Observación participante: la disciplina de liberación espiritual

por José Becerra el 22 de febrero de 2007

http://ngsm.org/aleph/observacion.htm

El re-conocimiento de nuestra esencia espiritual puede constituir el propósito originario de la existencia humana. El Gozo aparentemente perfecto, pero sin florecimiento del puro Ser es incompleto sin los frutos de la experiencia. El “descenso” desde la pura subjetividad hasta la manifestación objetiva provee los medios para consumar el gozo inconsciente en experiencias reconocibles y, por tanto, necesariamente conscientes.

El “pecado original” podría estar bien representado por el “descenso” del gozoso reino del Ser al doloroso reino de la ex-peri-encia (más allá del perí-metro de la pura esencia). De alguna manera, perdimos nuestra “libertad de ser” para estar “esclavizados” en las ruedas de la experiencia. Pero, ¿por qué la experiencia necesita ser dolorosa y esclavizante?

Trataremos de demostrar que la respuesta a esta cuestión fundamental de la existencia humana está relacionada con dos interrogantes clave acerca de la cognición (a saber, epistemología): 1) ¿Cómo concebimos al mundo? y, 2) ¿Cuál es la estructura de pensamiento mediante la cual nos relacionamos con el mundo?

Ver el artículo completo en PDF: