Géminis y la estrella de seis puntas: Propósito y Voluntad

por Grupo de Servicio el 10 de Junio de 2009

http://theosophy.org/Blavatsky/Modern%20Panarion/star1.jpg
http://theosophy.org/Blavatsky/Modern%20Panarion/Panarion.htm

[VBA] ¿Por qué se nos dice que Géminis –que marca toda nuestra raza aria, se manifiesta singularmente a través de esta figura, de la estrella de seis puntas? Precisamente porque se trata de dos triángulos, el triángulo superior y el triángulo inferior, Géminis, Castor y Pólux que son los condicionantes del signo de Géminis. Bien, pues entonces, se nos dice esotéricamente –ustedes pueden tomarlo como quieran, pero tratando de aceptarlo al menos como una hipótesis mental de trabajo– el porqué debemos relacionar la Jerarquía, SANAT KUMARA al frente, con este dibujo [La estrella de seis puntas.- LAHR]; precisamente se puede tomar este dibujo como referencia de todo esto en el sentido de que SANAT KUMARA cuando, según se nos dice, vino de Venus trajo consigo a tres de sus discípulos de Su logia, de Su ashrama, por así decirlo, y que el conjunto constituido por SANAT KUMARA y los tres Kumaras que con Él vinieron desde Venus se llaman Los Señores de la Llama, quienes son los que conforman el triángulo superior, el que tiene el vértice hacia arriba; los que trabajan con el Cosmos se llaman los Budas Pratyekas o Budas de Actividad, pero, ¿qué tenemos abajo? El triángulo de relación con la Tierra constituido dentro de la Jerarquía por la representación objetiva de aquellos tres Kumaras que son el Manú, el Cristo y el Mahachohan, el Señor de la Raza, el Señor de la Religión y el Señor de la Civilización.

[RI, 68-69] Existe una marcada diferencia entre Propósito y Voluntad muy sutil ciertamente, pero bien definida para el iniciado avanzado y, por lo tanto, aún en esto aparece la naturaleza dual de nuestra manifestación planetaria y nuestra Expresión solar. Miembros del Concilio de Shamballa reconocen esta diferencia y, en consecuencia, se dividen en dos grupos que, en antigua nomenclatura, se denominan Registradores del Propósito y Custodios de la Voluntad. La Voluntad es activa, el Propósito es pasivo, y espera los resultados de la actividad de la voluntad. Los Nirmanakayas o los Contemplativos planetarios y los Custodios del Plan son reflejos de ambos grupos en los círculos jerárquicos. La función de los Registradores del Propósito consiste en mantener abierto el canal entre nuestra Tierra, el planeta Venus y el Sol Central espiritual. La función de los Custodios de la Voluntad consiste en relacionar el Concilio, la Jerarquía y la Humanidad, creando así un básico triángulo de fuerza entre los tres principales centros de la vida planetaria, expresión superior (simbólica, si se quiere) de la estrella de seis puntas, formada por dos triángulos entrelazados. Una réplica de este fundamental triángulo y símbolo de energía, con su afluencia y distribución, lo tenemos en la relación entre los tres centros superiores del ser humano –coronario, cardíaco y laríngeo– y los tres centros inferiores –plexo solar, sacro y base de la columna vertebral. Podemos observar también que la Ciencia de Invocación y Evocación sigue simbólicamente líneas evolutivas. Cuando el hombre sabe que él es divino, debe reemplazar la adoración, actitud del místico, por la Invocación. Dicha revelación simbólica puede constatarse en la ascensión de las tres energías inferiores hasta las tres superiores y su respuesta evocadora, produciendo así una eventual unidad en el punto de tensión.


[RI, 224] Primero, me referiré a las palabras “los Tres Superiores”; veré si puedo esclarecer parcialmente esta compleja idea. Las palabras “Tres Superiores” se refieren a los tres Budas de Actividad que aún colaboran activamente con el Señor del Mundo. Como se ha dicho, están íntimamente vinculados con Sanat Kumara. Lo acompañaron cuando decidió encarnar por intermedio de nuestro planeta Tierra. Es muy difícil comprender Sus misteriosas y peculiares funciones. No pertenecen en absoluto a este sistema solar; han pasado por la etapa humana en ciclos mundiales tan lejanos y remotos, que esa experiencia ya no constituye parte de Su conciencia; actúan como asesores de Sanat Kumara, en lo que concierne a Su propósito inicial, razón por la cual aparecen en esta regla las palabras, “reina la Voluntad de Dios”. Su tarea suprema consiste en procurar que, en la Cámara del Concilio en Shamballa, ese propósito se mantenga firmemente dentro de la “zona de preparación” (no sé como expresarlo de otra manera) de ese Concilio. Actúan en forma especial como intermediarios vinculadores entre el Logos de nuestro sistema solar y la Vida animadora de la constelación de Libra; relacionan estos dos grandes centros de energía con nuestro Logos planetario.