Disipando el espejismo de la integración latinoamericana

por Luis A. Hernández R. el 13 de marzo de 2009

Faro

España propone el modelo de la UE para la integración latinoamericana
España apoya una integración latinoamericana que replique lo mejor de la experiencia de la Unión Europea. Ello contribuiría a establecer un nuevo eje estratégico, el “nuevo Occidente”, en palabras del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en el que se integren Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina. Éste fue el guión del acto institucional que abrió ayer en Madrid la celebración de los 200 años de las independencias iberoamericanas.

Contra un mito de 200 años
La desigualdad en el continente no se remonta a la colonia sino a principios del siglo XX – La región creció al nivel de los países más ricos entre 1860 y 1938

Ninguno de los tres historiadores económicos cree que la desigualdad y la exclusión puedan reducirse de un zarpazo. Hoy, a las puertas del bicentenario, la mayoría de los Gobiernos de América Latina se identifica con la izquierda, desde la más moderada a la más radical. ¿Cuál es el mejor modelo para estrechar la brecha de la desigualdad? “Tomemos el ejemplo de Cuba, es la revolución más longeva. Redujo la desigualdad, pero también se empobreció la isla, y entre pobres las diferencias son menores. Es más, puede que ahora aparezcan los desequilibrios entre quienes reciben dinero de sus familiares en Estados Unidos y los que no”, cuenta Williamson. “La revolución de Chávez, en Venezuela, no sólo no ha reducido la desigualdad, sino que la ha acentuado”, explica Lindert. “Es un régimen que sólo se ha ocupado de crear clientelismo político”, añade.

[EJ, 112-116:] Los EE.UU. expresan la voluntad de amar que se demuestra como capacidad para absorber vastamente elementos divergentes y, sin embargo, presentar igual oportunidad a todos. Esto se produce mayormente debido a que el control en esta federación de estados, está en manos de la burguesía, con sus metas financieras, su poder de determinar las condiciones de vida y su veloz y simpático contacto con la vida. Su método no es el de un ajuste lento, sino de rápida asimilación. En ese país la gente es muy sensible a la influencia de la Jerarquía. […] La fuerza de la Jerarquía puede expresarse acrecentadamente a través de los Estados Unidos de América, porque el reconocimiento intuitivo de las realidades subjetivas y el sentido real de los valores superiores pueden controlar, y frecuentemente controlan, los impulsos que rigen a este grupo de estados federados.

[DN 44-46:] El nuevo país que recién se está formando, Estados Unidos, se halla también asociado íntima y espiritualmente –en su aspecto forma– con Brasil, Rusia e Italia, de allí la primitiva afluencia de ciertos tipos de inmigrantes a dicho país, además de la atracción que ejercen los países sudamericanos en la conciencia de sus hermanos del norte y del desarrollo (correcto o erróneo) del ideal panamericano. […] Estados Unidos de América tiene una personalidad de sexto rayo, de allí las dificultades de su personalidad […] De allí también la rápida respuesta del continente americano a todo tipo de idealismo, a la necesidad de los demás, aún la de sus enemigos, a la compasión por todos los que sufren y a un pronunciado progreso hacia un humanitarismo bien definido. A esto pueden denominarlo ideal democrático, pero en verdad es algo que deriva de la democracia, y que eventualmente la reemplazará el ideal del gobierno espiritual, gobierno formado por las personas más elevadas y espirituales que existen en el país. De allí deriva su incomprendido lema esotérico: “Ilumino el Camino”. Los diversos tipos de gobierno que prevalecen en el mundo de hoy –después de haber realizado su gran experimento con la resultante contribución– continuarán el camino de la guía iluminada por las mentes esclarecidas de la época. Este desarrollo es seguro e inevitable y perciben ya los indicios quienes tienen ojos para ver y una visión interna desarrollada.

[LAHR] Cuando se concibe el ideal panamericano es común que, en Latinoamérica, se excluya de tal ideal a los Estados Unidos a quienes muchos sectores han considerado el enemigo. El Tibetano es claro en indicar que el futuro depara a los Estados Unidos el papel espiritual de iluminar el camino hacia una verdadera síntesis continental. La nueva administración norteamericana nos revela un país maduro recorriendo ya su camino como Discípulo Consagrado. Por su afinidad de Rayo es posible considerar a Brasil un posible aliado de los EE.UU. a este respecto. Como grupo discipular apoyemos este esfuerzo jerárquico hacia la síntesis panamericana disipando los espejismos dualistas (Norte-Sur, EE.UU.-Latinoamerica, Capitalismo-Socialismo) que nos separan y aprendamos a colaborar con la Jerarquía en sus esfuerzos shambállicos mientras continuamos nuestro trabajo como Constructores del Antahkarana Social.

* * *

[LAHR] El vínculo entre la personalidad de sexto rayo de los Estados Unidos y el Alma de sexto rayo de España permite que ésta sea capaz de re-conocer que un nuevo bloque panamericano no estaría completo sin la presencia del primero. Que a doscientos años las diferencias puedan caer y la integración panamericana resulte posible.