Sobre el Maestro Tibetano Djwhal Khul y el 9no Panchen Lama

por Luis A. Hernández R. el 10 de abril de 2003

[ Versión 2.0 de Marzo 2010 ]

“Mi anonimato se ha mantenido siempre y así continuará, aunque los miembros de este grupo de discípulos saben quien soy. Me conocen por lo que soy. Me conocen como Instructor, como discípulo tibetano e iniciado de cierto grado, el grado no tiene importancia para ustedes. Lo que tiene importancia es la enseñanza que daré. Soy un iniciado en los misterios del ser. Esta afirmación imparte por sí misma información a quienes tienen conocimiento. Saben también que tengo cuerpo humano y resido en el norte de la India. Que esto sea suficiente y no permitan que la curiosidad les haga perder de vista la enseñanza.” [Discipulado en la Nueva Era I, p. 23]

Introducción

La Tradición Transhimaláyica afirma que la naturaleza física de un Maestro de Sabiduría es lo menos importante, pues puede conducir a un enfoque devocional de su figura, y a un deficiente entendimiento de Su Enseñanza. Enseñanza que al revelarse a sí misma, y no por el estatus de quién la emitió, se vuelve importante para el desarrollo de la autoconciencia planetaria.

A este respecto nos dice Regina Keller [R.S.U. en Discipulado en la Nueva Era] co-fundadora de la Escuela de Estudios Esotéricos:

“Siempre recuerdo una frase de [Frank J.] Alexander en su libro En las horas de meditación. Él preguntó sobre cómo conocer al Maestro, y la respuesta que le llegó durante la hora de la meditación fue que conocer al Maestro no es verlo sino entender su voluntad. Esto es conocer al Maestro. Lo cual no implica un entendimiento mental, sino llevar a cabo su voluntad y permitir que su trabajo pueda ser realizado a través tuyo.” [SES]

Sin embargo la afirmación de César y Lina María Zuluaga en su artículo “Arte Iluminador” sobre que el Maestro Tibetano Djwhal Khul “ha sido reconocido como el 9° Panchen Lama, Líder espiritual del Tíbet, muy activo para el enlace occidente-oriente. Exteriorizado desde 1.934”, me ha motivado una reflexión sobre la posible figura histórica de este Maestro de Sabiduría.

Sobre el Maestro Tibetano

El Maestro DK
El Maestro Tibetano Djwhal Khul

En Iniciación Humana y Solar, p. 58, DK nos expresa:

El Maestro Djwhal Khul o Maestro D. K., como se lo llama frecuentemente, es otro adepto del segundo rayo de Amor-Sabiduría, el último de los adeptos que pasaron la iniciación, pues recibió la quinta iniciación en 1875 [1]; conserva el mismo cuerpo de entonces; la mayoría de los Maestros la recibieron en cuerpos anteriores, su cuerpo de origen tibetano no es joven. Está dedicado al Maestro K. H. y vive en una casita cercana a la de este Maestro. Por Su disposición a servir y a hacer cuanto sea necesario, ha sido llamado “el Mensajero de los Maestros”. Es muy culto y tiene más conocimiento acerca de los rayos y de las Jerarquías planetarias del sistema solar, que ningún otro Maestro. Trabaja con quienes se dedican a la curación, y coopera en los grandes laboratorios del mundo en forma desconocida e invisible, con los buscadores de la verdad, con todos los que tratan definidamente de curar y aliviar al mundo y con los grandes movimientos filantrópicos mundiales, tales como la Cruz Roja. Se ocupa de los discípulos de los distintos Maestros, que pueden aprovechar su instrucción, y en los últimos diez años ha aliviado, en gran parte, el trabajo de enseñanza de los Maestros M. y K. H., tomando a Su cargo, por determinado tiempo, algunos de Sus aspirantes y discípulos. También trabaja mucho con ciertos grupos de devas del éter, que son devas sanadores y colaboran así con Él en el trabajo de remediar algunos males físicos de la humanidad. Dictó gran parte de la monumental obra La Doctrina Secreta, y le hizo ver a H. P. Blavatsky muchas ilustraciones y datos que aparecen en ese libro.

