El Misterio de Los Señores de la Llama

por Vicente Beltrán Anglada el 3 de marzo de 2010

http://www.sabiduriarcana.org/image/deva.png

[VBA:] Las necesidades de la Cuarta Jerarquía Creadora (la Humana)

Hay que hablar de las necesidades del Tercer Reino siguiendo la Ley de la Evolución. Estamos hablando aproximadamente de algo que ocurrió hace l8.680.000 años, más o menos. Esto implica, no que vayamos a imponer una edad física al hecho porque interesa el hecho en si, tampoco interesa tales afirmaciones de carácter astrológico, yo solamente estoy abriendo una perspectiva sintética de lo que somos nosotros, de lo que es el cuarto Reino y por lo tanto, todo lo que estamos haciendo aquí es tratar de ser conscientes de nuestra propia prodigalidad, de nuestra importancia en el gran conjunto solar, no solamente de un Universo, sino de la totalidad del Universo porque los tres Universos nacieron para crear el hombre y esto es lo que hay que reconocer porque es importante, por eso somos tan importantes nosotros y por eso es tan triste que el hombre se comporte todavía como una unidad del tercer Reino, pues bien, en esta edad cíclica había en la Tierra lo que se llamaba el hombre animal, esto ocurría en la Quinta Sub-raza de la Tercera Raza, la Raza Lemur, en esta quinta sub-raza, el hombre animal, un hombre gigantesco, con una mente incipiente que había recibido de la cadena lunar, la cadena anterior a la tierra, la tercera, pero había también cuatro tipos de unidades animales, de especies definidas que estaban próximas a ingresar en un estatus superior de conciencia, entonces la gran invocación conjunta de la Cuarta jerarquía, que quería ser consciente, la Tercera Jerarquía que quería ser humana más el hombre animal que deseaba descubrir el secreto de su propia Naturaleza, más las decisiones solares, la decisión no sólo del Logos Solar de desarrollar el Reino Humano sino también la necesidad del Logos Planetario de demostrar objetivamente a través de un chakra despierto sino también por todo el Universo que está contemplando en aquellos momentos el Cuarto Reino, porque como les decía, dentro de un Universo septenario como el actual, lo más importante es la cuarta jerarquía, el Cuarto Reino y somos nosotros.

Hemos hablado también de Venus, se nos dice que los Señores que trajeron la mente de los hombres eran oriundos de Venus. Se dice esto porque hay una relación de simpatía entre la cuarta jerarquía, que envía fuerza aunque este en el Devachán, la quinta jerarquía de la mente organizada más Venus, que como decíamos, está manipulando una energía que ea del quinto Rayo y por la energía del quinto Rayo se transportaron a través de la cadena de Venus, no del planeta Venus, los Ángeles Solares, aquellas entidades que habían sintetizado la obra de las cuatro jerarquías anteriores y entonces se introdujo en el cuarto Reino y se produjo el ser humano.

No sé si comprenderán el sentido, si tienen Luz, de una vela, y hay una cantidad increíble de velas en el sendero que tienen la mecha preparada, con una sola vela pueden encenderlas todas. Algo parecido sucede con los ángeles Solares, todo está preparado las velas están preparadas, el cuarto Reino está a punto de convertirse en entidad independiente de todo lo demás, tiene la mecha, le falta solamente la llama y cuando vienen los Señores de la Llama, muy relacionados con la Quinta jerarquía también, cuando vienen los Ángeles Solares, que se les llama los Prometeos del Cosmos, ya conocen la leyenda de Prometeo, es aquel que roba la Luz a los Dioses para llevársela a los Hijos de los Hombres. Pues bien, llega a la cuarta jerarquía, enciende las luces de las Mónadas que está en cierne y todo esto se combina, la cuarta jerarquía y la nueva jerarquía, se convierte en una entidad independiente y desde aquel momento todo cuanto hace el Logos es robustecer este centro porque robusteciendo este centro está recopilando todo su pasado y creando su futuro y esto es tan difícil de comprender, yo lo veo tan difícil de comprender. ¿Cómo se produce este misterio, cómo se produce este milagro? Pero ah está somos en virtud de algo que sucedió hace muchos millones de años, tenemos la gloria de la mente, el animal se ha hecho autoconsciente y va creciendo, evolucionando a través de las razas sucesivas y cuando llega en ciertos momentos, dentro ya del planeta, un momento en que la cuarta raza la Raza Atlante está evolucionando, se produce en virtud de que es la cuarta raza dentro de un cuarto esquema, dentro de una cuarta ronda de un bloque de mundos, está creando el misterio, algo que parece increíble, es el misterio de la redención, todo esto debe ser redimido en virtud de la fuerza que emana de la cuarta jerarquía. Esta jerarquía que somos nosotros, tiene una misión. La misión es lo que hace Vishnú en su obra, ser completamente consciente de su obra y trabajar, llevar el futuro al presente y vivir íntegramente este presente, por esto siempre tengo interés en decir que el hombre debe vivir el futuro en el presente, no llevar el presente al futuro creando ilusiones, sino ser consciente de lo que el futuro espera de nosotros y entonces traer este futuro al presente y vivir con toda integridad este presente y este presente es que nosotros, en virtud de que somos seres humanos, y en virtud de que la cuarta Raza implanto la apertura las puertas de la Iniciación. Tenemos la Cuarta jerarquía más una puerta por donde puede penetrar el ser humano para convertirse en un servidor pero eso es ya hablar del próximo Universo, pero me pregunto ¿hay que esperar al próximo Universo para ser perfecto? Una perfección es algo que está aquí presente, algo que se nos escapa constantemente pero que está ahí, todos lo sabemos, quizás tengamos unas ideas más o menos raras acerca de lo que es la perfección, que como tengo interés en decir no es algo estático, sino que es algo en movimiento constante sino crear movimiento, si creamos el movimiento estamos trabajando en favor de las próximas jerarquías. Unas jerarquías tan lejanas, tan incomprensiblemente lejanas que solamente la gran intuición de los Iniciados puede percibir, solamente podemos decir que dentro de este complejo de tres universos, de Brahma, de Vishnú y de Shiva, todo este conglomerado, existe una entidad central de cuya vida consciente participamos nosotros. Cuando estamos llegando a un punto critico de la evolución, que empezamos a recorrer aquello que técnicamente llamarnos el Sendero, cuando empezamos a ser autoconcientes en otras direcciones del Espacio, no solamente autoconcientes en el plano físico, sino que empezamos a participar de los dones del Espíritu Santo tal como se dice místicamente, empezamos a entrever la obra de las próximas jerarquías, la obra de la siguiente ronda, de la siguiente cadenas y más allá de todo esto la ronda del próximo Universo. Será un Universo en donde el Logos tendrá que desarrollar, al igual que nosotros, el aspecto monádico, no solamente deberemos ser conscientes de Una parte de la Mónada tal como ocurre con la Humanidad que es cociente de una parte de su Mónada sino que hay que ser íntegramente conciencia en toda aspecto Mónádico, del plano Ádico de la Divinidad. Esto asusta solo de pensarlo y si se habla de estas cosas aparentemente tan nuevas es para que tengamos un sentido de síntesis y que nos demos cuenta que existe una participación activa de jerarquías, y estas entidades que están contemplando el Universo. Existe también una participación de esas entidades en nuestra vida ¿qué ocurre cuando nace cualquier niño? No lo verán quizás pero hay personas muy evolucionadas que ven el proceso cuando nace el niño y se ve lo mismo que ocurre cuando nace Ishvara, el niño Dios del Universo, altas entidades que la Iglesia sintetiza el Melchor, Gaspar y Baltasar que no son Reyes Magos, o que son Magos pero de una categoría muy distinta de la Magia que conocemos, pero que uno le ofrece el cuerpo físico, el otro el cuerpo astral y el otro el cuerpo astral y vemos reproducido el ser a lo mismo. Tenemos la rueda astrológica, los doce seres, las doce entidades que están mirando cuando nace un niño y están marcando su destino, ofreciéndole sus dones y a través del curso de su vida cada una de esas energías creadoras le están concediendo un don y este don es el que debemos aprovechar, es la fortuna que se nos da y que disipamos tontamente.

http://www.sabiduriarcana.org/image/deva2.png

[VBA:] La Quinta Jerarquía Creadora (la dévica)

La Quinta jerarquía tiene la misión en este nuevo Universo de crear la Raza de los Hombres, los cuales una vez purificados crearán una Jerarquía que será la que precederá la perfección total del Universo, pero la coincidencia de que la Quinta y la Cuarta jerarquías están unidas reafirma el axioma esotérico de que el 9 es el número del hombre, porque el hombre es el resultado de la fusión, de la intercomunicación de la Quinta y la Cuarta jerarquía y todo esto significa para el esoterista, un campo ilimitado de acción. Quizás les interesará saber que hace solamente cincuenta los el temas de las Jerarquías creadoras y el tema que tiene la Quinta y la Cuarta jerarquía constituyen secretos Iniciáticos que no se daban al mundo porque se decía que resultaban peligrosos, peligrosos en el sentido de que el intelecto forja ilusiones a pesar de que tenga la unidad mental muy estable, en cambio, cuando está desarrollada la intuición se ven claramente las situaciones, ya sean individuales, solares o cósmicas, entonces, cuando Shamballa decidió a través la Jerarquía no programar cuanto se refería a las jerarquías creadoras es porque quería que antes el hombre entrará más directamente en el campo de la astrología. Ahora cuando se sabe esto se verá la relación de les constelaciones con las doce jerarquías creadoras, la relación de las jerarquías con los doce pétalos solares y los doce pétalos del corazón humano, que es la relación que tiene Cristo con sus doce discípulos y si vamos mirando, los doce meses del año siempre se basan en la actividad de estas jerarquías que son aquellas que al principio del Universo solamente se conoce el aspecto químico, molecular dieron paso a las grandes avenidas cósmicas que culminaron en a Quinta Jerarquía. La Quinta jerarquía, para que veamos ya lo que significa un grupo egoico, recibió una iniciación de carácter cósmico incalculable para nuestra mente al finalizar el ciclo del primer Universo. La definición característica de su trabajo es la de los Hijos de la Mente o Ángeles Solares. Los Ángeles Solares estaban preparados en el plano mental cósmico para dar vida a la raza de los hombres. El primer universo que fue de tercer orden, el segundo es de cuarto orden y el tercero es de quinto orden, el 3, 4 y 5 de Pitágoras vuelve a salir aquí, tienen en cuenta que por ley de número existe una conexión tremenda cuando hay que organizar cualquier tipo de evolución dentro del Universo, las constelaciones que están orbitando en los espacios infinitos, y el Logos solar atento al proceso de su vida evolutiva, que se manifiesta en este Universo Solar a través de 7 esquemas planetarios, de que cada uno de estos esquemas está destinado a programar parte del gran programa del Logos Solar, tengan en cuenta el gran proceso que tendrán que vivir en el futuro y por lo tanto cuando decide el Logos crear la raza de los Hombres lo hace impulsado por la razón suprema, la evolución total de su Universo porque al igual que el Logos Solar, nosotros podemos activar nuestra evolución, no podemos quedar prendidos en un sitio determinado, cristalizados en el tiempo o varados en el canto de un gran movimiento cósmico, eso es contra la Ley, pero dentro de esta ley progresiva de la evolución existe una cláusula secreta que dice que el hombre puede evolucionar más allá de lo que le corresponde y esto es lo que hizo el Logos solar, utilizar cierta condiciones psíquicas. Una de las grandes conclusiones a las que llegó el Logos Solar (que me perdone la irreverencia) es el de activar su Universo operando de una manera especial como había hecho en el pasado con el planeta Venus. El planeta Venus llegó a un estado máximo de evolución a través del incentivo cósmico, no procedente de esta Quinta Jerarquía, pero si de una Jerarquía cósmica del Quinto Rayo, la cual no se menciona mucho en los niveles esotéricos por su alta trascendencia, pero utilizando el mismo principio Él utiliza la Quinta Jerarquía para crear la raza de los hombres a través de la Cuarta jerarquía, entonces el 9 es el número del hombre, yo diría del hombre perfecto porque es la unión de la Quinta con la Cuarta. Todo este proceso se lleva a cabo oteando, tal como se dice los libros ocultos el Universo estelar y viendo la posición de las constelaciones. Todo se basa en la astrología cósmica. Cuando existía en el planeta una triple constelación actuando sobre ella que era la constelación de la Pléyades, de Cáncer, operando sobre el planeta Venus, debido a la gran relación que existe dentro de nuestro esquema terrestre con la cadena venusina de nuestro esquema que es de quinto Rayo se pudo realizar una triangulación cósmica y como efecto de esta triangulación cósmica inducida por las grandes fuerzas cósmicas vinieron a la luz las unidades humanas.

Cuando llegó el momento, así se lee en el libro de los Iniciados, cuando la divinidad dio su consentimiento se pusieron en marcha los Señores de la Quinta Jerarquía. Del plano monádico descendieron al plano mental de nuestro esquema terrestre unos hilos de luz monádica que llevaban prendidas en sus rayos la chispa monádica correspondiente al cuarto subplano del plano monádico solar y quedaron estacionados allí esperando la venida de los Ángeles Solares. A los Ángeles Solares se les llama también “Las empolladoras de los grandes núcleos monádicos de acción cósmica”.

Utilizando esta triangulación de fuerzas, utilizando el Quinto Rayo que corresponde a esta Jerarquía, utilizando un Cuarto Rayo que está en analogía con la Humanidad, que está en analogía con la constelación de Libra se produjo una avenida de los Ángeles Solares del Quinto plano cósmico al mundo mental de la Tierra creando aquello que son los grupos egoicos para constituir la raza de los hombres.

Parece fantasioso, parece romántica la idea de los Ángeles Solares o la venida de la Quinta jerarquía aquí en la Tierra. Yo les digo a ustedes que la verdad está mas allá de toda fantasía y por potente que sea la ideación del hombre jamas podrá penetrar en el secreto de estas vidas.

Deva Solar

[VBA:] Los Señores de la Llama

Interlocutor. — Los Señores de la Llama, de los que usted nos ha hablado, yo también he leído en las antiguas escrituras mayas que dicen que descendían de Venus, ¿no eran espíritus dévicos?

Vicente. — No, no, eran entidades psicológicas. Hay que distinguir lo que es un espíritu dévico de lo que es un espíritu monádico humano, porque el deva, el ángel, se manifiesta siempre en la línea del sentimiento, en cambio el ser humano, en todos sus niveles, se manifiesta por el pensamiento, por el deseo de conocer, su vida es difícil por cada experiencia, el deva no sufre, no sufre la experiencia humana, por lo tanto, no es creador, es constructor, está a las órdenes del ser humano, teniendo en cuenta algo muy importante, y es que hay devas tan importantes como puede serlo el Logos del Sistema Solar o el Logos del Sistema Planetario, y este próximo mes, cuando analicemos las jerarquías dentro de los rayos veremos muy claramente esta cuestión, ahora es un hecho aislado que parece que se escapa un poco del conjunto, pero, desde luego, tengamos en cuenta cuando hablemos de los Señores de la Llama que son aquellos Cuatro Señores, incluido Sanat Kumara, que vinieron de Venus en ocasión de la creación de la Jerarquía aquí en la Tierra. La Tierra hasta aquel momento, me refiero hasta la 5ª Subraza de la 3ª Raza, o la raza Lemur, estaba evolucionando en su sentido natural, hubiese llegado a la perfección al cabo de muchos millares de millones de años, pero, la introducción del germen de la mente a través del 5º Gran Principio Cósmico mediante Venus que es el principio del 5º Rayo, más la adición de fuerzas cósmicas actuando sobre la Tierra, hicieron posible la mente del ser humano. Ahora bien, también podemos decir que los devas de Venus colaboraron junto con los devas de la Tierra y que la unión de ambas entidades originó el principio de la electricidad.

Deva Solar

[VBA:] El trabajo de los Señores de la Llama

¿Qué sabemos realmente de los Señores de la Llama? La tradición esotérica nos dice que vinieron de Venus, pero Venus ¿en qué sentido, como planeta o como Esquema? No es igual el Esquema Venusino que el planeta Venus. Yendo al fondo de la cuestión, vemos que se trata fundamentalmente de la venida de unos exaltados Seres procedentes del Esquema Venusino que, a través del espacio, vinieron a la Tierra. Vinieron, tal como se dice ocultamente, envueltos en una nube de fuego, viajando a través de los éteres a la velocidad de la luz. ¿Qué hay que entender por esto?, hablando siempre muy esotéricamente, teniendo en cuenta que hablando esotéricamente es como se habla científicamente, pues el esoterismo no es sino la confirmación oculta de lo que vemos físicamente. Entonces, se trata de una visión científica a un grado tremendo de exaltación mental.  ¿Cómo vinieron a la Tierra los Señores de la Llama procedentes de la incalculable distancia que separa el Esquema Venusino —no el planeta Venus— del Esquema Terrestre? Si nos atenemos a la tradición esotérica condensada en las páginas del Libro de los Iniciados, o sea, el libro que condensa la sabiduría de las edades, veremos que hay algo muy científico en la descripción: “Envueltos en una nube de fuego, atravesando los éteres del espacio a la velocidad de la luz”. Ustedes saben que la velocidad de la luz es de 300.000 km/s. y que el hombre de la Tierra, recién ahora, ha logrado imprimir una velocidad superior a la velocidad del sonido. ¿Entonces, cómo se puede imaginar este raudo paso de los Señores de la Llama a través del espacio y viajando a esta enorme velocidad?… en todo caso se trata de un vehículo espacial. Hoy día la ciencia ufológica nos está informando de la visita de platillos voladores que, según se dice, –o según dice (la ciencia ufológica)-  proceden del espacio extraterrestre, pero ocultamente existen unas reglas muy distintas de apreciación para viajar por los éteres. Todo investigador esotérico sabe que para un Adepto planetario le es fácil fabricarse a voluntad un vehículo de Luz, llamando ocultamente “Mayavirupa”, mediante el cual se puede trasladar por el espacio terrestre, —no extrasolar— a la velocidad de la luz dando la sensación de instantaneidad, pese a las enormes distancias que puede atravesar sirviéndose de este vehículo.  Bien, si sabemos esto ocultamente, porque constituye uno de los grandes principios de la magia el que se pueda viajar por el espacio utilizando el cuerpo astral, y no hay ningún discípulo entrenado en un Ashram que no pueda a voluntad utilizar el vehículo astral para desplazarse por el espacio a grandes velocidades.  Pero yendo al fondo de la cuestión, si un Adepto planetario puede construir un vehículo de Luz, “el Mayavirupa”, mediante el cual se transporta por el espacio a enormes velocidades, cómo no imaginar -esotéricamente hablando, que es una forma muy científica de decirlo- (que) utilizando el poder de la voluntad de los Señores de la Llama, Sanat Kumara, sus tres Grandes Discípulos y 101 entidades venusinas, vinieron junto con el Señor del Mundo a instaurar en la Tierra la Gran Fraternidad Blanca. Bien, si tenemos en cuenta a la Humanidad de Venus, —la Humanidad de Venus está a la altura del Adepto de la Tierra—, cuando se nos habla de unos Adeptos venusinos, ¿cuál será su evolución, su poder sobre los éteres para crear un “Mayavirupa” gigantesco, quizá parecido a una nave espacial, conteniendo 105 Entidades venusinas, transportándose por el espacio tal como dice el Libro de los Iniciados a la velocidad de la luz?, ¿por qué no admitirlo? Al fin y al cabo la velocidad siempre es relativa.  Conociendo las leyes que rigen la luz, las leyes que rigen el éter mediante el cual nos comunicamos, es fácil poder deducir que la creación de éste Mayavirupa gigantesco fue una obra muy fácil de realizar por aquellos Grandes Adeptos. Además, ¿qué es lo que nos dice el Libro de los Iniciados en otra frase?: “Aterrizaron en la Isla Blanca de Shamballa”, la Isla Blanca en el Mar de Gobi. No conocemos hoy el Mar de Gobi y tampoco la Isla Blanca, pero el anclaje de Shamballa sí está allí, en el fondo del Desierto de Gobi, guardado por los Asuras y por los grandes Devas Planetarios, lugares inaccesibles a menos que se posean unas ciertas Iniciaciones planetarias.   El caso es que llegaron a la Tierra procedentes del Esquema Venusino 105 Entidades, generalmente se les denomina Los Señores de la Llama, aunque los verdaderos Señores de la Llama, del fuego mediante el cual se desplazaron por el espacio, se atribuye fundamentalmente a Sanat Kumara, —el Señor del Mundo—, y a Sus tres exaltados Discípulos, los cuales tenían la misión de construir mediante Su fuerza venusina el anclaje de lo que sería la Gran Fraternidad, o la Jerarquía Espiritual del Planeta, que no existía.  En aquel momento existía un reino mineral, un reino vegetal y un reino animal, con aquellos gigantescos animales que todos conocemos y con los cuales tenía que luchar el hombre animal de la Tierra. Según se nos dice, cuando vinieron los Señores de la Llama estaba desarrollándose en la Tierra la 5ª Subraza de la 3ª Raza Lemur, se trataba de unos hombres gigantescos de 3 y 4 metros de altura, y hasta (de) 5 metros se han encontrado cadáveres, singularmente en el Tíbet, que demuestran el aserto de que aquellos hombres debían ser potentemente fuertes en lo físico para poder luchar contra las inclemencias de lo que les rodeaba, el medio hostil de aquellos gigantescos animales, el plesiosauro, el ictiosauro, el mamut, todos esos animales que conocemos a través de la historia, pero que en aquellos momentos habían ejercitado hasta un punto muy elevado el sentido instintivo. El instinto del hombre para resguardarse y para luchar, había desarrollado en él una tremenda fuerza interna, la cual constituía una gran invocación al Cosmos, al Padre Eterno, que es el recipiente de todas las súplicas de los hombres de la Tierra y de todos los reinos que puedan existir. Entonces, cuando llegaron los Señores de la Llama e instauraron lo que sería la Gran Fraternidad en la Isla Blanca, en el Mar de Gobi, se dividieron en tres grandes grupos: Un grupo, Sanat Kumara, uno de Sus grandes discípulos, y otras 33 Entidades constituyeron el grupo llamado ocultamente “El de la fuerza dinámica de la acción venusina”. Otro grupo constituido por otras 35 Entidades venusinas al mando, o llevando la guía de un Gran Kumara, —discípulo de Sanat Kumara—, ejerció aquí lo que se denomina la  Fuerza de Vishnú, el 2º Rayo de Amor. Además, de la misma manera que el primer Kumara, después del Señor del Mundo, había inaugurado aquella era revolucionaria, fuerza tremenda en el sentido de crear las naciones de la Tierra y de crear las razas que la poblarían, también enlazó Su vida con el reino mineral, exaltando hasta extremos inverosímiles la fuerza de aquel reino. Era la Fuerza de Shiva o del Padre, la que se estaba manifestando a través del reino mineral.  Y por último, el tercer grupo de Señores de la Llama al mando de un Gran Kumara, instauró aquella forma de vida que daría nacimiento a lo que hoy llamamos civilización, la cultura de los pueblos. Era el Poder de Brahma, ejercitando la acción a través de la mente incipiente del hombre primitivo, enlazó su vida también con el reino animal. De manera que el reino animal se sintió robustecido y el hombre animal que participaba precisamente de la fuerza instintiva de los animales y que había desarrollado una gran conciencia social, lanzó a los éteres una gran invocación, y a esta invocación acudieron los Ángeles Solares. Los Ángeles Solares son aquella tremenda fuerza cósmica que produce la mente de los hombres. Tenemos mente como humanidad hace solamente 18.600.000 años, —dice siempre la tradición esotérica—, una cantidad fabulosa de tiempo que nosotros no podemos comprobar… es lo que dice la tradición esotérica. Entonces tenemos tres reinos establecidos, Sanat Kumara en el centro, casi podíamos decir que constituía el Ojo en el Centro que hemos examinado en conversaciones anteriores,  esto lo hemos visto retratado en muchos sitios, podemos decir que los Señores de la Llama, el que constituye el aspecto Shiva, Vishnú y Brahma, son los que ahora constituyen lo que llamamos el Manú, el Bodhisattva y el Mahachohan, y esto todos ustedes lo saben si han leído algún libro teosófico. Son las tres  formas de expresión de Sanat Kumara en nuestro planeta, en este 4º Planeta que está recorriendo su 4ª Ronda, dentro de una 4ª Cadena de mundos y dentro de un 4º Esquema, de ahí la naturaleza siempre que veremos el 3 y el Ojo en el Centro que es el 4. El 4 es el símbolo de la Humanidad y él es el símbolo de nuestro Universo, porque según se nos dice –esotéricamente hablando siempre–  nuestro Universo es un Universo de 4º Orden, lo cual significa desde un punto de vista cósmico que está recorriendo su 4ª Ronda en una 4ª Cadena Cósmica y que, por lo tanto, esta figura del cuadrado que surge del triángulo más el Ojo en el Centro ha de resultar muy familiar. Además, la entrada en los éteres del espacio de los Señores de la Llama, ofrece tres cuerpos de manifestación a Sanat Kumara, que es la expresión física, astral y mental del Logos Planetario. Es decir, que todo cuanto sabemos acerca de este Excelso Ser planetario, puede ser equiparado a cualquier manifestación del triángulo en cualquier fase de expresión, y esto lo hemos visto en conversaciones anteriores. Dense cuenta también, que Sanat Kumara –el Ojo en el Centro– merced a un tremendo sacrificio, ya que proviene de un Esquema tan sutil que su expresión física está una Cadena y una Ronda más evolucionado que el Esquema Terrestre, lo cual significa que introducirse en los éteres de la Tierra, en aquellos momentos en que todavía estaba por formar el reino mineral, el reino vegetal, y el reino animal era totalmente desconocido tal como lo conocemos ahora, existía solamente un ser, el hombre animal con cuerpo rudimentario, tosco, aunque potentísimo y de gran envergadura. Y sin embargo así empezó la obra de la Gran Fraternidad aquí en la Tierra. Primero, no solamente se crearon los tres departamentos del Manú, del Bodhisattva y del Mahachohan, sino que se unificaron los tres reinos, porque las Entidades venusinas a cargo de cada uno de los departamentos pudieron también hacer presión sobre el reino mineral, el reino vegetal y el reino animal, produciendo un tremendo despertar en los tres reinos. Se nos dice que la radioactividad procede de aquellos tiempos, cuando Brahma  —simbolizado por el Mahachohan—, se introdujo dentro del Kundalini planetario, se produjo una irradiación; esta irradiación constante es lo que ahora conocemos como radioactividad. Surgieron también las piedras preciosas en este reino, que es la exaltación de las piedras, de lo tosco, de los metales viles. Además, el reino vegetal adquirió por primera vez el verde característico de Venus, produciendo por primera vez que las montañas se poblaran de musgo en los primeros tiempos, que surgiesen árboles con flores y que diesen fruto. Es decir, que cuando hablamos de los Señores de la Llama, remontándonos a la tradición más antigua, tenemos que ver con las leyendas que dicen que procedíamos de extraterrestres. En realidad, podemos decir que son extraterrestres porque proceden de otro planeta, pero hay algo aquí muy importante, y es que Venus y la Tierra están kármicamente unidos, son dos planetas gemelos por decirlo de alguna manera, o al menos en una sintonía tan grande que no se puede mover nada en la Tierra que no  suceda en los cielos; se refiere aquí al cielo venusino, porque el reino humano de Venus está en el 5º Reino, en tanto que el reino humano está en el 4º Reino, es la evolución del tiempo. Entonces, ¿qué les debemos a los Señores de la Llama?, ¿qué les debemos a los Grandes Señores de Venus?… les debemos la civilización, la cultura, les debemos la mente, la capacidad de pensar, de recordar, de vivir los hechos históricos, de adquirir experiencia, de tener memorias, de acumularlas en el tiempo y crear una conciencia, cada vez más expandida.  Además, surgiendo del propio Sanat Kumara, recogiendo la gran herencia cósmica de Venus, se implanta en la Tierra el proceso iniciático, y desde entonces tenemos la posibilidad los seres humanos de convertirnos en Hijos de Dios, de pasar del 4º al 5º reino de la naturaleza, confirmando así la predicción de los sabios filósofos y profetas de todos los tiempos, que el hombre es un Dios, y hay que confirmarlo en la práctica, hay que ser en el tiempo y no que el tiempo sea en nosotros, si podemos comprender el significado del aforismo, y hacer las cosas de tal manera que podamos convertirnos nosotros en agentes de los Señores de la Llama.  En el transcurso del tiempo fueron los Iniciados de la Tierra los que ocuparon los cargos que antaño ocuparon los Grandes Kumaras Venusinos, y el primero que alcanzó la liberación fue aquel Ser que históricamente llamamos Gautama  El Buda, un príncipe del norte de la India. Fue el primer ser que se liberó, le siguió después Cristo y después el Maestro Júpiter, y otros Grandes Iniciados que ahora están ejerciendo las funciones que ocupaban anteriormente los Señores Venusinos. De manera que ahora, por decirlo de alguna manera, estamos entrando en una mayoría de edad, hablando en un sentido muy espiritual. Tenemos abiertas ante nosotros las puertas de la Iniciación, y el hecho de que comprendamos hasta cierto punto, o que dudemos hasta cierto punto lo que estamos diciendo, lo interesante es que ustedes estén aquí, y estén tratando de seguir atentamente cosas que aparentemente no tienen sentido, porque jamás podemos probarlo a menos que hayamos adquirido alguna gran Iniciación Planetaria; entonces nos mueve la fe, esta fe que transporta las montañas, que nos hace dignos de ser Hombres,  —con mayúscula—   y que, por lo tanto, todo cuanto estamos haciendo ahora, no es sino tratar constantemente de reproducir en nuestra vida aquello que está sucediendo en los cielos, y ésta es la obra del discípulo, ésta es la obra de los aspirantes espirituales del mundo, sin distinción de ideologías, credos o creencias religiosas, porque si bien los caminos son distintos, única es la finalidad para todos. Y por lo tanto, ésta finalidad es la que nos unifica, y conforme nos vamos acercando al centro nos sentimos más unidos, más compactos, más fraternales. Para mí, la importancia de lo que decimos acerca de los Señores de la Llama, acerca de si vinieron de Venus, y cómo vinieron, cómo se desplazaron es de importancia menor ante el hecho de que nosotros podemos vibrar a la manera de los Dioses, porque “igual es arriba que abajo, igual es abajo que arriba”. Y es esto lo que debe motivar la acción constante de nuestra vida… convertirnos en argonautas del Espíritu, de penetrar hacia dentro hasta descubrir el Santo Grial de la Conciencia, y convertirnos en ese Santo Grial. Si así lo hacemos no tenemos por qué preocuparnos, el karma es pasajero, la Paz es eterna, como la Vida.  Por lo tanto para mí, repito, el hecho de lo que estamos diciendo aquí, por importante que sea, es solamente  un pequeño peldaño en comparación con lo que sentimos internamente de acuerdo con la Ley. Se puede comprender o no comprender un razonamiento, pero si el corazón está abierto, lo cual significa que la mente está muy atenta, aunque aparentemente no exista la comprensión intelectual, existe una comprensión interna que nos hace solidarios los unos con los otros y juntos con lo eterno, con lo cósmico.

