Cuadernos de trabajo sobre “El Servicio al Plan”

por Lucis Trust el 15 de Marzo de 2010

A fin de descentralizar al discípulo, el verdadero método en el futuro será desarrollar en él sentido de síntesis y de “ubicación” en el Mundo Uno. El tema sobra la dirección subyace en el sistema de instruir.  (El Discipulado en la Nueva Era, Tomo II, p. 267)

Hoy los grupos esotéricos están en vías de despertarse lentamente a la idea de que su principal servicio para la humanidad es el de cristalizar lo inmaterial, llegar a volver vocal y evocador el reconocimiento invocador silencioso de la masa humana y presentarse así como un grupo militante entre la Jerarquía atenta y la humanidad esperanzada y sufriente. (“Carta del Tibetano a la Escuela Arcana”, septiembre 1947)

La Escuela Arcana fue constituida (en 1920) para ayudar a la Jerarquía en el trabajo mundial. Ello es el plan jerárquico y el designio que retienen nuestra atención y nuestra obediencia; hemos aceptado una responsabilidad consciente en la conducción espiritual por la Jerarquía a todo lo largo de este siglo “épico”.

Es por ello que es esencial que proveamos de un programa de entrenamiento para ayudar a los “aspirantes determinados” a llegar a ser discípulos conscientes; deberíamos también presentar los estudios que ayudarán a cada uno a descubrir su propio campo de servicio, en relación con el trabajo jerárquico en el mundo. La Jerarquía funciona a través de tres aspectos mayores o departamentos cada cual de ellos tiene su contrapartida en los asuntos humanos. Estos tres son el Departamento de Gobierno, el Departamento de la Religión y el Departamento de la Educación. Cada departamento contiene diversos aspectos y estos últimos hallan asimismo una correspondencia en los asuntos humanos.

Ya que todos los discípulos están en entrenamiento para el servicio del mundo en términos del Plan de la Jerarquía, es necesario que por lo mismo empecemos a extender nuestra consciencia al contacto y a la respuesta del alma que nos enlaza al centro jerárquico; también deberíamos empezar a establecer un lazo mental y a responder al campo jerárquico mundial donde estamos destinados a servir por la afiliación ashrámica. Es por ello que hemos preparado siete cuadernos relativos a los tres departamentos del trabajo jerárquico liberando las leyes y los principios, las energías y las fuerzas así como los puntos principales de energía al interior de cada departamento, tan lejos como éstos pueden ser constatados mediante la enseñanza que poseemos. Ello debería estar asociado al estudio de las tendencias existentes y de las posibilidades exigiendo el conocimiento de las condiciones contemporáneas y de evaluación de los acontecimientos en curso. Diarios, periódicos y revistas especializadas proveen este género de noticias y de informaciones. Fuera de ello, el estudiante deberá ser capaz de entrenarse a si mismo a una mejor aplicación de la ley espiritual, del principio y de la intención ashrámica para el campo de su elección o su responsabilidad reconocida de discípulo hacia el Ashram.

Los cuadernos de estudio son