En el Resumen de una Declaración hecha por el Tibetano que aparece en varios de los libros escritos en colaboración con Alice Bailey, el Maestro DK establece:

Solamente diré que soy un discípulo tibetano de cierto grado […] Tengo un cuerpo físico lo mismo que todos los hombres; resido en los confines del Tíbet, y a veces (desde el punto de vista exotérico), cuando me lo permiten mis obligaciones, presido a un numeroso grupo de Lamas tibetanos. A eso se debe la difusión de que soy un abad de ese monasterio lamásico.

Y en La Exteriorización de la Jerarquía afirma:

Los miembros avanzados de la Jerarquía, por regla general no se mezclan con el público ni deambulan por las calles de nuestras grandes ciudades. Trabajan como yo, en mi retiro de los Himalayas, desde donde he influido y ayudado a muchas más personas de lo que hubiera podido, si hubiese andado diariamente en medio del ruido y del caos de los asuntos humanos. Llevo una vida normal y creo que útil, como principal ejecutivo en un gran Monasterio Lamásico, pero mi trabajo principal, ampliamente diseminado en el mundo de los hombres, está en otra parte, llegando a este vasto número de seres humanos por intermedio de los libros, de los grupos que he iniciado e impulsado, tales como Buena Voluntad y el movimiento de Triángulos y de mis discípulos que hablan y difunden la verdad tal como he tratado de presentarla. [p. 561]

Estoy más cerca de ustedes, porque aún utilizo el mismo cuerpo físico en que recibí la quinta iniciación, hace aproximadamente noventa años. [p. 433]

Mientras que en Los Rayos y las Iniciaciones establece:

La mayoría de los Maestros que trabajan definidamente con la humanidad, conservan el antiguo cuerpo en que recibieron la quinta iniciación, o sino construyen, con sustancia física, el “mayavirupa” o cuerpo de maya. Este cuerpo aparecerá en la forma que tuvo originalmente al recibir la iniciación. Respecto al primer caso, yo lo hice personalmente, es decir, conservé el cuerpo en que recibí la iniciación. [p. 577]

La aparición de estos iniciados y Maestros comenzará con miembros aislados que vivirán entre los hombres; vendrá uno por vez y llevarán a cabo el trabajo requerido; volverán al ashrama subjetivo interno a través de los portales de la muerte aparente y, luego, aparecerán nuevamente por uno de los métodos mencionados [LAHR: 1) re-nacimiento; 2) exteriorización desde sus lugares de retiro, por métodos convencionales de tránsito a través de las aduanas y fronteras nacionales correspondientes; 3) creación de un “Mayavirupa” (“vehículo de expresión construido con sustancia física atómica y astral y también mental concreta, el cual pueden crear, utilizar y hacer desaparecer a voluntad”) ]. Dicho proceso ha tenido lugar durante algún tiempo y comenzó alrededor del año 1860. El trabajo realizado por estos discípulos en la conciencia humana está siendo reconocido y lograron cambiar la conciencia y el pensamiento de muchos millones de personas. Sus ideas van compenetrando el pensamiento del mundo. Recordaré también (a fin de alentarlos) que yo mismo me cuento entre estos iniciados activos (pues en último análisis todo Maestro es eso), y yo, desde mi arraigo físico, es decir, mi cuerpo físico, mi ubicación en el norte de la India, en colaboración con el discípulo A. A. B. y también con F. B., he realizado mucho para introducir ciertos conceptos (antiguos, sin embargo nuevos en su presentación) en la conciencia de la humanidad. También mucho he hecho para estimular, de la latencia a la potencia, la buena voluntad instintiva de los hombres. Menciono esto porque no es una excepcional realización; muchos otros Maestros –con sus discípulos– se dedican activamente a los asuntos humanos y luchan en condiciones adversas, para cambiar el curso del pensamiento humano, de un franco materialismo a una genuina aspiración espiritual. [pp. 572-573]

El linaje de los Panchen Lamas

The Tibet Album. "View of Shigatse from the  dzong" 05 Dec. 2006. The British Museum. Accessed 05 Mar. 2010 <http://tibet.prm.ox.ac.uk/photo_BMH.COL.12.1.html>