Deva Solar

[VBA:] La llegada de los Señores de la Llama

En el Ramayana —un extracto de los Vedas— se dice claramente: “Los Carros de Fuego se transportaron por el espacio y se encontraron con otros Carros de Fuego procedentes de otros lugares del planeta, que hubo confusión, duda, dolor y sufrimiento”, en virtud de que todas esas expresiones, en virtud de estos mecanismos que desconocemos totalmente, pero que son estudiados por los discípulos en el Aula del Conocimiento, en ciertos lugares de Shamballa. ¿Ustedes querrán aceptar como lógica la idea, de que los Señores de la Llama, vinieron en un vehículo espacial? Transportando 105 entidades, transportando Libros Sagrados de la Logia Venusina, explicando el Misterio de Venus; que los Ángeles Solares, aquellos exaltados seres que llevaron a la Tierra y a los hombres, aquel punto de Luz, que llamamos mente. ¿Cómo vinieron por ejemplo a la Tierra los Ángeles Solares? Dense cuenta que proceden del Sistema Mental Cósmico, significa que vinieron de aquella constelación dentro de nuestro sistema cósmico que se llama:  “El Quinto Plano Cósmico”, la Mente del Logos Cósmico. ¿Cómo se transportaron?, ¿Qué nos dice la tradición al respecto? La tradición dice exactamente: “Crearon una bola de fuego y todas las entidades que fueron conceptuados como los Hijos de la Mente, estuvieron penetrando en el aura de la Tierra hasta converger en el tercer Subplano de aquel Plano incipiente mental de la Tierra”. Fue una perfecta ayuda coincidente con la llegada de los Señores de la Llama y también con la venida de los Ángeles Solares, a quienes la tradición denomina, “Los Prometeos del Cosmos”. Pero estos son datos que si aplicamos analíticamente el principio de analogía hermético, nos habla de otros sistemas de comunicación, todavía más potentemente dinamizados, como por ejemplo el contacto entre dos galaxias. Saben ustedes en virtud de la ley espacio-tiempo, los años-luz que se precisa para llegar de una a otra galaxia, utilizando una velocidad que varía, según sea la constelación o la galaxia, lo cual significa que puede ser la velocidad de la luz o quizá mucho más que la propia velocidad de la luz, porque lo que importa es la comunicación más que el sistema.

Hay dentro del espacio cósmico una corporación de Dioses, una Jerarquía de Dioses, estrechamente relacionados entre sí, que traen fuerza y energía por  allí donde penetran.  Saben ustedes también, que un cometa es una fuerza impulsora que da vida a todas las constelaciones, sistemas solares, o en nuestro caso esquemas planetarios, para que pueda ir adelante su propia evolución. Deberíamos saber todos que cada planeta desarrollado tiene su Logia Espiritual, incluso se nos habla que los asteroides entre Marte y Júpiter, tienen también una especie de colonia, con una pequeña Jerarquía, que están siguiendo la evolución de Júpiter, no de Marte. Marte es un planeta menos evolucionado que la Tierra, es un planeta totalmente físico como el nuestro, pero la evolución de la humanidad de Marte no es tan adelantada como la nuestra. Dirán ustedes que la nuestra no está muy adelantada, pero existe aquello que llamamos la corriente vital de los grandes Embajadores Cósmicos o Avatares. Un avatar por ejemplo de la categoría de Buda, no precisa ningún método de comunicación porque está su morada dentro del propio contexto de la Tierra, solo precisa ir reduciendo su propia espiritualidad, —y ahí está el gran sacrificio de Buda— hasta llegar a una compresión tal, que puede ser visible por los hombres de la Tierra, o al menos por aquellos que tienen ciertos dotes de clarividencia. Es entrar en una 3ª dimensión, “en los éteres de esta dimensión” procedente de los niveles súper sutiles cósmicos, al cual accede en virtud de su 8ª Iniciación. Puede considerarse un Logos, es un Avatar, es nuestro Hermano Mayor, que junto con el Cristo están llevando a la humanidad desde hace muchas edades la florescencia de un estímulo espiritual, que nos ensalza, que nos eleva, que permite la continuidad de la evolución a pesar de lo que estamos percibiendo socialmente en la actualidad.

[…]

Por lo tanto, si cada sistema galáctico, si cada constelación, si cada sistema solar, si cada planeta tiene su propio medio de comunicación, habrá que suponer gracias a la esplendente identidad de estos seres maravillosos, que son los regentes de grandes galaxias, para comunicarse con otras galaxias. ¿Sabemos algo de esas comunicaciones? Sabemos una cosa, y esto quizá nos ayude a comprender el resto, que al llegar a cierta etapa del Aula del Conocimiento de la Jerarquía, en que al discípulo se le enseña a crear un Mayavirupa, es decir, un vehículo creado a voluntad, para poder desplazarse por el área de la Tierra. Hablamos del aspecto interplanetario, los Adeptos pueden crear a la perfección un vehículo mediante el cual pueden manifestarse físicamente en cualquier lugar de la Tierra, en cualquier lugar del plano astral de la Tierra, y en cualquier lugar mental. Se habla también que se puede crear un Mayavirupa colectivo, y había la discusión entre sí los Señores de Venus crearon una nave de esta categoría o si bien vinieron en un vehículo espacial. Libros, digamos inéditos del Maestro Tibetano, dicen; “Todavía se guarda en Shamballa el vehículo espacial que transportó desde Venus a la Tierra al Señor del Mundo y sus acompañantes”. Esto cada cual lo puede tomar a su manera, no es materia de fe, sino materia de comprensión, y si una persona se da cuenta de que realmente se puede crear un artefacto o un mecanismo del tipo del Mayavirupa, o si será más fácil para ellos tener un vehículo espacial suficientemente bien dotado para poder penetrar en la atmósfera de otros mundos y volver a la Tierra con toda seguridad. Porque dense cuenta ustedes, que hay que vencer la resistencia de los éteres y hay que tener unas aleaciones especiales que puedan desplazarse de unas galaxias a otras, utilizando una velocidad más allá de la supersónica y quizá más allá de la Luz, sin que la fricción de la velocidad en el tiempo al rasgar los éteres no se ponga incandescente y pueda llegar con toda tranquilidad a su destino y realizar las buenas obras que tiene que realizar.

[…]

Pregunta –  En el caso de Sanat Kumara y los 105 acompañantes, me pregunto yo, si quizás rozando la teoría de Einstein, solo aquellos vehículos que fueran de la naturaleza de la luz podrían transportarse a la velocidad de la luz o incluso superiores, en cuyo caso la concurrencia necesaria de un vehículo, quizás no fuera tan imprescindible, a no ser que albergara otros artefactos o acompañantes no tan evolucionados como ellos. ¿Qué te parece esto?

Vicente – Cuando hablamos de un vehículo espacial venusino, hablamos de algo insospechable para la técnica moderna de nuestros días, es inconcebible, simplemente, porque dentro hay 7 dimensiones, y se van ajustando a las dimensiones conforme se van atravesando los éteres que separan los mundos, utilizando el éter como sistema de proyección, y el éter  “por los Grandes adeptos como el caso de Sanat Kumara” puede ser manipulado o puede ser dirigido, amaestrado, manipulado hasta conseguir un fin. Entonces, dentro de estos sistemas espaciales de desplazamiento, si hay 7 dimensiones, cada dimensión será ocupada por aquellas personas o aquellos seres, animales, plantas, como fue el caso de la venida de los Señores de la Llama, que durante el transcurso rápido que va de Venus a la Tierra no sufran deformación alguna. Sanat Kumara puede estar en el 7º nivel con los 4 Señores de la Llama, luego en la 2ª dimensión van descendiendo en vibración los demás seres que le acompañaron, 105 seres que como ustedes saben fueron la simiente de nuestra Jerarquía Espiritual o Gran Fraternidad Blanca, no existía todavía, no existían métodos de desplazamiento, existían grandes Ángeles que cuidaban de los tres primeros reinos; mineral, vegetal y animal. Así que por disposiciones solares, lo cual significa que el mandato proviene de la Logia Solar, se tiene en cuenta que dentro de su sistema, digamos chákrico, la Tierra no responde a su función todavía. Es cuando surge del espacio esta oleada de vida que llega a la Tierra y empieza a funcionar según el orden venusino o la Gran Fraternidad Blanca, de la cual tanto se ha hablado y tanto se hablará. ¿Se dan cuenta? Lo científico y lo esotérico, son la misma cosa y no hay más misterio ni secreto que la ciencia, el científico no reconoce el milagro, reconoce un hecho natural e investiga este hecho natural o al menos deberían hacerlo los científicos del mundo, y los demás están oteando el horizonte buscando perspectivas que les libre de su mísera situación aquí en la Tierra.

Esquemas

[VBA:] Logos Planterio de los Esquemas

Todo cuando existe está comunicado internamente mediante el Éter, cuando existe una simpatía vibratoria, significa que en un aspecto hay una sintonía entre dos mentes, o dos Sistemas Solares o dos Esquemas. Tenemos un ejemplo vivo de intercomunicación trascendente en las relaciones que sostiene nuestro Logos Planetario, con el Logos Planetario del Esquema de Venus, la frecuencia  de estas dilaciones, la sintonía entre ambos exaltados seres permitió que se instaurase en la Tierra la Gran Fraternidad Blanca, mediante la aportación de los Señores de la Llama o Señores Venusinos, y la misma intercomunicación existe cuando desde el 5º Subplano del 5º Plano Cósmico o Mental Cósmico, vinieron a la Tierra para ayudar a la Humanidad, aquella estirpe angélica denominada de los Hijos de la Mente o Ángeles Solares.

http://www.internetarcano.org/wp-content/uploads/2001/01/dneii-192.gif

[VBA:] La constitución de la Gran Fraternidad Blanca

Se nos dice ocultamente, y mucho de cuanto hablemos aquí tendrá que ser captado más con la intuición que con el intelecto, (que) todo el poder amalgamado de todos los tiempos, toda la santidad acumulada en el corazón humano ha llegado el momento en que se pone en contacto con la tradición esotérica del pasado, y se pone en contacto con esta comunión de los santos, con esta comunión apostólica de todos los seres Hijos de Dios que se liberaron a través del tiempo y que ahora están tratando de ayudarnos. Debido a este esfuerzo colectivo de estos seres que se liberaron, por su estímulo, hoy estamos hablando de iniciación, y aunque hagamos historia, –porque hay que hacer historia– porque decirles a ustedes, y repito que hay que tomar esto en consideración intuitiva más que mental, hay que buscar dentro del corazón por si hay allí algo que resuene, un eco de aquello que estamos tratando de decir, esta comunión de los santos viene trasportada a nosotros desde aquel momento en que en virtud de una gran decisión solar, de un Propósito del Dios de nuestro universo, visando la evolución de nuestro pequeño planeta Tierra, motivó que un gran espíritu de compasión se desbordara desde el planeta Venus, y en respuesta a la solicitación solar vinieron al planeta los Señores de la Llama. Los Señores de la Llama constituyen, por así decirlo, el núcleo vital de lo que después sería la Gran Jerarquía Planetaria o Gran Fraternidad Blanca, de la cual todos tenemos una pequeña o gran noción. En virtud de aquella decisión, y visando el éxito que había tenido en Venus la implantación del sistema iniciático, y luego veremos por qué, debido a una gran vinculación kármica entre Venus y el planeta Tierra se pensó arquetípicamente, allí, en las grandes oquedades de los planos cósmicos de la Mente de Dios, que quizá el planeta Tierra respondería asimismo a la impresión jerárquica de la iniciación, porque la iniciación implica una aceleración del ritmo evolutivo de cualquier planeta en no importa qué tipo de universo. Lo ideal es que al incidir en el aura etérica de la Tierra la presencia de Sanat Kumara y de los Señores de la Llama, y al incidir también en virtud de la decisión solar, y en virtud del espíritu de compasión de aquél gran Adepto de Venus se proclamó aquí en la Tierra por vez primera en su historia lo que llamamos Jerarquía Espiritual. Según se nos dice, unos 18.000.000 de años, pero, yo no lo puedo esto probar, ¿verdad? Por esto les digo que tendrán que apelar mucho a la intuición y ver si en su corazón algo responde afirmativamente, o escuchar muy atentamente porque cuando hay mucha atención la mente cesa de actuar y, entonces, el corazón se abre. Y el corazón sabe, y la mente solamente conoce. Siempre tendré que decir esto porque es la realidad. Si están ustedes muy atentos, contemplativos, por así decirlo, ustedes captarán la verdad por intuición, por el corazón, no por la mente. La mente solamente está capacitada para traficar con pequeñas verdades, el corazón está capacitado para medir la inmensidad del Cosmos.

Bien, se puede prescindir muy bien del tiempo porque, como decía el amigo Juan, el tiempo para la Jerarquía no tiene demasiada importancia. Un hecho evidente, todo cuanto registran nuestros vehículos de percepción sensible se realiza a la velocidad de la luz, o sea, a 300.000 km / sg., al pasar al plano emocional la velocidad ha sufrido lo que se llama una progresión geométrica, multipliquen ustedes y verán ustedes cuál es la velocidad de la luz astral. Solamente para indicarles que hablamos de unas ideas tan importantes, tan cósmicas, que esto no lo puede contener, es imposible que esto contenga una idea cósmica. Pero, el corazón sí. Si están atentos el corazón reflejará la grandeza de lo cósmico, y la mente dejará de juguetear con pensamientos y seguirá la idea cósmica que tratamos de emitir. Decimos solamente algo, que al incidir los Señores de la Llama procedentes de Venus llevando la luz de los altos lugares, tal como esotéricamente se dice, la Tierra sufre una gran transformación. El reino mineral se hace radiactivo, muchas unidades de conciencia del reino mineral pasan al reino vegetal. El reino vegetal adquiere una sensibilidad desconocida. Y muchas unidades de conciencia que pertenecían monádicamente al reino vegetal pasan al reino animal, y aquí la transformación es todavía mayor porque se opera una crisis dentro de este alma-grupo que llamamos el reino animal, y por primera vez en la historia de la humanidad se produce un hecho cósmico, sale a la luz el reino humano segregado de las unidades de conciencia del reino animal. Todo esto nos indica que la presencia de Sanat Kumara y de sus tres grandes discípulos, llamados técnicamente en su conjunto los Señores de la Llama, han creado las condiciones precisas dentro del aura etérica del planeta para la iniciación, porque habitualmente los planetas de nuestro Sistema se basan en una ley cósmica reconocida como Ley de Economía de Fuerzas, y el ser humano y los demás reinos van evolucionando lentamente, hasta que llega un límite en el cual ya se produce espontáneamente la iniciación. Cuando hablamos de la iniciación en relación con nuestro planeta, en relación con Venus, y en relación con otro planeta cuyo nombre permanece secreto, pero que está en la 4a Ronda, se produce también sintomáticamente una iniciación, es decir, que el Logos Solar está enviando más energía potencialmente, rompiendo con la ley de economía que rige para todos los demás planetas y al incidir dentro del reino humano produce esta eclosión de cualidades -no digo facultades- que hacen posible la iniciación. Pablo de Tarso decía muy claramente que el Reino de Dios puede ser arrebato por la violencia, ¿qué quería decir Pablo de Tarso con estas palabras? Estaba hablándonos del proceso iniciático, que se inició precisamente con la individualización del reino animal pasando al reino humano. También siendo muy críticos en esta idea podemos decir que sintónicamente la gran efusión de energía que existe en la Tierra por efecto de la invasión de la energía venusina, se produce también un llamado cósmico del propio Sanat Kumara hacia las alturas pidiendo ayuda para aquellos seres que se están individualizando, y como respuesta del 5o Plano Cósmico, la Mente de Dios, vienen al plano causal y de allí ensamblan, por así decirlo, con el aura de los seres humanos los Ángeles Solares, aquellos que simbólicamente son definidos como los Prometeos del Cosmos.

http://www.internetarcano.org/wp-content/uploads/2001/01/dneii-192.gif

[VBA:] La Instauración de la Jerarquía en la Tierra

Cuando en la charla anterior hablamos de la Venida de los Señores de la Llama nos referíamos también a un triángulo constituido aquí en la Tierra como base de la evolución espiritual de todos los reinos. Aquello que en el sistema solar se convertía en Shiva, Vishnú y Brahma, al llegar a nuestro planeta adoptaba la forma de los tres Kumaras con el Ojo Central de Sanat Kumara o el Señor del Mundo. Quizá habrá que repetir siquiera muy brevemente, cómo y el porqué se produjo la Instauración de la Jerarquía aquí en la Tierra. Fue como decía anteriormente una decisión solar, fue una razón específica, muy esotérica, no sé hasta que punto podrá ser comprendido intelectualmente; en virtud de lo cual, en la 4ª Cadena de la 4ª Ronda de un Sistema de Mundos, hay un planeta que es físico, el 4º, y dentro de nuestro sistema solar nuestro planeta Tierra es el más denso, el más físico, por lo tanto, el que tiene que luchar más para surgir adelante con el programa místico de la evolución.

Llegados a este punto, cuando llega el 4º Planeta a la existencia, cuando llega la existencia a la 4ª Subraza de la Raza Atlante o la 4ª Raza y se producen ciertas situaciones planetarias en virtud de las cuales existe una alta frecuencia cósmica de energía eléctricas dentro del sistema solar, se produce un hecho sustancial y esto ocurre anteriormente como base esencial de nuestra evolución como humanidad durante la 5ª Sub-raza de la 3ª Raza, la Raza Lemur. En virtud de este proceso, de esta decisión solar, encarna en nuestro mundo un gran Adepto del sistema evolutivo de Venus, de su Esquema Terrestre. Si bien dijimos que llegaba con los Señores de la Llama, hay que ampliar mucho la idea porque trajo consigo primero, los Tres Kumaras o Grandes Discípulos sobre el Ashrama del Océano, trajo también cuatro huestes de ángeles, los esotéricamente llamados Hijos del Sol, los Ángeles Azules, los Ángeles Carmesí, los Ángeles Verdes y los Ángeles Violeta, de procedencia netamente venusina.

