es dejado perfectamente claro si uno hace una visita al Museo del Holocausto en Jerusalén con la confrontación emocional que conlleva. Ha habido también mucha manipulación, exageración o propaganda en los medios de comunicación que ha creado una forma de pensamiento muy poderosa – que trata de aplastar cualquier comentario ‘negativo’ sobre los judíos como ‘antisemitismo’; incluso los críticos Judíos están sujetos a esto.

Algunos Judíos y particularmente los Sionistas han creado un tipo de chantaje emocional que sofoca cualquier comentario o crítica. ¿Vamos a caminar sobre cáscaras de huevo alrededor de este asunto o ser hechos rehenes de este tipo de actitudes?

Hay también algunos estudiantes que proclaman que algo de lo que D. K. dijo en los años 1940 sobre los Judíos de algún modo no aplica ahora porque hemos progresado; o que no es constructivo o es políticamente incorrecto al buscar soluciones. Hay algo de verdad en esto pero esencialmente elude los problemas subyacentes de 1948 y anteriores a esa fecha. Es una muy fina línea, porque para que las soluciones ocurran, la responsabilidad y la ‘propiedad’ deben ser consideradas las críticas auténticas, exactas y justas que han sido demolidas. El siguiente pasaje resume algunas de estas críticas:

El problema Judío no se resolverá por la toma de posesión de Palestina, ni por las quejas, las demandas y las manipulaciones financieras. Eso sería una prolongación del antiguo mal y el egoísmo material. El problema será resuelto por la buena voluntad de el Judío al ajustarse a la civilización, el trasfondo cultural y los estándares de vida de la nación con la cual –por el hecho de nacimiento y educación– él está relacionado y con el cual debería asimilarse. Se resolverá por la renuncia al orgullo de raza y al concepto de selectividad; se resolverá por la renuncia a los dogmas y a las costumbres que son intrínsecamente obsoletas y que crean puntos de constante irritación a la matriz dentro de la cual se encuentra el propio Judío; se resolverá cuando el egoísmo en las relaciones de negocios y las acusadas tendencias manipuladoras del pueblo Hebreo sean cambiadas por formas de actividad más desinteresadas y honestas.“ [15]

Por supuesto podemos ver todos estos rasgos en toda la Humanidad, ya sean Libaneses, Americanos o Chinos. El pasaje anterior está corroborado por muchos comentaristas Judíos, de lo cual sigue un ejemplo:

“La guerra contra los Palestinos es además inequívocamente una guerra por el territorio, una guerra por los asentamientos. En otras palabras, en la Franja Occidental y Gaza, la gente era asesinada y es asesinada por nuestra avaricia de tierra. De Golda Meir a Ehud Olmert, se ha mantenido la mentira de que la guerra con los Palestinos es una guerra existencial por la supervivencia impuesta a Israel cuando es actualmente una guerra por las propiedades, un kilómetro cuadrado tras otro, eso no nos pertenece.” [16]

El sionismo es uno de los mayores problemas, busca mantener el status quo.

“El sionismo hoy representa la agresión y el uso de la fuerza, y la nota predominante es el permiso de tomar lo que quieres sin tener en cuenta a otros pueblos o sus derechos inalienables. Estos puntos de vista están contra la posición de los líderes espirituales de la humanidad, y además los líderes del movimiento sionista y… están en contra de las políticas de la Jerarquía espiritual y son contrarias al bien último de la humanidad…. la amenaza a la libertad mundial hoy reside en… las maquinaciones tortuosas y mentirosas de los Sionistas… Los líderes del movimiento Sionista de agresión constituyen un peligro real para la paz mundial y la evolución humana y sus actividades han sido apoyadas por la política de conveniencia de los Estados Unidos y, en un grado menor, por Gran Bretaña, bajo la influencia de los Estados Unidos [escrito a finales de los años 1940] Son los Sionistas los que han desafiado a las Naciones Unidas, rebajado su prestigio y hecha su posición negativa e insignificante para el mundo. Son los Sionistas los que han perpetrado el mayor acto de agresión desde la formación de Naciones Unidas, y que fueron lo bastante inteligentes como para ganar el apoyo de Naciones Unidas, cambiando la “recomendación” original de las Naciones Unidas en una orden. La ley de la fuerza, la agresión y la conquista del territorio por la fuerza de las armas está demostrada hoy por los Sionistas en Palestina, así como la demostración del poder del dinero a la hora de comprar gobiernos. Estas actividades van en contra de todos los planes de la Jerarquía espiritual y marcan un punto de triunfo de las fuerzas del mal… las fuerzas del mal –contenidas temporalmente por la derrota del grupo malvado que Hitler reunió a su alrededor– han organizado su ataque de nuevo sobre el desarrollo espiritual de la humanidad.” [17]