Shigatsé, Tíbet Central

Shigatsé o Xigazê, situado en el Tíbet central, es el centro de una pequeña pero densamente poblada planicie pluvial cerca del río Yarlung Zangbo (Brahmaputra). Es un punto muy importante para la cultura tradicional tibetana pues es ahí donde se asentaba el Panchen Lama. Quien tradicionalmente presidía sobre más de 4,000 monjes en el lamasterio de Tashilunpo, al oeste de Shigatsé, [3] y quien ha jugado un rol preponderante para el pueblo tibetano; basta decir que para “encontrar” a la nueva reencarnación del Dalai Lama, hace falta la intervención del Panchen Lama y viceversa. [4]

El lamasterio de Tashilunpo en Shigatsé, Tíbet Central

El lamasterio de Tashilunpo en Shigatsé, Tíbet Central

El lamasterio de Tashilunpo fue fundado entre 1446 y 1447 por Su Santidad el Primer Dalai Lama, Gyalwa Gendun Drup. Es uno de los cuatro más grandes lamasterios del Tíbet Central y ha sido supervisado y mantenido directamente por los Dalai y los Panchen lamas de la tradición Gelupgpa, la tradición del Gorro Amarillo. Tashilunpo ha tenido la gloria de producir miles de renombrados eruditos en el campo de la filosofía del Budismo Mahayana y el Tantrayana. [5]

El origen del Panchen Lama se remonta a la época del siglo XVII cuando el Quinto Dalai Lama declaró a su tutor el abad del lamasterio de Tashilunpo: “Panchen Lama” o “Gran Lama Erudito”. Este abad, al aplicar retrospectivamente su título a los tres abades que los precedieron, se convirtió en el Cuarto Panchen Lama. Al cual se le considera como la reencarnación de Amitabha, el Buda de la Luz Infinita. [6]

Al igual que el linaje de los Dalai Lamas, el linaje de los Panchen Lamas se preserva mediante el proceso de reencarnación. Siendo el actual Dalai Lama el Catorceavo en su línea, mientras que el Panchen Lama el Onceavo en la propia. [7]

El linaje completo de los Panchen Lamas se puede revisar en la siguiente tabla:

Panchen Lama
Nombre
Fecha
Primero Kedrup Geleg Pelzang 1365-1438
Segundo Sonam Choglang 1439-1504
Tercero Lobsang Dondrup 1505-1566
Cuarto Lobsang Choekyi Gyaltsen 1567-1662
Quinto Lobsang Yeshe 1663-1737
Sexto Palden Yeshe 1738-1780
Séptimo Palden Tenpai Nyima 1782-1854
Octavo Tenpai Wangchuk 1854-1882
Noveno Choekyi Nyima 1883-1937
Décimo Choekyi Gyaltsen 1938-1989
Onceavo* Gedhun Choekyi Nyima 1989-?

El linaje de los Panchen Lamas [8]

* Sobre el Onceavo Panchen Lama existe una controversia, pues el Dalai Lama, reconoce formalmente como el Onceavo Panchen Lama a Gedhun Choekyi Nyima, nacido el 25 de Abril de 1989, en el Distrito Lhari de Nagchu, en el Tíbet. Sin embargo, el gobierno Chino que mantiene ocupado al Tíbet desde 1959, reconoce como otro al Onceavo Panchen Lama, mientras mantiene como prisionero político a Gedhun Choekyi Nyima. [9]

Sobre el trabajo del Maestro Tibetano Djwhal Khul

Si el Maestro Tibetano Djwhal Khul ha vivido en Shigatsé [y seguramente así lo hizo hasta antes de la invasión China en 1949-1950] sería prudente preguntarnos si guarda alguna relación con los lamas Gelugpas de la zona y en especial con el lamasterio de Tashilunpo. El mismo DK nos da la pista de dicha relación cuando establece, que “a veces (desde el punto de vista exotérico), cuando me lo permiten mis obligaciones, presido un grupo numeroso de Lamas tibetanos. A esto se debe la difusión de que soy un abad de ese lamasterio Lamásico.” Afirmación que un pasaje de Autobiografía Inconclusa (pp. 123-124) confirma:

El trabajo de El Tibetano ha intrigado grandemente a las personas y a los psicólogos de todas partes. Discuten acerca de la causa de este fenómeno y argumentan que lo que escribo es probablemente producto de mi subconsciente. Se me ha dicho que Jung acepta la posición de que El Tibetano es mi yo superior personificado y que Alice A. Bailey es el yo inferior. Algún día (si tengo el placer de encontrarme con él) le preguntaré cómo puede ser que mi yo superior personificado me envíe encomiendas desde la India, pues eso ha estado haciendo.