Los Hijos del Sol fueron aquellos —anteriormente a la llegada de Sanat Kumara— que introdujeron un Talismán Sagrado en la Isla Blanca del Mar de Gobi, preparando, tal como se dice en el Libro de los Iniciados, la Venida del Gran Señor. Una vez establecido el Talismán Sagrado, existen unas corrientes tremendas de carácter cósmico circulando entre el Corazón del Sol, el planeta Venus y el Talismán Sagrado. La Tierra empieza a hacerse rotativa y en virtud de este proceso, unos siglos después, el Logos Solar considera que es oportuno ya la encarnación dentro del planeta Tierra de Sanat Kumara o el Señor del Mundo, este gran Adepto venusino. Este proceso está regido astrológicamente, porque si bien nosotros conocemos algo la astrología, no sabemos nada de la Astrología Ashrámica o la astrología, digamos, Jerárquica, que tiene que ver con ciclos de tiempo que nuestra mente es incapaz de controlar. Pero, en virtud de la decisión y para que pueda encarnar en este cuarto planeta —el de la máxima condensación— el Logos Planetario, toma existencia en la Tierra Sanat Kumara. Como dijimos, la venida de Sanat Kumara lleva una gran conmoción en todo el sistema planetario, porque no solamente su llegada aquí con los Tres Kumaras o los Señores de la Llama, que cada cual en virtud de su propia ley, de su propia especie, de su propia evolución, tienen a su cargo todos estos ángeles que hemos mencionado anteriormente. Una parte de los Ángeles Azules o Hijos del Sol regresan a Venus, se queda aquí una pequeña parte para guardar tal como se dice secretamente el Talismán Sagrado Iniciático, del Logos Planetario, y son precisamente aquellos que más adelante estudiaremos que asisten al Señor del Mundo en sus iniciaciones planetarias.

El primer Kumara se introduce en el reino mineral y allí trabajan los devas color violeta, rigen el reino mineral y reproducen dentro de sus características un proceso similar pero absolutamente superior al registrado en la cadena de Saturno, dentro del cual nuestra humanidad presente está realizando su evolución mineral. La reproducción de este proceso trae como consecuencia dos hechos muy importantes; primero, muchos minerales burdos se convierten en minerales nobles, el plomo con una modificación química se convierte en oro, el mercurio en plata; pero el más importante es el que se produce dentro de ciertos estratos geológicos produciendo las piedras preciosas; y todavía más adelante, en las últimas fases del proceso de este gran Señor y de los devas violeta, se produce por primer vez en la Tierra el fenómeno de la radioactividad, que es una especie de electricidad desconocida hasta este momento en el planeta Tierra.

El segundo Kumara trabaja con el Esquema Solar, o con la Cadena Solar de nuestro propio Esquema Terrestre. Tiene que ver con el reino vegetal, y la llegada de este gran Kumara con los devas verdes revive la experiencia de nuestra humanidad cuando estaba realizando su evolución vegetal en la Cadena Solar. ¿Qué trajeron estos devas verdes dirigidos por el segundo Kumara? En primer lugar trajeron una modificación sensible en el orden del reino vegetal, y muchos árboles que todavía daban frutos solamente ácidos se convirtieron en dulces mediante un proceso alquímico en la vida de la naturaleza. Solamente dejaron los cítricos conocidos actualmente, los limones, por ejemplo, las fresas, las naranjas, porque tienen virtudes curativas, por lo tanto, no atentan contra la salud del hombre sino que le ayudan. Trajeron dos especies de fruta desconocidas en la Tierra: el plátano y la manzana; la manzana porque tiene un simbolismo realmente venusino y el plátano porque tiene todas las propiedades para alimentar al hombre sin otra cosa. Muchas plantas dieron flores, la flor perfumada o con perfume desconocido en la Tierra, y la expresión en el reino vegetal de la presencia del segundo Kumara y de los ángeles verdes dan como consecuencia las hierbas aromáticas y el perfume de las flores. Con el tiempo nos daremos cuenta esotéricamente de que el perfume constituye una de las bases de la Creación. ¿Qué trajeron además? Trajeron algo que sería para los hombres de importancia capital dentro de su evolución, y fue el trigo, el maíz y el arroz, que todavía eran desconocidos su especie aquí en la Tierra. Seguramente traerían otras cosas, pero lo que interesa es que el gigantesco impulso que dio el segundo Kumara trabajando sobre el reino vegetal a través de los devas verdes venusinos produjo la sensibilidad, y por primera vez en la historia del planeta la superficie de la Tierra se cubrió de un verde intenso y brillante en oposición al verde amarillento que constituye la máxima evolución del reino vegetal.

Y después la obra del tercer Kumara tiene que ver con la evolución del reino animal. El tercer Kumara a través de los devas carmesí, los devas color rojo, crea por primera vez la sangre del plasma tal como lo conocemos actualmente, y da calor a los vehículos del hombre que todavía estaban por dar. Significa también que hay una relación simpática con el reino etérico, hay que decir también que la unificación de ciertos ángeles lunares que coexistían con el aura de la Tierra y los devas azules que mencionamos anteriormente creó el fenómeno de la electricidad. Ustedes saben que la electricidad es algo muy sencillo, pero los hombres de ciencia todavía no han descubierto su origen, pues bien, esotéricamente se sabe que fue un equilibrio entre los devas lunares de carácter negativo y en relación o en equilibrio con los ángeles azules o Hijos del Sol que llevaron el Talismán Sagrado del tercer aspecto de Brahma aquí en la Tierra, constituye la primer fuerza eléctrica en la vida de la naturaleza.

Además, reviviendo un remoto pasado en la Cadena Lunar, dentro de la cual nosotros —la humanidad actual— realizó su evolución el reino humánico, vienen de Venus, transportados por el espacio —y aquí hay mucha tela que cortar— las semillas de algunos animales que debían constituir aquí en la Tierra un punto de contacto con la vida animal del reino de Venus. La principal creo yo que por su simbolismo es el caballo blanco. El caballo en aquellos tiempos apenas era conocido, se conocía los asnos, una especie tremenda de animales cuadrúpedos que nada tienen que ver con los actuales caballos; dense cuenta, buscando la simbología, que siempre sobre un caballo blanco cabalga el hombre que domina sus pasiones, Santiago el Apóstol, por ejemplo, y el propio Maestro Morya en los Himilayas está montado en un caballo enteramente blanco de procedencia venusina de las primeras especies llegadas a la Tierra. Vino también, por su carácter tremendamente social, el perro de San Bernardo, desconocido, es un carácter muy raro en relación con los demás cánidos en la vida de la naturaleza. Esto para decir solamente alguna de las especies que hemos podido investigar esotéricamente. Además, viene a la Tierra, para enseñar a los hombres lo que es una convivencia social perfecta, unos insectos que todos conocemos que son las abejas y las hormigas, y un tipo de mariposas bellísimas que han desaparecido ya de la Tierra, pero que dieron vida a todas las mariposas, a toda la esencia, digamos, de este insecto en la vida de la naturaleza y en el reino animal. Además, viendo trabajar las abejas, el hombre que es curioso por naturaleza, se da cuenta de lo que es una verdadera convivencia social, cómo todos trabajan, cómo todos se ayudan, lo mismo pasa con las hormigas. Naturalmente, el hombre se quiere entrometer con todas estas cosas y efectuando ciertas trasmutaciones con las abejas crea las avispas, lo cual significa que crea un animal que nada tiene que ver con Venus, ya es de procedencia netamente terráquea. Luego, las combinaciones que efectúa con las hormigas iniciales da como consecuencia hormigas de carácter agresivo, hormigas carnívoras porque están ya en manos del ambiente del hombre.

Estas cosas ustedes dirán parece una novela y quizá se pregunten también cómo es posible que puedan ser dichas estas cosas que han pasado con un área, digamos, de tiempo tan fabulosa, como puede ser los 18.500.000 años en que nosotros poseemos mente, coincidiendo precisamente con la llegada de los Ángeles Solares, que son una emanación del segundo aspecto de la Divinidad en contacto con el Señor del Mundo aquí en la Tierra, y produciendo lo que conocemos ahora como humanidad. Pues bien, la rememoración de cuanto hicimos en la Cadena de Saturno, de cuanto hicimos en la Cadena Solar, de cuanto estuvimos investigando y creando en la Cadena Lunar hasta llegar a nuestros días, se ha producido el gran milagro de síntesis y, ustedes se preguntarán por qué es un milagro o por qué un milagro tiene el hombre de síntesis, precisamente porque nuestra humanidad se haya actualmente ocupando el 4º Reino dentro de un 4º Planeta dentro de una 4ª Ronda —de siete Rondas que tiene cada Cadena— y dentro de la 4ª Cadena; significa también que dentro de todas las Cadenas que evolucionan en nuestro universo —son cuarenta y nueve— la nuestra es la única que actualmente ocupa el centro de la evolución, de ahí la importancia que tiene la humanidad vista objetivamente por los Grandes Señores del Cosmos. Este sentido de valores, cuya explicación ustedes deberán aceptarla como hipótesis, habida cuenta que yo a ustedes no les puedo demostrar la verdad de cuanto les estoy diciendo, pero sí les puedo decir que todo cuanto realicemos en la vida, que todo cuanto pensemos y que todo cuanto sintamos queda registrado en el éter, si no ¿cómo ustedes podrían recordar un hecho si no estuviese guardado indeleblemente en cualquier área o porción de ustedes mismos? ¿Se dan cuenta que todo deja su memoria en el tiempo? Pues bien, desde que el mundo empezó a ser empezó a emitir memorias y estas memorias quedaron registradas en el éter del espacio. Así que si hay algún ser privilegiado que sea capaz de ver las cosas más allá de la dimensión física y pueda llegar a ciertas regiones del éter más sutil, podrá ver todo aquello que se hizo en el planeta a través del tiempo. Así, no es extraño que vengan los videntes, los profetas y los sabios, que con miles de años de anticipación dicen lo que va a pasar o que digan lo que pasó, porque todo está en el éter, todo forma parte del Akasha Universal, que es la memoria cósmica.

Deva Solar

[VBA:] Los Grandes Seres venusinos que establecieron la Gran Fraternidad Blanca aquí en la Tierra

…de aquellos Grandes Seres venusinos que establecieron la Gran Fraternidad Blanca aquí en la Tierra, se planteaba la idea de cómo fue posible que llegasen a la Tierra, siguiendo como decía anteriormente el aspecto científico de Su venida. En los Vedas hay un pasaje muy ilustrativo al respecto que dice: “Los Señores de la Llama vinieron a la Tierra dentro de una bola de fuego y envueltos en rayos de luz”. ¿Qué podía significar para una mente científica esta afirmación técnica o védica?… simplemente que de existir un medio o mecanismo de locomoción procedente de los Altos Lugares del Sistema, y utilizado inteligentemente por los Señores de la Llama para desplazarse por el espacio a velocidades inauditas. Conocemos la velocidad del sonido y la velocidad de la luz, y sabemos que un rayo de luz tarda en llegar a la Tierra a 300.000 Km/s, unos 8 1/2 minutos. Pero si se acepta en orden a la cuestión esotérica lo que dicen los Vedas, de que vinieron como faros de luz, ¿no cabría también imaginar que hubiese un mecanismo espacial que llevase las 105 Entidades venusinas a una velocidad inaudita por los espacios siderales hasta llegar a la Isla Blanca, en el Mar de Gobi, donde ahora está Shamballa? En todo caso ya no hay que admitir que sea el desplazamiento de Venus a la Tierra, sino que el desplazamiento será seguramente desde el Esquema de Venus, que está inconcebiblemente más alejado de la Tierra que el propio planeta, pasando por todas las Cadenas y Rondas y Globos hasta llegar a coincidir en esta 4ª Cadena, en este 4º Globo, la Tierra, que está dando su 4ª vuelta o Ronda alrededor de esta 4ª Cadena.  En todo caso, hay algo que conoce seguramente el esoterista que es cómo y de qué manera se desplazan los Adeptos por el espacio, utilizando solamente un vehículo de luz llamado “Mâyâvirûpa”, que Ellos crean por el poder de Su propia voluntad, y utilizando unos medios de locomoción que seguramente son de instantaneidad en el tiempo, lo cual está mucho más allá de la velocidad de la luz, que precisa un desplazamiento. Sin contar la curvatura de los rayos de luz, porque el espacio contiene gravitación; no vemos nada en el espacio pero hay gravitación. Lo que se llama curvatura del espacio, por ejemplo, no es tal curvatura, es la curvatura de los rayos de luz que al atravesar las capas etéricas del espacio, se están tomando la forma parabólica, es decir que no van rectas. ¿Por qué?… porque existe gravedad. Hablamos de gravedad, y siempre la gravedad en tres dimensiones. ¿Existirá gravedad en todos los planos del universo?, ¿o existirá gravedad en todos los universos por igual?, ¿o será la luz una constante cósmica?, ¿o solamente la luz conocida es la luz de tres dimensiones que conocemos aquí en la Tierra? En todo caso hay que estar muy atentos y no despreciar las investigaciones científicas. Empleando las investigaciones científicas, por ejemplo de la ufología, la ciencia que estudia los mecanismos que -según se dice- van y vienen por el espacio, procedentes de no se sabe qué planeta, constelación o galaxia. Solamente quisiera advertir algo, y es que no puede penetrar en el planeta Tierra ningún artefacto, ni mecanismo, ni entidad, sin pasar por una frontera –un “Círculo no se pasa”– impuesto por las leyes evolutivas del propio planeta y por la Voluntad de su propio Regente Sanat Kumara. Entonces, se nos puede decir que somos visitados constantemente por naves espaciales, naves espaciales que no pueden enseñar nada a la Jerarquía Espiritual de la Tierra, que es una reproducción de la Gran Logia de Sirio de la cual tomó toda Su fuerza la Gran Logia que existe en el Esquema de Venus.

Agnisvatta

[VBA:] Naturaleza y misión de los Ángeles Solares

El Maestro Tibetano dice: El Ángel Solar es un iniciado de todos los grados; no sé que es lo que quiere significar exactamente con todos los grados, pero se refiere a lo conocido en nuestro sistema planetario, es decir, que un individuo que tiene la 5ª Iniciación es un Adepto, y cuando tiene la 6ª Iniciación es un Chohan de Rayo, por lo tanto, no sé, pero tendrá una gran iniciación un Ángel Solar. Pero, lo que interesa del Ángel Solar es que es un iniciado que decidió venir a la Tierra a ayudar a la humanidad cuando la humanidad todavía estaba en la etapa del reino animal, y se dice que el hombre-animal había adquirido unas grandes proporciones, tenía unos tres o cuatro metros de estatura, era muy corpulento, tenía que luchar contra los animales de la antigüedad, de la prehistoria, los dinosaurios, los plesiosauros, los mamut y toda esta serie de especies que han desaparecido ya, pero que se encuentran huesos todavía. Pero, lo interesante es que en aquel momento hubo una gran concentración de energías de Shamballa;  el Señor del Mundo pidió, rogó —porque su cuerpo de expresión es el planeta— si podía, si aceleraba la evolución de la humanidad, y a través del Logos Solar los destinatarios…, porque cuando hay una reunión en Shamballa hay enviados de todos las logias, de todos los planetas del sistema solar, más unos enviados de Sirio, más unos enviados del propio Logos Solar, ángeles de grandes categorías espirituales o grandes Chohanes, están allí y formalmente, quizá la evolución lo estaba ya esto previendo desde hace muchos cientos de años, y solicita que sea acelerada la evolución de la humanidad, que es el centro, digamos, laríngeo en su totalidad dentro del planeta,  y entonces, es reconocida la gracia y se decide que se tenga en cuenta la misma regla que existió cuando fue iniciado el Logos del planeta Venus en parecidas circunstancias y que como tuvo éxito y se convirtió poco después, bueno cuando decimos poco después hablamos de millones de años, pero, pocos millones de años después adquirió la categoría de un planeta sagrado; con estas referencias el Logos Solar dijo: Vamos a efectuar la prueba, y entonces, con esta prueba hay unas grandes conclusiones, primero: Que el Logos Planetario —de nuestro sistema terrestre— no tenía contacto con el planeta, solamente tenía un elemental físico con el cual estaba atado, pero tenía un cuerpo físico, digamos, completamente estructurado, sea como sea,    decidió reencarnar en el cuerpo físico del planeta y lo hace a través del ser que en los anales esotéricos conocemos como Sanat Kumara, Sanat Kumara es un gran iniciado de la Cadena de Venus, que decidió o que aceptó hacerse cargo del planeta físico, astral y mental, para que pudiera el Logos Planetario encarnar cuando fuese menester en aquel planeta. Es un caso muy similar, casi idéntico con el del Cristo y el Maestro Jesús, que no es la misma cosa, Jesús es un hombre y Cristo es Dios, es un Dios o una Divinidad, y entonces, se decide que Cristo reencarne en el cuerpo de Jesús durante tres años, el Maestro Jesús ya ha estado durante treinta años purificando el cuerpo físico, y cuando el cuerpo está completamente purificado en todos sus aspectos entonces desciende el espíritu de Cristo, y durante tres años… —porque de Cristo solamente sabemos durante tres años, al menos como enseñanza, es decir, que la historia de Cristo es un misterio— entonces durante tres años explica todo un misterio, digamos, de la creación, y todos los misterios que se dieron para la humanidad en aquellos momentos.

Bueno, pero coincidiendo con la venida de Sanat Kumara con ciento diez entidades venusinas, más unas huestes de ángeles de Venus, más una serie de elementos de la naturaleza, como por ejemplo, el arroz, el trigo, las hormigas y las abejas y ciertos elementos del reino vegetal, sobre todo las flores de cinco puntas, entonces, se presenta en la Tierra; seguramente que es el mito del gran platillo volante que desciende en el desierto del Gobi, el desierto de Gobi antes era un mar y había una pequeña isla, y dice que aterrizó en aquella isla del mar de Gobi, después según dice la tradición, los que conocemos algo esoterismo sabemos que un Adepto puede manifestarse a voluntad con su cuerpo físico sin necesidad de utilizar ningún vehículo espacial, se puede trasladar en conciencia, por lo tanto, vamos a dejarlo que sea un platillo volante lo que se presentó allí en la isla blanca de este mar de Gobi, entonces, en el transcurso de las épocas instauró su reinado allí, en materia etérica de la más alta vibración y que es invisible para los ojos de las gentes, está oculto allí, después con el tiempo el mar se seca y se convierte en un desierto desconocido, la isla blanca en el desierto de Gobi. Pero bien, a lo que íbamos, coincidiendo con esta gran apertura de fuerza que era una aceleración de la evolución de la humanidad, coincidiendo con esta tremenda energía que proviene de Venus, más las potestades solares, extrasolares y de los propios planetas que han entregado también allí sus energías para ayudar al planeta Tierra, son hermanos los planetas entre sí, por lo tanto, hay una respuesta de los que llamamos los Ángeles Solares, que son seres que están más allá del Nirvana, y por lo tanto, no tienen porque reencarnar, pero se nos dice que es tanto el amor que sienten por… no por la humanidad sino por las humanidades que están sufriendo el karma, digamos, como seres humanos, que decidieron entregarse para que la humanidad surgiendo ya del reino animal fuese un hecho en la naturaleza; y para ello, enlazan el plexo solar, un puntito que ya empezada a destilar sus energías hacía el cerebro, que era un incipiente cerebro y lo enlazan allí, en un puntito dentro de este pequeño cerebro en embrión, y lo atan perpetuamente  —fijaos bien el sacrificio del Ángel Solar—con ellos desde el plano mental superior, que es donde pueden bajar y no pueden descender más, ellos pueden descender desde los planos átmicos hasta el plano mental superior, de allí no pueden pasar, entonces envían, digamos, una efusión de energía, una especie de Sutratma o de hilo de luz, que enlaza el cuerpo de cada Ángel Solar con un hombre-animal y a esto se denomina una iniciación, el implantar la luz dentro de las semillas incipientes del hombre-animal, de aquel gigante de tres o cuatro metros, y empezar aquello que era una masa informe de materia a vibrar a los impulsos de la vida consciente y es lo que se llama técnicamente: La Iniciación de la Individualización. Desde entonces, empieza la evolución del reino animal como ser humano, entonces hay un paso que va desde el tercer reino de la naturaleza, que es el reino animal, al cuarto reino que es el humano, y aquí termina la historia de los Ángeles Solares, que está descrita en el mito de Prometeo, Prometeo cuando roba el fuego de Júpiter y lo trae a la Humanidad; es el símbolo de Prometeo, que desciende raudamente llevando la antorcha y empieza como si fuesen velitas, nos explica como puede ser explicado este misterio, pues es muy difícil de describir, porque si tu tiene un millón de velas con una sola vela puedes encenderlas todas, suponiendo que tenga suficiente material, por lo tanto, se puede decir que el misterio del Ángel Solar es este. Y ahora, cuando estamos en la meditación tratamos de hacer contacto precisamente con el Ángel Solar, y la suma de los Ángeles Solares constituyen los ashramas de la Jerarquía, y se ven dos cosas a distinguir, hay el Ángel Solar en su plano causal…   (corte de sonido)  bueno, esto es en síntesis, no la teoría sino la realidad de los Ángeles Solares.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa2.gif

[VBA:] Sobre Sanat Kumara

Muchas personas conocen Shamballa, por cuanto se ha ido hablando de este centro trascendente a través de las narraciones esotéricas o místicas, conocido como Shangri- La, como Agharta, como Avallon, como la Ciudad de las Siete Puertas (como define este Centro la Biblia), pero siempre se hace referencia a un lugar de misterios, o donde se gesta el misterio de la vida en nuestro planeta. Los grandes misterios que están trascendiendo desde Shamballa, son aquellos que hacen referencia a la propia identidad mística del Señor del Mundo, del Señor de Shamballa, de Sanat Kumara, el primero y el mayor de todos los Señores de la Llama. Después, tal como vimos en la charla anterior, unas decisiones solares hicieron posible la venida de Sanat Kumara desde lugares inaccesibles a nuestra razón humana, cómo y de qué manera vinieron los Señores de la Llama desde Venus -para hacerlo más fácil- a la Tierra: cosa que pertenece a la mecánica de traslación de las grandes Entidades que poseen una conciencia de la sexta dimensión del espacio, lo cual significa para nosotros, que recién ahora estamos empezando a descubrir el secreto de la tercera dimensión, que es algo realmente imposible.

El caso es que Shamballa fue el punto de anclaje de estos Grandes Seres de la Llama, y que después que se establecieron en un lugar geográfico de la Tierra, se creó ya la sede de la Gran Fraternidad Blanca o Jerarquía Espiritual del planeta. Estoy seguro que todos ustedes habrán oído algo acerca de la Isla Blanca en el Mar de Gobi, tal como está escrito en las Upanishads y en las narraciones muy antiguas del planeta, que hablan de este suceso trascendente. En todo caso lo que ahora se conoce como la Isla Blanca, ha desaparecido el Mar de Gobi y se ha convertido en un desierto, y solamente queda dentro, en materia etérica, el reino místico de Shamballa, constituyendo el aspecto físico del Logos planetario, manifestándose a través de la conciencia del Primer Señor de la Llama, Sanat Kumara.

¿Por qué se eligió este punto, este enclave de la Isla Blanca en el Mar de Gobi? Precisamente porque junto con los otros dos puntos misteriosos del planeta, establecidos de antemano, eran una réplica exacta de aquel triángulo definido anteriormente, en nuestra anterior meditación, como Júpiter, Venus y la Tierra. Este triángulo se manifestó objetivamente a través de la Isla Blanca y otros dos puntos que no mencionan los libros esotéricos, pero que continúan todavía vigentes en las entrañas místicas de la tierra; o sea el aspecto subjetivo, algo que trasciende la imaginación intelectual por cuanto pertenecen a un estado de conciencia que oscila entre la tercera y la cuarta dimensión, entre el mundo físico denso y el mundo físico etérico. Aquí hay un misterio a descubrir, porque es a partir de los últimos descubrimientos científicos acerca de la radioactividad, que se empezó a tener la noción de la tremenda fuerza contenida en los niveles etéricos. Siendo todo una energía que es fuego, fuego en manifestación, como fuego es el prana al cual aluden también los tratados esotéricos, del cual nos alimentamos, y que constituyen por sistema de masificación o de substanciación, nuestros vehículos densos.