Es irónico que el Sionismo mantuviera la puerta abierta adonde “mora el mal”, cuando uno recuerda que Hitler persiguió a los Judíos. El Sionismo no es menos poderoso hoy y tiene una influencia de mucho alcance en la administración Americana. [18] Contemplad a América, apenas protestando sobre las incursiones de mano dura en el Líbano. Gran Bretaña igual, ambas naciones sentadas sobre sus manos, reconstituyendo sus papeles después de la Segunda Guerra Mundial donde fracasaron en tratar el problema. (Por supuesto hay otras agendas puestas en marcha y varias razones para esta inacción).

“El cansancio desde su victoria en la Segunda Guerra Mundial era la razón más probable de que Gran Bretaña no quisiera implementar una política que no fuera aceptable para ambas partes y su rechazo a compartir la administración de Palestina durante el período de transición. De ahí que Gran Bretaña elevara el problema a Naciones Unidas, y estableciera el 15 de mayo de 1948 como la fecha de finalización de su mandato… Por supuesto había una urgencia y una necesidad de seguridad sin persecución, que empujó la inmigración Judía, alimentada por el reciente Holocausto en Europa.

Aunque América favoreció la emigración a Palestina de los Judíos, ella no quería recibir ningún judío más en sus costas en la época de la partición sugerida de Palestina. Había también mucho antisemitismo en los Estados Unidos, así como en Gran Bretaña después de la Segunda Guerra Mundial, a pesar de la simpatía a gran escala por las víctimas del Holocausto. Esto parece se un factor importante que podría haber cambiado las actitudes de otras naciones de recibir emigrantes Judíos, y por tanto evitando la necesidad de un estado Judío.” [19]

¿En qué puede contribuir Israel en la Cooperación Mutua?

¡En mucho! Israel tiene una capacidad de contribuir mucho a sus vecinos de Oriente Medio. Su ascendente de Acuario se relaciona con el dharma (deber) de crear mayores comunidades, los ‘sangha’ o ‘kibbutz’, un modelo de un estado mundial ideal. Los regidores exotéricos y esotéricos de Acuario son Urano y Júpiter, en estrecha oposición uno con otro en la carta astral Israelí. Actualmente transitando Plutón, regente del primer rayo (Kali la destructora), se opone a Urano. El punto de menor resistencia se está exteriorizando en que Plutón fuerza y destruye, mientras Urano busca una auto-expresión única individualista que se pone al nivel de su ideología revolucionaria.

Las más elevadas posibilidades son ilimitadas ya que este tránsito por encima de los ascendentes signos regentes es una gran oportunidad para el alma del Pueblo Judío en Israel. La cooperación grupal, la unidad y el amor a sus vecinos –ayudando a crear la Nueva Jerusalén. Aún así parece tan lejano que no ha prestado atención a la llamada de su alma y está siguiendo la ‘línea dura de Saturno en Leo– en el regreso de Saturno. Israel probablemente recibirá algunas lecciones extremadamente duras que harán que la nación busque su alma por medio del sufrimiento. Aún así esa búsqueda del alma sólo puede suceder una vez que se libera (o se ha acabado con) su sensación ilusoria de sí mismos (su ‘ahamkara’) sobre ser ‘el pueblo elegido’, renunciando al orgullo, a la arrogancia y a una creencia obsoleta y dogmática – en otras palabras, su ‘morador’ o sombra.

Conflicto Regional, Conflicto Mundial: El Ciclo de Odio y Venganza

Desde el comienzo del siglo ha surgido gran peligro en el ciclo de odio, venganza y dolor. El odio de muchos en el mundo Árabe o Musulmán por Israel y las naciones occidentales se intensifica cada día. Esto necesitará mucha habilidad en el manejo de organizaciones tales como las Naciones Unidas y uno se pregunta si la situación ha llegado ya demasiado lejos.

