La liberación del Ángel Solar a través de la construcción del Antahkarana

por Luis A. Hernández R. el 3 de marzo de 2009

Agnisvatta

[TSMB 75-76:] El florecimiento de la mente en los hombres, que tanto caracteriza la era actual, le señala al Ángel solar una segunda crisis, de la cual la primera sólo fue el símbolo. Aquello por lo cual existe el Ángel solar hace sentir su presencia en la humanidad, y se está ejerciendo una fuerte atracción sobre el Ángel solar, que esta vez traerá una segunda fecundación, lo cual proporcionará al hombre esas cualidades que le permitirán trascender las limitaciones humanas y formar parte del quinto reino de la naturaleza, o reino espiritual. El primer esfuerzo del Ángel solar convirtió a los hombres animales en seres humanos; el segundo cambiará a los seres humanos en entidades espirituales, además de los beneficios obtenidos por la experiencia de la familia humana.

El Ángel solar, el alma, se está organizando y reorientando para ello, de modo que su poder pueda ser redirigido hacia el mundo de los hombres. El alma debe hacer contacto con el aspecto inferior de su triple naturaleza y con el aspecto que está alojado en el cerebro del hombre. La actividad inteligente y el amor-sabiduría deben unirse y la unión efectuarse en el plano físico. A fin de lograrlo, el alma está entrando en “meditación profunda” conjuntamente con todas las demás almas que han llevado su instrumento a un estado responsivo. Ésta es la meditación grupal básica, y cuando el hombre ha alcanzado lo que los libros orientales denominan “samadhi”, ha podido participar como alma en esta meditación grupal, entrando en ese ciclo de servicio por medio de la Jerarquía planetaria. Las mentes racional y abstracta funcionan como una unidad, y el principio motivador es el amor. El alma, cuando expresa amor e inteligencia abstracta, se unifica con su expresión en el plano físico mediante el cerebro, y cuando esto sucede, el hombre inferior ha sincronizado su meditación con la del alma.

Tal es el objetivo de nuestra tarea. Recuérdenlo y procuren hacer cualquier esfuerzo por llevar la mente y el cerebro a una condición de actividad tal, que el hombre salga de su propia meditación y (perdiendo de vista sus propios pensamientos) se convierta en el alma, el pensador en el reino del alma.

[VBA:] ¿Qué entendemos por Liberación? Yo diría que es cuando la entidad humana, que ha evolucionado a través del cuerpo físico, emocional y mental y es plenamente consciente de su Ángel Solar, cuando llega a este punto, cuando se produce la liberación del Ángel Solar, no del hombre sino del Ángel Solar porque aquí hay un pacto entre la quinta jerarquía de ayudar a la cuarta para constituir el hombre nuevo, que buscaba Pablo de Tarso.

Todo lo que hemos dicho a sido tratar de liberar de su esclavitud a la quinta Jerarquía, la Jerarquía de los Ángeles Solares y todo cuanto estamos diciendo acerca de los Angeles Solares es el inmenso sacrificio procediendo de un sistema cósmico, introduciendo en los éteres mentales del planeta para tener al hombre dentro de su campo de actividad sacrificándose en este plano de la cuarta jerarquía, en el tercer subplano del plano mental físico para llegar finalmentea la conclusión de que nuestra responsabilidad no es nuestra liberación sino la liberación del Ángel Solar que desde el principio de los tiempos, tal como se dice están ayudando a la humanidad, sacrificándose constantemente.

[VBA:]Entonces hay que darse cuenta en primer lugar, que nuestra conducta psicológica, nuestra correcta conducta naturalmente, nos sitúa en contacto con el Angel Solar, con el Yo Superior o con el Yo trascendente. Cuando hemos creado este antakarana, cuando hemos establecido un contacto directo, entonces hay un hilo que va desde nuestra pequeña personalidad, más arriba, hacia lo que llamamos la Mónada, y en el camino que recorre consustancialmente el Angel Solar con nosotros, a través de este hilo antakaránico con la Mónada, es cuando encontramos al Maestro. […] ¿Y qué es el Ángel Solar? ¿Cuáles son sus cualidades? Ante todo el servicio creador a la raza, ante todo la conciencia de grupo, no la conciencia individualizada, esta conciencia egotista o egoísta, sino que la expresión del amor a los demás, es así como se crea la conciencia de grupo. Con la conciencia de grupo establecemos contacto con el alma de la conciencia de grupo que es el Ángel Solar o el Yo Superior. Entonces ya empieza la gran corriente iniciática que es no solamente desde al alma en encarnación al alma en su propio plano, sino que es esto más el cuidado de establecer contacto con la Mónadaa través de la corriente iniciática, y esto se realiza a través del Maestro.