Entonces cuando se produjo el hecho de la encarnación de Sanat Kumara, anclado en la Isla Blanca después de haber pasado un proceso de gestación que duró muchos cientos de miles de años, se produjo el nacimiento de este Ser en el planeta, tomó cuerpo físico, naturalmente no es un cuerpo físico como el nuestro, es un cuerpo físico construido con la materia más sutil que existe en el etérico planetario; pero fue el anclaje posible, mediante el cual, el Logos Planetario a través de Sanat Kumara, tomó conciencia del plano físico, del plano astral y del plano mental de su esquema.

Después tal como dijimos, otras tres Entidades extraplanetarias, o extrasolares, o quizás cósmicas, estuvieron creando un triángulo que constituyera un punto de anclaje de la Triada para la Mónada del Logos Planetario, y fueron los tres Budas esotéricos, de los que nos habla la tradición mística. Tenemos entonces un cuerpo físico, Shamballa, pero no existe ningún cuerpo físico que no tenga una contraparte etérica, una contraparte astral, otra mental, búdica, átmica, etc., siendo solamente la cosa más visible de una serie de secretos dentro de la propia materia organizada o molecular, que constituye todas y cada una de las Siete Esferas de Shamballa.

Tenemos entonces una esfera física, una esfera astral, una esfera mental, otra búdica, otra átmica, otra monádica y otra ádica: estas siete envolturas constituyen de hecho a SHAMBALLA. Entonces Shamballa no es solamente un lugar, es también un estado septenario de conciencia a través del cual, desde los planos ádicos del sistema planetario, el Logos Planetario toma conciencia progresivamente de sus vehículos hasta llegar hasta lo más denso, a la periferia del “círculo-no-se-pasa” de su tremendo esquema. Las siete esferas de Shamballa, las siete envolturas del Logos Planetario son como ustedes comprenderán -por analogía- aquella parte de materia que ha tomado el Logos Planetario en cada plano, para poder manifestarse; así que la primera esfera, la esfera física, es la expresión analógica del primer plano del universo, la esfera astral es la expresión del segundo nivel, del plano astral del Sistema, y así hasta llegar hasta lo más alto.

Esto constituye la memoria del Logos Planetario, todo está escrito en todas y cada una de las esferas, desde el momento en que se creó la nebulosa que condujo a la construcción del planeta, cuando Kundalini empezó a envolverse sobre sí mismo, y a quedar circunscripto, hasta que el fuego de Kundalini quedó prensado allí en el centro de la Tierra. Después empezó a desenvolverse como una gigantesca serpiente, se creó así el movimiento de rotación de la Tierra, por eso la Tierra tiene vida, por esto la Tierra tiene conciencia, porque tiene kundalini, porque tiene movimiento interno de fuego, lo cual no sucede con la Luna, otros planetas y otros sistemas solares que están desintegrándose progresivamente porque no tienen movimiento de rotación, han perdido su fuerza.

Bien, esto es para decirles que una vez establecida la Gran Fraternidad, cuando empezó la intercomunicación entre las tres esferas elementales física, astral, y mental, y estableció contacto la conciencia de Sanat Kumara, a través de los tres Budas esotéricos extrasolares, con el plano búdico, átmico y mental superior, se creó ya lo que se llama habitualmente el septenario de fuerza: Sanat Kumara en el centro, tres Budas esotéricos y tres Budas exotéricos. Ya tenemos la estrella de seis puntas, los dos triángulos enlazados con un punto en el centro que es la expresión de Sanat Kumara.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa2.gif

[VBA:] Sanat Kumara

Sanat Kumara procede inicialmente del esquema de Venus y penetró en el esquema de la Tierra en la segunda ronda de la segunda cadena y entonces originó una efusión de fuerzas en el plano búdico de esta cadena. Habida cuenta de que el esquema de Venus por su propia evolución, ya que está en la quinta ronda de una quinta cadena cósmica, mantiene una gran cantidad de materia búdica, al venir Sanat Kumara o este elevado ser a aposentarse en la segunda ronda de la segunda cadena —llamada Venusina por esto, porque inicialmente Sanat Kumara procede del Esquema de  Venus—, vino a ayudar a la Tierra con tiempo, preparando precisamente la encarnación física del Logos Planetario. Entonces, a través de esta energía pasaron muchos Kalpas, pero él aposentó toda la fuerza en esta segunda ronda dentro de la segunda cadena y dirigió su atención en la segunda ronda de la cuarta cadena planetaria, entonces se hizo un triángulo entre el esquema de Venus, la segunda ronda de la segunda Cadena Venusina de nuestro esquema, que es el segundo también, y la segunda ronda de la cuarta cadena planetaria, el esquema terrestre. Este triángulo permitió la encarnación física de Sanat Kumara tomando la forma que convenía a la disposición Solar y de acuerdo con las disposiciones internas dentro del esquema del Logos Planetario. Esto produjo una intensificación del proceso, porque lo que hizo el Logos Planetario al invocar la fuerza venusina a través de la segunda ronda en la segunda cadena procedente del segundo esquema, que es el de Venus, dentro del Sistema Solar, esta fusión, conjunción de energías, este triángulo perfecto se fue manifestando progresivamente pero antes de que ocurriesen tales hechos, desde su elevado sitial, tal como se dice esotéricamente, Sanat Kumara eligió de su Ashrama, dentro de la segunda Cadena Venusina del Esquema Terrestre, a un grupo de entidades para acompañarle, para que fuesen sus agentes en la Tierra, para que fuese manifestándose físicamente el Logos Planetario. ¿Cuál es la posición, entonces, del Logos Planetario? Al Logos Planetario se le denomina el Observador Silencioso, silenciosamente expectante a través de las edades, es la mónada que gobierna todo el esquema. Entonces, la presencia mística de Sanat Kumara desde la segunda ronda de la segunda cadena del esquema venusino de la Tierra, produjo una intensificación de la energía y habiendo elegido a tres de sus más elevados discípulos de su Ashrama y a 105 en totalidad, de entidades humanas y dévicas, para constituir el núcleo vital de la Tierra a través del cual encarnaría, —tomaría forma física—, se produjo el gran milagro de la Realización. Se nos dice textualmente en los estudios de los Upanishads: “Sanat Kumara y sus tres discípulos, llamados esotéricamente los Señores de la Llama, más las entidades que en conjunto con él constituían 105 unidades, constituyendo una inmensa bola de fuego venusino, atravesando raudamente los espacios siderales, a medida que iban descendiendo iban despojándose de su ropaje venusino e iban adquiriendo la materia etérica de la Tierra, hasta que coincidieron en un punto señalado en los mapas de la más antigua historia del planeta, en donde se asentaron y constituyeron el núcleo que sería la intensificación de la vibración física de la Tierra que acogería como un Cáliz Supremo la vida mística de Sanat Kumara”.  Los Señores de la Llama pasando a través de la segunda ronda de la cuarta cadena del esquema terrestre, recogiendo allí materia etérica para manifestarse, habiendo visto y observado atentamente los cielos, habiendo una conjunción perfectamente triangular entre los planetas Júpiter, Venus y la propia Tierra, la elección del lugar físico fue un punto que reunía las características de que constituía asimismo un triángulo equilátero perfecto con otros dos puntos magnéticos de la Tierra. Cuando el triángulo del cielo encontró su hueco en la Tierra, estando Sanat Kumara en el centro de toda esta fuerza, se pudo realizar la manifestación física y, Sanat Kumara, aprovechando toda esta contingencia, tomó materia etérica del segundo nivel etérico, y es el cuerpo a través del cual se manifiesta el Logos Planetario. Tenemos, entonces, que la presencia física de Sanat Kumara vigilando el proceso —tal como se dice ocultamente desde el plano causal del sistema— constituye ni más ni menos que lo que sucede con la encarnación de cualquier ser humano. El ser humano estudiado en su conjunto posee una Mónada, un Ego o Yo Superior y una Personalidad. Sanat Kumara es el Ego, o el Alma o el Yo Superior del Logos Planetario, es el Logos Planetario porque toma las funciones que haría el Logos Planetario si pudiese descender a ese nivel. La Mónada nunca puede descender más allá del plano causal, por lo tanto el vínculo de unión entre el plano físico y la Mónada es a través del plano causal. Entonces, Sanat Kumara constituido en el Ego y tomando a cada uno de sus 3 discípulos, —Los Señores de la Llama—, como puntales de su actividad en el mundo mental, emocional y físico, es cuando constituye aquello que llamamos el Santo Grial. El Santo Grial siempre es Sanat Kumara, el Señor de Shamballa, y el Cáliz constituido por los tres Kumaras o tres Budas de Actividad. Los tres Budas de Actividad constituyen el Cáliz, Sanat Kumara es el Verbo, y el que tenga clarividencia búdica podrá ver encima de la Hostia Sagrada de Sanat Kumara la Estrella de Diez Puntas del Logos Planetario, del Observador Silencioso de todas las Edades. ¿Qué sucede entonces cuando se introducen en este pequeño núcleo constituido en el centro de tantos triángulos? Porque el punto elegido precisamente por el Logos Planetario, oteando su cuerpo físico, es un lugar en el mar de Gobi, en una pequeña isla rodeada de altas montañas blancas, de gran frondosidad y belleza cuanto existe allí, porque es un punto planetario muy potente donde la naturaleza prodiga sus dones, como se dice ocultamente. Y, entonces, penetra allí el anclaje físico a través de Sanat Kumara de uno de los Budas de Actividad y se produce la reactivación del reino mineral. El reino mineral de la Tierra era todavía muy atrasado con respecto a otros del Sistema Solar, pero la llegada de Sanat Kumara, la encarnación del Logos Planetario, permitió una evolución muy rápida de este reino, siendo las consecuencias principales, primero, que muchos de aquellos metales llamados viles o brutos, se convirtieron en metales preciosos. Hoy sabemos que se puede producir el oro a través del plomo, utilizando esta magia de transmutación muchos metales de estos brutos o viles se convirtieron en el oro, la plata y el platino y todos los metales preciosos. A medida que acentuaba este Buda, a través siempre de Sanat Kumara, su vibración, se iban produciendo grandes transmutaciones químicas dentro del reino mineral, y una de las principales es que ciertas piedras al intensificar la fuerza dentro del fuego planetario de Kundalini se convirtieron en piedras preciosas. Solamente había metales y piedras en bruto, por decirlo de alguna manera, y los minerales más evolucionados, en contacto con esta fuerza suprema, se convirtieron en radioactivos y, por vez primera en la historia del planeta, se conoce la actividad denominada de radioactividad, que es una expansión del reino mineral. Es su evolución máxima, y es a través de la radioactividad que las unidades monádicas que corresponden al reino mineral pueden pasar al reino vegetal. Mientras tanto el segundo Kumara, o segundo Buda de Actividad, asentó toda su fuerza sobre el Deva regente del reino vegetal, efectuando asimismo, por el efecto de aquella fuerza tremenda grandes renovaciones en el sistema, produciendo aquello que se conoce técnicamente como sensibilidad. Se nos dice que, excepto en la Isla Blanca de Shamballa, el color verde de las plantas era muy opaco. El verde es la característica del reino vegetal, a pesar de la profunda belleza de todo su contenido, pero define el verde el reino vegetal, como el violeta define el reino mineral y el rojo el reino animal, produciendo un tipo de sensibilidad y de belleza que es tan interesante de notar porque fue tal la fuerza que este Buda de Actividad o que este Señor Kumara introdujo dentro del reino vegetal, fue tal la belleza que adquirió desde entonces que al reino vegetal se le define con el nombre “La Ofrenda a los Dioses”. Cada Logos de un Esquema Planetario dentro del Logos Solar, ofrece algo a la Divinidad, cada hijo ofrece algo a su padre. El Logos Planetario de nuestro esquema ofrece como dádiva, como presente al Logos Solar el reino vegetal, de ahí que desde entonces, tal como se dice esotéricamente, la Tierra florecía al paso de los Dioses. Las flores que se conocían no tenían la belleza de las que tenemos hoy, se desconocía el perfume, que es la característica básica junto con la sensibilidad que definen las unidades avanzadas del reino vegetal, siendo el perfume la sensibilidad de las plantas, las que le permite acceder al reino animal. El tercer Kumara, el tercer Buda de Actividad, en tanto se iban produciendo estas transmutaciones en el reino mineral y vegetal, se introdujo en las entrañas místicas del reino animal, avivando la potencia dormida del reino, haciéndole potentemente intuitivo, o comunicativo o invocativo. Fue tal la fuerza despertada por el tercer Kumara en el reino animal, fue tal la invocación que despertó en aquel reino, que aquel clamor invocativo llegó a los oídos del propio Señor del Universo. Fue entonces cuando se produjo otro de los grandes milagros en este planeta: fue la  individualización de las unidades avanzadas del reino animal. Esto produjo una tremenda evolución dentro del esquema entero del Logos Planetario, porque todas las unidades avanzadas de aquel reino pudieron acceder a la gloria de la individualización; ¿cómo se produjo este hecho?, este hecho se produjo por absorción de energías, por asimilación y por adaptación. El poder invocativo de las unidades avanzadas del reino animal, entre las cuales podemos contar como más importante los cánidos o perros, los felinos o gatos, los paquidermos o los elefantes, y, a este punto de evolución, —el caballo también—, a estas cuatro especies avanzadas fueron enderezando la columna vertebral, porque primero fue la atención del Señor del Mundo, que es el único que puede conceder la individualización porque es el Iniciador Único del planeta. Cuando hubiera adquirido (el reino animal), merced a su potencia invocativa, la atención del Señor del Mundo, entonces una pequeña lucecita dentro del plexo solar que daba vida al instinto animal se escindió en dos y una pequeña parte ascendió al cerebro —el cerebro embrionario de aquellas especies animales— y quedó sembrada la semilla de la mente. Pero, entonces, aprovechando una contingencia, así que podemos hablar de contingencias, de conjunciones, entre el Logos Solar del Sistema de 4º orden, la presencia en ciertos niveles cósmicos de aquellas entidades que esotéricamente llamamos los Hijos de la Mente o los Ángeles Solares, aprovechando que lo que iba a desarrollarse era la conciencia Humana —el 4º reino—, siendo la cuarta Jerarquía Creadora desde el plano Monádico la que dirigía el proceso del hombre-animal, situando a su vez un pequeño anclaje en el plano causal del Sistema, fue cuando vino aquella Gran Invocación que no sólo llego a los oídos del Señor, como se dice místicamente, sino que atrajo la atención de los Ángeles Solares, de los Hijos de la Mente, se creó otro triángulo entre la atención del Logos Solar sobre el Esquema Terrestre, entre los Ángeles Solares y la Cuarta Jerarquía Creadora, que es la Jerarquía Humana. Se nos dice que los Ángeles Solares, llevados por un espíritu  crístico, Uds. saben que hay un misterio que es el del Jordán, en el cual al bautizarse al Maestro Jesús lo que se hace es que se introduce místicamente Cristo dentro del cuerpo purificado de Jesús, y entonces el Instructor del Mundo puede dar su enseñanza a través del cuerpo purificado en el Tabernáculo del Cáliz perfectamente puro del Maestro Jesús.  ¿Uds. han estudiado alguna vez la distinción entre Jesús y Cristo, o el término ya total de Jesucristo?. Ya no es Jesús y Cristo por separado, el Verbo y el Cáliz, sino que entonces es Jesucristo, Jesucristo dentro del Cáliz, integrado el Maestro Jesús. Pues bien, el Logos Planetario utiliza a Sanat Kumara de la misma manera que lo hizo Cristo con respecto al Maestro Jesús. Sanat Kumara es el Cáliz que debe contener el Verbo de Liberación, de la Mónada, es al propio tiempo la forma egoica a través del cual puede manifestarse. Es todo el proceso, así tenemos entonces, una expresión física de un Buda de Actividad, que es el cuerpo físico que corresponde entonces en este caso al reino mineral; tiene un cuerpo astral relacionado precisamente con el reino vegetal; y tiene también un cuerpo animal manifestado precisamente porque corresponde a las líneas augustas del plano mental, porque es en el cuerpo animal donde se toma asiento la mente, es ahí donde el germen de la mente toma esencia, toma vida, y es en donde los Ángeles Solares pueden hallar cobijo, pueden atraer algo de aquella chispa que depositó la atención del Logos Solar en los hombres-animales, o en las especies animales que iban a ser hombres, y surgió hasta arriba, hasta ponerse en situación, en el plano causal donde ellos  vivían, con el plano físico, con el cerebro del hombre animal, y se establece una vida de comunicación que irá acentuándose a través del tiempo hasta que el hombre se convierta en un conocedor, en un Maestro del Compasión y de Sabiduría; y, entonces, una vez haya alcanzado la estatura de Cristo, como dice Pablo de Tarso, se convertirá en la propia vida del Ángel Solar, entonces los Dioses cantarán al unísono la Gloria del Señor, como se dice místicamente. Todo esto ha venido por una serie de circunstancias cabalísticas, porque no sólo el Universo de cuarto orden está en constante armonía con un cuarto esquema, que es el nuestro, el de la Tierra, sino que también es una cuarta Jerarquía que está involucrada en el proceso, una cuarta Jerarquía la cual a su vez está invocando fuerza de una quinta Jerarquía, siendo esta contingencia lo que hace exclamar al esoterista que el nueve es el número del hombre. Es una unión de jerarquías trabajando al unísono para que el hombre pueda ser aquello para lo cual ha nacido: para ser un ser humano. De todas maneras, la efusión de energías que provienen —hay que estar muy atentos a esta cuestión—, las energías que proceden del esquema de Venus, si no me equivoco es así:

Venus siempre es el Segundo. Estos son los esquemas que corresponden al Logos Solar. Les decía a Uds. que así como el hombre tiene el centro Muladhara, Svadhisthana, Manipura, Anahata, Vishuddha, Ajna y Coronario,  el Logos Solar utiliza para su manifestación de su cuerpo como chakras estos planetas. Son aquellos planetas que son descritos místicamente en la Biblia como los Siete Espíritus ante el Trono de Dios, pero la eficacia del proceso es la relación que existe entre Venus, la segunda cadena, la cuarta cadena de la Tierra y la sexta cadena de Júpiter y tendríamos que ver también a Vulcano aquí, por ejemplo, constituido (en) un triángulo con Marte y Mercurio; entonces, tenemos aquí Venus, Júpiter y la Tierra aquí, y Saturno en el centro, es lo que se llama el esquema sintetizador. ¿Por qué hago este dibujo?. Para demostrarles a Uds. que cuando la Kábala habla de semejanza y analogía de números es porque tiene en cuenta la relación que existe entre el segundo esquema con la segunda cadena de todos los esquemas, así que cuando les digo a Uds. que preparando el camino con anticipación de millones de años desde del esquema de Venus una entidad, que nosotros reconocemos ahora como Sanat Kumara, se introduce en la segunda cadena del esquema planetario de la Tierra, que por esto se llama Esquema Venusino, es porque existe esta analogía, si no ¿por qué las intensificación de las energías del Logos Planetario con respecto a la pequeña Tierra, tan humilde como la nuestra, en estos momentos actuales de la cuarta ronda?. Es porque hay leyes que rigen los números, como hay leyes que rigen la astronomía, la geometría, establecido por leyes invariables y cada una de estas leyes son las que convierten al hombre en un Maestro de Compasión y Sabiduría.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa2.gif

[VBA:] Acerca de Sanat Kumara

Acerca de Sanat Kumara, hemos analizado su procedencia cósmica, los textos dicen: vino de Venus con los Señores de la Llama, o los Señores de la Llama constituyendo 105 entidades vinieron a la Tierra dentro de una bola de fuego, – es el texto en El Libro de los Iniciados – y quedaron en la Tierra anclados en la Isla Blanca de Shamballa. La Isla Blanca mecida dulcemente sobre el Mar de Gobi, ahora el Mar de Gobi es un desierto, y la Isla Blanca está en el interior magnético de la Tierra, etéricamente, dando la energía que necesita todo ser viviente dentro del círculo no se pasa de la Tierra. Esto son solamente  explicaciones muy someras, pero que pueden indicarnos en cierta manera y quizás hasta cierto punto, la posición de la humanidad en los momentos actuales, dense cuenta que el 4 es básico en la evolución del planeta, por la sencilla razón de que el cuaternario tiene que ver con el 4º Reino, es el único que puede poseer el cuaternario, el reino animal es un ternario, el reino vegetal un binario y el reino mineral solamente es una unidad, que le falta sensibilidad, que le falta todavía mente, en el animal tenemos un principio de mente.  El cuaternario, los cuatro elementos, la 4ª Jerarquía Creadora, el 4º Reino, la humanidad, y si le agregan Uds. como siempre estamos repitiendo, que nuestro planeta, la Tierra,  es el 4º planeta, que esta recorriendo su 4ª Ronda dentro de una 4ª Cadena de mundos, y que esta cadena de mundos esta relacionada con el 4º Esquema Terrestre, que es la Tierra, se darán cuenta de la importancia que tiene hablar de estas cosas, porque al menos sabremos quienes somos, no el cuaternario, sino aquello que esta detrás del cuaternario, aquello que trata de dominar la naturaleza, aquel que trata de elevarse por encima de la cruz, porque triunfando de la cruz, como hace el Iniciado en el momento de recibir la 4ª Iniciación, que lo convierte ya potencialmente en un Adepto, suceden cosas impresionantes en el mundo, cosas que pueden tener consecuencias importantes en el desarrollo de las naciones y dentro de los ambientes sociales del mundo.  Una Iniciación nunca es individual, aunque la reciba el Iniciado individualmente, porque por radiación magnética este Iniciado hará vibrar todo aquello con lo cual se ponga en contacto, constituyendo un elemento de radiación que será un peligro para todas las cosas falsas del mundo.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa2.gif

[VBA:] La ascendencia mística de Sanat Kumara

La primera formulación del esotérico, del verdadero investigador, yo diría del discípulo espiritual, es comprender de alguna manera cuál es la ascendencia mística de Sanat Kumara, El Señor del Mundo o el Señor de Shamballa; ¿de dónde procede?, ¿quién es exactamente El Señor del Mundo?  Los libros esotéricos de todos los tiempos nos dicen que Sanat Kumara proviene de la Cadena de Venus, mejor dicho del Esquema de Venus, y que penetra en nuestro Esquema Planetario por la Cadena Venusina, que luego observaremos, o 2ª Cadena de nuestro Esquema. Se nos dice también, que existe una misteriosa relación de analogía cósmica, entre Sanat Kumara, El Señor del Mundo, y el Logos Planetario, y aquí empieza la dificultad del esoterista cuando se formula preguntas acerca de esta diferenciación existente entre Sanat Kumara, El Señor del Mundo, y el Logos Planetario. La dificultad que enfrenta también el esoterista cuando trata de comprender el significado místico de Shamballa, es aquél que tiene que ver con lo que es realmente un Esquema Planetario, de lo que es una Cadena planetaria, de lo que es un Globo dentro de una Cadena Planetaria, y de lo que son las Rondas; pues no podemos comprender a Shamballa sin comprender exactamente la relación existente entre Sistemas Solares, Esquemas Planetarios, Cadenas Planetarias y Globos; para llegar finalmente a comprender el misterio de las razas humanas y de todas las especies vivientes en este planeta donde vivimos, nos movemos y tenemos el ser.

