El Espacio es una Entidad

por Luis A. Hernández R. el 12 de Marzo de 2009

http://www.upc.es/ea-smi/personal/claudi/web3d/imgs/d29.jpg

http://www.upc.es/ea-smi/personal/claudi/web3d/espanyol/icos_i_dodec.htm

El dodecaedro (Piscis) como figura del universo material (manifestado)

La figura del universo está delimitada por pentágonos. Si tomamos los pentágonos como pentágonos regulares (en la presunción o la suposición que el universo está construido simétricamente) la figura del universo material, por supuesto, será un dodecaedro (una figura sólida con doce caras planas iguales, todas pentagonales), el modelo geométrico imitado por los Demiurgos en la construcción del universo material. […]

Es generalmente sostenido por los filósofos antiguos que el macrocosmos es similar al microcosmos al tener un Sthûla Sharīra y un Sûkshma Sharīra. El universo visible es el Sthûla Sharīra de Visva; los filósofos antiguos sostuvieron que como un substrato de este universo visible, hay otro universo –quizás podemos llamarlo el universo de la Luz Astral– el verdadero universo del Numen, el alma, por así decirlo, de este universo visible. Se hace obscura alusión en ciertos pasajes del Veda y de las Upanishads que este universo oculto de Luz Astral debe ser representado por un icosaedro (un sólido con veinte lados planos). La conexión entre un icosaedro y un dodecaedro es algo muy peculiar e interesante aunque las figuras parezcan ser muy diferentes entre sí. La conexión puede ser entendida en virtud de la mencionada construcción geométrica. Dibuje una esfera sobre un icosaedro; deje que las perpendiculares sean trazadas desde el centro de la esfera sobre sus caras y se encuentren en la superficie de la esfera. Ahora, si los puntos de la intersección se juntan, se forma un dodecaedro dentro de la esfera. Por un proceso similar un icosaedro puede construirse a partir de un dodecaedro. La figura construida como se describió arriba representará al universo material y al universo de Luz Astral como existen realmente.

[T. Subba Row, Los doce signos del Zodíaco]

Los centros de las caras de un icosaedro determinan un dodecaedro… y los centros de las caras de un dodecaedro determinan un icosaedro… por ello icosaedro y dodecaedro son duales. Esto hace que las dos figuras tengan los mismos elementos de simetría.

Hechos y razones que justifican la elección del dodecaedro como símbolo del universo [material]. […] El dodecaedro está inscrito en la esfera como el cosmos está rodeado de una banda, el periêkôn, en la cosmología pitagórica, y de la misma manera que el cosmos contiene y se compone de cuatro elementos, fuego, aire, tierra y agua, así los cuatro poliedros regulares que son sus símbolos pueden inscribirse en el dodecaedro. […] se puede demostrar fácilmente que el icosaedro que tiene por vértices los centros de las doce caras del dodecaedro es un icosaedro regular inscrito […]

Para comprender a fondo la importancia y el significado que debían tener a los ojos de los pitagóricos lo que hemos hallado a propósito del dodecaedro, hay que recordar que para ellos y para Platón el dodecaedro era el símbolo del universo, y que los cinco poliedros regulares, las figuras cósmicas, eran el símbolo de los cuatro elementos y del universo, como podemos aprenderlo leyendo el Timeo de Platón, el diálogo pitagórico por excelencia. […]

Cada poliedro regular tiene un poliedro polar para el cual el número de caras y de vértices es intercambiable, mientras que el de aristas permanece invariable. […]

Ahora bien, el dodecaedro es el poliedro polar del icosaedro, tiene doce caras que son pentágonos regulares, veinte vértices y treinta aristas. […]

Doce es el número de caras del dodecaedro y por consiguiente el de los vértices de su poliedro polar o icosaedro. […]
http://www.geocities.com/tallermasonico/pentalfa.htm

http://arssecreta.com/wp-content/uploads/2008/12/cristoheliosalta.jpg
http://arssecreta.com/wp-content/uploads/2008/12/cristoheliosalta.jpg

[LAHR:] Cristo-Piscis como centro oculto del Universo manifestado (Icosaedro oculto de 12 vértices) que se refleja en el mundo exterior a través de sus 12 discípulos (Dodecaedro manifestado de 12 lados).