Shamballa: El Centro donde la Voluntad de Dios es conocida

por Lucis Trust el 21 de febrero de 2001

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el Propósito guíe a las pequeñas voluntades humanas;
El propósito que los Maestro conocen y sirven

Definiciones

Shamballa es simplemente una palabra que da la idea de un vasto punto focal de energías acopiadas y reunidas por el Logos planetario, con el fin de crear una manifestación adecuada a Su intención en desarrollo y al servicio planetario.

(El Discipulado de la Nueva Era, Vol. II pág 352)

Shamballa es un estado de consciencia o una sensible fase de percepción donde existe una aguda y dinámica respuesta al propósito divino – respuesta posibilitada por la síntesis del propósito y la relación espiritual entre Quienes están asociados a Sanat Kumara.

(Los Rayos y las Iniciaciones , pág 231)

El único lugar de completa “paz” es “el centro donde la voluntad de Dios es conocida”. La Jerarquía espiritual de nuestro planeta no es un centro de paz, sino un verdadero vórtice de actividad amorosa, el lugar donde se reúnen las energías provenientes del centro de la voluntad divina y de la humanidad, el centro de inteligencia divina.

(La Reaparición de Cristo, pág. 28)

La paz, como expresión de la Voluntad de Shamballa, produce equilibrio, síntesis y comprensión, más un espíritu de invocación, siendo básicamente una acción que origina reacción. Esto se manifiesta como el primer trabajo creador grande y mágico de que es capaz la humanidad, llevando los tres aspectos divinos a una actividad simultánea de acuerdo a la voluntad de Dios.

(La Exteriorización de la Jerarquía , pág. 140)

Algunos Pensamientos Clave

1) Shamballa es el lugar donde se halla el propósito, propósito que no puede ser comprendido hasta seguir el Plan. Aquí hay un indicio.

2) Shamballa no es un Camino, sino un centro mayor de estados relacionados y una energía relativamente estática – energía que la intención enfocada del Gran Concilio, actuando bajo el ojo directriz del Señor del Mundo – mantiene preparada para propósitos creadores.

3) Shamballa es el punto de mayor tensión en el planeta, tensión que expresa voluntad amorosa inteligente, libre de toda autovolición o prejuicios mentales.

4) Shamballa es el principal agente receptor del planeta, desde el ángulo de la afluencia solar, pero al mismo tiempo es el principal punto distribuidor de energía, desde el ángulo de los reinos de la naturaleza, incluyendo al quinto. Desde el punto de tensión se incorporan y finalmente maduran, mediante los procesos de la evolución, el canon de la vida y de la Voluntad del Logos planetario.

5) Shamballa recibe energía de distintas Entidades solares y extrasolares, centros de vida concentrada y energética, es decir, de Venus, del Sol Central espiritual, de la actual constelación condicionante por la que puede estar transitando nuestro sol, de la Osa Mayor y otros centros cósmicos. Sirio, que es el factor tan importante en la vida espiritual del planeta, hace que sus energías influyan directamente sobre la Jerarquía, y la energía de Sirio no entra normalmente en nuestra vida planetaria por intermedio de Shamballa.

6) Shamballa es el centro coronario, simbólicamente hablando, de nuestra Vida planetaria, enfocando su voluntad, su amor y su inteligencia en una gran y fundamental Intención y manteniendo ese punto enfocado durante todo el ciclo de vida de un planeta. Esta gran Intención personifica el propósito actual y se expresa por medio del Plan.