Les será fácil comprender el misterio de un Esquema o el misterio de una Cadena, a poca idea que tengan de lo que son los Chakras etéricos, o ruedas de energía, dentro del cuerpo etérico del ser humano, y esto cualquier estudiante de yoga lo sabe perfectamente.  Dentro de un Sistema Solar se están desarrollando a distintos niveles vibratorios siete Chakras, los Chakras que utiliza el Logos Solar, el Dios de nuestro Universo, para expresar su vida espiritual. Se manifiesta en forma de Esquemas y cada Esquema tiene una función.  Los Esquemas o Chakras que corresponden a nuestro Sistema Solar son, como Uds. irán apreciando, los Esquemas de Vulcano, de Venus, de Marte, de la Tierra, de Mercurio, de Júpiter y de Saturno, éstos Esquemas son los Chakras del Logos Solar. Si cogemos de todos estos Chakras o Esquemas el que corresponde a la Tierra —el Cuarto—, se nos formará esta forma que es idéntica a la forma del Logos Solar, la forma arquetípica del Universo siempre es el hombre, pero, reduciendo algo la escala vibratoria, y lo que en el Sistema Solar son Esquemas, dentro de un Esquema Planetario los Chakras son Cadenas, técnica y esotéricamente hablando, y cada una de estas Cadenas es la forma de expresión del Logos Planetario de éste Esquema. No puede existir confusión si esotéricamente utilizamos la clave hermética de la analogía, que hace que todo cuanto sucede dentro del hombre está sucediendo a nivel mayor en la Esfera del Logos Planetario y en la Esfera del Logos Solar.  Todos son Chakras en actividad vibratoria; extremando la síntesis de la idea, podríamos decir, que un conjunto de Siete Chakras Solares constituyen los Chakras del Hombre Cósmico, quien contiene como Chakras Sistemas Solares. Todo esto es para preparar lo que vamos a decir acerca de las relaciones entre el Logos Planetario de nuestro Esquema particular, que es todo esto, —explica en pizarra— con el Logos Solar, que es todo esto; las relaciones establecidas entre Esquemas, lo cual da lugar a lo que técnicamente hablamos o decimos que son las vinculaciones cósmicas, pues los Logos al igual que los seres humanos, a pesar de sus esplendentes órbitas siderales, se mueven en ambientes sociales como nosotros. Un Logos es un hombre elevado a la enésima potencia creadora, nosotros hemos perdido la capacidad de crear, o no la hemos tenido nunca; los Logos se definen por sus creaciones, la excelsitud de sus Jerarquías por la calidad precisamente de sus creaciones.

Resumiendo, cuando hablamos de la ascendencia cósmica de Sanat Kumara, que es la expresión física del Logos Planetario, tenemos en cuenta la relación que existe entre el 2º Esquema de Venus y el Esquema de la Tierra.  Se nos dice que se trata de una vinculación kármica, y que existe un karma entre el Logos de la Tierra y el Logos de Venus, y que en virtud de esta simpatía vibratoria, debido a la elevación jerárquica de Venus, ha sido posible introducir en nuestro Esquema unas energías que prácticamente sería imposible de tener acceso a no ser por esta ayuda Venusina. Esto naturalmente trae a nuestra consideración de donde procede exactamente esta entidad que llamamos Sanat Kumara, El Señor del Mundo, para poder determinar sus funciones aquí en la Tierra, como puede ser cuando estamos refiriéndonos a la Instauración de la Gran Fraternidad Blanca aquí en la Tierra, hace de ello, según nos dice la tradición esotérica, unos dieciocho millones quinientos mil años…¿Qué puede decirnos esta cantidad de tiempo? Nada absolutamente, salvo considerar que se trata de una suma de años considerable. Pero, el hecho de que exista dentro del Universo, debido a la ley de analogía, que aparentemente, tiene que ver con la vida y existencia de los hombres y de los dioses, basado siempre en la Teografía de los Números o la Cábala Científica, que nos habla de las relaciones que existen entre las ecuaciones celestes de las estrellas, entre sus triangulaciones de base con las formas geométricas que están produciendo los astros entre sí, o el número que condiciona a cada Astro, a cada Logos Planetario y a cada ser humano. Pues bien, es en virtud de la Cábala Logística, de la Cábala de los Dioses, que ha podido establecerse esta relación de analogía tal como viene segregada por los Grandes Rishis del pasado. ¿Cuál es esta analogía?  Primero, el 2º Esquema Venusino es la procedencia mística de Sanat Kumara, —explica en pizarra— porque hay que diferenciar ahora el Esquema de la Cadena, no es igual, como hemos visto, un Esquema que una Cadena, lo que hay dentro de un Sistema Solar, los Chakras del Logos Solar son Esquemas, los Chakras del Logos Planetario son Cadenas, entonces, la vinculación de Venus con la Tierra viene en orden a la aproximación mística o karma de los dos Logos entre sí, pero también por relación numérica que constituye la base de este karma. Se nos dice, esotéricamente hablando, que desde la 2ª Cadena del Esquema Planetario de Venus, se estableció, hace Kalpas, o Eones, o Manvántaras, una línea de comunicación que coincidía en el 2º Globo de nuestra Cadena Planetaria que estaba en el 2º Aspecto de su vida vibratoria. Al coincidir en el 2º Globo crea un vórtice de energía, y aquí junto con lo que vamos a estudiar ahora, que son las entidades que acompañan a Sanat Kumara, se constituye un núcleo de fuerza: la 2ª Cadena de nuestro Esquema, llamada justamente Venusina, por la relación que tiene con el Esquema de Venus o con la vida del Logos de Venus.  Según se nos dice, desde el Esquema de Venus hasta coincidir en la 2ª Cadena o 2º Globo, la 2ª Cadena de nuestro Esquema, se trata de una elección de Dioses para constituir una unidad de fuerza común que más adelante se constituiría en la Gran Fraternidad Blanca de la Tierra; siempre hablando en términos de tradición esotérica, podríamos decir, que el esplendente ser, Sanat Kumara, que procede del Esquema Planetario de Venus y que penetra en el 2º Globo de la 2ª Cadena de nuestro Esquema Planetario, viene acompañado por 105 entidades venusinas, las cuales en su totalidad son definidas esotéricamente Los Señores de la Llama. Los Señores de la Llama constituyen un núcleo en la 2ª Cadena del Esquema, en el 2º Esquema de la Tierra, que se denomina conjuntamente,  la Cadena Venusina, y a partir de aquí —señala en pizarra— de este Globo, pasa al 2º Globo del propio Esquema Terrestre, porque esto es el Esquema de la Tierra, este es el Esquema Planetario de Venus, este es el Esquema Planetario de la Tierra tomando solamente lo que son Cadenas, es decir, que hablaríamos de esto en sentido de Cadenas; y aquí se constituye un núcleo; este núcleo de energía constituido aquí en el 2º Globo, es lo que se denomina técnicamente: La preparación para la encarnación del Logos Planetario. ¿Por qué sucede algo que tiene que ver con el 4º Globo de esta 4ª Cadena, que es la nuestra? Porque, esotéricamente sabemos, que cuando un Planeta, un Globo, moviéndose en su 4ª Ronda dentro de una 4ª Cadena, es un planeta físico donde tiene que encarnar el Logos Planetario para poder llevar las funciones adelante de su misión como creador de mundos, es la prueba máxima a que tiene que enfrentarse un Logos Planetario. Pero ¿qué sucede?  Sucede que el Logos de nuestro Esquema Planetario, del cual sólo tenemos dos Cadenas aquí, que son la 2ª y la 4ª, necesitan la incorporación sustancial de unas entidades que tengan cuerpo físico o cuerpo etérico, y como que el Logos Planetario del Esquema, técnicamente la Mónada Espiritual de este Logos Planetario, no puede descender al plano físico porque su propia sutilidad se lo impide, entonces, viene el intermediario cósmico, y el intermediario cósmico es este ser con todas esas entidades que llamamos Los Señores de la Llama, se sitúa descendiendo del 2º Globo a través de las edades,  en el 2º Globo de nuestro Esquema, el planeta físico se halla en la 4ª Cadena, y es precisamente éste, y es aquí donde se produce la encarnación del Logos Planetario, utilizando la fuerza de Los Señores de la Llama, y ahora ya podemos introducirnos por aquí —que es un poco farragoso, difícil y de gran dificultad comprender estas cosas rápidamente—, para que se vea que el proceso que sigue el Logos Planetario es idéntico al que sufre el ser humano durante la etapa o el proceso de la encarnación. Ya que no puede descender el Logos Planetario a tomar un cuerpo físico, tienen que ser elementos que se sacrifican provenientes del ambiente cósmico para proporcionar este cuerpo; es el mismo sacrificio a escala mayor, el que sucede con el misterio del Jordán, cuando Cristo, el Instructor del Mundo, se posesiona del cuerpo del Maestro Jesús, entonces, podíamos decir utilizando la analogía, que Sanat Kumara cumple idéntico propósito y función que la que hizo posible la encarnación del Cristo a través del Maestro Jesús. Entonces, ¿por qué de todo este proceso?  Siguiendo unas líneas de analogía cósmica que tienen que ver con el poder de la mente de Dios, que tienen que ver con el deseo de su Alma de manifestarse físicamente y establecer contacto con el contenido físico planetario, entonces, se conoce claramente el sacrificio de Sanat Kumara procedente del Esquema Venusino, que viene del 2º Globo, y a través del 2º Globo de esta 4ª Cadena, que es la nuestra, se introduce en un Globo físico para poder satisfacer los deseos de encarnación de la Mónada del Logos Planetario.  Bien, ¿qué sucede ahora?  Cuando ha recorrido el 2º Globo su recorrido, su Ronda, dentro de la 4ª Cadena, y ha llegado al 4º Planeta, es cuando se produce el anclaje físico de Sanat Kumara, lo que esotéricamente llamamos la Instauración de la Gran Fraternidad Blanca aquí en la Tierra.  Las 105 entidades venusinas, llamadas Los Señores de la Llama que se introducen en nuestro planeta Tierra físico, para constituir el acto místico de la encarnación del Logos Planetario, han tenido que buscar de todo el gran Akasha cósmico, las reservas necesarias para cumplir con este acto creador.  Se nos dice que estas 105 entidades se dividen en tres grupos, de 35 entidades cada grupo, los cuales a su vez se dividen en grupos de 7, es decir, 7 grupos constituidos de cinco entidades; que una de las entidades llamémosle Kumaras del primer grupo, se introduce en las entrañas de la Tierra y establece contacto con el reino mineral.  Otro Kumara, otro Señor de la Llama, utilizando similar procedimiento, introduce su vida en las entrañas del reino vegetal, y el tercer Kumara,  el tercer Señor de la Llama, hace lo mismo con el reino animal e introduce su vitalidad, su energía en las entrañas místicas de este reino. Lo hacen, según se nos dice, a través de Tres Grandes Arcángeles a quienes la tradición denomina: el Señor Agni, el Señor Varuna y el Señor Kshiti o Yama, que constituyen el aspecto fundamental físico de la Tierra.  Son, por decirlo de alguna manera, la analogía de los tres Elementales Creadores que constituyen el cuerpo físico, el cuerpo astral y el cuerpo mental del ser humano, es la misma analogía, pues ¿cómo puede Sanat Kumara establecer su anclaje físico aquí en la Tierra sin tener como los seres humanos un triple cuerpo de expresión: física, astral y mental, simbolizados en los reinos mineral, vegetal y animal? Y después el proceso continúa, y el establecimiento de la Gran Fraternidad Blanca aquí en la Tierra exige un gran sacrificio también de parte de otros Tres Señores de la Llama, pues se constituyen lo que esotéricamente llamamos: los Departamentos de Shamballa. El Departamento del Señor del Mundo, de la Regencia; el Departamento de la Enseñanza, la que tiene que ver con los Hijos de los Hombres; el Departamento de la Civilización, que tiene que ver con todo el contenido planetario, con la evolución de todo ser y toda cosa. Tenemos entonces —y esto lo verán claro aquellas personas que hayan leído mucha literatura esotérica—, la expresión mística de los Tres Budas Esotéricos, de los Tres Budas Exotéricos que constituyen los colaboradores íntimos del Señor del Mundo, que conforman, por decirlo así, su Esfera de expresión causal y su Esfera de expresión física.  Su expresión física se realiza a través de los tres reinos, y ya buscando el contacto con la Mónada del Logos Planetario, tenemos los Tres Departamentos de trabajo de la Jerarquía, que son la analogía de lo que con el tiempo serán Budas Esotéricos.

Todo esto, para que vean Uds. que la venida de los Señores de la Llama a la Tierra para instaurar la Gran Fraternidad Mística de los Conocedores de Dios, y para servir de anclaje físico a la Entidad que preside los destinos de nuestro Esquema Planetario, para que nos demos cuenta de cómo todo sigue dentro del orbe universal, siempre la clara nota de la analogía. La analogía siempre puede darnos la noción de aquello que pueda permanecer subjetivamente dentro de la conciencia. Cuando un pensamiento, una idea, no la veamos clara, pensemos en nosotros y veamos la analogía de nuestros estados de conciencia para aplicarlos a aquél estado que estamos considerando, así es posible determinar lo que hemos dicho anteriormente, que el cuerpo etérico de un hombre que contiene Siete Chakras, que son Siete Esquemas Planetarios en el Sistema Solar, o en el Logos Solar, y Siete Cadenas en el Logos Planetario, se basan siempre en esta analogía.  Y hay que decir también, que coincidente todo ello con la gran previsión del Logos Planetario dentro del cual están sumergidos todos los Esquemas Planetarios, existe una decisión que arranca precisamente de los contactos establecidos entre el Logos Solar con otros Logos Solares y con los Logos que constituyen su propio Sistema. Los Esquemas, cada Esquema tiene una Logia.  Existe la Logia de Venus, la Logia de Mercurio, la Logia de Júpiter, de Marte, etc., y este conjunto de Logias constituye lo que en términos místicos se denominan: los Siete Espíritus ante el Trono de Dios u Hombres Celestiales, según la tradición mística de todos los tiempos, llevada a sus extremos más rigurosamente esotéricos.

Todo está dentro de un Ser, la expresión de este Ser a través del tiempo, a través de las edades, partiendo de horizontes cósmicos hasta coincidir en nuestro pequeño esquema corporal con sus Siete Chakras, se ha venido produciendo a través de Manvántaras y Mahamanvántaras, a través de tantas edades consumidas en el tiempo pero reflejadas siempre en el inmortal Akasha o Registros Akásicos del Tiempo o Memoria Cósmica de la Naturaleza.  ¿Se han dado cuenta de que nuestra memoria es cósmica, y que en virtud de la subconciencia divina que llevamos todos dentro, podemos comprender estos Misterios de Shamballa sin necesidad casi podría decir de utilizar el intelecto? Llevados únicamente por la fuerza de la luz de la razón y del deseo inmenso de descubrir los Misterios no sólo de Shamballa, los Misterios de la Vida, pues la vida es un misterio que hay que descubrir y que no descubrimos, quizás porque no nos formulamos muy intensamente la triple pregunta de: ¿Quién soy?, que es la réplica de quién es Sanat Kumara, o ¿de dónde vengo?, la procedencia mística de Sanat Kumara, y ¿a dónde voy?, que tiene que ver con la vida del Logos Solar, ya sea para nosotros dentro de un Globo que está recorriendo su 4ª Ronda dentro de una 4ª Cadena, dentro de un Sistema que llamamos Esquema Planetario, y comprender la razón del Logos Solar con respecto al Esquema Planetario al cual pertenecemos, y darnos cuenta asimismo de esta ley inmutable de relación cósmica que unifica a hombres y a dioses, y darnos cuenta al propio tiempo de que en la medida en que descubramos las pequeñas razones de nuestra vida psicológica nos será posible reconocer las grandes razones cósmicas del Logos Planetario y aún del Logos Solar, y extremando nuestra intención creadora llegar a profundizar en el espacio cósmico y entrever la grandeza de Aquél Ser omnipotente dentro del cual se están manifestando Siete Sistemas Solares.  Dándonos cuenta siempre, de que en nosotros está la luz que lleva al entendimiento, y que todo cuanto estamos tratando de desarrollar no es sino el afán de descubrir la primera parte del Misterio de Shamballa, ¿quiénes somos exactamente? Pues en el momento en que sepamos con cierta exactitud quiénes somos nosotros, sabremos quién es el Logos Planetario y quién es el Logos Solar, porque todos formamos parte del mismo Karma Cósmico, nos demos o no cuenta de ello. Estamos siguiendo las mismas orientaciones y directrices que siguen los Grandes Logos, y que no podemos hablar de Shamballa en un sentido meramente místico, hay que llevar Shamballa a la vida práctica de cada día, hay que ser científico, pues la hora que estamos viviendo es científica,  pasaron los tiempos de los arrebatos místicos, ahora se nos exige dinamismo, el dinamismo de la acción, el de la acción correcta, el de la acción de la fraternidad.  ¿De qué nos sirve hablar de la Gran Fraternidad de Shamballa, a la cual hemos hecho referencia, si nuestro corazón continúa frío y yerto ante la vida de los demás? Su sufrimiento, su ignorancia, su falta de adaptación a la vida. Para mí es más importante la reflexión esotérica sobre nosotros mismos en el sentido de nuestro comportamiento social, que comprender el mecanismo de un Esquema o de una Cadena. Sin embargo, todo está relacionado, y no podemos mover una pequeña pieza de este inmenso rompecabezas que somos nosotros, sin captar algo de la luminosidad de este gran y complejo rompecabezas cósmico que constituye, por ejemplo, un Sistema Solar, que no son sólo siete mundos los que están evolucionando, estos Siete Esquemas son los que en este momento, en el momento en que la Tierra está recorriendo su 4ª Ronda dentro de su 4ª Cadena, están vigentes dentro de la vida del Logos Solar.  Y Uds. se preguntarán: ¿por qué esta simpatía vibratoria que existe, por ejemplo,  que hace que vengan de Venus unas entidades que crean la Gran Fraternidad Blanca aquí en la Tierra?, pues sencillamente por lo que anteriormente hemos descrito como principio hermético de analogía, o por el principio cabalístico de los números, pues según se nos dice esotéricamente, el Logos Solar está manifestándose a través de un Universo de 4º Orden; ¿qué puede significar esto para nosotros? Simplemente que el Logos Solar, pese a su grandeza, está manifestándose a través de un cuerpo físico, porque se halla asimismo, en su 4ª Cadena, y recorriendo su 4ª Ronda dentro de esta 4ª Cadena dentro de un sistema universal, y que por tanto, existe relación. Un universo de 4º Orden con todas estas circunstancias descritas y nuestro Esquema Planetario, que es el 4º, dentro de un sistema de mundos, con la coincidencia de que estamos en un 4º Globo que está recorriendo su 4ª Ronda dentro de una 4ª Cadena; porque esta es la 4ª Cadena, y esta es la 2ª Cadena, de donde provienen las entidades que llamamos Los Señores de la Llama; existiendo después, y quiero que se den cuenta de ello, una gran vinculación entre Tres Esquemas Planetarios del Sistema Solar. Se trata del Esquema de Venus, del Esquema de la Tierra y del Esquema de Júpiter, que están constituyendo siempre un triángulo de energías efectivo, circulante, vivo constantemente, al menos durante todo el proceso de esta 4ª Cadena. Cuando vinieron Los Señores de la Llama, cuando se trasladaron del 2º Globo de la 2ª Cadena de nuestro Esquema —la Cadena Venusina— a la 4ª Cadena, había en el cielo formado por estos tres astros una conjunción perfecta en forma de triángulo —es éste que está descrito aquí, del dibujo en pizarra—; la Tierra, Júpiter y Venus constituían en aquellos momentos en el plano cósmico un triángulo equilátero perfecto, y eso fue lo que determinó a través de estas energías, el que pudiesen introducirse las entidades Venusinas dentro del 2º Globo de la 4ª Cadena de nuestro Esquema Planetario, que como decimos es el 4º.  Es complicado, verdad?, muy complicado, pero, al menos, sepamos algo, que cuando se nos habla de Esquemas y de Cadenas sepamos que es la réplica superior de los chakras del ser humano, pues nosotros además de los Siete Chakras fundamentales tenemos otros chakras menores, que no constituyen actualmente el centro de nuestra atención.  Por ejemplo, el Chakra Muladhara del Logos Solar, tal como está en este Esquema, está condicionado por el Esquema de Saturno.  Saturno, entonces, debe de proveer el Fuego de Kundalini para todo este Sistema Solar, y que la Tierra actualmente, sólo actualmente en esta 4ª Cadena, en esta 4ª Ronda, constituye el Chakra Cardíaco de esta tremenda entidad cósmica que es el Sistema Solar o que se manifiesta a través del Sistema Solar, y así, apliquen Uds. la analogía. El Chakra Manipura está regido por Mercurio, por el Esquema de Mercurio, y esto son cosas que Uds. pueden aplicar. Y en la Tierra el Fuego de Kundalini está marcado por Júpiter, y el Chakra Cardíaco como siempre es nuestra Tierra, es el centro de este Esquema.  Si Uds. utilizan lo aprendido con esto, lo aplican inteligentemente, tendrán una idea muy completa y muy clara de lo que hay que entender por Esquema y por Cadenas, y porqué existe esta libre intercomunicación entre los mundos, los sistemas, e íntimamente, psicológicamente, entre todos y cada uno de los Logos Solares, los Logos Planetarios y los seres humanos, y aún extremando el aspecto analítico, podíamos decir, que un átomo está representado también por siete chakras desconocidos que todavía la ciencia no ha descubierto, porque nos basamos simplemente en las leyes espirituales de la analogía. No existe todavía aparato alguno por sofisticado que sea, que pueda descubrir los siete chakras que corresponden al átomo físico, a un átomo de hidrógeno, por ejemplo;  ¿quién podría? Se tiene que utilizar la clarividencia causal, no la astral ni la mental, la causal tiene que ser para descubrir el misterio del átomo, que es la unidad en química como sabemos, la base de todos los elementos.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa.gif

[VBA:] Shamballa como lugar y estado de conciencia

Shamballa puede ser descrito como un lugar y también como un estado de conciencia. Un lugar porque existe en tiempo y espacio, y un estado de conciencia porque es una expresión del propio Logos Planetario que al expresarse a través de ciertos vehículos tiene necesidad de expresarse de una manera típicamente temporal; es decir, todo Logos al tener que manifestarse en el espacio crea un tiempo, y el tiempo es expresión, el tiempo es universo, el tiempo es planeta, el tiempo somos nosotros, es todo cuanto existe en diversos grados de efectividad creadora. Sabemos también que no se puede descubrir Shamballa sin remontarnos a sus orígenes, a lo más elevado, a lo inconcebible, habida cuenta que estamos realizando una obra eminentemente esotérica, y el esoterista trabaja siempre desde lo universal a lo particular, desde la creación a la cosa creada. Entonces, habrá que preguntarse ante todo: ¿qué es Shamballa, exactamente? Este centro máximo en nuestro planeta, la expresión mística del Logos Planetario del Esquema Terrestre: es una expresión temporal con tres absolutas vertientes; una de ellas es la vertiente histórica, la historia de los hechos que coinciden en afirmar en tiempo y espacio una personalidad, una expresión temporal; la vertiente psicológica, la cual tiene que ver con el alma, con la conciencia del Señor del Mundo, de Sanat Kumara; y finalmente hay una vertiente menos temporal, a la cual no podemos acceder temporalmente, que es la Mónada de Sanat Kumara, o aquello que se manifiesta como mónada o espíritu de Sanat Kumara, que es el propio Logos Planetario.

El Logos Planetario en los principios de lo que llamamos Fraternidad Oculta en el Planeta, no se podía manifestar debido a que los principios espirituales eran tan elevados que no podía tener contacto con la expresión material, o con caracteres de materia de la densidad que fuese. Sin embargo, tenemos ciertas referencias, la referencia de que el Logos Planetario como mónada tiene a igual que nosotros, o mejor dicho, nosotros a igual que Él, posee tres grandes aspectos que llamamos la Tríada Espiritual: Atma, Budi y Manas; este equipo no se puede manifestar, o si se manifiesta pasarán eones, cantidades sobrecogedoras de tiempo, visto desde el ángulo de vista del hombre inmerso en los tres mundos. Entonces, para manifestarse el Logos Planetario, y hacerlo a través de vehículos temporales, precisaba del concurso de una entidad que decidiera sacrificarse para facilitarle al Logos Planetario aquellos vehículos que le hacían falta para manifestarse en los mundos temporales y ser consciente de la extensión infinita de su omniabarcante reino, es decir, todos los reinos que integran su propia creación. En vista de esto y teniendo en cuenta la ley de la manifestación, hay un Concilio Solar en el que se decide -como se deciden tantas cosas que escapan a nuestra inteligencia- de aquel Ser que deberá asumir la función de intermediario entre el Logos Planetario y los vehículos que recién ahora se están constituyendo en el mundo, o en el planeta, en lo más denso, y en este punto, avizorando las grandes perspectivas del espacio cósmico, viendo las oportunidades de la acción, viendo la posición de los astros y viendo la personalidad del Logos Planetario en relación con aquel esplendente Ser que tiene que servir de intermediario, se acuerda en este Concilio Solar que el Ser más idóneo para representar dignamente la expresión temporal del Logos Planetario es un glorioso Adepto de la constelación del propio Sistema Solar, una constelación con un nombre muy definido, que tiene un nombre sólo conocido por los Adeptos, que es nuestro propio Universo, y que está realizando su evolución en el 2º Esquema del Sistema Solar, el Esquema de Venus.