Tíbet central

Hace unos cuantos años, un amigo muy directo, Henry [A.] Carpenter [LAHR: un acuadalado teósofo retirado de la ingeniería], que había estado en contacto muy íntimo con Foster y conmigo, desde el principio de nuestra tarea, fue a la India para tratar de comunicarse con los Maestros en Shigatsé, pequeña aldea nativa en los Himalayas, justamente al otro lado de la frontera tibetana. Por tres veces lo intentó, a pesar de que yo le había dicho que podría encontrar al Maestro aquí en Nueva York si daba los pasos adecuados y el momento era propicio. Quería decirle a los Maestros, lo cual me causaba gracia, que yo pasaba por un período muy difícil y era conveniente hacer algo. Como amigo personal de Lord Reading, ex virrey de la India, se le dieron todas las facilidades para llegar a destino, pero el [LAHR: Treceavo] Dalai Lama le negó permiso para cruzar la frontera. En su segundo viaje a la India, encontrándose en Gyantsé (el lugar más cercano de la frontera al que pudo llegar) oyó un gran alboroto en la empalizada del bungalow de un “dak”. Fue a ver de qué se trataba y se encontró con un lama montado en un burro que acababa de atravesar la empalizada. Era asistido por cuatro lamas y todos los nativos de la aldea los rodeaban y se inclinaban ante ellos. El señor Carpenter, por medio de su intérprete, hizo averiguaciones y así supo que el lama era un abad de un lamasterio ubicado al otro lado de la frontera tibetana y había venido especialmente para hablar con él.

El abad expresó su interés por el trabajo que estábamos realizando y le preguntó por mí. También inquirió noticias de la Escuela Arcana, y le entregó dos grandes paquetes de incienso para mí. Más adelante, Carpenter vio al general Laden Lha en Darjeeling. El general era tibetano, educado en Gran Bretaña en una escuela pública y en la universidad, y tenía a su cargo el servicio secreto de la frontera tibetana. Ya ha fallecido; fue un gran hombre y muy bueno. El señor Carpenter le contó su experiencia con el lama, que dijo ser abad de un monasterio de lamas. El general negó rotundamente tal posibilidad. Dijo que el abad era un grande y santo hombre y que nunca se supo que hubiera cruzado la frontera y visitado a un occidental. Sin embargo, cuando Carpenter regresó al año siguiente, el general Laden Lha admitió su error y que el abad en verdad había bajado a verlo. [10]

[Alice Bailey:] La cuestión de El Tibetano fue tratada con uno de los miembros de la Escuela, H[enry A.] C[arpenter], [Cfr. nota al final de la cita] quien nos ayudó a arrancar la Escuela Arcana en 1923. El acostumbraba llegar a la oficina todos los días a las 8 am permaneciendo en ella hasta las 8 pm mientras hacía de todo. Un día, se encargó de entrenar a alguien para que ocupara su lugar y dijo que iría a Tíbet a encontrar a los Maestros. Yo le dije que no necesitaba ir a Shigatsé para encontrar a los Maestros, que podían ser encontrados aquí en Nueva York si uno se afinaba para ello y se acercaba a su campo de influencia. Él hizo tres viajes a la India y llegó hasta unas 45 millas de la frontera tibetana.

Durante este tiempo llegó a conocer a un famoso tibetano, el general Laden Lha, quien era el Jefe de la Policía Secreta en los Himalayas. Un día el general Laden Lha le dijo: “Yo conozco muy bien a la Sra. Bailey”, a lo que el Sr. C[arpenter] replicó: “¿En dónde la ha visto?” y el general Laden Lha le dijo: “Frecuentemente me encuentro con ella durante mis meditaciones”. Yo estaba en el radio de su esfera vibratorio, pero él no estaba en la mía.