(El Discipulado de la Nueva Era I, pág. 447-8)

Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad

Detrás de ese centro de Amor y de Luz, se encuentra otro centro, innonimado para Occidente, pero que Oriente le da el nombre de Shamballa. Quizás el nombre occidental sea Shangri-Lha que se está reconociendo en todas partes y representa un centro de felicidad y propósito. Shamballa o Shangri-Lha, es el lugar donde la Voluntad de Dios está enfocada, y desde el cual son dirigidos Sus propósitos divinos. De allí se deciden los grandes movimientos políticos y el destino de las razas y naciones, y su progreso; del mismo modo los movimientos religiosos, los desarrollos culturales y las ideas espirituales son enviadas desde el centro jerárquico de Amor y de Luz. Las ideologías políticas y sociales y las religiones mundiales, la Voluntad de Dios y el Amor de Dios, el Propósito de la divinidad y los planes por los cuales ese propósito es llevado a la actividad, todos se enfocan a través de ese centro del cual cada uno de nosotros somos conscientemente parte, la Humanidad misma. Por lo tanto, hay tres grandes centros espirituales sobre el planeta: Shamballa, la Jerarquía Espiritual y la Humanidad.

(La Exteriorización de la Jerarquía , pág. 339)

En Shamballa, las Grandes Vidas que actúan allí no sólo ven a la manifestación en su totalidad y sin limitaciones de tiempo, sino que sienten todos los impulsos evolutivos principales que ponen al mundo evolucionante en línea con la Voluntad divina. No personifican esos impulsos en términos de movimiento progresivo, sino de una gran reacción divina y espiritual. Esta idea puede quizá ser mejor comprendida en términos del Eterno AUM, símbolo del Eterno AHORA. Se les ha dicho, y demostrado que el AUM está compuesto de un Sonido mayor, tres sonidos menores y siete tonos vibratorios subsidiarios. Lo mismo sucede con la Voluntad de Dios, que está personificada y sintetizada por los Miembros de la Cámara del Concilio. Para Ellos, el “mantener en solución la Voluntad de Dios constituye una sola y clara nota, cuando ven esa Voluntad en acción como tres acordes unidos que se exteriorizan hacia los tres mundos del propósito de AQUEL que existirá durante eones; cuando impulsan esa voluntad a manifestarse, son como siete tonos vibratorios que se extienden hacia los mundos reflejados en la estructura del Plan. Así la nota, los acordes y el tono, producen el Plan, revelan el Propósito e indican la Voluntad de Dios”. Esto fue extraído de antiguos archivos que constituyen el estudio de los Maestros; se refieren a la naturaleza de Shamballa, a su trabajo y energías emanantes.

Debido a que Shamballa constituye la síntesis de la comprensión en lo que a nuestra tierra concierne, es también el centro donde la Voluntad superior del Logos solar se impone a la Voluntad de nuestro Logos planetario, quien, como bien se sabe, es sólo un centro de Su cuerpo de manifestación. Con este dato informativo nada tienen ustedes que hacer; los Maestros están aprendiendo a conocer la voluntad del Logos planetario; el objetivo del esfuerzo de Shamballa consiste, sin embargo, en captar el Propósito solar, cuyo plan se está desarrollando en los niveles más elevados de nuestro sistema planetario, así como la Voluntad, el Propósito y el Plan de Shamballa, se desarrollan en los tres niveles inferiores de nuestro sistema planetario. Repito, este dato informativo sólo sirve para indicar los objetivos jerárquicos, los cuales surgen en tiempo y espacio y penetran en la Mente de Dios Mismo.

Algunos sinónimos pueden servir para desarrollar su pensamiento sintético y traer una medida definida de iluminación.

Shamballa Jerarquía Humanidad
Síntesis Unidad Separación
Voluntad Propósito Plan
Vida Alma Apariencia
Espíritu Conciencia Sustancia
Vivencia Organismo Organización
Captación Polarización Foco de Actividad
Poder Impulso Acción
Energía Distribución Fuerzas
Dirección Transmisión Recepción
Cabeza Corazón Garganta

Será evidente que poco pueden comprender de la intención de Shamballa si se dan cuenta que no les resulta fácil ver la diferencia entre unidad y síntesis y, al mismo tiernpo, que me resulta imposible aclarar la diferencia. Sólo puedo decir que la síntesis es, mientras que la unidad se logra y constituye la recompensa de la acción y del esfuerzo. A medida que progresan en el Sendero de Iniciación se aclara el significado de la unidad. Cuando se dirigen hacia el Camino de la evolución superior, surge la síntesis. Sería inútil decir algo más.

(La Exteriorización de la Jerarquía , pág. 442-3)

El Propósito Divino

La energía que emana de Shamballa se divide en dos corrientes directas y características. Una personifica el dinamismo del propósito y está actualmente afluyendo a la Jerarquía y a sus siete ashramas mayores; la otra, que personifica la dinámica de la determinación o de la iluminada y entusiasta voluntad, llega directamente a la humanidad por conducto del nuevo grupo de servidores del mundo. Hasta ahora. una corriente fusionada ha afluido desde Shamballa a la Jerarquía, y lo ha hecho sin diferenciar el tipo y cualidad, a todos los grupos dentro de la Jerarquía.

La cualidad de la determinación o lo que la persona común entiende por la palabra voluntad está actualmente afluyendo al nuevo grupo de servidores del mundo, y la energía del propósito dinámico, diferenciada en siete corrientes divergentes, se vierte en cada uno de “los siete puntos de recepción”, los ashramas de los Maestros dentro del “círculo no se pasa” de la Jerarquía. Estas distintas clases de propósitos personifican las siete energías que reorganizarán y volverán a definir a las empresas jerárquicas inaugurando así la nueva era. Los siete propósitos podrían denominarse de la manera siguiente:

a) El desconocido, invisible e inaudible propósito de Sanat Kumara . Es el secreto de la vida misma y conocido únicamente por Él. En la fase inicial de esta nueva expresión actúa por intermedio del Manú y del Maestro Morya; oculta el misterio central que todas las escuelas esotéricas – si se ajustan al impulso inicial – eventualmente revelarán. Qué puede ser, no lo sabemos, pero se insinúa en la Regla Trece.

b) El propósito que subyace en la revelación . Esto puede ser algo nuevo para ustedes, porque tienden a considerar la revelación como una meta en sí misma. Raras veces la conceptúan como un efecto del propósito interno de Sanat Kumara.

c) El propósito no reconocido (aún), que evocó la actividad creadora de nuestro Logos planetario . Puso en actividad al tercer aspecto de la Trinidad divina. Las frecuentes razones que expone la mente finita del hombre para justificar lo que denominamos “manifestación”, explicar el dualismo de todo lo que existe y la relación espíritu-materia, de ninguna manera constituye explicaciones valederas acerca del propósito divino; tienen su fundamento en la propia dualidad esencial del hombre; son la explicación más elevada de la propia naturaleza divina, que el hombre puede alcanzar en esta época.

d) El misterioso propósito que hizo necesaria la del Principio Dolor . Sufrimiento y dolor son requisitos esenciales para llevar a cabo dicho propósito. La capacidad de sufrir, característica de la humanidad, constituye la descollante reacción consciente del cuarto reino de la naturaleza, el humano, hacia el medio ambiente. Está vinculada con el poder de pensar y de relacionar conscientemente la causa y el efecto.

e) El quinto gran secreto que subyace en el propósito de Sanat Kumara está relacionado, en un sentido peculiar, con la manifestación cíclica de todo lo que existe en los tres mundos de la evolución humana. Concierne a aquello que lentamente se va manifestando por intermedio de la mente concreta inferior cuando controla al deseo, y hace que la substancia y la materia actúen en conformidad con el pensamiento divino, respecto a la línea evolutiva.

La totalidad de las ideas humanas, en sus fases más elevadas, en todas las líneas de pensamiento, afecta materialmente a lo que aparece en el plano fisco en todos los reinos de la naturaleza y a todo aquello que precipita las civilizaciones y culturas, y que expresa, en ese momento, la mejor respuesta de la sensibilidad humana a la Impresión cósmica .