Para manifestarse como intermediario se precisa un gran sacrificio viendo el estado del planeta hace 18.600.000 años aproximadamente, no podemos comprobarlo, ¿verdad? Esto es lo que dicen los textos esotéricos. Se precisa entonces de esta gran personalidad que asuma la representación objetiva del Logos Planetario; pero, ¿qué significa entonces? Significa la aquiescencia de este glorioso Adepto del Esquema venusino, y ciertas relaciones kármicas, más un triángulo equilátero perfecto constituido entre los Esquemas de Venus, la Tierra y Júpiter.

Cuando este triángulo equilátero entre el Esquema de Venus, el Esquema de Júpiter y el Esquema de la Tierra constituyen un triángulo equilátero perfecto en el espacio, los grandes responsables juzgan que ha llegado el momento en que Sanat Kumara descienda a la Tierra para asumir esta función de intermediario entre el Logos Planetario, entre la tríada espiritual de la mónada del Logos Planetario y los tres cuerpos de expresión que necesita para ser consciente de los tres mundos inferiores del Esquema.

Pero, como Uds. saben, y siempre hay que buscar la sabiduría en la analogía, este gran Ser elige, para constituir su triángulo inferior, a tres de sus grandes discípulos venusinos. Este Ser venusino, que esotéricamente llamamos Sanat Kumara, elige tres discípulos, y estos cuatro constituyen aquellos Grandes Seres que esotéricamente definimos como los Señores de la Llama. Los Señores de la Llama precisan de ciertas condiciones ambientales –si podemos decirlo así- para penetrar en el aura etérica de la Tierra. Precisan también de una serie de acompañantes que contribuyan con su esfuerzo al sacrificio del gran señor Sanat Kumara, entonces existe aquello que se llama el descenso desde los altos lugares, y entonces existe una progresión a través de los éteres y en sentido descendente, si podemos captar esta idea, absorbiendo a medida que se van trasladando como una bola de fuego en el espacio a grandes velocidades, reduciendo el grado infinito de pureza de sus auras, para ponerse en contacto con el aura de la Tierra. Descienden a través de la 2ª Cadena, que es la 2ª Cadena Venusina del Esquema terrestre, y descienden hasta un punto en el planeta que es un globo extinguido que el Logos no utiliza todavía, porque ha sido extinguido y está preparándose para otra renovación, otro ciclo que es el 2º que corresponde a la 4ª Cadena de nuestra Tierra, y aquí se produce lo que podríamos llamar una conjunción magnética que da como resultado la concepción física de este cuerpo místico constituido por Sanat Kumara y los tres Kumaras que le acompañan; y después descienden al 4º Globo que es nuestra Tierra actual. Todo este trayecto se le llama esotéricamente el período de gestación del cuerpo físico de Sanat Kumara, por su exquisita elevación el cuerpo de este bendito Ser está constituido por materia del segundo subplano atómico, el más elevado que existe para poder manifestarse, y entonces se realiza otro milagro, un milagro que tiene que ver con la expresión física de los tres Kumaras. Tenemos ya un triángulo constituido, el Logos Planetario en el centro y Atma-Budi-Manas del Logos Planetario, pero Atma-Budi-Manas están encarnados por tres exaltados Seres que esotéricamente denominaríamos Budas Esotéricos, que corresponden al ámbito solar y en ciertas dimensiones que desconocemos. Existe después el otro triángulo, el triángulo de la encarnación de Sanat Kumara constituido por un cuerpo mental, un cuerpo emocional y un cuerpo etérico. Entonces, cuando se realiza la entrada en el plano de la existencia de este gran triángulo, se constituye la mística estrella de seis puntas, con un punto en el centro que es el Ojo de Sanat Kumara llevando la voz, la vista y todos los sentidos internos del Logos Planetario. Ya tenemos un cuerpo de manifestación, tres principios superiores, otros tres inferiores, y la conciencia de Sanat Kumara que en el momento místico en que penetra dentro de la 4ª Ronda y el 4º Globo se convierte en una encarnación física del Logos Planetario. El Logos Planetario se sumerge en su propia plenitud y entonces todo el trabajo de Shamballa oscila a través del Ojo Mágico del Señor del Mundo; Él está en contacto con los Budas Esotéricos en relación con el Logos Planetario, y está en relación con los reinos de la naturaleza a través de los Budas Exotéricos. Nosotros utilizamos un cuerpo físico, un cuerpo astral y un cuerpo mental adecuado a nuestras necesidades, las necesidades de Sanat Kumara, intermediario supremo del Logos Planetario va más allá, no utiliza cuerpos, utiliza planos, reinos, esferas. Se trata de algo inconcebible, pero el principio de Shamballa está ahí, en la decisión solar, la intención del Logos Planetario y en el espíritu de sacrificio de Sanat Kumara, el glorioso Adepto del Esquema Venusino. Pero, ¿qué sucede entonces? Cuando ha encarnado Sanat Kumara, está unido al Logos Planetario por un sutratma de vida y de conciencia, un antakarana que se va robusteciendo a través del tiempo, el planeta ya no es lo mismo que antaño, los reinos empiezan a destilar una fuerza, una energía desconocida hasta entonces, se nos dice que el reino mineral, que estaba en ciernes, adquirió aquel poder infinito de la materia que llamamos la radioactividad, muchos minerales brutos se convirtieron en metales preciosos, pero la radioactividad es el impulso del tercer Kumara introduciéndose en el aura de la Tierra, penetrando en el fuego de Kundalini, activándolo, y deparando la fuerza tremenda que llevaría a la evolución a los demás reinos. El reino vegetal que se alimentaba del reino mineral estaba también en ciernes, se nos dice que todavía no se conocía el color verde que tanto adorna los prados, los bosques y los árboles, y tampoco las unidades monádicas del reino vegetal poseían sensibilidad, sensibilidad es la tendencia a aproximarse objetiva, o subjetivamente. Y el reino animal estaba en un punto de su evolución en que precisaba el toque maestro de la Entidad que constituía el lazo magnético de Sanat Kumara con este reino, llamémosle el primer Kumara -después de Sanat Kumara, habida cuenta que son cuatro los Señores de la Llama-, es decir, que la introducción en el reino animal de la potencia espiritual del primer Kumara desarrolló en el hombre-animal, procedente de la 3ª Cadena Planetaria, llamada Lunar, la expresión mental, o chispa de la mente, que la tenía casi olvidada después de los azares…, que es lo que sucede cuando se pasa de una tercera a una cuarta cadena, donde hay un Pralaya, para estas unidades monádicas. Y existen también, a través del impulso, una serie de animales que se están preparando –porque es la evolución– para ingresar en el reino humano. Tenemos entonces en el reino animal, el llamado hombre-animal que procede de la tercera Cadena, la Cadena Lunar, y tenemos después, según se nos dice esotéricamente, cuatro tipos de animales lo suficientemente organizados para que el punto de conciencia que está situado en el plexo solar vaya ascendiendo y se sitúe en cualquier remoto lugar del cerebro de estos animales, creando allí un vórtice de energía que irá fructificando a través del tiempo para convertir estos animales en entidades autoconscientes.

Los grandes misterios que se desarrollan a partir de la encarnación mística del Logos Planetario a través de Sanat Kumara es, ante todo, la implantación de un nuevo orden aquí en la Tierra; se crea por primera vez en la historia del planeta la Jerarquía Espiritual o Gran Fraternidad Blanca. No existía fraternidad porque no existía el impulso monádico regulado que llegase a lo profundo de este cuarto globo, de este cuarto planeta denso en el cual el Logos Planetario había depositado todas sus complacencias porque constituía el núcleo de unión con su Padre Solar, habida cuenta –hagamos memoria- que el Logos Solar es una entidad que por sus propias características está en un nivel muy parecido a nuestro Logos Planetario, o valga la redundancia, que nuestro Logos Planetario está en una situación muy similar a la de su Padre, el Logos Solar. ¿Cuál es esta característica, este punto de confluencia? Que nuestro Logos Solar se manifiesta a través de un universo físico, significa claramente que se está manifestando a través de un Sistema de cuarto orden, lo que quiere decir, para este Logos, que está recorriendo su 4ª Ronda dentro de una 4ª Cadena-cósmica con un 4º Planeta que es el Sistema Solar físico, que es lo que realmente se está manifestando como Universo Solar. ¿Cuál es entonces la coincidencia? Que nuestro Esquema planetario, nuestro planeta, es el cuarto dentro de este Sistema o siete esquemas que constituyen el Universo Solar. Hay entonces una preferencia en virtud de Rayos, tendencias y agrupaciones dévicas entre el Logos Solar y nuestro Logos Planetario. ¿Por qué existe entonces este triángulo astrológico que hemos enunciado, que es Júpiter, Venus y la Tierra? En virtud de que la Tierra es el 4º Esquema, y cuando analizamos este aspecto en un ser humano con sus siete chakras, desde el Muladhara al Coronario, estamos tratando de demostrar lo que sucede en un Sistema Solar o en un Esquema Planetario; nosotros utilizamos chakras, pero los chakras son entidades dévicas a las cuales nosotros vivificamos a través de nuestro impulso espiritual, y lo mismo puede ser dicho en relación con un Sistema Solar, teniendo en cuenta la misma figura y poniendo entonces nombre a los chakras, ya no es el chakra Monádico o chakra Superior, o el chakra Coronario, sino que será Vulcano, y vayan ustedes siguiendo todos los puntos hasta coincidir en aquello que es aparentemente tan difícil de comprender cuando se nos habla de esquemas, de cadenas, de rondas y de globos, hay que utilizar la analogía, la analogía plenamente aceptada, observada y utilizada nos da la idea general de lo que es el Sistema Solar, de lo que es el Sistema Cósmico, porque partimos de la idea científica de lo que somos nosotros. ¿Y qué ocurre entonces con las cadenas? Ya no es el Logos Solar entonces, sino que es el Logos Planetario que se manifiesta a través de siete chakras y cada uno de estos chakras se les llama técnicamente una cadena. Se explica entonces el porqué dentro de los esquemas, dentro de este espíritu omniabarcante de la Divinidad con todo su poder incluyente, un esquema puede ayudar a otro en el progreso de la entidad, para que la entidad planetaria evolucionara vinieron de Venus los Señores de la Llama, ¿pero qué sucede en el momento de la iniciación de un ser humano? Cuando se aplica el cetro de poder en el momento de la iniciación sobre cualquier centro los demás centros más evolucionados están enviando sus energías, y entonces tenemos el fuego de Kundalini, el fuego Solar, más el fuego del Cetro, que es el fuego de Fohat, el fuego Cósmico. No es extraño que si nos ayudamos como seres humanos, que haya ayuda entre los chakras, puesto que los chakras son entidades, entidades con nombres definidos: centro Manipura, centro Cardíaco, el centro de la Laringe, el centro del Entrecejo, ¡es lo mismo! Son simples reglas de analogía: “Igual es abajo que arriba, igual es arriba que abajo”. Entonces, el que vengan los Señores de un Esquema Venusino y que utilizando la línea de mínima resistencia, que es buscando la Cadena que corresponde a su propio Esquema, y buscando el globo, el 2º Globo de la 4ª Cadena que corresponde al aspecto físico de nuestra Tierra… es fácil de comprender, faltaba solamente algo: el porqué el Logos Planetario pasa a través de Sanat Kumara al segundo globo, y no directamente al cuarto. Simplemente porque hay un periodo de gestación de las energías, como hay un periodo de unión magnética aquí donde se está preparando Sanat Kumara para introducirse en los éteres más densos. y el cuerpo físico de Sanat Kumara en Shamballa es del segundo nivel atómico, significa que es de una gran pureza, una pureza a la cual nosotros no podemos acceder. Un hombre exaltadamente espiritual está absorbiendo energía del cuarto éter, el primero de los éteres, está fabricando a través de sus éteres sus cuerpos, a través de los cuales recibirá la iniciación y pasará a su debido tiempo al tercer nivel donde recibirá tres iniciaciones. Cuando su materia es idéntica al cuerpo etérico de Sanat Kumara es porque ha alcanzado la 5ª Iniciación de Adepto. Esto está más allá de nuestras capacidades de acción, solamente para comprender el efecto de estas grandes constelaciones y el objetivo final de la astrología, porque a la astrología tal como la entendemos actualmente no puede darnos una idea de la magnificencia de estas entidades que se ayudan cósmicamente y que constituyen verdaderos Avatares. Un Avatar de la categoría de Sanat Kumara es de naturaleza cósmica, procede de un esquema mucho más evolucionado que nosotros, en donde el reino animal está tan evolucionado como el ser humano de aquí. ¿Cómo están los seres humanos? Hablo de entonces del Esquema Venusino. Quizá tendríamos que decir y quizá se pregunten: ¿Cómo pueden venir, salvando grandes distancias, atravesando rondas y cadenas, unas entidades de otros lugares del esquema? Utilizando la ciencia que conocen mejor que nosotros. No me atrevo a decir, porque es muy peligroso, aquello que está hoy día siendo motivo de grandes charlas y conferencias, acerca de los extraterrestres y de los platillos volantes, porque es una idea que nada tiene que ver, porque para trasladarse por el espacio una entidad de la categoría de Sanat Kumara, que conoce el mecanismo de los éteres, que podría viajar astralmente, que puede manifestarse a través de cualquier dimensión, porque su vida abarca nueve dimensiones, no tiene porqué utilizar un aparato mecánico, y dudo mucho que existan aparatos mecánicos en este sentido. Solamente para darles una idea que existe un proceso de desmaterialización y otro proceso de substanciación, de integración y de desintegración, desintegran sus cuerpos a través del espacio hasta que llegan donde tienen la conciencia, y entonces con materia de este plano, en este caso del segundo globo, están confeccionando el cuerpo que tendrán que utilizar en tanto dure su estancia aquí en la Tierra. Y, después, viene aquello que llamamos el nacimiento físico, la encarnación en el nivel más bajo que es nuestro planeta Tierra. Esto, como saben ustedes, abre la apertura de nuevas conocimientos.

Ahora, para que Uds. puedan extender estas ideas, aceptaré con sumo placer sus preguntas, y ya empezar a decir que entonces empezaremos ya en otra sesión a hablar ya de Shamballa, cómo se produjo este gran acontecimiento místico de la encarnación del Logos Planetario a través de Sanat Kumara. Entonces, analizaremos aquellos secretos de Shamballa, técnicamente descritos, de la creación de la Jerarquía o Gran Fraternidad Blanca, y después el principio humano, o sea, el principio de autoconsciencia que convierte al hombre-animal en un ser humano a través de aquella gran iniciación de la individualización. Dejamos esto para más adelante. Y ahora contestaré sus preguntas.

Interlocutor.— Vicente, haciendo una analogía, si el Logos Solar se está manifestando en un cuerpo físico y es el centro de un sistema, que por analogía es el corazón de Aquél, lo mismo ocurrirá analógicamente con la Tierra. Siendo el Logos portador del 1er Rayo y constituyendo el centro de un sistema que trajera el corazón, diríamos que la manifestación sería la unión del 1er y 2º Rayos, más el 3º que sería un resultado de esta unión.

Vicente.— Que son los triángulos que antes vieron en distintos niveles y, por ejemplo, hemos hablado de este triángulo constituido en el espacio, en el momento en que abandona Sanat Kumara el Esquema de Venus, no se habla mucho de esto en las escuelas esotéricas, son secretos que ahora se van desvelando a través de los Ashramas. Pero, el triángulo constituido aquí por Venus, Júpiter y la Tierra es muy interesante, primero, porque es la fusión de tres Rayos, en este caso el 1er Rayo corresponde a Júpiter -y en otras ocasiones es el 2º-, y la Tierra como reacción a estas fuerzas es el 2º, y en cambio Venus es el 3º, ¿por qué?, porque más adelante la imposición de esta energía traerá a los Hijos de la Mente, que corresponden al 5º Rayo, pero en este caso opera como 3º. No está escrito en los libros, hay que analizarlo con lo que decía anteriormente, con la intuición, si no, no será comprendida esta idea, pues es muy fugitiva, como toda idea realmente esotérica es fugitiva, hay que aprehenderla utilizando la analogía y después aquella actitud mental de expectación serena que hace posible que venga por iluminación aquello que intentamos dilucidar, lo cual es muy difícil cuando se trata de estas Grandes Entidades con las cuales no podemos tener todavía una relación.

Hay también, fíjense ustedes, un triángulo de cadenas constituido por Júpiter, Marte y la Tierra. Júpiter, Marte y la Tierra es un triángulo en el cual se va a exteriorizar a extremos indecibles aquello que llamamos la relación entre cadenas. Existen dentro de nuestro universo una serie de esquemas que están ocultos, que no han salido todavía a la progresión, y muchos de los planetas conocidos, no solamente el Sol y la Luna, sino otros planetas conocidos, están velando fuerzas ocultas de otros esquemas que están tratando de surgir a la manifestación. El esquema de Vulcano todavía no ha sido reconocido, sin embargo, su fuerza es potente, y se le considera incluso en los mapas astrológicos, singularmente cuando se trata de la astrología jerárquica, en la cual se busca el trasfondo oculto de los astros, no simplemente su expresión física, o su expresión emocional, o mental, que es lo que ocurre con los mapas que se hacen de los seres humanos, es algo que está más allá y por encima, pero siempre existe el triángulo como base, y a través de triángulos se manifiesta la vida de todos los Logos, de todos los seres humanos y aún de los propios átomos, porque todo se basa en la fuerza del triángulo. Y también sabemos que nuestro universo es un vértice del triángulo constituido por un universo del pasado y otro que vendrá en el futuro, cuando haya acontecido el Mahamanvántara con su Pralaya consecuente, y el Logos vuelva a surgir triunfante del silencio sobrecogedor de su Pralaya y vuelva a encarnar siguiendo un proceso muy parecido a este y al de los seres humanos para crear un tercer y último universo: el Universo del 1er Rayo, un universo que decimos el último porque no sabemos qué existe después de este universo último, en el cual se desarrollan facultades que este sistema solar no puede todavía desarrollar, porque el intento del Logos Solar en este presente universo es el desarrollo del Amor, la potencia invocativa del Amor, el poder coherente e incluyente del Amor. En el próximo sistema será muy distinto de éste, si tenemos en cuenta la diferencia de aspectos entre el Amor y la Voluntad, o entre la Voluntad y la Inteligencia, que fue la nota predominante del 1er Sistema Solar. Es decir, a través de la idea de los triángulos se puede hacer la luz dentro de nuestra mente a extremos indecibles, hasta constituir el germen de la sabiduría, aquello que alcanzaremos en virtud de la iniciación.

Interlocutor.— He estado aplicando siempre la ley de analogía, pero en esta ocasión no me sale bien, en esto que has explicado por dos veces, es decir, la gestación del cuerpo de Sanat Kumara, que partiendo de la Cadena de Venus se sumerge en un cuerpo extinto. [No extinto, interrumpe Vicente] Es que aplicando la ley de analogía a mí no me salía como cuerpo extinto.

Vicente.— Cuando hay un chakra trascendido, según nuestra ley objetiva, no implica que haya desaparecido sino que está actuando en niveles ocultos. Y hay entidades que trabajan a través de esos chakras. No es lo mismo cuando hablamos de la Luna, por ejemplo, que es un astro que ha cumplido su misión y se está desintegrando. Al final de esta 4ª Ronda, en la 7ª Subraza sí que desaparecerá la Luna, no tendremos Luna, surgirá otra Luna seguramente como acompañante de la Tierra, y quizás fueron trascendidas otras lunas como acompañantes de nuestro sistema planetario, pero, en todo caso démonos cuenta que si queremos comprender a los Dioses tendremos que comprendernos a nosotros, y si queremos comprendernos a nosotros tenemos que comprender a los Dioses, es la Ley de Hermes: “Igual es arriba que abajo, igual es abajo que arriba”. Entonces, esto lo vemos esquemáticamente en dos dimensiones, porque aquí sólo hay dos dimensiones, y lo que estoy explicando pertenece lo menos a una quinta dimensión, como es, por ejemplo, el hecho de que desde el Esquema de Venus, pasando por la Cadena Venusina de nuestro propio esquema, que es un globo oculto, una cadena oculta que finalizó su labor, se convirtió en sagrado, si podemos decirlo así, está en un periodo praláyico pero con su fuerza, y entonces a través de esta línea de mínima resistencia puede penetrar por línea geométrica y matemática en nuestro esquema a través del 2º Globo, en la 4ª Cadena, la 4ª Cadena porque está en orden al universo y al propio esquema que es el 4º. Y también, entonces, su progresión, su estancia aquí, una estancia que no sabemos lo que durará, es una estancia de preparación en donde las fuerzas convergentes de Venus, del Sol y de la Tierra están creando aquí un feto, si podemos decirlo así, es cuando Sanat Kumara y sus discípulos se sumergen dentro de esta bola de fuego, y dentro de esta bola de fuego se van preparando a través de un proceso de gestación hasta que llegan a nacer en el 4º Globo, que es nuestra Tierra actual, nuestra Tierra física-densa, utilizando la fuerza coherente del plano este en el cual han tomado sus vehículos etéricos. Entonces, descubrir el misterio de Shamballa sin tener una idea de lo que son los planos y los subplanos, físicos y espirituales, es un trabajo muy difícil, imposible, no habrá coordinación, porque no hay una ley escrita para aquellos que no comprenden, siempre tendrán un muro de incomprensión delante, naturalmente. Por lo tanto, la regla es esta, la regla de la analogía que nos hace conscientes del porqué de aquello que se dice en los Anales Ocultos que a veces los Budas son esotéricos o exotéricos, depende. Por ejemplo, los Budas esotéricos son exotéricos cuando están cubriendo la vida de Sanat Kumara, y son esotéricos cuando están en contacto con el ambiente solar a través del Logos Planetario. Y está la explicación de la estrella, una vez que Sanat Kumara ha encarnado en los tres mundos del esfuerzo y de todo el continente, físico, astral y mental de la Tierra, se produce este hecho. A Sanat Kumara se lo llama el Observador Silencioso, porque observa igual a los Budas esotéricos, Atma-Budi-Manas, como a los exotéricos que constituyen el cuerpo físico, el astral y el mental, a través de los planos.

Entiendo que es un poco difícil de comprender, pero hay que utilizar la analogía y dejar la mente muy libre. Si una cosa no se comprende de inmediato, dejarlo, no os preocupéis, saldrá por la fuerza de la propia intención de descubrirlo.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa.gif

[VBA:] Las esferas de Shamballa

Entonces, habíamos considerado ya desde los primeros momentos en que emprendimos este estudio de los Misterios de Shamballa, que cada una de sus esferas era la representación más o menos objetiva —desde el ángulo de vista personal— de algunos de los planos del Sistema Solar. Es decir, que una esfera, hablando de Shamballa concretamente, es aquella cantidad de energía que un Logos Planetario —en este caso el del Esquema Terrestre— es capaz de absorber, si puedo decirlo así, de la sustancia que compone un plano del Sistema Solar; teniendo en cuenta esotéricamente, que cuando hablamos de planos, hablamos de cuerpos. En el primer plano del Sistema Solar del Plano Ádico, es el cuerpo Ádico del Logos Solar, que cuando hablamos del Plano Monádico, estamos hablando del vehículo Monádico del Logos Solar, y así sucesivamente hasta llegar al plano físico-denso. Entonces cuando hablamos de esferas, —refiriéndonos a Shamballa— es la cantidad de energía de cada plano, mediante el cual el Logos Planetario ha creado un cuerpo de expresión.