La última vez, de las varias, que el Sr. C[arpenter] estuvo en la India [LAHR: H. A. Carpenter viajó a India en 1926, 1930 y 1931], muy cerca de la frontera de Tíbet, un día oyó un gran estruendo fuera. Descendiendo por el sendero se encontraba un lama montando un burro acompañado de otros cuatro lamas y varios sirvientes. Uno de los sirvientes dijo: “Éste es el Lama _____ del Lamasterio _____”, y el Lama dijo: “¿Cómo está la Sra. Bailey?” además de hacerle toda clase de preguntas. Le entregó en mano al Sr. C[arpenter] un paquete de incienso para mí, le otorgó sus bendiciones y partió. El Sr. C[arpenter] le contó lo sucedido a Laden Lha, quien dijo que había sido objeto de alguna broma o engaño, ya que Aquél Lama nunca había descendido hasta allí.

Cuando el Sr. C[arpenter] regresó a la India y me describió a tal Lama, supe que era El Tibetano, pero no se lo dije, pues El Tibetano no estaba dentro su esfera de influencia. Él estuvo frente a frente con El Tibetano mientras hablaba con Él, sin percatarse siquiera con Quien estaba hablando.

Tiempo después el general Laden Lha admitió que en efecto “El Lama” había descendido hasta allí para hablar con él.

Nota: “Uno de tan excéntricos personajes llegó a Gyantsé en 1926. Él era un acomodado teósofo americano, el Sr. H. A. Carpenter, un ingeniero retirado. \ Carpenter […] estaba seguro que se le permitiría visitar Shigatsé para vivir con su ‘Maestro’. Pero, tal como el gobierno británico esperaba, las autoridades tibetanas le negaron el permiso de visitar Shigatsé. Cuando Carpenter preguntó sobre su ‘Maestro’, el Khenchung [LAHR: el jefe de la administración tibetana en Gyantsé] ‘se rió de él en su cara’. […] A pesar de que Carpenter regresó a Gyantsé en 1930, nunca alcanzó Shigatsé.” [Los Documentos Privados de la ‘Oriental and India Office Collections of the British Library’ (o ‘European Manuscripts’) [OIC MSS Eur] D979, Ludlow diary entries, July-August 1926; L/P&S/12/4166-3129, Gyantse Annual Report, 1930-31.]

Relación entre el Noveno Panchen Lama y el Maestro Tibetano DK

Basándonos en la evidencia recolectada, pareciera existir una relación entre el Maestro Tibetano DK y el lamasterio lamásico de Tashilunpo, así como también entre Él y el linaje de los Panchen Lamsa. Relación que se refuerza si recordamos que el Panchen Lama es “El Gran Lama Erudito” y que al Maestro DK se le atribuye ser “muy culto y tener más conocimiento acerca de los rayos y de las Jerarquías planetarias del sistema solar, que ningún otro Maestro.” [Iniciación Humana y Solar, p. 59] Además, tradicionalmente se asocia al Tercer Panchen Lama como el revelador de la doctrina exotérica sobre Shambhala, mientras que el Maestro DK bien prodría ser considerado como el revelador de la doctrina esotérica sobre Shamballa. [11] Y que existe una “Escuela secreta cerca de Shigatsé, adjunta al retiro privado del Panchen Lama” [Doctrina Srecreta, p. 407]

Pero si bien esto pudiera indicar algún tipo de relación entre el Maestro DK y el Panchen Lama, no implica necesariamente que DK sea el Noveno Panchen Lama, idea que parece reforzarse si hacemos un estudio comparativo de las fechas de nacimiento y muerte de los diversos Panchen Lamas y la única fecha de referencia que tenemos sobre la última encarnación física del Maestro DK.

  • El Séptimo Panchen Lama vivió 72 años, de 1782 a 1854, muriendo antes de 1875 cuando el Maestro DK recibió en vida, la 5ta Iniciación que lo convirtió en Maestro de Sabiduría.
  • El Octavo Panchen Lama vivió 28 años, de 1854 a 1882, naciendo antes de 1875 y muriendo en fecha posterior.
  • El Noveno Panchen Lama vivió 54 años, de 1883 a 1937, naciendo en fecha posterior a 1875, cuando DK manifiesta haber recibido en vida la 5ta Iniciación.