EI quinto propósito está estrechamente vinculado con todo el tema de “la vestidura de Dios” y con la manifestación de su “manto de belleza”, a medida que va siendo creado y traído a la existencia por la humanidad, la cual actúa como medio de expresión de las ideas provenientes de los reinos superhumanos, influyendo sobre los reinos subhumanos e induciéndolos a una cooperación creadora.

f) Me resulta difícil darles una idea del propósito que nos concierne ahora, porque está expresado en la relación que existe en los significados de Deseo Voluntad, Plan Propósito . Estas palabras son símbolos que el hombre ha creado, en la intención de captar el propósito logoico. Reconoce los impulsos del deseo y, en el transcurso del proceso evolutivo, aprende a transmutarlos en aspiración; luego sigue en forma vaga y a tientas, esforzándose por comprender y acatar “la Voluntad de Dios”, como él la denornina; no obstante, mientras el acercamiento humano a esa voluntad permanezca negativo, sumiso y pasivo (como lo está debido a la influencia del acercamiento teológico y al método inculcado por las iglesias), ninguna verdadera luz se percibirá respecto a la naturaleza de esa voluntad. Sólo cuando los seres humanos entren en relación con la Jerarquía, sean absorbidos gradualmente en la vida jerárquica y comiencen a recibir la iniciaciones superiores, podrán captar la real naturaleza de la Voluntad divina, y el propósito de Sanat Kumara les será revelado cuando valoricen el Plan v presten la consiguiente colaboración al mismo. Todo se realizará mediante la transmutación del deseo en aspiración y luego en una fija determinación.

g) Resulta muy difícil dar indicaciones sobre la fase final del Propósito divino y al decir indicaciones, significa exactamente eso, y nada definido y claro. Si les explico que el ritmo del ceremonial de la vida cotidiana de Sanat Kumara, complementado por la música y el sonido, llevados en ondas de color que abaten las riberas de los tres mundos de la evolución humana, desentraña – con las notas, tonos y matices más puros – la incógnita de su propósito, ¿les significaría algo? Apenas si tendrá sentido para ustedes y lo considerarán como un mero escrito simbólico que he utilizado para impartirles lo incomunicable. Sin embargo, no escribo simbólicamente, sólo he dado una exacta versión de la realidad.

Así como los más grandes aspectos de la belleza írrrumpen en la consciencia humana, el ritual de la vida cotidiana de Sanat Kumara es impartido imperceptiblemente. Más no puedo decir.

Por lo tanto, tenemos aquí indicios acerca del Propósito divino; cada uno de los siete complementa y completa los otros seis. Sólo cuando intentamos captar la totalidad de la síntesis interna llegamos a obtener una leve insinuación de la naturaleza de esa excelsa consciencia que trajo a la existencia a nuestro planeta y todo lo que está contenido en él y sobre él.

(Los Rayos y la Iniciaciones. pág 203-8)

Relaciones de Energía

El séptimo reino de la naturaleza es el de las vidas que colaboran con plena capacidad comprensiva, con el Grupo de Seres que constituyen el núcleo del Concilio de Shamballa. Este grupo gira alrededor del Señor del Mundo; su consciencia y estado de ser es apenas comprendido por los más avanzados miembros de la Jerarquía, y la relación de estas Vidas con el Señor del Mundo es similar, aunque fundamentalmente diferente, a la relación de los miembros de la Jerarquía con los tres Grandes Señores el Cristo, el Manú y el Mahachohan. A través de estos Señores afluye la energía que emana desde Shamballa, transmitiendo el propósito y motivando el plan de Sanat Kumara – el Plan de su vida. Lo que ustedes denominan “el Plan” es la respuesta de la Jerarquía a la afluente voluntad plena de propósito del Señor del Mundo. A través de Sanat Kumara, el Anciano de los Días (así denominado en la Biblia), fluye la ignota energía cuya expresión son los tres aspectos divinos. Él es el custodio de 1a voluntad de la Gran Logia Blanca de Sirio, y el pesó de esta “intención cósmica” es compartido por los Budas de Actividad y por esos Miembros del Gran Concilio cuya consciencia y vibración son tan elevadas que sólo una vez al año (por medio de su emisario, el Buda), pueden sin peligro hacer contacto con la Jerarquía.