Quizá el misterio más profundo, el más inefable, es el que corresponde a la 4ª Esfera de Shamballa, teniendo en cuenta que en un Universo Septenario como el nuestro, el 4º Plano, el Plano Búdico, es el más importante, y si agudizando mucho nuestra imaginación podemos suponer que el 4º Plano está dividido en niveles o subplanos y nos remontamos al  4º subplano o nivel del Plano Búdico, tendremos el Centro Místico del Universo, el Centro de Síntesis.  Desde el ángulo de vista esotérico, síntesis no es la prolongación de un estado de conciencia del Logos o una meta del propio Logos Planetario o Solar, sino que es el centro en donde se reconcilian todas las posibles polaridades, de ahí que es el Plano de la Unidad, el Plano de Síntesis. ¿Por qué sucede así? En primer lugar, porque tanto el 4º Plano, —el Plano Búdico—,  como la 4ª Esfera, que es la Esfera Búdica que corresponde a nuestro Esquema Planetario, están en íntima correspondencia con el Corazón del Sol, y cuando me refiero al Corazón del Sol estoy hablando de una manera muy directa del principio místico de nuestro Universo. Se nos dice que nuestro Universo es de 4º Orden ¿Qué puede significar un Universo de 4º Orden, para una persona que no esta documentada acerca de temas esotéricos? Significa aquel estado de conciencia del Logos, en el cual alcanza su máxima densidad, hablando en términos de la evolución, a aquellos que están documentados esotéricamente, les podré decir que nuestro Sistema Solar en su competa estructura es un Universo físico que corresponde al 4º Universo de un Sistema Cósmico de 7 Universos y que el Logos, que está ocupando este cuerpo físico en nuestro Sistema Solar, esta recorriendo su 4ª ronda dentro de una 4ª Cadena que es precisamente lo que está ocurriendo con el Logos de nuestro Esquema Planetario. Nuestro Esquema Planetario es el 4º de un sistema de mundos, constituido por Vulcano, Venus, Marte, la Tierra en el centro, Mercurio, Júpiter y Saturno; estamos en el centro, por lo tanto, el estar en el 4º Centro de este sistema de mundos, lo cual significa que estamos recorriendo la prueba más dura de cualquier Logos, que es el de su máxima condensación en la sustancia que compone su propia estructura molecular, implicará también por otra parte, que al hablar del 4º Subplano del Plano Físico-Cósmico, al hablar del Centro del Universo y trasladando este centro a la 4ª Esfera de nuestro Esquema Terrestre o a la 4ª Esfera de Shamballa, tenemos una potencia prodigiosa de energías que nos vienen en orden del número 4. No sé si ustedes han estudiado o han leído algo sobre temas cabalísticos, la Cábala, en esencia, es la ciencia que estudia los números y la correspondencia de los números con todos sistemas que nos envuelven. Entonces, si tenemos que nuestro planeta Tierra es el 4º Planeta dentro de un 4º Esquema y al propio tiempo está recorriendo su 4ª Ronda de su propia 4ª Cadena, tendremos un indicio del porqué actualmente tenemos tanta energía enfocada sobre nuestro planeta, el porqué de estas grandes convulsiones, el porqué de la desigualdad social, el porqué de la pobreza, de la riqueza, el porqué de las grandes conmociones sociales, él porqué de la lucha tremenda que sostienen los seres humanos entre sí, el porqué de los bloques que separan las naciones, pero al propio tiempo, y como esperanza de gloria, tenemos en el 4º Subplano la armonía suprema, una armonía que esta a disposición de todos los seres humanos. Es decir, aprovechar la energía que proviene de un Universo de 4º Orden y de un 4º Esquema Planetario, para convertirlo en los peldaños que nos lleven al 4º Subplano de la 4ª Esfera Búdica, que corresponde a nuestro Logos Planetario de Shamballa, y a partir de aquí darnos cuenta que los misterios que se van sucediendo siempre se repiten en orden cuaternario. El misterio mismo del hombre obedece al número 4, porque según se nos dice, la creación del hombre ha sido por la individualización de una 4ª Jerarquía de Mónadas Espirituales, que alcanzaron, según se nos dice,  su plena perfección en un universo anterior al actual, y que en virtud de esta fuerza del número 4, tenemos también actuando sobre la 4ª Jerarquía o la Jerarquía de los Hijos de los Hombres, el 4º Rayo de Armonía, el 4º Ser, digamos Planetario, utilizando un 4º Rayo, moviéndose en una 4ª Cadena dentro de su 4º Esquema, convergiendo sobre un globo que está recorriendo su 4ª Órbita dentro de esta Cadena, ha traído como consecuencia una cantidad impresionante de energías que podemos y debemos aprovechar.

Ser esoterista no es escuchar conferencias, no es leer libros esotéricos, no es estar pendientes de estas cosas, es tratar de ver claras las situaciones ambientales dentro de las cuales está estructurándose nuestra vida espiritual, a través de esa estructura que llamamos el Yo Personal, y a partir de aquí, darnos cuenta que para que podemos enlazar todo el sistema cósmico en nuestro corazón, tenemos en el corazón el Tabernáculo del Verbo, es decir, que no-solo tenemos un Sistema de 4º Orden enfocándose en forma privilegiada sobre un Esquema que es el 4º, de 4º Orden también, sino que toda la potencia acumulada se puede centralizar en el corazón del hombre y éste es el más grande de los misterios, el Misterio del Corazón, el misterio del Chakra Cardíaco, porque como Uds. saben el Chakra Cardíaco ocupa el centro de todos los 7 centros que constituyen la estructura etérica de nuestra personalidad. Además, todo el compuesto orgánico, todo el compuesto molecular, sanguíneo y nervioso,  depende del gran funcionamiento, de un funcionamiento de las glándulas que están en analogía con los chakras. La ciencia humana, todavía no logrado encontrar la glándula que corresponde al Chakra Cardíaco, sabe que existe e incluso le ha dado un nombre, la glándula timo o timoide, pero no se le  ha encontrado todavía una expresión corporal capaz de poder captar el sofisticado sistema electrónico que utiliza hoy día la medicina. Significa, que tanto el 4º Chakra como la 4ª Glándula constituyen un misterio relacionado con la 4ª Esfera de Shamballa, una Esfera llena de posibilidades, porque como se ve aquí constituye siempre el centro,  (ver dibujo),  si lo analizamos desde el ángulo de nuestro Esquema Planetario, tendremos 7 Esferas, y si lo analizamos desde el ángulo del Sistema Solar, tendremos 7 Planos, el físico, astral, mental, búdico, etc.. Pero el misterio del corazón de Dios, el misterio del corazón del hombre, está basado en el número 4. La importancia que se le asigna a los números de acuerdo con los estudios cabalísticos tiene su razón de ser. Una analogía perfecta se tiene entre el 2º Rayo que condiciona el entero Sistema Solar y el 2º Rayo que condiciona la esfera vital de Júpiter. Se dice que Júpiter es el Hijo Predilecto del Logos Solar. Se hace referencia mística, —hablando de los Evangelios— del entrañable cariño que siente Cristo por Juan;  Juan es el discípulo muy amado de Cristo, porque es el único dentro de esta corporación de 12 almas que le acompañan, que está en su propia línea vibratoria de Rayo, por la tanto la analogía Cristo-Juan, Logos Solar-Júpiter constituye parte de la enseñanza cabalística, pues la misma relación existe entre el Corazón de Dios y el Corazón del Logos Planetario en la 4ª Esfera,  y por lo tanto, la relación que existe de los chakras —desde abajo hacia arriba— encontrarán Uds., que el 4º Chakra corresponde al Corazón del Sol y al Corazón Místico del Universo, 4 es el número de Síntesis, entendiendo esotéricamente y siguiendo la Ley de Analogía, que un Logos Solar o un Logos Planetario o un Logos Cósmico, son una acumulación de energías que se basa en el ser humano. La conciencia humana elevada a la enésima potencia, por ejemplo, puede constituir la comprensión de lo que es un Logos Planetario, o lo que es un Logos Solar; en esta comprensión por Ley de Analogía, esta surgiendo la comprensión de todos los misterios. Los misterios que corresponden a cada una de las Esferas, y el misterio que corresponde a la propia Vida del Sistema Solar o del Logos de nuestro Universo. Y hay aquí una cadena de misterios dentro de la 4ª Esfera, porque yo hoy no he hablado más que de la 4ª Esfera.  Según se nos dice, en esta 4ª Esfera de Shamballa, está guardado el Cetro de Poder que utiliza el Bodhisatva para iniciar a los discípulos que estén preparados para ello. Como he tenido ocasión de decir varias veces, hay dos Iniciaciones Preparatorias y dos Iniciaciones Jerárquicas, que preparan Iniciaciones Mayores. Todo cuanto podamos decir acerca del Corazón Místico, donde converge la fuerza de todo Sistema Solar, tiene que ver necesariamente con las Iniciaciones, entendiendo por Iniciación, la introducción de la conciencia del hombre en superiores Niveles de Armonía, de Comprensión, de Voluntad, de Amor o de Poder. La Iniciación surge del Centro de Síntesis. Por el corazón el hombre se hace sabio, por la acumulación de conocimientos el hombre se hace sapiente, conoce, pero la Iniciación, que forma parte del Misterio de la 4ª Esfera, exige que el discípulo comprenda más que conozca. Conocer todo cuanto estamos viendo es un motivo de conocimiento. Entonces, ¿qué diferencia hay entre el Conocimiento y la Sabiduría? Pues bien, si podemos taladrar —si podemos decirlo así— el conocimiento y profundizarlo hasta sus más recónditas raíces, veremos que allí se agita algo que desconocemos, un vacío impenetrable que, filosóficamente se dice: Es la Verdad, la verdad que existe por doquier y en todas las cosas. Al llegar a este centro de comunión entre nuestra vida que está observando y aquella cosa tan íntima que hemos observado y con la cual hemos establecido contacto, es la Sabiduría. La sabiduría está más allá del conocimiento. Si hablamos de sabiduría, tendremos que hablar lógicamente de una de las grandes conquistas que existe en la 4ª Esfera, es la intuición. La intuición es básicamente de origen búdico, se le llama Radiación Cósmica, se la denomina si esta en el 4º subplano de la 4ª Esfera o en el 4º Subplano del Plano Búdico, que es una radiación cósmica o una relación con el propio Logos Solar, y esto que aparentemente parece una idea descabellada, no refleja otra cosa que la verdad, porque no se trata de un argumento. Como les decía al empezar esta pequeña charla, los Misterios de Shamballa solo pueden ser comprendidos por intuición, no pueden ser conocidos simplemente por la mente, hay que profundizar constantemente, y la línea que va del intelecto a la intuición es medida en términos de atención, la atención que Uds. están depositando ahora mismo aquí. Cuando el intelecto esté tan atento a cualquier situación, a cualquier circunstancia, a cualquier cosa que se presente a su consideración, y lo haga tan profundamente que pierda de vista en esta concentración infinita su propio ser, su propio yo, entonces sabrá por experiencia lo que es intuición, verá las cosas en espíritu y en verdad, y comprenderá todos y cada uno de los misterios. Podríamos decir que hay un sinnúmero de misterios que corresponden a todas y cada una de las esferas que constituyen el Centro Místico de Shamballa, es decir, son aquella parte de Sabiduría de Dios contenida en el Corazón de Sanat Kumara y que nosotros podemos penetrar si estamos muy atentos, si estamos muy apercibidos. Por ejemplo, si utilizamos la analogía, vemos que en la 1ª Esfera está el Misterio de la Vida de todo el Esquema, porque a pesar de que todo esto aparece como el Sistema Solar o como los cuerpos que utiliza el Logos Solar para manifestarse en el espacio cósmico, hay que darse cuenta de que toda esta grandeza es solamente una expresión, que no es la vida del Logos, es la expresión, entonces, aquí tenemos la expresión de la vida superior del Logos Solar o del Logos Planetario, y la vida que surge del 1º Subplano de cada uno de los planos o del 1º Nivel de todas las Esferas de Shamballa, es siempre la vivificación de toda la Esfera, y el complemento de la vida se halla en la 2º Esfera, donde tenemos el Misterio de la Unidad. Tiene que ver con el conjunto de mónadas espirituales que constituyen el 4º Reino, están unidas y compenetradas constituyendo una unidad, aunque separadas por barreras invisibles, porque cada mónada ha adquirido personalidad propia o individualidad propia, pero no existe lucha ni conflicto, existe solamente la verdad. Aunque hablemos de la 4ª Esfera, Uds. pueden aplicar todo cuanto se vaya diciendo a todas y cada una de las esferas que constituyen Shamballa. Por ejemplo, la 3ª Esfera, esotéricamente denominada el Misterio de la Razón Pura, la Luz del Entendimiento, la Luz de la Comprensión, la Luz de la Sabiduría se halla siempre en el 3º nivel de cada una de las esferas y hablando del Centro Místico del Universo o del Centro Místico de Shamballa, podemos decir que es la Luz Inmaculada que constituye la base de toda la Sabiduría, que a través del tiempo y a través de todas las razas, irá adquiriendo la conciencia humana. La 4ª Esfera, se la llama con justicia, como ya he dicho antes, la Esfera del Cetro, la Esfera de la Radiación Magnética, la Esfera del Contacto Vital entre todas las esferas que constituyen Shamballa. Vean Uds. las tres inferiores, que corresponden al nivel físico, astral y mental, se complementan a través del Plano Búdico o de la 4ª Esfera con los tres niveles superiores o el nivel Monádico, Ádico y Átmico. Esto es solamente para preparar el campo de discusiones futuras, tengan en cuenta que la luz se refleja en forma de Amor para vivificar el contenido del mundo inferior, y la 5ª Esfera, que siempre está en órbita con el Plano Mental Cósmico, el número 5 es básico, así como aquí teníamos la Razón Pura aquí tenemos la Luz Refleja; repito, insisto, en que estoy hablando, aunque me refiera a la 4ª Esfera de Shamballa, que se refiere a todas las esferas que constituyen este Magno Centro Espiritual, y que por lo tanto, al reflejarse la luz de la 3ª Esfera o del 3º Subplano de esta Esfera con el 5º Nivel de esta 4ª Esfera, constituye el principio básico que un día constituirá el nivel pensante del hombre, porque cuando la Luz Pura a través de la Luz Refleja llega al Plano Mental, se convierte en el mundo abstracto de la mente, de la cual va estructurándose por absorción, por cualidades o por sustanciación mental, el Centro de Unidad Mental de todos los seres humanos.  Es importante comprender que la mente no es solamente Fuego, es Amor, aunque el Amor sea Fuego, pero hago la distinción para que no se cree un significado frío de lo que intento significar por Luz en este caso. Entonces, todo este sistema mental que conocemos se gesta siempre en el 4º Nivel de la 4ª Esfera, repercute en el 5º Nivel de la 4ª Esfera y después se proyecta en los tres primeros Subplanos del Plano Mental, constituyendo la base de nuestro pensamiento, la base de nuestro cuerpo mental y singularmente la base de aquel centro que caracteriza nuestra personalidad, que es nuestro Rayo, el Rayo Mental o el centro de Unidad Mental.

La 6ª Esfera es muy importante porque sucede algo maravilloso, tan maravilloso que si no fuéramos esotéricos, podríamos calificarnos de románticos o que estamos tratando muy poco seriamente un tema tan importante. Se gesta en este 6º Nivel de la 4ª Esfera aquello que esotéricamente llamamos la Ley de Ritos o la Ley de las Ceremonias Esotéricas. Toda ceremonia esotérica consta de varios factores, si Uds. examinan lo que sucede en cualquier tipo de liturgia que conozcan, el de la propia iglesia cristiana, verán que a cada día según sea, corresponde al sacerdote un tipo diferente de ropaje, que los ornamentos no son los mismos y que quizá los cantos y todo cuanto tiene que ver con la liturgia, tiene algo especial en cada ocasión. La Jerarquía Espiritual del Planeta, que a través de la Ley de los Ritos esta transmitiendo a través de los tiempos las Gran Ley de Fraternidad Cósmica a todos y cada uno de los niveles, no es una excepción, muy al contrario, es la causa de todos los rituales místicos que se celebran en cualquier lugar del planeta. Hay una Jerarquía Angélica, una 6ª Jerarquía, llamada esotéricamente de Los Tejedores en la Luz Banca, que están tejiendo con Hilos de Luz Cósmica, las Túnicas de los Iniciados. Se han dado Uds. cuenta, que cuando sueñan, cuando están en el plano astral que nunca se ven vestidos, no se ven Uds. el vestido que llevan, seguramente que si se acuestan en pijama, nunca se verán en pijama y tampoco los verán en pijama, porque hay personas que les ven. Cuando existe dentro de la Gran Logia la oportunidad de un ritual de esta naturaleza, en el caso por ejemplo de una Iniciación Planetaria, en el caso de una Invocación de fuerza del Logos Solar o de otras Constelaciones, existe una corporación de Iniciados, cada uno de los cuales lleva una túnica blanca, que en orden de dignidad y Jerarquía espiritual adquiere un blanco indescifrable para nuestros sentidos, añadan Uds. a esto, los emblemas, los símbolos dorados de estas túnicas de los Iniciados y pregúntense después, si es que un Iniciado al salir de su casa —el cuerpo físico— para asistir al festival, a la ceremonia litúrgica, tiene que ponerse un ropaje especial. Al traspasar cierto nivel, el que le corresponde por ley, automáticamente queda vestido con la túnica que por Ley de Jerarquía le corresponde, con el color dorado que le corresponde por Jerarquía. El color dorado es el símbolo del Sol, no es el color dorado que conocemos, es algo que escapa por completo a nuestra penetración, porque corresponde a niveles a los cuales nuestra mente, nuestro entendimiento más profundo no puede acceder, por lo tanto, tendrán que imaginar algo parecido a lo que Uds. puedan percibir a través de un cerebro tridimensional, y por lo tanto sujeto a muchos errores de interpretación, pero si tienen Uds. tienen en cuenta que hay una matemática celeste basada en la sagrada Ley de Ritos y que estos ritos son una preservación del Espíritu de Fraternidad aquí en la Tierra o en cualquier lugar de cualquier Esquema dentro del Sistema Solar, y al propio tiempo su mente es tan ágil y su corazón tan desahogado, que no piensen en los accidentes ocasionales, que no detenga la imaginación en cómo voy vestido yo cuando estoy en otro plano, sino que observan que existe una Ley de Jerarquía y esta Ley de Jerarquía hace que Uds. al ascender de nivel, se encuentren vestidos con la sustancia de aquel nivel que Uds. puedan acoger dentro de sí por Ley de Vibración Magnética, y tendrán una idea de lo que puede significar la Ley de Ritos aplicada a la Gran Fraternidad Oculta en nuestro planeta, empezando por Sanat Kumara, con los Budas esotéricos, con los Tres Guías de Departamento, con los Grandes Ángeles del Sistema que cooperan en el desarrollo del Esquema Terrestre, con los Chohanes de Rayo, con los Grandes Iniciados, y verán Uds. también la particularidad de que Uds. son en cierta manera discípulos que están aprendiendo algo dentro de los límites de la Tierra, kármicamente hablando, y si Uds. son Discípulos Aceptados, que el Maestro les ha aceptado en su Ashrama, tienen derecho a ostentar un túnica blanca. No será el ornamento el símbolo dorado, como corresponde al Iniciado, pero si es simplemente un Discípulo Aceptado el ornamento será amarillo, si son Discípulos en el Corazón del Maestro preparándose para la Iniciación, el ornamento y el símbolo serán azul índigo, el color del propio Cristo y cuando sean Iniciados, Uds. verán reflejados en sus compañeros de grupo como Uds. van vestidos y verán las túnicas blancas con los dorados entorchados.  Toda la gran masa analógica de estos conocimientos aplicados al mundo, se pueden ver en el orden religioso, militar, político, porque de la misma manera que los reyes, antiguamente y ahora también aunque simbólicamente, llevaban una corona, un cetro y un mundo en una mano, de la misma manera los grandes dignatarios de la Iglesia, del Estado, del Ejército llevan su propio símbolo de poder, un símbolo que tiene establecido precisamente, porque existen ciertas regiones esotéricas, —muy esotéricas— una corporación de Almas que ha través de la Jerarquía Espiritual, que han venido acumulando a través de los ciclos, está al lado del propio Señor del Mundo, como un Primer Ministro, un Alto Dignatario, un Embajador, puede estar al lado de un Rey o de un Presidente de la República, siempre hay que utilizar la analogía.

Esto es solo uno de los grandes misterios, aparentemente muy romántico como les decía, pero que constituye la base para el último gran misterio, este gran misterio tiene que ver con la Reconciliación Mística. EL Misterio de Reconciliación Mística tiene que ver con el 1º Plano del último Plano de cada Esfera o de cada Sistema Solar. La ley es que lo superior tiene que expresarse a través de lo inferior, constituyendo así el engarce perfecto entre lo grande y elevado y lo que es sutil y perfecto con lo que está en vías de perfección, con lo que es inferior. Todo este sistema, esta concatenación de hechos mágicos que se producen en esta Esfera a través de los Ritos, aquí tiene aplicación en forma de magia. La magia es solamente el instrumento de la creación, no se puede crear si no existe la magia y la magia perfecta está siempre en la 4ª Esfera y precisamente en el 6º Nivel, utilizando el 7º como vía de expresión.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa.gif

[VBA:] Shamballa

Si les digo que Shamballa es un lugar geográfico situado entre la India, Manchuria, Mongolia, el Tíbet, Siberia y China, Uds. dirán quizá, que esto no se ha podido probar. En mi primera charla les dije que Shamballa fue anteriormente un lugar en el mapa que, esotéricamente, se la llamaba la Isla Blanca. El Mar de Gobi, que ahora es el desierto de Gobi, contenía esta isla, una isla de gran frondosidad porque el Monte Meru, el eje de la Tierra, está precisamente en esta dirección, magnéticamente enlazado con el centro de Shamballa y, por lo tanto, es un lugar floreciente, habida cuenta de las energías etéricas que penetran por este punto, donde gravita toda la esfera. Y (se dijo) que, anteriormente a la creación de Shamballa, unos Ángeles Venusinos introdujeron un talismán en esta isla para mantener un contacto permanente con el Logos Planetario cuando Sanat Kumara tomase posesión de esta isla como el centro a través del cual todo el Propósito del Plan del Logos tendría que desarrollarse aquí, en la Tierra. También se dijo, que con el tiempo el mar se secó, que aquella Isla Blanca había desaparecido y que quedaba, aparentemente sólo, un estéril desierto. Pero si existe una penetración espiritual lo suficiente profunda, si existe un nivel evolutivo superior, se puede encontrar este sitio localizado en el mapa. Ocurre, sin embargo, que si existe algún atrevido viajero que pueda llegar a las inmediaciones de Shamballa sentirá, como todo lugar realmente magnético, una gran refusión de energías, si es capaz de sentirlas en sus vehículos sutiles, de no ser así no se dará cuenta de nada. Pero allí donde está el Talismán, y bajo la dirección de devas expertos en el arte de la substanciación, los Asuras de nuestro planeta, unos ángeles lunares de gran poder, crearon unas grandes galerías en materia etérica; y Shamballa, en el aspecto físico, está llena de cuevas y galerías. Se nos habla, incluso, de una galería – fíjense Uds. – entre Shigatsé, Lhasa y Darjeeling, atravesando los Himalayas. Y, naturalmente, nosotros sabemos humanamente lo que cuesta excavar las piedras. Se nos hace difícil creer estas cosas. Sin embargo, las galerías existen por cuanto constituyen uno de los aspectos muy directos de representación objetiva de lo que sucede en los  niveles internos de Shamballa. Estas grandes galerías, Uds. preguntarán, ¿para qué sirven? Estando en materia etérica del 4º nivel contienen para nosotros una dimensionalidad desconocida, y, en estas cuevas, existe una representación exacta, calcada de todas las cosas que sucedieron en el planeta desde el principio de los tiempos. Por ejemplo, hay muestras del reino mineral desde los primeros minerales de la 1ª cadena hasta los minerales radioactivos, pasando por las piedras preciosas. Existe en el reino vegetal toda fuerza expresiva de este reino a través de su principio en la 2ª cadena, hasta llegar a las flores más delicadas y perfumadas y a las plantas más sensibles y a los árboles más frondosos. Todo esto está allí representado. Del reino animal están todas las muestras de ejemplares y tipos de animales desde la 3ª cadena hasta los animales domésticos de nuestros días. Constituye una cadena de acontecimientos vibrantes y vivos, porque no se trata de elementos muertos como vemos en los museos sino que son representaciones vivas de todo cuanto sucedió en el planeta hasta el momento actual: desde los gigantescos reptiles que estuvieron enseñoreándose de la faz de la cadena lunar hasta nuestros animales más perfectos, más estilizados. Del reino humano podríamos admirar todos los tipos de todas las razas y subrazas que han aparecido y desaparecido del planeta, desde las primeras razas, de la Raza Polar e Hiperbórea que no tenían forma humana, (desde) de los gigantescos Lémures de hasta cuatro metros de estatura hasta llegar al hombre o a la mujer bien estilizada de la 5ª subraza de nuestra raza Aria. Uds. me preguntarán, “¿cómo es posible que todo esto quepa dentro de estas misteriosas cuevas de Shamballa?”. Y les pregunto yo, “¿dónde poseen Uds. la capacidad de recordar los hechos que vivieron?”. Porque (al recordar) están viviendo de alguna parte de Uds. mismos. Pues de la misma manera que Uds. pueden recordar y pueden recordar porque aquello está viviendo en Uds., de la misma manera la memoria cósmica de la naturaleza, a través de los Registros Akásicos, está dotando a la Humanidad del poder de ponerse en contacto        – cuando el momento sea llegado – con toda la historia de la Humanidad. De ahí que la psicometría, que es una facultad atlante que muchos discípulos actuales están adquiriendo de nuevo, es el poder que tiene el individuo de ponerse en contacto con cualquier hecho del pasado, por alejado que esté de nuestra era presente.  La significación de estas cuevas es interesante porque en una sala pétrea de esta 1ª esfera se realiza la enseñanza de los discípulos de los Ashramas, y el conocimiento que posee el discípulo que pertenece a un Ashrama y ha logrado penetrar en alguna de estas cuevas de saber, como se denominan esotéricamente, es el saber que está dentro de él y que se pone en contacto con aquello que vivió. Pues no se olviden que nosotros esencialmente somos muy viejos, lo cual significa que estamos muy lejos del tiempo conocido por cuanto podemos recordar, cuando poseemos ciertos ángulos de visión, todo cuanto hicimos desde el principio de los tiempos. ¿Saben Uds. el porqué el gran Señor Buda decía,  “tus vidas son más numerosas que las arenas del mar”. Porque nuestra historia se remonta a la 1ª cadena, a la cadena de Saturno y, por lo tanto, todo cuanto realicemos dentro de los Ashramas          –  cuando el momento sea oportuno, y la ley es justa en esta medida, en esta dirección -, podremos ver reflejado nuestro pasado ancestral en estas cuevas. De ahí se derivará un conocimiento que, si el discípulo tiene el cerebro muy bien organizado, podrá recordar, pero de la misma manera que no todos podemos recordar los sueños, que a veces son visiones del pasado, tampoco el discípulo que visita estas cuevas buscando siempre información  – información e investigación – se encontrará con el problema de no poder recordar, lo cual no significa que no posea el conocimiento. Y este conocimiento aparece en forma de intuición.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa.gif