Otra forma en que pudiéramos validar si el Noveno Panchen Lama fue una de las encarnaciones del Maestro DK es a través de la fotografía. En los primeros años de la Teosofía, H.P.B. realizó varias precipitaciones de los Maestros de Sabiduría, entre los cuales se encuentran el Maestro M. y el Maestro K.H.

http://www.blavatskyarchives.com/images/ravine600gif.gif

http://www.blavatskyarchives.com/ravinetext.htm

A continuación incluyo la imagen de una precipitación del Maestro DK en posesión de Alice Bailey. Y bastará con comparar dicha imagen con el retrato del Noveno Panchen Lama para determinar si se tratara de la misma persona.

El Noveno Panchen Lama
El Noveno Panchen Lama

Dài Jìtáo y el Noveno Panchen Lama, 1933.
Después de que el 9no Panchen Lama
ofreciera la Iniciación de Kalachakra en Hangzhou en Enero.

9no Panchen LamaEl Maestro DK
El Noveno Pachen Lama y El Maestro Tibetano Djwhal Khul

Hasta aquí todo pareciera indicar que el Maestro Tibetano Djwhal Khul y el Noveno Panchen Lama no son la misma persona. Pero aún nos queda otra línea que explorar.

El monasterio lamásico de Tashilumpo llegó a albergar hasta 4,000 monjes que estudiaban en sus cuatro colegios tántricos, cada uno de los cuales contaba con su abad correspondiente. Tras la muerte de un Panchen Lama, estos cuatro abades dirigían la búsqueda de la nueva reencarnación del Panchen Lama, durante la cual, uno de ellos actuaba como Primer Ministro bajo el control del Dalai Lama en Lhasa.

http://tibet.prm.ox.ac.uk/photos/opt/400/BMH.M.29.1-O.jpg
Los abades de Tashilunpo (1948)

Durante la existencia del lamasterio de Tashilunpo, no siempre el Panchen Lama ha sido el abad del mismo. Por ejemplo, el Cuarto Panchen Lama Lobsang Choekyi Gyaltsen, recibió los votos gelong (votos que son tomados al recibir la completa ordenación) en 1591, del entonces 14avo abad de Tashilunpo Tangcho Yonphel. Convirtiéndose él mismo en el 16avo abad, tras la muerte del 15avo años después.[12] Así mismo, en la actualidad, el abad que preside el nuevo lamasterio de Tashilunpo –reubicado en el sur de la India tras la invasión China en 1959– no es el Onceavo Panchen Lama.

Y tampoco en la época del Octavo Panchen Lama (el único que cumple con la condición de haber estado vivo durante 1875) era él el abad del lamasterio, pues precisamente en 1875, a la edad de 21 años, Phurchok Rinpoché le brindó la completa ordenación, por decisión del abad de Tashilunpo. [13]

Nuestra investigación apuntan a que el Maestro DK no es el Noveno Panchen Lama, pero en Sus propias palabras, sí ha sido alguno de los abades de Tashilunpo o algún otro gran lamasterio cercano a la zona de Shigatsé.

Los cascarones astrales de El Tibetano

Ya Foster Bailey nos ha alertado sobre la aparición de cascarones astrales de El Tibetano:

Parece existir una frecuente oleada de mensajes psíquicos que, supuestamente, provienen de El Tibetano. Donde quiera que aparezcan estos “mensajes o enseñanzas”, se forma un pequeño grupo…

[…]

El Tibetano no trabaja de esta manera. También lo niega el sentido común. Él, es un poderoso ejecutivo espiritual… Él, no se ocupa de ésto.

Ha dicho que cuando termine su tarea prescrita con Alice A. Bailey, el resto del siglo XX debe ser dedicado a reconstruir el santuario de la vida humana.

[…]

Muchas de las formas mentales de El Tibetano fueron creadas cuando trabajaba con Alice A. Bailey, pero el proceso continúa debido a la creciente disponibilidad de su enseñanza a través de los libros publicados y debido a su asombroso poder.

