El Tercer Grupo Simiente y la Jerarquía Dévica

por Luis A. Hernández R. el 3 de Febrero de 2009

En este grabado podrá observarse un conjunto de bellas e inspirativas formas geométricas creadas en el éter por ciertas formas dévicas utilizando la luz y el sonido.

[EJ, 421-423:] Sería de interés señalar aquí, que cuando venga Aquel a Quien ángeles y hombres esperan y cuyo trabajo es inaugurar la nueva era y completar así el trabajo que comenzó en Palestina hace dos mil años, traerá consigo algunos de los grandes Ángeles así como también algunos de los Maestros. Los ángeles han estado siempre activos en la historia bíblica y se introducirán en las vidas de los seres humanos con mayor poder que hasta ahora. Se los ha llamado nuevamente para que se acerquen a la humanidad y, con su elevada vibración y superior conocimiento, unan sus fuerzas con las de Cristo y Sus discípulos, a fin de ayudar a la raza. Por ejemplo, tienen mucho que comunicar respecto al color y el sonido, y al efecto que estas dos fuerzas producen en los cuerpos etéricos de hombres, animales y flores. Cuando lo que tienen que impartir sea captado por la raza, se contrarrestarán los males físicos y las enfermedades. El grupo de ángeles o devas de color violeta que trabaja en los cuatro niveles etéricos, estará especialmente activo y actuará en cualquier momento dado, en los cuatro principales grupos de hombres que están en encarnación. Cuatro rayos predominan en cualquier período, siendo uno de ellos más poderoso que los otros tres. Esta idea se halla simbolizada en las cuatro castas de la India y descubrirán también que estas cuatro castas se encuentran universalmente en todo el planeta.

Estos cuatro grupos de ángeles son un conjunto de servidores consagrados al servicio del Cristo, y su trabajo es entrar en contacto con los hombres, e impartirles enseñanza sobre ciertas líneas:

1. Enseñarán a la humanidad a ver etéricamente y lo harán intensificando la vibración humana al establecer interacción con la vibración de ellos…..

2. Darán instrucción sobre el efecto del color en la curación de la enfermedad y particularmente respecto a la eficacia de la luz color violeta para aliviar los males humanos y curar esas enfermedades del plano físico que se originan en el cuerpo etérico.

3. Demostrarán también a los pensadores materialistas del planeta la realidad de que existe el mundo superconsciente, y que se puede establecer contacto y conocer a los ángeles y hombres que no están en encarnación ni poseen cuerpos físicos.

4. Impartirán a los seres humanos el conocimiento sobre la física superhumana, para transmutar el peso del cuerpo. El movimiento será más rápido y la velocidad silenciosa y suave, y se eliminará la fatiga. Por el control humano de los niveles etéricos se puede vencer la fatiga y obtener el poder de trascender el tiempo. Hasta que esta profecía no sea una realidad y se reconozca como tal, el significado de las palabras que anteceden permanecerá oscuro.

5. Enseñarán a la humanidad cómo nutrir correctamente al cuerpo y extraer de los éteres circundantes el alimento necesario. El hombre concentrará su atención en el cuerpo etérico, y el trabajo y la salud del cuerpo físico serán cada vez más automáticos.

6. Enseñarán también a los seres humanos como individuos y como raza, a expandir sus conciencias para incluir lo superfísico. Cuando esto se realice, la trama separadora. (el velo del templo), que divide el plano físico del mundo invisible, será reconocida por el científico como una realidad en la naturaleza, y se conocerá su propósito. Oportunamente será destruido, pues el hombre descubrirá cómo penetrarlo. La fecha es inminente.

Por la creciente sensibilidad de los hombres y la constante sutilización del velo separador, acrecentadamente, durante los años venideros, se irán desarrollando y manifestando las facultades telepáticas del hombre y su poder de responder a la inspiración interna. Por el desarrollo de la telepatía intuitiva y la creciente comprensión del poder del color y del sonido, se captará y entrará en contacto con el trabajo del Cristo y de los Grandes Seres, los pueblos se liberarán de la esclavitud del pasado y se les permitirá gozar de la libertad que otorga el reino de Dios.

[LAHR:] El trabajo del 3er Grupo Simiente de Curadores está muy ligado al mundo dévico, pues es a través de ellos que la contraparte del mundo visible existe y es sostenida; sin embargo, el mundo dévico también está cooperando con el trabajo de los otros dos Grupos Simientes: a través de su esfuerzo por sutilizar el velo separador entre lo concreto y lo sutil, el trabajo del 1er Grupo de Comunicadores Telepáticos será más eficiente, captándose más fácilmente el Plan y el trabajo inmediato por hacer; pero actúa también como disipador de egrégores al tomar parte activa del gran trabajo del 2do Grupo de Observadores Entrenados cuando ayuda a revelar la existencia del mundo superfísico y la inexistencia de la muerte y el mundo astral, tal como hoy lo conocemos. Que nuestro pensamiento grupal pueda construir –con ayuda de los ángeles– la nueva era emergente.

[VBA:] Es el trabajo del discípulo crear el antakarana, crear el hilo de luz que como saeta arrojada por potente brazo, debe converger en la profundidad de lo eterno y allí empezar a crear, utilizando su pequeña mente vacía, vean ustedes la paradoja, para empezar a llenar el ambiente con las nuevas formas que ha ideado el Señor del Mundo, o más arriba el Señor del Universo, para nuestra pequeña vida humana.

Ennoblecer los sentidos, estabilizar las emociones y rasgar los Velos de Isis en la mente que ocultan la verdad. He ahí la tarea del discípulo en esta nueva era de oportunidades. Y el hilo de luz, la potencia inspirada desde el centro de conciencia humana o Yo espiritual, está siendo construida por los ángeles, cuando pensamos los ángeles dan consistencia a las energías eléctricas que surgen de nuestro cerebro, contienen una intención pero no contienen una forma, no contienen más que intención y vitalidad, o dinamismo. Y los ángeles utilizando el éter del espacio que hemos dinamizado con nuestra radiante vida están creando las formas que nos corresponden, y estas formas son aquellas formas que construyen las estructuras de nuestro karma…