El Antahkarana y la Ciencia de los Triángulos

por Luis A. Hernández R. el 16 de febrero de 2009

Triángulos

[VBA: ] Hay otra figura que corresponde a nuestro Universo, es la figura del triángulo equilátero, como saben ustedes hay tres clases de triángulos, el equilátero, perfecto, el isósceles, solamente dos lados y ángulos iguales, y el escaleno, completamente desigual, que casi podíamos decir que marca la trayectoria personal de la inmensa mayoría de los seres humanos. Entonces, la figura arquetípica por excelencia que corresponde a nuestro Universo es el triángulo equilátero, un triángulo equilátero desde el ángulo de vista esotérico significa la armonía de funciones, de cualidades y de todas las energías actuantes dentro del triángulo. Técnicamente, la integración de cualquier cuerpo, de cualquier ser en la vida de la naturaleza adopta en el espacio la forma del triángulo equilátero, la forma geométrica del futuro es el círculo, el círculo perfecto; entonces, a través de ésta personalidad creada en un Universo anterior, el triángulo que se está desarrollando actualmente en este presente ciclo solar, darán como resultado la gloria esplendente del tercer Universo, el Universo del futuro de nuestro Logos […]

[LAHR:] Estas ideas están sintéticamente expresadas en el símbolo de la paz. JB escribió un iluminador artículo sobre ello:  “Configuración Trinitaria y Septenaria del Universo”

[VBA:] Sobre el cuadrado del universo anterior, sobre el triángulo que es la forma geométrica del presente –me refiero el triángulo equilátero– se está tratando de buscar una red espacial geométrica que sea totalmente circular o esférica, y es muy difícil, porque no corresponde ni a la 4ª ni a la 5ª Ronda, pero se nos dice ocultamente que el aura de los Adeptos está mostrando solamente esferas de multiplicidad de luminosos colores que están por encima del cuadrado y del triángulo o del icosaedro o de la pirámide. Estamos entrando en una nueva era, la era de la geometría esotérica, la era en la que el espacio al cual hemos definido como multidimensional, multimolecular y multigeométrico, se convierta en lo que es realmente, en un libro abierto a indagación, donde cada línea luminosa tiene su significado, el significado de las estrellas que constituyen la unión por esta línea, buscando en todos los astros y las constelaciones el punto ideal dentro del firmamento absoluto en que se creará un triángulo equilátero perfecto, es la ley mágica de los triángulos. Antiguamente el mago trabajaba siempre de esta manera, buscando tres puntos de coincidencia, lo más correctos posibles, formando un triángulo equilátero entre situaciones o bien entre astros o entre personas, y hallaba la respuesta porque siempre que en el cielo se logre descubrir un triángulo equilátero, es que fundamentalmente aquel triángulo descubierto servirá para dignificar la voluntad y la imaginación del mago; y esto parece un sueño, y sin embargo todos estamos sujetos a esta ley geométrica del impulso creador.

[LAHR:] Una rama de la astrología exotérica es el estudio de los aspectos, que no es más que un reflejo de la Ciencia Esotérica de los Triángulos, sin embargo aún en este estudio de los aspectos puede encontrarse cierta medida de conocimiento oculto. Los aspectos heredan su significado de la relación entre los planetas clásicos de la astrología (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno) con las luminarias celestes (la Luna y el Sol).

Un triángulo equilátero, de lados iguales, está compuesto por tres ángulos de 60 grados uniendo cada uno de sus lados entre sí en perfecta armonía:

Archivo:Triangolo-Equilatero.png

http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Triangolo-Equilatero.png

La astrología exotérica nos enseña que la relación de 60 grados (sextil o la sexta parte de un círculo) es la que el planeta Venus guarda con el Sol:

Aspectos zodiacales

Por un lado, Venus rige a Libra, constelación que VBA relaciona con el 4to Rayo de armonía. El sextil es entonces un aspecto armónico que permite que los tres puntos relacionados interactúen en correcta relación. Así que la Ciencia de los Triángulos podemos reinterpretarla como la Ciencia de las Correctas Relaciones, ya sea estas entre átomos, sistemas solares o cualquier tipo de entidad.

[VBA:] Ahora bien, llega un momento en que los discípulos más avanzados han creado el antakarana, y el antakarana es el hilo de luz que el hombre ha creado a partir de la mente inferior [LAHR: la unidad mental en el 4to subplano mental] buscando la mente superior [LAHR: el átomo manásico permanente en el 1er subplano mental]. Pero la mente abstracta está en el plano superior del plano mental, y el Ángel Solar – nuestro verdadero ser – está en el tercer subplano del plano mental. Entonces se crea un triángulo de fuerza.

Triángulos

[LAHR:] La construcción del Antahkarana es un proceso a través del cual el cuadrado de la personalidad se convierte en el triángulo espiritual a través de un proceso que permite reflejar lo superior en lo inferior. La Tríada espiritual (Atma, Buddhi, Manas) reflejada en el Alma (Voluntad Espiritual, Amor-Sabiduría e Inteligencia Activa) busca contactar a la Personalidad integrada (Pensamiento, Deseo, Acción). Así, cuando la Personalidad refleja armoniosamente los aspectos espirituales de la Tríada, tras la construcción del Antahkarana, el Alma no es más necesaria y deja de existir. Lo inferior se convierte en lo superior para la gloria del Uno.

Conclusión

[LAHR:] La construcción del Antahkarana está regida por la Ciencia de los Triángulos, pudiendo entenderse como la construcción de un triángulo equilatero entre la unidad mental (mente concreta), el loto egoico (la conciencia del ángel solar) y el átomo mental permanente (mente abstracta). Sólo así la conciencia búddhica (Venus) puede expresarse a cabalidad.