[VBA:] El Talismán Shambállico

Hay un talismán, del cual no se habla mucho en los tratados esotéricos, pero que voy a ilustrarles a Uds. sobre este punto, porque corresponde al principio mismo de Shamballa. Hace unos 18.600.000 años, aproximadamente, no puedo estar seguro de esta cantidad, que un gran acontecimiento histórico se produjo en el planeta Tierra, y es cuando descendieron, según se nos dice, del planeta Venus o de la Cadena Venusina unos exaltados seres cuya misión era acelerar el proceso de evolución de la Tierra. Acepten esto Uds. sólo como una hipótesis mental, pero trabajen sobre esta hipótesis y ejerzan el poder que tienen de aplicar la analogía; pero con anterioridad, y preparando la venida de los Grandes Señores de la Llama, como suele definírseles en lenguaje esotérico, unos excelsos Ángeles Venusinos introdujeron un talismán sagrado en la Tierra llamada virgen de la Isla Blanca, situada en el desierto de Gobi, antes era el mar de Gobi. Fue el punto de atracción que orientó a las huestes venusinas para introducirse en el aura de la Tierra y ahí, siguiendo la ruta del talismán, siguiendo su expansión magnética, fue creado el primer centro espiritual aquí en la Tierra, fue creada la Jerarquía, y en el centro místico se hallaba situado Sanat Kumara, el Señor del Mundo, los Tres Señores de la Llama, y todos aquellos excelsos seres que componían el cortejo venusino que se introdujo en las entrañas de nuestro planeta, preparando el camino de su liberación. Conjuntamente, tres grandes talismanes fueron introducidos en ciertas áreas definidas de los tres primeros reinos de la naturaleza. Uno de los grandes Kumaras que acompañaron al Señor del Mundo, introdujo un talismán en el centro místico del reino mineral. En virtud de esta actividad vinieron a la Tierra unos poderosos devas venusinos, llamados los devas violeta, los cuales activaron con su presencia la actividad de este reino y, según se nos dice, por primera vez en la historia planetaria, el reino mineral se hizo radioactivo. Se produjeron por primera vez las piedras preciosas dentro del reino mineral. La exaltación dentro de este reino provocó la entrada de muchas unidades del reino mineral al reino superior, el vegetal; pero allí estaba actuando conjuntamente con este Kumara del reino mineral, el segundo gran Kumara acompañante del Señor del Mundo, el cual introdujo un talismán sagrado en las entrañas místicas del reino vegetal. El reino vegetal floreció, tal como se dice místicamente, al paso de los dioses y, por primera vez, las plantas que se hallaban en un estado adecuado de actividad adquirieron el poder, la gloria, la cualidad de la sensibilidad, y, por efecto del creciente impulso del talismán, muchas entidades que pertenecían al reino vegetal —en el aspecto superior—  pasaron al reino animal, pero allí actuaba también conjuntamente el tercer Gran Kumara, el cual introdujo el talismán sagrado en las místicas entrañas del reino animal. Esto produjo un acontecimiento tan extraordinario en la vida de este reino, que provocó un clamor invocativo de parte de aquellos animales que estaban en gran proceso de evolución, y como consecuencia muchas entidades del reino animal pasaron al reino humano, a través de aquella gran iniciación técnicamente descrita como la  “individualización del hombre animal”. Y, por primera vez en la historia del planeta, surgió el ser humano, la “autoconciencia”, por lo tanto, el 4º Reino: la Humanidad. Esto vino provocado —  a pesar del trabajo preliminar del tercer Kumara —por la atención sobre este Gran Talismán que actuaba en el reino animal por el propio Sanat Kumara, el cual enfocó su atención en aquel centro y provocó el despertar del animal hacia la vida humana. Y al propio tiempo, Sanat Kumara elevó su mirada hacia los cielos—  tal como se dice  místicamente —  y atrajo la atención de los Ángeles Solares. Los Ángeles Solares son unas individualidades místicas perfectas ya de un universo anterior, los cuales, según se nos dice, estaban reposando en el Nirvana. Del Nirvana vinieron los Ángeles Solares atraídos por el poder del Cetro de Sanat Kumara, otro talismán del cual hablaremos también, y provocó la creación del reino humano.

http://ngsm.org/vicenteba/graficos/shamballa.gif

[VBA:] El Misterio de la vibración

Uno de los misterios relacionados con Shamballa es el de la vibración. La vibración es el compendio de todo cuanto impulsa la evolución, no solamente del planeta sino de todo el Universo, de todas las constelaciones y de todas las galaxias, es el impulsor de toda fuerza, de todo movimiento y  de toda energía. Pero, quisiera referirme hoy concretamente a la vibración en orden a sonidos. Tal como se nos dice ocultamente, el Universo está hecho a base de sonidos y que es la palabra del Logos resonando a través del éter del  espacio que se van creando los mundos. Entonces, quisiera relacionar, en la medida de lo que sea posible, esta Ley de Vibración o esta ley que tiene que ver con los sonidos creadores de la Naturaleza con la Jerarquía Planetaria y con el Centro Místico de Shamballa. Aquí verán ustedes la base de la vibración.

La Ley de Vibración, en orden a sonidos, se divide en tres aspectos fundamentales. El primer aspecto pertenece a Shiva, el impulsor dinámico del Universo, el primer aspecto de la Divinidad, corresponde al aspecto Padre de la religión occidental. Tenemos después el sonido característico de Shiva (que) es original, es sintetizador, sintetiza todos los sonidos del Universo; significa también, tal como se nos dice ocultamente, que Dios está hablando, está dando una conferencia al Cosmos y cada una de Sus palabras es un mundo que surge de sus labios inefables, de Su existencia creadora. Tenemos el aspecto Vishnú que tiene un sonido característico: es el OM; el OM es doble, es un  sonido doble porque participa de Shiva y participa de Brahma. Por el aspecto superior de Vishnú nos conectamos con Shiva, con el Padre eterno y, con el aspecto inferior nos estamos relacionando con el aspecto Madre de la Creación, es el aspecto Espíritu Santo, es decir, Brahma. Brahma tiene un triple aspecto que es el AUM. El AUM de la Creación constituye todo cuanto se ha manifestado. Relacionamos esto ahora con el Universo estelar o con un  conjunto de Universos, por ejemplo, el Logos Cósmico, del cual nuestro Universo es una pequeña parte, es una pequeña fracción, está dentro del aspecto, digamos, primario de Shiva. El aspecto Vishnú, en todo caso, sería cada uno de los Logos solares que constituyen este sistema cósmico y, en relación con el AUM, tendríamos que es cada uno de los Logos planetarios dentro de un esquema terrestre. Si analizamos el aspecto, el que corresponde mayormente a nuestro aspecto, es Brahma. Este aspecto, Brahma, el AUM creador, es el que nos corresponde íntegramente a nosotros.

Se nos dice ocultamente que hace dieciocho millones, quinientos mil años se produjo un gran acontecimiento en nuestro planeta, el Logos Planetario de nuestro esquema había decidido reencarnar en el planeta, tomar cuerpo físico; entonces pronunció la Voz de Shiva utilizando los poderes de relación  cósmica y a esta relación vinieron del planeta Venus o del sistema venusino, los Señores de la Llama, es decir, Sanat Kumara y los tres Grandes Kumaras, más un cortejo de grandes individualidades de tipo cósmico que constituyeron el Centro Místico de Shamballa. Cada uno de los Señores de la Llama tiene asignada una función, Sanat Kumara es el centro de este gran Triángulo, formado por tres Grandes Budas de Actividad o los tres Grandes Kumaras. Uno de estos Grandes Kumaras tomó a su cargo el Reino Mineral, el aspecto M del AUM, que fue el primer Kumara que intervino, que es uno de los Señores de la Llama. El segundo Kumara que intervino, el segundo aspecto relacionado con Vishnú, penetró en el Reino Vegetal, era el segundo Kumara; y el tercer Kumara que intervino tomó a su cargo el Reino Animal, entonces será el animal, vegetal y este sería el mineral. (Vicente lo dibuja en pizarra). La intervención de estos tres Kumaras que constituyen el esquema místico de todo el sistema de sonidos que existen en el Universo, tuvo como centro el Logos Planetario, después intervino Sanat Kumara, que fue el aspecto Vishnú, hablamos de nuestro esquema terrestre. Sanat Kumara, este Señor, con estos tres constituye los Señores de la Llama. Debido al poder místico que cada uno de estos Señores llevaba dentro de sí, en orden a sonidos, el Reino Mineral, el Reino Vegetal y el Reino Animal que estaban, digamos, en una semi-evolución, tomaron un  gran incremento y esto fue debido a la nota peculiar del AUM que los tres Señores Kumaras trajeron a cada uno de los Reinos.

En virtud, creo que lo hemos dicho anteriormente, en virtud del primer gran sonido, el Reino Mineral tuvo una gran evolución que se sintetizó en la radioactividad. No se conocía la radioactividad en nuestro planeta hasta aquel momento. Los materiales brutos, los metales innobles, se convirtieron en metales nobles, el oro, por ejemplo, es un metal que está por encima de lo bruto, es una superación, y la piedra preciosa que es una superación de todas las piedras que había en el planeta. Esto fue como consecuencia del sonido M del primer Kumara.

El segundo Kumara que intervino trayendo la gran nota U del gran pentagrama cósmico, constituyó una gran revolución mística dentro del Reino Vegetal; en virtud del mismo, el Reino Vegetal y algunas de sus especies superiores alcanzaron la sensibilidad astral, que era desconocida prácticamente. Casi se puede decir que el Reino Mineral y el Reino Vegetal estaban unificados. En virtud de estos dos grandes sonidos se produjo una desvinculación y entonces U y M trabajaron por separados, el trabajar separados ya es un símbolo de cierta autoconciencia. Y, finalmente, la tercera corriente de vida venusina, podíamos decir, el tercer Logos o el tercer Kumara —representación del tercer Logos—se introdujo en el Reino Animal. Aquí produjo una gran revolución, la gran revolución dentro del Reino Animal, produjo lo que se denomina: la individualización del hombre-animal.

En aquellos tiempos existía un ser que no podía ser denominado hombre, a pesar de que las características eran humanas, porque carecía de mente; era un ser gigantesco, según se nos dice en la tradición, tenía cuatro o cinco metros de estatura, era una cosa enorme, tenía que luchar con los elementos de aquellos tiempos. Era una masa de carne, se puede decir, que actuaba por instintos mecánicos, por el instinto de preservación y no por instintos razonados. Se alimentaba de lo que podía encontrar, no tenía todavía desarrollado el gusto, lo cual es sintomático porque más adelante el gusto tiene una importancia capital, espiritualmente hablando, me refiero al gusto espiritual, pero se empieza con el gusto en el plano físico y, debido a las condiciones reinantes, y, debido también a su falta razonadora, el hombre-animal carecía de voz o carecía de sonidos articulados; eran sonidos guturales que se escapaban de su garganta. A pesar de que la forma era humana carecía de la facultad humana de razonar, por lo tanto, no podía emitir más que sonidos guturales, no se diferenciaba en gran cosa de los demás animales que le rodeaban. Implica eso que todo poder implícito en las voces sagradas que vinieron de lo alto,  se produjo este gran  poder en el Reino Animal que hizo que aquel hombre, poderoso, aquel ser que era una masa de carne con una fuerza hercúlea tremenda, debido a las condiciones del medio, y que andaba agachado, casi como un cuadrúpedo de los que conocemos, pudo erguirse y al erguirse se produjo un gran milagro dentro de su constitución etérica: el instinto, que era un punto situado en el plexo solar, fue ascendiendo y se colocó en determinado punto del cerebro embrionario de aquel ser; entonces, al ponerse erecta la columna vertebral del hombre-animal, el poder invocativo a través de la triple nota AUM, produjo una invocación cósmica y, en virtud de esta invocación cósmica que llegó a  oídos del Logos Planetario, se produjo otra invocación de parte del Logos Planetario, hacia el 4º Subplano del Plano Búdico Cósmico, en donde habitaban en serena expectación, donde estaban en el Nirvana los Ángeles Solares o los Hijos de la Mente. En virtud de aquella invocación, en virtud de que el hombre tenía la columna vertebral erecta y que tenía un punto brillante que antes era instinto y que se había situado en la cúspide de la cabeza, se produjo esta gran invasión cósmica y entonces, cada uno de aquellos Ángeles Solares tomó a Su cargo un hombre-animal. Y en el momento místico en que el Ángel Solar tomaba a su cargo el hombre-animal, este se convirtió en un ser humano por obra y gracia de la Mente. La humanidad data desde entonces.

El problema del hombre ha sido a través del tiempo, la relación, ¿por qué el hombre primitivo emitía solamente sonidos guturales?, porque vivía en las piedras, en las hendiduras, en las rocas, donde solo habían devas de las rocas de los grandes Asuras, cuyos sonidos son guturales; el hombre, hasta que surgió de las rocas, de las piedras y se transformó en una personalidad viviendo al aire libre, por decirlo así, en contacto directo con la Naturaleza, no pudo empezar a articular sonidos, porque fue entonces cuando se puso en contacto con los demás devas de la Naturaleza, los devas del aire, los devas del fuego y los devas de las aguas. En aquel momento se produjo el gran milagro y, entonces, el hombre, en virtud de su salida del medio, en virtud del principio de relación, empezó a coordinar sonidos, empezó a asignarles sonidos a las cosas, empezó a asignarle sonido a las personas y esta asignación de sonidos a las cosas, a  las personas y a sí mismo, produjo el lenguaje, lo que sería el lenguaje. Aquello que solamente era una serie de consonantes sin interrupción, se convirtió por obra y gracia de su salida al exterior en busca de su propia relación y convivencia social, aquel producto mental que más adelante se llamaría: el lenguaje humano.

Entonces, el lenguaje se diferencia entre unos y otros por la cantidad de vocales o de consonantes que lleva cada uno de los lenguajes. Los lenguajes de ciertos países tienen más consonantes que vocales; en cambio, ciertos países tienen más vocales que consonantes. El misterio de esta relación en orden al lenguaje, hay que buscarlo en los misteriosos arcanos de Shamballa, en donde cada nación, cada raza, cada especie, está dentro del orden arquetípico del Señor del Mundo y, por lo tanto, no se crea una nación, no se crea una raza, no se crea una religión, no se crea ningún aspecto social en la vida, que no sea sancionado por Sanat Kumara, el Cual, no está circunscrito al AUM de Brahma sino que está activando, precisamente, el OM. Si dijéramos que el lenguaje es el principio de relación entre el AUM y el OM, si dijésemos que la relación del AUM y del OM produce la Estrella de Cinco Puntas, que es el símbolo del Hombre Perfecto… (Vicente lo expresa en un dibujo)… Debido a esto, tenemos entonces, que el factor conciencia, el factor que enlaza el AUM con el OM produce la Estrella de Cinco Puntas que es el hombre.

El hombre no puede ser hombre en tanto que espiritualmente no se ha convertido en la Estrella de Cinco Puntas, significa esto, que tiene que tener el OM y el AUM, significa que tiene que tener cada uno de estos tres aspectos completamente controlados. ¿Seremos capaces de imaginar la relación que existe entre el primer Kumara, el segundo Kumara, el tercer Kumara, en cada uno de los reinos, con los cuerpos del hombre, el cuerpo mental, el cuerpo emocional, y el cuerpo físico? Será un poco difícil, ¿verdad?. Pero si utilizan la analogía es fácil de comprobar porque todos los aspectos trinos de la creación están relacionados, es decir, que si buscamos la relación de los primitivos Señores —Rishis— que constituyen la primera Tríada, por ejemplo, que es el Logos Cósmico, el Logos Solar y el Logos Planetario, si tenemos en cuenta la relación que existe entre el Plano Mental, el Plano Astral y el Plano Físico, si tenemos en cuenta la relación que existe entre el Reino Mineral, el Vegetal y el Animal, nos saldrá como consecuencia la relación que existe entre todo esto con el Plano Físico, el Plano Emocional y el Plano Mental. Significa también, que el OM, que corresponde al aspecto de Sanat Kumara, en nosotros corresponde al aspecto Alma y que el sonido inicial de Vishnú —sonido original— corresponde a la Mónada.

Esquemas

[VBA:] La Iniciación tiene su orígen en la Gran Logia de Venus

La iniciación no es la prerrogativa del ser humano [de la tierra], la iniciación es una ley transmitida al planeta Tierra desde la Gran Logia de Venus, de un gran representante de Venus, del cual se nos dice que era uno de los agentes misteriosos del Logos Planetario del Esquema Venusino, es el que llevó a la Tierra la antorcha sagrada –del cual vino después la cosa de la Olimpíada– desde Venus a la Tierra. Y, el Diamante Flamígero, el Cetro que empuña el Señor del Mundo, es de procedencia venusina, y, con este Cetro, cargado siete veces, cargado uno por cada Esquema Terrestre, está conteniendo el Fuego Eléctrico, el Fuego Cósmico del Logos Solar. Con este Cetro se da la vida a toda Naturaleza, a todos los planos del planeta, a las siete esferas de Shamballa, a los siete reinos, a las siete razas que van apareciendo progresivamente.

Esquemas

[VBA:] Los Centros Cósmico-Planterios

el centro superior del Señor de Shamballa, —el Señor del Mundo— el centro que constituye su propia morada, el centro que constituye la síntesis de todos los demás centros. Este centro, según sabemos se denomina en sánscrito Sahasrara, es el centro coronario, el de la cúspide de la cabeza. Hurgando en los anales esotéricos se puede llegar a concebir que este centro esta constituido primero y ante todo, por el propio Señor de Shamballa, el sintetizador de todos los centros. Esta asistido por un Señor de la Llama de primer rayo. Los Señores de la Llama son tres grandes seres, discípulos de Sanat Kumara que vinieron con él desde la cadena de Venus a la Tierra cuando se instauró por primera vez la Jerarquía o Gran Fraternidad Blanca. Hay también unos Ángeles de tipo cósmico, —y estoy hablando del centro Sahasrara— a quienes, técnicamente, se les denomina Los Señores del Fohat. Fohat es el Fuego Eléctrico del Espíritu.

Entonces, tenemos que el centro, —en evolución constante, de Sanat Kumara o de Shamballa—, está constituido por Sanat Kumara, por un Señor de la Llama de primer rayo, —un Gran Kumara—, por unos Ángeles Cósmicos,   —Agnis Cósmicos, Señores del Fuego, aquellos que se les denomina Señores de Fohat—, y después una serie de Chohanes pertenecientes a la cadena anterior, emparentados místicamente y kármicamente con el Señor del Mundo.

Este es el centro que atrae, canaliza y distribuye las energías del Primer Rayo Solar, y cuando me refiero a los rayos que inciden sobre nuestro planeta, o sean diferenciados en nuestro planeta, hay que entender que son subrayos del Segundo Rayo Solar. Esto lo sabemos, porque todos hemos leído esotéricamente la composición de los planos del Sistema Solar.

Tenemos después el Segundo Gran Centro. Tengo que advertirles que en nuestro planeta hay tres grandes principales, que son los que vamos a analizar primeramente, Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad. Esto son los tres centros principales de nuestro planeta, después analizaremos los secundarios.

El segundo gran centro planetario se denomina el Centro de la Gran Fraternidad o de la Gran Logia Blanca o simplemente el Centro de la Jerarquía. El Centro de la Jerarquía esta constituido, como núcleo básico, estoy hablando del chakra que está vitalizado por la entidad Jerarquía. En el fondo de la cuestión, en el núcleo vivo, existe un Kumara del Segundo Rayo, otro de los Grandes Kumaras, Señores de la Llama, que asiste al Bodhisatva, es decir, al Jefe, por decirlo de alguna manera, de la Jerarquía, el Señor Maitreya o aquella entidad que conocemos como Cristo aquí en Occidente. Existe, después, dentro de este centro Jerárquico, los tres Señores de Departamento, el Señor Manú, el Señor de la Raza y de la Política de las Naciones, —el Bodhisatva en sí,  que constituye la propia vitalidad Jerárquica— y el Mahachohan. El Mahachohan es el Señor de la Cultura, y de la Civilización de los Pueblos, el que tomando a una serie de jerarquías de devas, que tienen que ver con la evolución de la cultura, la civilización, el lenguaje, todo cuanto implique algo psicológico del ser humano. Conectados con estos grandes Señores de Departamento, existen los Siete Chohanes de Rayo. Los siete Chohanes de Rayo distribuyen a través de su Vida los Rayos que proceden del Rayo Cósmico del Sistema, del Segundo Rayo. Lo diferencian, lo caracterizan, lo vitalizan, lo distribuyen. Entonces tenemos, primero un Señor de la Llama del Segundo Rayo, el Bodhisatva como Jefe y a su lado derecho e izquierdo al Manú de la Raza. Los Siete Señores de Rayo, el Maestro Morya, el Maestro Koot Humi, el Maestro Veneciano, el Maestro Serapis, [el Maestro Hilarión], el Maestro Jesús y Maestro Rakoczi, el Conde de Saint Germain, tal como dice la tradición esotérica. Cada uno de estos Chohanes tiene a su cargo siete rayos menores distribuidos en forma de Ashrama. Entonces, 7 Chohanes, por cada uno de ellos siete Maestros de Compasión y Sabiduría, son 49 Adeptos. Existe después una pluralidad de Iniciados de 1º, 2º y 3º Iniciación y menos de la 4º Iniciación que llamamos Arhats. Esto constituye en síntesis, más una hueste de Ángeles del Segundo Rayo que proceden de Venus, que son los llamados “Ángeles Integradores del Amor Universal”.  Esto es el segundo gran centro planetario.

El centro de la Humanidad esta compuesto por todo cuanto implique a la humanidad, teniendo en cuenta que hay alguna raza aborigen que no pertenece a nuestra humanidad, porque todavía no está individualizada. Hay que distinguir la forma humana de la conciencia humana. Se puede tener la forma humana y no tener todavía la conciencia humana. Se trata de ciertos aborígenes de Australia y África, que tienen la figura, forma y perspectiva del hombre,  pero que todavía no han penetrado dentro de la individualización. Tienen la forma porque así ha venido por la fuerza de las cosas y están haciendo una proyección evolutiva distinta de la nuestra y llegarán a ser hombres enteramente en la 5ª Ronda. Ahora están solamente vegetando, por decirlo de alguna manera. Se puede decir también que hay animales muy avanzados, que quizá están a la altura de ciertos hombres. La humanidad entonces está constituida por: Un Kumara de Tercer Rayo, por la Humanidad corriente, y por la humanidad avanzada,  y dentro de ésta tenemos a los discípulos mundiales y a los aspirantes espirituales.