Las Tres Aulas

por Vicente Beltrán Anglada el 15 de enero de 2001

http://ngsm.org/vicenteba/libros/ms01a.htm

Los secretos o misterios que podrán revelarse en este libro, algunos de ellos entresacados de los infinitos arcanos de conocimientos ocultos contenidos en el AULA DE LA SABIDURÍA de SHAMBALLA, aún cuando se les considere como misterios menores desde el ángulo de vista de los Grandes Adeptos de la Gran Fraternidad, para los aspirantes y discípulos que establezcan contacto con los mismos, pueden constituir la base ideal para poder penetrar en el Umbral de los misterios mayores. Hay que tener en cuenta al respecto, que la línea progresiva de este estudio en pos del misterio de SHAMBALLA, se prolongará sólo hasta aquel punto en el que la incapacidad del investigador de “ir más lejos”, o la prudencia espiritual, marcada por la intuición, tiendan un velo que le impida seguir adelante en sus investigaciones, …en bien de los propios aspirantes y en bien de la obra sagrada de la Gran Fraternidad, la cual, ha de velar celosamente por la integridad del conocimiento que sólo ha de impartirse a las almas libres de prejuicios, ausentes de egoísmos y amantes de la Ley.

La triple vertiente histórica, psicológica y mística constituye para el SEÑOR DE SHAMBALLA —dicho con toda humildad y reverencia— lo que la triple pregunta: ¿Quién soy?, ¿de dónde vengo? y ¿a dónde me dirijo? representa para los seres humanos en proceso de evolución consciente. Visto todo ello naturalmente desde el ángulo de la analogía, pues la ley de analogía es para el investigador esotérico lo que las “medidas áureas o solares” son para el artista creador que en el marco de la forma trata de hallar el arquetipo de belleza o de perfección. Todo nuestro estudio acerca de SHAMBALLA se basará, por lo tanto, en las sagradas leyes de la analogía hermética, apoyando nuestras investigaciones sobre los conocimientos esotéricos previamente adquiridos y tratando de profundizar cuanto nos sea posible en los mismos, en un intento de extraer o revelar cuantos misterios estén a nuestro alcance y puedan ser de ayuda para los aspirantes espirituales del mundo que, como promesas de redención planetaria, se desarrollan dentro del “círculo-no-se-pasa” de nuestro planeta. Algunos de tales misterios constituyen experiencias históricas del SEÑOR DEL MUNDO y pueden ser percibidos y experimentados por los discípulos mundiales en algunas de aquellas maravillosas estancias de SHAMBALLA que esotéricamente llamamos el AULA DEL CONOCIMIENTO o sede de los Misterios menores, afectando la mente y la comprensión intelectual de los investigadores esotéricos, dignos de tal nombre, durante el proceso de su integración espiritual en aquellos primeros tramos de la insondable Avenida sin culminación posible, que llamamos el SENDERO.

Otros Misterios ocultos de más elevada y exquisita trascendencia le son ofrecidos al discípulo que experimentó en su vida interna los misterios menores y que, en virtud de ello y por haber alcanzado un nuevo y más incluyente tipo de visión y experiencia, empieza a recorrer el siguiente tramo del Gran Sendero que conduce a SHAMBALLA. Dejando a un lado la experiencia histórica del SEÑOR DEL MUNDO, empieza a preocuparse fundamentalmente de la vida psicológica del Gran Regente planetario y es introducido entonces en nuevas y más ocultas estancias de SHAMBALLA, iniciando así el larguísimo recorrido por las Sendas de la Ascensión y Redención que atraviesan aquellos desconocidos e incomprensibles niveles ocultamente definidos como el AULA DE LA SABIDURIA. En el devenir de estas elevadísimas actividades de conciencia van sucediéndose las llamadas “iniciaciones jerárquicas”, las cuales tienen lugar a partir de las dos “iniciaciones menores o misterios preliminares” —como reza la tradición oculta— recibidas en el AULA DEL CONOCIMIENTO.

Otra cadena de Misterios se presenta entonces a la percepción o campo de experiencia de los Iniciados en el AULA DE LA SABIDURIA de SHAMBALLA, pues deben trabajar y experimentar conscientemente en el interior de lo que podríamos denominar Vida Mística de SANAT KUMARA, el SEÑOR DEL MUNDO, cuyas sagradas virtudes y experiencia espiritual provienen de la Existencia Cósmica del Logos planetario del esquema terrestre. Esta cadena de Misterios superan ampliamente el “círculo-no-se-pasa” del planeta Tierra y están salvaguardados por ciertos Arcángeles planetarios de la más elevada evolución dévica y constituyen, dentro del incomprensible y maravilloso Sendero iniciático, aquellos estratos de conciencia divina jerárquicamente definidos como el AULA DE LA CÓSMICA OPORTUNIDAD, a partir de cuya mística y trascendental experiencia, empiezan a desarrollarse en los Grandes Iniciados, las características esenciales de los Logos creadores.

Tales son en síntesis los tres Senderos a recorrer por el ser humano para que pueda reflejar dentro de sí, “cuando los tiempos sean llegados”, la infinita Gloria de su Padre en los Cielos:

a. El Sendero Histórico en el AULA DEL CONOCIMIENTO.
b. El Sendero Psicológico en el AULA DE LA SABIDURÍA.
c. El Sendero Místico en el AULA DE LA CÓSMICA OPORTUNIDAD.