Sirio y la “presentación de los puntos de revelación”

por Djwhal Khul el 18 de Febrero de 2009

La estrella Sirius

Puntos de Revelación [DNE II, 236-244]

Ha penetrado hasta el centro, atravesando el antakarana que Él ha construido. Allí Se polariza y toma Su posición y desde allí -en el centro del círculo y dentro del cuadrado donde sirve- precipita las energías y fuerzas que ese servicio exige. Por estos pocos indicios pueden captar la naturaleza de este símbolo y la calidad de su significado, más la potencia de la fuerza que (por medio de su correcta comprensión) puede llevar al discípulo-iniciado de “lo irreal a lo Real”.Esto nos lleva casi automáticamente al tercer aspecto de la preparación para la iniciación que, en una instrucción anterior, he denominado la “presentación de los puntos de revelación”. Cuando estas fórmulas son estudiadas debidamente y con el tiempo se llega a comprenderlas parcialmente, por lo menos en forma intelectual, llevan al discípulo a la etapa donde repentinamente entra en contacto con lo nuevo, hasta ahora desconocido, y no hay palabras para describirlo. San Pablo había alcanzado esa etapa cuando habló del “tercer cielo que vela al séptimo” (expresión original, suprimida por los que recibieron su mensaje como algo absolutamente sin significado en esa época). Los ojos no han visto ni los oídos escuchado la revelación inefable que llega al iniciado que puede penetrar en ciertos lugares elevados, donde la naturaleza de la Voluntad divina asume repentinamente un significado distinto y asombroso, donde son visualizados los propósitos que se están cumpliendo en la Cámara del Concilio de Shamballa -no en detalle, sino como [i275] inspiración repentinamente recibida; el iniciado entonces, por primera vez, es conscientemente receptivo a la energía que afluye de la Jerarquía, desde la Gran Logia Blanca en Sirio.
El iniciado permanece oportunamente en esta etapa de revelación y relacionado con este símbolo. Entonces las “numerosas líneas de fuerza dentro del cuadrado se convierten en siete senderos de luz que demandan Su elección, conduciéndolo al séptuple sendero de evolución iniciática”. Éste es el Camino de la Evolución Superior del cual el hombre nada sabe. Las palabras se refieren a los siete senderos que el Maestro tiene que considerar, y entre los cuales debe elegir Su futuro Camino. Entonces el símbolo adopta la forma siguiente:

dneii-243

La primera fórmula concernía básicamente a la significación monádica de las palabras “de la oscuridad a la Luz”, que conducen a la visión y al propósito iluminado; la segunda da la significación superior de las palabras “de lo irreal a lo Real”, mientras que la tercera expresa el verdadero [i276] significado de las palabras “de la muerte a la Inmortalidad”. De este modo, esta milenaria plegaria se convierte en el actual esfuerzo para un futuro distante. ¿Comprenden hermanos míos esta afirmación? El iniciado penetra en esa luz, en esa realidad y en esa vida. En esa luz de realidad y vida, se polariza a sí mismo y trabaja desde ese punto de vida, realidad y luz universales
“Todos los senderos se unen en el centro. Los muchos se convierten en el siete y el ocho. Las líneas convergen de un punto a otro. Se extienden de un punto a otro. El cuadrado externo, el círculo [e244] del Uno y el punto de unidad, son vistos como uno, y el Maestro sigue Su Camino”.