El esfuerzo para realizar la Voluntad Espiritual a favor de la humanidad y el planeta

por Comunidad de la Era Acuariana el 25 de Abril de 2010

El trabajo espiritual de las Naciones Unidas y la liberación de la humanidad

Por lo tanto, hermanos míos, crean en la realidad del trabajo que deben realizar estar estas Grandes Potestades espirituales, invocadas durante estos plenilunios de Aries, Tauro y Géminis. Continúen la tarea de ayudar a la humanidad, difundir la buena voluntad, establecer rectas relaciones humanas y restablecer con valor indomable, fe inquebrantable y firme convicción, la perspectiva, realmente espiritual, de que la humanidad no está sola.

AAB: EJ

Presenciamos un ímpetu alentador a favor del desarme y la no proliferación alrededor del mundo. Estamos viendo una acción concreta de parte de los gobiernos, mayor movilización de la sociedad civil y un fuerte llamado desde esta Asamblea General. Cada uno de estos nos está llevando un paso más cerca de un mundo seguro. Este es el momento de construir sobre ese ímpetu y es lo que nos trae hoy aquí. El desarme está entre las metas mantenidas durante más tiempo en las Naciones Unidas. Cuando progresamos en este tema, regresamos a nuestras raíces y también miramos hacia el futuro.

Secretario General Ban Ki-moon, Comentarios al Debate Temático de la Asamblea General de la ONU sobre Desarme y Seguridad Mundial, Nueva York,

19 de abril de 2010

Estimados Amigos,

Desde el principio de la era nuclear y del uso de las armas nucleares en Hiroshima y Nagasaki en 1945, la humanidad ha luchado con la posibilidad de aprovechar la tecnología nuclear a favor de la humanidad y, al mismo tiempo, se da cuenta de la destrucción horrorosa y cruel que las armas nucleares han desatado y teme que esto pueda volver a suceder.

Los esfuerzos iniciales para crear un sistema internacional que hiciera posible que todos los países tuvieran acceso a la tecnología nuclear bajo precauciones adecuadas se inició en 1946, pero se terminaron rápidamente en 1949 sin lograr este objetivo, debido a serias diferencias políticas entre las mayores potencias. Desde entonces, tanto los Estados Unidos como la anterior Unión Soviética, hicieron pruebas con armas nucleares y estuvieron iniciando la construcción de su arsenal.

En 1950, el físico danés Niels Bohr, que trabajaba en el proyecto británico-americano de energía atómica, durante la guerra, escribió una carta abierta a las Naciones Unidas, exhortando a los países del mundo a crear políticas racionales y pacíficas que garantizaran una seguridad para todos.

Poco después, en diciembre de 1953, Dwight D. Eisenhower, presidente de los Estados Unidos, en su propuesta “Átomos para la Paz” urgió a la octava sección de la Asamblea General de las Naciones Unidas, a establecer una organización internacional que diseminara la tecnología nuclear pacífica, al tiempo que protegiera contra el desarrollo de las armas nucleares:

“Para tomar estas decisiones decisivas, los Estados Unidos clama ante ustedes, y por tanto ante el mundo, su determinación de ayudar a resolver el temible dilema atómico, a dedicar todo su corazón y mente a encontrar un camino por el cual la creatividad milagrosa del hombre no esté dedicada a la muerte, sino consagrada a la vida”

No obstante, aún luchamos con este dilema.

Enfrentados a la existencia de inmensos arsenales de armas, tanto nucleares como no nucleares alrededor del mundo, con un número estimado de 30,000 armas nucleares en el mundo, el sistema de las Naciones Unidas se está preparando para la Conferencia de las Partes Encargada del Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares en 2010 (TNP), que tendrá lugar en la Sede de las Naciones Unidas de Nueva York, entre el 3 y el 28 de mayo de 2010.

Como preparación para esta Conferencia de Examen, recientemente los 192 miembros de la Asamblea General sostuvieron un debate temático sobre desarme y seguridad mundial. Dirigiéndose a esta augusta Asamblea, el Secretario General Ban Ki-moon reiteró las consecuencias mundiales de este aprieto monumental y pidió a la comunidad mundial a cambiar sus prioridades:

“El mundo está excesivamente armado y el desarrollo está sub-financiado. El gasto global en armas monta ahora por encima de 1 billón de dólares al año. Estas prioridades deberían revertirse. Acelerando el desarme, podemos liberar los recursos necesrios para combatir el cambio climático, solucionar la inseguridad alimenticia y lograr las Metas de Desarrollo del Milenio”.

Con ésto se nos recuerda la aguda e ingeniosa declaración de Albert Einstein quien afirmó que “la liberación del poder atómico cambió todo, menos nuestra forma de pensar”. Como sabiamente supuso, “la solución a este problema reside en el corazón de la humanidad”.

Es muy afortunado que este renovado ímpetu para tratar con esta amenaza, aparentemente intratable, esté ocurriendo durante el lapso de los tres Festivales Espirituales mayores, un momento en el cual las nuevas y vitales energías espirituales pueden ayudar en los esfuerzos de la humanidad para acercarnos a una experiencia planetaria más segura, saludable y sensata.

La clave decisiva, que indicará si estas energías espirituales son utilizadas o no, reside, como anotó Albert Einstein, dentro del corazón de la humanidad y en la habilidad de los discípulos y trabajadores espirituales para implicar la voluntad espiritual.

