La Constelación de Libra y los Ángeles Solares

por Vicente Beltrán Anglada el 25 de Mayo de 2009

http://ngsm.org/vicenteba/libros/angel-solar.pdf

[JB] Hoy 25 de mayo conmemoramos el aniversario 94 del nacimiento de Vicente Beltrán Anglada. Observamos esta ocasión con una ofrenda de 94 hojas (páginas) a su gran obra mediante la publicación de una Antología de siete ensayos sobre el Ángel Solar.

[LAHR] Me sumo a la conmemoración recordando la importancia de la Constelación de Libra en relación con la liberación del Ángel Solar, nuestro primer y fundamental Maestro:

94 = 9 + 4 = 13 = 1 + 3 = 4 = LIBRA

* * *

[VBA] Debo decir al respecto y ateniéndome a mi condición particular, que si bien en el orden astrológico personal estoy regido por el signo de Géminis, en el orden espiritual o ashrámico estoy potentemente influenciado por el signo de Libra. Es muy notoria esta diferenciación entre el Rayo del Ego y el que condiciona la triple vida personal.

[VBA] Cuando llegó el momento, así se lee en el “LIBRO DE LOS INICIADOS”, cuando la divinidad dio su consentimiento se pusieron en marcha los Señores de la Quinta Jerarquía. Del plano monádico descendieron al plano mental de nuestro esquema terrestre unos hilos de luz monádica que llevaban prendidas en sus rayos la chispa monádica correspondiente al cuarto subplano del plano monádico solar y quedaron estacionados allí esperando la venida de los Ángeles Solares. A los Ángeles Solares se les llama también “Las incubadoras de los grandes núcleos monádicos de acción cósmica”.

Utilizando esta triangulación de fuerzas, utilizando el Quinto Rayo que corresponde a esta Jerarquía, utilizando un Cuarto Rayo que está en analogía con la Humanidad, que está en analogía con la constelación de Libra se produjo una avenida de los Ángeles Solares del Quinto plano cósmico al mundo mental de la Tierra creando aquello que son los Grupos Egoicos para constituir la raza de los hombres.

Pregunta: ¿En qué relación está el Discípulo con su Ángel Solar y el Maestro?

VBA: El Ángel Solar, es decir, un ser que acompaña al hombre desde hace 18.600.000 años, está en este nivel [búdico]… El esquema del trabajo para reducir el volumen del maya físico de las sensaciones físicas, que forma parte del trabajo de los Aspirantes Espirituales para penetrar en el nivel de aceptación, en el momento oportuno dentro del cual nos damos cuenta de que hemos ascendido de nivel, y que por tanto, vamos progresando por la línea del Antakarana, teniendo en cuanta lo que he dicho muchas veces, que cuando se llega a cierta parcela del Plano Mental Superior, hay una atracción magnética desde el centro de vista cósmico que proviene de las fuentes más elevadas del Sistema, somos succionados, perdemos la gravitación de la materia, y sin quererlo ni pretenderlo, solamente por una ley científica de gravitación nos sentimos lanzados hacia el centro místico del Adeptado. Perdemos la mente, por decirlo de alguna manera, la mente que nos caracteriza, que nos humaniza, que nos hace hombres, y entramos en el Nivel Búdico, donde solamente existe Conciencia Cósmica, y todo esto después de habernos situado en conciencia, a la altura o a la estatura del Ángel Solar, o la Estatura del Cristo que está en este Plano Búdico, y cuando hemos hallado esta estatura, cuando hemos liberado al Ángel Solar, nosotros entramos ya directamente, sin ningún intermediario, hacia el Mundo Monádico, y todo cuanto hablamos, desde el Discípulo en el Corazón del Maestro hacia arriba, es hablar desde el Plano Búdico hacia arriba.