[VBA:] Parece ser que hay una línea de intercomunicación entre el Ángel Solar y nuestra personalidad. Es tenue, es un hilo vago, casi que no se puede percibir si no se es un gran vidente, que está enviando constantemente dentro de las limitaciones de este canal establecido desde el principio de los tiempos, la inspiración y todo el poder que tiene el Ángel Solar a la personalidad, entonces, se hace necesario la creación del Antakarana. El Antakarana debe salvar las dos orillas de esta tremenda separatividad humana, venciendo todos los conflictos, a través de la visualización, a través de la meditación, a través del yoga, a través de no importa que camino. Hay algo establecido dentro de la personalidad que es el propósito de ser, y el intento de realizar, y esto para mí es lo más importante porque veremos que, incluso como grupo estamos tratando de parecernos a la Jerarquía en grupo, y fijaos que hace tiempo que os estoy hablando de la visualización, del trabajo de crear situaciones por el poder de la mente, y tratar después de ajustarse a estas situaciones, no basta que estemos mentalizados en una situación si no somos capaces de vivirla; es como aquel que está constantemente aprendiendo conocimientos esotéricos y no es capaz de vivirlos, no es capaz de interiorizarse hasta tal punto que el conocimiento esotérico se convierta en voluntad y acción, en vivencia, y esto es todo lo que estamos tratando –creo yo– de hacer cada cual dentro de su respectivo nivel y jerarquía, dentro o fuera del Ashram, porque lo que estamos tratando de hacer es ajustarnos a algo que creemos que está más allá de nosotros mismos. La técnica nos ayuda quizá, pero os he advertido siempre de la técnica perfecta que es la técnica de la Atención, de la Serena Expectación, de estar atentos, que incluye la visualización, que incluye la imaginación, que incluye toda la potencia del alma en la personalidad, y por lo tanto, si tratamos de estar atentos, -yo creo que estamos atentos bastante más de lo que creemos-, porque la atención está creando un ciclo de fuerza que nos ayuda.

[LAHR:] El Maestro Tibetano reveló un gran Misterio cuando nos hizo conscientes de esas Grandes Vidas Dévicas que desde nuestra Individualización como seres humanos nos acompañan en Amoroso Sacrificio. La evolución de la humanidad, acelerada por el proceso iniciático, que le ha permitido utilizar creadoramente su principio mental enfrente al Ángel Solar a una segunda crisis (la Individualización fue la primera), la de llevar al hombre hasta el Reino de la Realidad Espiritual. Pero también nos enfrenta a nostros como humanos a una crisis, la de utilizar creativamente, a través de la visualización y la imaginación, nuestra mente para colaborar conscientemente de este acontecimiento. Ésta es la realidad subyacente detrás del esfuerzo de la construcción del Antahkarana. Estamos familiarizados con una enseñanza del M. Rakoczy, Señor de la Civilización, que VBA nos repite una y otra vez: “La iniciación no viene por efecto solamente de la evolución, sino porque es un deber social del hombre” (Conf. 21-05-1983, Párr. 13). Hoy día, es claro para el discípulo entrenado que la construcción del antahkarana no se realiza para la propia liberación, sino para la liberación de esa Jerarquía Dévica Superior que nos acompaña desde el principio de los tiempos. Cuando el hombre se convierta en un Constructor Consciente, su acompañante Angélico podrá ser liberado para continuar su propia evolución. ¡Qué como grupo seamos capaces de enfrentar la Construcción del Antahkarana como un deber social para con el Hombre y el Ángel.