Los Ángeles Nacionales y los Tejedores de Luz

por Luis A. Hernández R. el 17 de febrero de 2009

Agnisvatta

Los Ángeles Nacionales

Toda la raza humana es gobernada por un Arcángel sublime que ejerce continuamente una influencia espiritualizante sobre los Egos Superiores de todos los hombres. Este Arcángel de la raza humana se unifica en el nivel de la Voluntad Espiritual, o Atma, con cada Ego humano, y al prestar a cada uno su propio poder Atmico muchísimo más desarrollado, le acrecienta la influencia de su propia Mónada y su Rayo. […]

Cada nación bien establecida es, de modo parecido, regida por un Ángel Nacional o Potentado Arcangélico. Esta Inteligencia sublime está asociada más especialmente con los Egos de todos los miembros de la nación. Se unifica con cada uno y continuamente acrecienta la energía y vida espirituales del Ego. En ocasiones envía también un impulso hacia la personalidad para que actúe de la manera que mejor contribuya al cumplimiento del dharma y a que evolucione la estatura del hombre perfecto.

Un Ángel Nacional puede ser estudiado desde dos puntos de vista distintos. Según un aspecto, puede ser considerado como un miembro de los rangos más elevados de la jerarquía Angélica que ha sido designado para este alto oficio. Con esa capacidad trabaja en gran medida desde el nivel de la Voluntad Espiritual, desde la que obtiene un pleno conocimiento del karma y del dharma de su nación, y del desarrollo ideal hacia lo que es parte de su deber guiar e inspirar a su pueblo. Su labor consiste en apresurar la evolución de su nación y en inspirar a sus líderes para que tomen decisiones que ayuden a realizar el dharma nacional; busca minimizar los efectos de los errores y ejercitar una influencia restrictiva, de modo que la nación no se aparte indebidamente del sendero que conduce a su destino más excelso, ni fracase en ubicarse en el lugar asignado en la familia de las naciones.

Como ya se dijo, por encima de los Ángeles Nacionales del mundo hay un Ser aún mayor, que sirve a toda la razahumana de este planeta de manera semejante a como elÁngel Nacional sirve a su raza particular. […]

El Ángel Internacional de la Raza puede considerarse como un tejedor que usa como sus hilos las características nacionales, el dharma y el karma de las naciones del mundo, tejiéndolas, a medida que transcurren los siglos, según el diseño que las naciones producirán de acuerdo al plan existente en la Mente Universal, “el diseño sobre el monte”. Mediante su hilado también va uniendo las razas, ayudándolas a establecer en la Tierra la hermandad humana. A pesar de su poderosa energía y su perfecta comprensión del Plan divino, no busca imponer su voluntad sobre los hombres ni oponerse a la voluntad colectiva de una nación, por más equivocadamente que ésta se conduzca en un período en particular, pues el hombre debe crecer en virtud de su propia experiencia y de la vida evolutiva dentro de sí.

El otro aspecto por el que puede ser estudiado el Ángel Nacional es más difícil de entender y explicar, pues pertenece a los niveles abstractos de la conciencia. Además de la vida y labor del Ángel como individuo, es también la suma de toda la conciencia nacional. Los millones de Egos encarnados en una nación para formar la Superalma están unidos en él. Los tres aspectos de la vida de una nación, el karma, el dharma y la conciencia nacionales, hallan una sola expresión en el Ángel Nacional.

Bajo los Señores del Karma, al Ángel Nacional se le concede cierta cantidad de latitud y control en la elaboración del karma de la nación. Puede concentrarlo para que algunas partes puedan expiarse rápidamente o extenderse durante largos períodos. Tiene completo conocimiento de la capacidad de su nación para soportar la adversidad, de la cantidad de karma adverso que es capaz de resistir sin sufrir una grave demora evolutiva. También es capaz de equilibrar el karma favorable con el adverso de la nación, de modificar las condiciones actuales retirando karma del pasado.

El Reino de los Dioses
Geoffrey Hodson

[VBA:] Pero, ¿qué es el Ángel Nacional? Es la representación de todas las personas que constituyen el núcleo social de un país. No será más elevado que las gentes que habitan ese país. ¿Por qué hay países más evolucionados?, no porque el Ángel Nacional del mismo esté más evolucionado, sino porque lo están los componentes de este país. Siempre veremos que la jerarquía de los devas siempre está supeditada a la de las personas, porque hay un ángel para cada hombre y hay un hombre para cada ángel.

