Disipando el Espejismo de las Dictaduras

por Luis A. Hernández R. el 4 de Febrero de 2009

Faro

El Tibetano describe el trabajo de los grupos simientes 4to y 5to como entrelazado. El 4to grupo se enfoca en el trabajo educativo, ayudando a transitar de la conciencia de masa de Cáncer a la de grupo en Acuario a través del logro de la individualidad en Leo. El 5to grupo por su parte se enfoca en el trabajo político, teniendo como meta la correcta síntesis –nacional e internacional– que posibilitará la nueva era emergente. A este trabajo del 5to grupo lo describe como el más difícil debido a la inmadurez de las masas humanas, tarea de la que el 4to grupo se ocupa a través de métodos educativos:

[EJ, 47:] El trabajo que debe realizar (servicio político) el quinto grupo de discípulos, es el más difícil de todos, porque de muchas maneras es el menos avanzado, debido a dos hechos:

1. Las masas aún están tan poco evolucionadas que la tarea de este grupo de trabajadores debe depender necesariamente del éxito del trabajo educativo en el mundo,

tal como oportunamente lo ejemplificarán los ideales y puntos de vista del cuarto grupo y grupos similares en todas partes.

2. Muy pocas personas verdaderamente de primer rayo encarnan actualmente en el planeta y cuando esto sucede, su trabajo forzosamente resulta destructivo, debido a la falta de evolución de las masas. Por eso las revoluciones, pocas veces, si no ninguna, se llevan a cabo sin derramamiento de sangre, porque las ideas propuestas deben ser impuestas a las masas, las cuales no las reconocen y adoptan inmediatamente; esas ideas evocan reacciones contrarias, obligando a quienes tienen autoridad, a iniciar actividades erróneas. Lo antedicho debería inducirlos a una cuidadosa reflexión.

Hoy a diferencia de hace 60 años, la comunidad internacional es capaz de reconocer y condenar el mal donde se encuentre; el segundo paso hacia la Exteriorización de la Jerarquía, la reorientación y saneamiento de la fuerza económica, está ya en proceso, pero aún hoy el trabajo del 5to grupo permanece como muy difícil; así lo revelan los recientes hechos en la política latinoamericana:

Diez razones para amar a Chávez

El presidente venezolano, que cumplirá el domingo 10 años en el poder, está inmerso en una agitada campaña para lograr la reelección indefinida

Chávez se celebra a sí mismo

El presidente venezolano decreta la fecha de su aniversario en el poder día de fiesta nacional – Las empresas que no acataron ayer el festivo serán sancionadas

Chávez: “Hasta el 2019”

Bajo un torrencial aguacero, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías y sus seguidores celebraron este lunes una década en el poder con la promesa del mandatario de que la “revolución bolivariana”, como llama al proceso que encabeza, entrará en un nuevo período que culminará dentro de diez años.

Los cuales revelan una tendencia regional hacia la reelección indefinida:

¿Tendencia regional?

Varios medios locales resaltaron que Lugo estaba siguiendo los pasos de otros presidentes de igual tendencia ideológica en la región, que también buscaron la reelección a través de reformas constitucionales, como Hugo Chávez, de Venezuela, Rafael Correa, de Ecuador y Evo Morales, de Bolivia.
Sin embargo el abogado constitucionalista y ex miembro de la Corte Suprema paraguaya, Luis Lescano Claude, señaló a BBC Mundo que las modificaciones constitucionales para permitir una reelección no son exclusivas de estos países, sino que son una tendencia general en la región. […] “La reelección inmediata también se admitió en Brasil, en Argentina y en Colombia”, dijo el experto a BBC Mundo.

En esta tendencia regional podemos observar como una idea espiritual, correctamente captada por los discípulos mundiales y los más avanzados intelectuales, la idea de la regionalización –tal como ya sucedió en Europa– que dará paso en un futuro al verdadero internacionalismo, no puede encarnar exitosamente sino que se ve modificada por la resistencia de la voluntad humana.

Se necesita la inteligente cooperación de una mayoría iluminada para que la idea pueda encarnar sin distorsión en nuestra región latinoamericana:

[EJ, 47-48:] El problema se duplica. Primero, tenemos el problema del tipo de autoridad que debería ser reconocido por el pueblo y, segundo, el problema de los métodos que deberían ser empleados, para que las medidas autoritarias aprobadas sean cumplidas por el método obligatorio, o que sea de tal índole que evoque una colaboración reconocida y generosamente prestada. Estos dos modos de trabajar pueden producir muchos cambios, aunque el sistema de colaboración, voluntariamente prestado por una mayoría inteligente, nunca se ha hecho hasta ahora. No obstante, vamos hacia esa condición de conciencia mundial y a su experimentación.

Cuando el Tibetano describe los tipos de gobierno y se enfoca en las dictaduras las explica en relación con los tres rayos de aspecto:

[EJ, 49-50] Gobierno por dictadura. Este tipo de gobierno se divide en tres partes:

1. Gobierno ejercido por una monarquía, limitado hoy generalmente por la voluntad del pueblo, o más bien por los políticos de la época, pero que simboliza el culminante gobierno de la Jerarquía bajo el reinado del Señor del Mundo [LAHR: 1er rayo].

2. Gobierno ejercido por el líder de algún país democrático, generalmente llamado presidente, o por algún estadista (cualquiera sea el nombre con que se lo designe), que es frecuentemente un idealista, aunque limitado por su falible naturaleza humana, por la época en que le tocó vivir, por sus consejeros y por la corrupción y el egoísmo tan prevalecientes. Un estudio de hombres que ejercieron ese cargo, realizado por una persona neutral de mente amplia, demostrará generalmente que ocuparon el cargo influidos por alguna idea, que en si era intrínsecamente correcta (no importa como fuera aplicada) y progresista en su concepto, y pertenecía a lo que entonces fue una nueva era. Esto los relaciona con el segundo rayo.

3. Gobierno ejercido por dictadores, cuyo principio animador no es uno de los ideales de la nueva era emergente en su época particular, sino un idealismo de tipo más material –idealismo reconocido comúnmente como de la época. Ellos no son generalmente reaccionarios ni se encuentran entre los trabajadores intuitivos de su época, sino que toman posesión de lo que está arraigado, establecido y fácilmente disponible -hecho posible por los pensadores de entonces- y luego, le dan un giro y un objetivo materiales: material, nacional y egoísta, y lo imponen a las masas mediante el temor, medidas bélicas y promesas materiales. Por lo tanto, pertenecen más prácticamente a los métodos de trabajo de tercer rayo, pues son inteligentes, prácticos y materialmente constructivos. Sus técnicas carecen del verdadero idealismo, involucrando los cánones de la nueva era y los incentivos religiosos. No obstante, conducen a la raza a dar otro paso, pues tienen un efecto masivo para evocar el pensamiento, y a veces ofrecen una eventual resistencia, como resultado de ese pensamiento.

El ideal emergente en Latinoamerica de conformación de una región autónoma libre de la influencia norteamericana –ALBA– está basado en la idea espiritual de síntesis y cooperación internacional, pero el peligro que hoy enfrentamos es la proliferación de dictaduras de 2do rayo disfrazadas de gobiernos democráticos.

Como grupo discipular que busca la creación de una opinión pública inteligente, iluminada y esclarecida trabajemos con la Técnica de la Luz y contribuyamos a disipar este espejismo.