La conducta de El Tibetano en relación a estos cascarones astrales o formas mentales está clara. No los usa ni los ha usado nunca. Lo que nosotros creamos en el plano astral, debemos deshacerlo por nosotros mismos. El Tibetano deja a estas formas mentales ser lo que son. Si les prestamos atención es nuestro asunto ya que somos nosotros quienes las hemos creado.

Sin embargo, ha habido una particular excepción. Hace algunos años un devoto de la llamada “Logia Negra” tomó posesión de una poderosa forma mental astral de el Tibetano. Esto sucedió en Francia y contribuyó a hacer mucho daño. Si hubiera continuado un poco más se habría exteriorizado la máscara física del El Tibetano. Por lo tanto, el Tibetano destruyó esta particular forma mental de sí mismo, y quien la usaba fracasó. Este es un caso excepcional, de interés para nosotros que tratamos de separar lo real de lo irreal, en el campo de las experiencias psíquicas, que causan tanta confusión.

Cascarones de este tipo son los que permiten sostener a grupos de aspirantes espirituales bien intencionados una falsa percepción del Trabajo del Maestro Tibetano Djwhal Khul.

Conclusión

El Maestro Tibetano DK es un “alto ejecutivo” de la Gran Logia Blanca dedicado a la Restauración del Plan en la Tierra, que ha pedido expresamente: “no permitan que la curiosidad les haga perder de vista la Enseñanza.” Una develación anticipada y deformada de su máscara física haría mucho daño a Su Trabajo Jerárquico.

Y aunque muchos de los grupos que hacen contacto con tales cascarones reciben enseñanza totalmente inofensiva, particularmente durante las primeras etapas. “Ello es, en realidad, un mal sustituto de los treinta años de enseñanza plasmada en los veinticuatro libros disponibles. Es más fácil obtener comunicaciones especiales a modo de retazos que estudiar seriamente los libros.”

Notas:

[3] Xigazê. http://www.bartleby.com/65/xi/Xigaze.html

[4] The [Tenth] Panchen Lama on the recognition of reincarnations. http://www.tibet.com/PL/june15c.html

[5] Tashi Lhunpo Monastery. http://www.tashilhunpo.org/

[6] A popular legend has it that whenever faith begins to die out in the world, Padmapani Chenresi, the “lotus-bearer,” emits a brilliant ray of light, and forthwith incarnates himself in one of the two great Lamas — the Dalai and Teschu Lamas; finally, it is believed that he will incarnate as “the most perfect Buddha” in Tibet, instead of in India, where his predecessors, the great Rishis and Manus had appeared in the beginning of our Race, but now appear no longer. Even the exoteric appearance of Dhyani Chenresi is suggestive of the esoteric teaching. He is evidently, like Daksha, the synthesis of all the preceding Races and the progenitor of all the human Races after the Third, the first complete one, and thus is represented as the culmination of the four primeval races in his eleven-faced form. It is a column built in four rows, each series having three faces or heads of different complexions: the three faces for each race being typical of its three fundamental physiological transformations. The first is white (moon-coloured); the second is yellow; the third, red-brown; the fourth, in which are only two faces — the third face being left a blank — (a reference to the untimely end of the Atlanteans) is brown-black. Padmapani (Daksha) is seated on the column, and forms the apex. [Secret Doctrine, Vol. 2, p. 178-179: THE BIRTH-DAYS OF THE DHYANIS.]

[7] The Dalai Lama & Panchen Lama — historic partners, and rivals. http://www.imperialtours.net/dalai_panchen.htm

[8] La ortografía de los nombres ha sido adecuada para corresponder con la grafía tradicional aceptada por el Gobierno Tibetano en el Exilio. La fuente de la nueva ortografía fue: Hilton, Isabel. The Search of the Panchen Lama. Norton. London: 2001.

[9] The Story of His Holiness the Panchen Lama. http://www.tashilhunpo.org/panchen.html

[10] Para visualizar un mapa de la zona en cuestión consulte: http://perso.wanadoo.fr/tibetmap/2988.jpg

[11] The Kingdom of Shambhala. http://www.kalachakra.com/Shambhala/Shambhala.htm

[12] Hanzhang, Ya. The Tibetan Spiritual Leaders: Panchen Erdenis. Foreign Languages Press. Beiging: 1994. pp. 14 a 19.

[13] Ibídem. pag 202.