Para aquellos que les importa estar informados de la situación política del mundo, que no haya errores, la situación en Oriente Medio es tan peligrosa como lo ha sido siempre. Se puede ampliar a un conflicto regional con Siria e Irán , y esto podría extenderse a un conflicto mundial que muy bien podría ver ‘a la humanidad ir al infierno’. Los estudiantes son conscientes del grave aviso de D.K.:

“…que el Judaísmo ortodoxo, junto con todas las otras fes [Islam, Cristianismo], debería darse cuenta de que no hay un deseo de hacerlos Cristianos (en el sentido ordinario del término), sino que deberían todos moverse hacia alguna amorosa síntesis y eliminar sus antagonismos mutuos y rivalidades es igualmente urgente, y esta afirmación incluya las fes Cristianas también. Que el Vaticano cese sus intrigas políticas, su explotación de las masas y su énfasis sobre la ignorancia es tan importante, que se tienda puentes sobre las múltiples divisiones de las iglesias Protestantes es imperativo. Si ninguna de estas cosas sucede, la humanidad se dirigirá hacia una guerra religiosa que hará parecer a la pasada Segunda Guerra Mundial un juego de niños; los antagonismos y los odios enredarán a poblaciones entera y los políticos de todas las naciones aprovecharán la ventaja de la situación para precipitar una guerra que podría resultar en el fin de la humanidad. No hay odios tan grandes o profundos como aquellos fomentados por la religión. Esta incipiente guerra es contraria a la voluntad hacia el bien del Señor del Mundo y a cualquier plan mundial; puede ser evitada por la buena voluntad. Esta es la afirmación más importante en este mensaje, en cuanto concierne a la humanidad.” [20] (Cursivas del autor)

El fin de la Era Pisceana

La reflexión sobre todo lo anterior indica que la Humanidad aún está bien y verdaderamente acomodada en la Era de Piscis pero siente fuertemente la fuerza de la Era Acuariana, de ahí los terribles conflictos. Aunque estamos aún sobre la cúspide de Acuario (cuyo comienzo astronómico es en 2.117 A.C.) [21] la Era Pisceana está agonizando, sufriendo su último suspiro. La completa expresión de la Era Pisceana ha pasado hace mucho tiempo y está ahora tratando con su sombra, creada durante los pasados 2000 años.

Fue una era caracterizada por los sistemas de creencias religiosas cuyas ideologías se enfrentaban muchas veces en nombre de sus respectivos dioses. Y por supuesto fue una era que estaba fuertemente influenciada por el sexto rayo de devoción de idealismo abstracto:

“Todas las guerras religiosas o cruzadas se han originado desde el fanatismo del sexto rayo. El hombre bajo este rayo es a menudo de naturaleza amable, pero siempre puede estallar en llamas de furia y de fiera ira. Él dará su vida por los objetos de su devoción o reverencia, pero no levantará un dedo para ayudar a aquellos fuera de sus simpatías inmediatas. Como un soldado, odia luchar pero a menudo cuando se le provoca en batalla lucha como un poseso.” [22]

Sagitario es el signo de la religión y de los sistemas filosóficos mientras que Plutón es el Señor del Inframundo que trae la inconsciencia/subconsciencia a la superficie. De ahí que el tránsito de Plutón a través de Sagitario (hasta 2008) está revelando los peores aspectos de todas las religiones mundiales y las ideas redundantes y fanáticas. Puede empeorar mucho más antes de que mejore ¡así que cultivad vuestro optimismo y pensamiento dirigido!

Escrito en 2006.
Traducción de: Revista Biosofía

[1] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey, página 428.
[2] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey, página 540.
[3] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey, página 299.
[4] Ver ensayos sobre Leo en “Ciclos del Alma de los Siete Rayos” (www.esotericastrologer.org)
[5] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, página 161.
[6] Los Rayos y las Iniciaciones, Alice A. Bailey, página 314.
[7] Los Rayos y las Iniciaciones, Alice A. Bailey, página 754.
[8] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, página 87.
[9] Astrología Esotérica, Alice A. Bailey, página 167.
[10] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, página 278.
[11] El Discipulado en la Nueva Era II, Alice A. Bailey, página 534.
[12] Psicología Esotérica I, Alice A. Bailey, página 394.
[13] Psicología Esotérica I, Alice A. Bailey, página 134.
[14] Ver “Historia de la Raza Judía: Desde el Primer Sistema Solar hasta Israel” (www.esotericastrologer.org)
[15] La Curación Esotérica, Alice A. Bailey, página 267.
[16] “La Guerra de las Propiedades” de Gideon Levy, del periódico/red (judía) Tikkun.
[17] Los Rayos y las Iniciaciones, Alice A. Bailey, página 681.
[18] Ver ensayo “Neocons” (www.esotericastrologer.org)
[19] Parafraseado de Britannica 2003.
[20] La Exteriorización de la Jerarquía, Alice A. Bailey, páginas 544-545.
[21] Ver ensayo “El Zodíaco y los Ciclos de Rayos en la Astrología Esotérica” (www.esotericastrologer.org)
[22] Psicología Esotérica I, Alice A. Bailey, página 209.