[VBA:] Lo que pasa es que no hemos hablado de las glándulas planetarias, entonces tendría que hablarles de las ciudades magnéticas de la Tierra, que son las glándulas planetarias de Sanat Kumara. Conocemos cinco glándulas perfectamente delimitadas que están en orden a los cinco sentidos que poseemos actualmente y a las cinco razas evolucionantes hasta aquí, que son las ciudades de Londres (Reino Unido), Ginebra (Suiza), Nueva York (Norteamérica), Tokio (Japón) y Darjeeling (Norte de la India) son las glándulas que están trabajando ya activamente. Pero de la misma manera que solamente hay cinco razas y tenemos cinco sentidos, solamente conocemos cinco ciudades magnéticas. Pero, podemos decir, —quizá lo hablaremos en la próxima conversación— cómo se forma una ciudad esotéricamente, cómo se crea esotéricamente una raza, cómo se crea esotéricamente una religión, para que vean que todo ese conglomerado de centros que hemos ido describiendo, tiene su función y que hay Adeptos que trabajan a las órdenes del Mahachohan para crear ciudades, poblaciones y continentes. Que el Manú trabaja con las razas a través de ángeles especializados y que el Bodhisatva, o el Cristo como lo llamamos en Occidente, trabaja con las religiones, con el aspecto espiritual y místico de la Humanidad. Pero esto pertenece a un trabajo digamos más exhaustivo hablando de glándulas. […] Todos participamos de la fuerza de la ciudad en la cual vivimos a través del espíritu nacional, regional o local. Van aun país extranjero y notan la diferencia psíquica, porque no es el mismo ángel nacional que el nuestro, y si van a otra región que no sea Cataluña, o que no sea Castilla, o que no sea León, encontrarán la diferencia ambiental en virtud de que los devas que crearon aquellas regiones o ciudades son distintas, en orden de rayo, de cualidades y de centros con los cuales están enlazados. Yo creo que el estudio de los arquetipos que trae a la existencia las grandes razas, y el estudio de síntesis que crea las religiones, para que el hombre pueda acercarse a Dios de una u otra manera, y todo el contexto de lo que hemos ido aprendiendo a través del tiempo, a través de los distintos libros de historia y los libros esotéricos, tendremos la capacidad de poder ver las cosas con una visión más certera y volviendo al principio del recorrido de esta conversación, reorientaremos nuestros ángulos de visión.

[VBA:] Nosotros no sabemos tejer en la luz, creamos pensamientos en la luz pero no tejemos en la luz, en cambio [sí lo hacen] los devas del plano búdico [VBA: a los cuales se les llama “los tejedores en la luz”], que son los que contribuyen a crear el cuerpo causal de los seres humanos utilizando las cualidades que desprende el ego encarnado […]

[RI, 374:] En el discípulo representan la fusión del pasado (el hilo de la conciencia) y del presente (el hilo creador), constituyendo en conjunto aquello que en el sendero de retorno se denomina generalmente antakarana […] El hilo creador, en uno de sus tres aspectos, en pasados siglos, ha sido lentamente tejido por el hombre. Este hecho lo comprueba la actividad creadora del hombre, durante los dos últimos siglos, de manera que hoy el hilo creador es, en términos generales, una unidad en lo que respecta al conjunto humano y especialmente al discípulo individual, formando un fuerte hilo compactamente urdido en el plano mental.

[LAHR:] Nuestra participación en la construcción del Antahkarana Social nos eleva como grupo discipular a la categoría de “tejedores en la luz”, pero es necesario que perfeccionemos y sostengamos en la vida diaria la Técnica de la Luz para hacer activa la Presencia Monádica y desde el silencio hacer descender los fuegos creadores del Agni Yoga. ¡Que como grupo podamos colaborar con los devas del plano búdico, y de los segundos subplanos de cada plano, tejiendo en el éter el futuro de la humanidad!

[Comunidad, Af. 137:] Esfuérzate hacia el pensamiento guiador para ayudar a la humanidad. Piensa claramente que tú no estás realizando un acto personal, tampoco un acto de grupo, sino un acto absolutamente útil. Aquello que es hecho por ti eternamente y sin limitación alguna de espacio se convierte en una labor para la unificación de los Mundos. Conserva este pensamiento ardiente guía.

Cuando uno es guiado diariamente uno podría perder conciencia del pensamiento guía. Los de mente débil piensan que ellos no tienen conexión con la guía – los detalles de la rutina diaria los reduce a lo ordinario. Pero, en efecto, en medio de la rutina diaria es posible crear pensamientos flamígeros. Así como el metal se lo forja con un martillo ordinario y así como la semilla llena con la gran sustancia de la vida es recogida con una ordinaria hoz, así también la materia ordinaria está en búsqueda del hilo de la grandeza.