(Los Rayos y las Iniciaciones, pág 116-7)

En el festival de Wesak se relacionan tres factores importantes para la humanidad:

1. Con el Buda, que personifica o es el agente de las Fuerzas de la Luz, puede entrarse en contacto y apropiarse conscientemente de lo que esas Fuerzas tratan de transmitir a la humanidad.

2. Con el Cristo, que personifica el amor y la voluntad de Dios y el agente del Espíritu de Paz, puede entrarse en contacto y entrenar a la humanidad para que se apropie de este tipo extraplanetario de energía.

3. La humanidad puede establecer ahora, por intermedio del Cristo y del Buda, una estrecha relación con Shamballa, y hacer su propia contribución – como centro mundial – a la vida planetaria. Compenetrada por la luz y controlada por el Espíritu de Paz, la expresión de la voluntad al bien de la humanidad puede emanar poderosamente de este tercer centro planetario. Entonces la humanidad iniciará, por primera vez, la tarea que se le ha designado como intermediaria inteligente y amorosa entre los estados superiores de consciencia planetaria, los estados superhumanos y los reinos subhu manos. Así la humanidad llegará oportunamente a ser la salvadora planetaria

(La Exteriorización de la Jerarquía. pág. 138)

Las masas humanas de todas partes sólo desean tranquilidad. No empleo la palabra “paz” porque tiene un significado equívoco. Los hombres y mujeres reflexivos de todos los países, han determinado dar, si es posible, con intensión masiva esos pasos que asegurarán la paz en la tierra, mediante la expresión de la buena voluntad. Observen esta fraseología. Todos los discípulos activos del mundo luchan con los medios disponibles para difundir el evangelio del sacrificio, porque sólo sacrificando el egoísmo, puede fundarse sin peligro la estabilidad humana. Estas palabras resume el llamado que se hace a aquellos cuya responsabilidad es determinar la política (nacional o internacional) y dar esos pasos que establecerán rectas relaciones humanas. La Jerarquía permanece, no vigilando ni esperando., sino actuando hoy con la sabiduría impulsora y la intención fija; a fin de fortalecer las manos de Sus trabajadores en todos los campos de actividad humana (político, educativo y religioso) para que puedan emprender la correcta acción e influir debidamente el pensamiento humano

Una poderosa actividad de primer Rayo – la actividad de voluntad o propósito – está entrando en acción. Cristo, como Guía de las Fuerzas de la Luz, ha concedido poder a los ashramas de los Maestros que pertenecen a este primer Rayo de poder, a fin de fortalecer las manos de todos les discípulos en los campos gubernamental y político de cada nación; iluminar, si es posible, a los diferentes legisladores nacionales, cualquiera sea el medio necesario, para que el poder de su palabra, la sabiduría de su planeamiento, y la amplitud de su pensamiento, sean tan efectivos que el “Ciclo de Conferencias y de Concilios”, que inician ahora los estadistas del mundo, pueda estar bajo la guía directa (también si es posible) de Aquellos que en la Cámara del Concilio de Shamballa conocen cuál es la voluntad de Dios. El egoísmo de las pequeñas mentes en las diferentes legislaturas del mundo debe ser contrarrestado de alguna manera. Tal es el problema.

No olviden que la energía divina debe hacer impacto en las mentes humanas, mentes que en su efecto conjunto son el único instrumento disponible por intermedio del cual la Voluntad de Dios puede expresarse; responden necesariamente a los resultados estimulantes adecuados al tipo de mente afectada. La respuesta será compatible con la cualidad y la intención de esas mentes.

(La Exteriorización de la Jerarquía. pág.370-71)