En este momento del Festival Solar de Tauro trabajamos con la nota clave de la Luz: “Yo veo y cuando el Ojo está abierto, todo es luz”. Fue bajo este signo que Sidarta Gautama logró la victoria sobre el deseo y llegó a la iluminación, alcanzando la conciencia búdica y el título del Buda, “Iluminado” o “Despierto”.

El Buda fue y es el Transmisor de la Iluminación para el mundo. Él era y es el Señor de la Luz. Y, como un Gran Instructor Espiritual, como siempre es el caso, labró un nuevo Sendero para la humanidad y fue el pionero de los procesos de la iluminación, logrando así también el título de “El Iluminado”.

Debido a Sus esfuerzos a favor de la humanidad, comprendemos que la luz del conocimiento, oportunamente, cede paso a la luz de la sabiduría, que en sí misma es absorbida en la radiante luz de la intuición. Cada etapa indica una penetración en un reino de conciencia superior y el logro de cada etapa produce la disipación de graduales niveles de ignorancia, espejismo y oscuridad.

Por medio de Su incansable experimento y obstinada búsqueda por encontrar y eliminar la causa del sufrimiento y el dolor humano, Se dio cuenta que el apego humano a los deseos son los que conducen al sufrimiento. Como remedio formuló las Cuatro Nobles Verdades y el Noble Óctuple Sendero.

De la Sabiduría Eterna hemos aprendido que el deseo puede y, eventualmente, debe ser transmutado en aspiración, lo que finalmente y con el tiempo conduce a la voluntad orientadora.

Como trabajadores espirituales comprometidos con la curación planetaria, en este momento crítico que el New York Times describe como una “Estación para el Desarme”, podemos ayudar en este esfuerzo revigorizado por el desarme, esforzándonos por comprender mejor y realizando la voluntad espiritual. Aplicando los métodos y la práctica del desapego, el desapasionamiento y la discriminación que enseñó el Buda, podemos esforzarnos por distinguir entre la expresión del deseo potente y fijo que surge como una expresión del plexo solar y la realización, en cualquier grado posible, de la voluntad espiritual.

La sabiduría esotérica nos dice que el secreto de la voluntad espiritual reside en el reconocimiento de la naturaleza divina de la humanidad; es evocada por el Alma al transformar y transfigurar la mente humana y controlar el yo personal. El secreto de esta voluntad también está estrechamente vinculado con el reconocimiento de la inconquistable naturaleza de la bondad y el inevitable triunfo final del bien.

El deseo asciende desde y a través de la forma material; la voluntad espiritual desciende a la forma, conformando concientemente la forma al divino propósito. Cuando esa voluntad es evocada, pone fin al deseo y se convierte en una fuerza inmanente, propulsora e impulsora que estabiliza, aclara y finalmente destruye todos los impedimentos.

El Festival Solar de Tauro también se celebra como el Festival de Wesak, el Festival del Buda, el Intermediario espiritual entre el centro espiritual más elevado, Shamballa, y la Jerarquía de Amor-Sabiduría. En el momento exacto de la Luna Llena de Tauro, Él viene, a costa de un gran sacrificio, para bendecir a nuestro planeta.

Bajo las influencias de estas energías que emanan del signo de Tauro y aminoradas para nosotros por el Buda y los Seres Iluminados que guían y vigilan nuestra evolución planetaria y humana, la comunidad espiritual mundial puede tratar de prepararse, en cualquier forma que cada uno necesite, para poder responder y ser sensible a estas energías y Potencias que están ahora disponibles en nuestro planeta.

Con este propósito, usted es invitado a unirse y a utilizar el delineamiento de meditación “El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad”.

Aquellos de ustedes que viven cerca de las Naciones Unidas están invitados a reunirse para una meditación silenciosa en el Salón de Meditación de la ONU, a partir del medio día hasta las 12:30 p.m., el martes 27 de abril, seguida por una discusión en las afueras de dicho salón, de 12:30 a 1:15 p.m.

Quienes viven fuera del área de la Ciudad de Nueva York tienen la oportunidad de contribuir con este trabajo utilizando el anterior delineamiento, no sólo el martes 27 de abril, sino todos los viernes de cada semana. Por favor solicitar, si necesita una copia de la meditación, que está disponible en varios idiomas.

Las fechas de los encuentros de meditación en el 2010 están disponibles aquí, y usted está invitado y le animamos para aproveche cada oportunidad para participar.

Cuando usted reflexiona acerca de la cita del mes, presentada el primer día de cada mes, y contempla la imagen cósmica acompañante, se está uniendo en la visualización del divino flujo circulatorio establecido cuando existe un alineamiento de las energías individuales, planetarias y cósmicas.

Le pedimos que continúe trabajando en ayudar con la distribución del video YouTube que presenta la Gran Invocación y las fotos de la Asamblea General y del Salón de la ONU, bajo el título de Reconciliación y la Curación de las Naciones.

Le estaremos escribiendo, dentro de poco, acerca del Seminario que tendrá lugar en la Fundación de las Naciones Unidas el jueves 27 de mayo de 2:30 a 4:30 p.m. sobre el tema “¿Cómo Puede el Día Mundial de Invocación Fortalecer y Apoyar al Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas?”. Por favor reserve la fecha y la hora para sus planes de unirse a nosotros personalmente en la Ciudad de Nueva York, o subjetivamente dondequiera que se encuentre.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

En amoroso servicio planetario,

http://www.aquaac.org/images/aac200px-000099.gif

A 501(c)(3) not-for-profit NGO in association with UN/DPI
http://www.aquaac.org/un/elttrs/esp/archive.html
UN@aquaac.org
Commune@aquaac.org