12 de Marzo de 1943

por Alice Bailey el 22 de Enero de 2010

[SES] Temas: Discipulado, iniciación y relación con los Maestros.

[JB] Anotaciones y comentarios (el grupo discute material –entonces inédito– de las Reglas de Iniciación Grupal):

“Que no haya recuerdo pero que rija la memoria”

El hábito de ser bueno es un instinto en la conciencia del iniciado. No hace las cosas bien porque recuerde reglas, teoría o actividades sino porque vive el principio que encarna.

Mucho de lo que decimos y pensamos responde a recuerdos de lo que otros dicen y piensan.

Para sufrir, no existe peor lugar en el mundo que un grupo.

La Escuela Arcana no es el grupo de un Maestro, es un campo de entrenamiento en la vida grupal.

Un iniciado (JB: 3er grado o mayor) nunca medita pues no lo necesita ya que tiene un contacto instintivo y trabaja desde su memoria instintiva (JB: la conciencia búdica se considera “instintiva” desde el punto de vista de la Mónada).

La meditación es un proceso mental. Un iniciado no medita sino que contempla.

La tensión espiritual es un punto de energía enfocada que es correctamente orientada y dirigida.

Hasta que el discípulo no reconoce su justo lugar en la cadena Jerárquica no hay mucho que pueda hacer en términos de servicio.

Tenemos que ser capaces de estar ante la presencia del Maestro sin bajar la vista. Una actitud de sumisión es una mezcla de humildad y de desobediencia.

Ser fáctico es distinto a intelectualizar. No se tiene una visión de lo que nos consta como un hecho, pues un hecho se conoce, no se visualiza. Un grupo discipular debe ser mas fáctico que visionario.

En el iniciado ser bueno es algo instintivo. Puede cometer errores de implementación pero la motivación es siempre correcta. El problema con los discípulos es que no siempre están correctamente motivados.