[VBA] Hay que atreverse a dar este tremendo salto hacia el vacío creador, y esto se logra progresivamente, venciendo temores y resistencias, mediante la atención, mediante la serena expectación, siendo, no reflexivos, sino realmente adaptables, porque si somos reflexivos detenemos el curso de este movimiento eterno. […]

Solamente hay que avanzar dentro del silencio y, cuando estamos muy atentos, de una manera muy suave, estamos dando este salto, nos estamos habituando a trascender las barreras de la propia conciencia. Estamos, hablando en el sentido muy técnico del centro de la Constelación de Libra en nuestro corazón, porque hay una gran relación entre la Constelación de Libra, el 4.º Chakra que es el del centro y el cuerpo Etérico; entre el 4.º Rayo, que es el centro de todos los rayos, entre el 4.º Reino, que es la Humanidad en su conjunto, y entre todos los cuatros dentro de un Sistema septenario, dentro del cual forzosamente ocupará el centro. […] Nuestra misión es el equilibrio que nace cuando hay distensión, y hay distensión cuando hay atención, cuando hay una observación muy serena de los hechos, cuando nuestra mente ha sido desgastada al extremo de resultar completamente inservible para los pensamientos banales y sin fundamento. Primero, se elimina el pensamiento concreto dentro de esta progresión del Antakarana, después el pensamiento se va sutilizando, los espacios entre pensamiento y pensamiento son cada vez más distantes y, sin quererlo ni pretenderlo, solamente por el hábito de la atención, estamos penetrando en los reinos sagrados de Shamadi. Shamadi es la absoluta integridad que puede alcanzarse a través de no importa qué sistema de yoga, pero, sea cual sea el yoga, deberá llegar el Alma a un estado de tan extrema sutilidad y, si ustedes me lo permiten, de tan absoluta “nadencia”, que dentro del ser se verifique la gran alquimia creadora mediante la cual se han equilibrado los opuestos y la persona se ha convertido en un Maestro de Compasión y de Sabiduría. Nuestro empeño supremo es realizar la vida en nuestro interior y es liberar la vida allí (en) donde la vida esté presa.

[VBA] Dense cuenta lo difícil que es mantener este equilibrio. Es entonces cuando deberemos hacer forzosamente referencia a la Constelación de Libra, que es la que compensa toda polaridad dentro de un Universo y que, por lo tanto, es la que permite la 4a Iniciación en la cual la polaridad ha llegado a un punto máximo. Lo primero que hace la Constelación de Libra es unificar los fuegos del Espíritu, del Alma y del Cuerpo; es decir, el Fuego de Fohat, el Fuego Solar y el Fuego de Kundalini, cuando coinciden en el centro hay un estallido, y el estallido provocado es la destrucción del cuerpo causal. Automáticamente al quebrantarse el cuerpo causal, al diseminarse sus residuos por todo el contexto etérico del planeta se libera el Ángel Solar, entonces, el Ángel Solar, el Yo superior del hombre, el intermediario entre la personalidad y la Mónada retorna a su patria, retorna al Nirvana, retorna al Plano Cósmico de donde proviene, y por esto se llama liberación. No se trata tanto de la liberación del hombre como de la liberación del Ángel Solar en aquel momento cumbre de la 4a Iniciación, en el cual la Constelación de Libra ha actuado no solamente en nuestro plano, porque la Constelación de Libra, o su Logos Regente, que lleva como esencia pura de su demostración el 4o Rayo, o el de armonía a través del conflicto, una vez que ha sido destruido el cuerpo causal se convierte en el 4o Rayo de Armonía, y esto va para todos los seres que están sufriendo una prueba dinámica en su vida que están sospesando en los opuestos, en aquel momento solemne, sin darse cuenta, en muda solicitación están pidiendo o invocando al Logos de la Constelación de Libra, a través del planeta regente, sea Mercurio o Venus, según los casos.

[VBA] Hemos venido quizá a reunirnos para recibir la bendición del Maestro, y para que el Maestro de nuestra vida –el Ángel Solar– esté ya tan dentro de nosotros en la constelación de cualquier momento de nuestra vida, para que estos momentos queden grabados para siempre en nuestro corazón. Quizás olvidemos cuanto hemos dicho, pero, el recuerdo inmortal de estos silencios tan importantes y tan trascendentes, el sentimiento de expectación, y el amor que fluye a través de este silencio, nos habrá matizado o coloreado para siempre. Estamos dentro de este círculo infranqueable del Logos, y dentro de este círculo vamos a ser sus mensajeros, dentro de la humanidad y en todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida.