Disipando el espejismo de las jerarquías

por Luis A. Hernández R. el 12 de Noviembre de 2001

“Jerarquía no es coerción: es la ley de las estructuras del mundo. No es una intimidación, sino el llamamiento del corazón y una ardorosa admonición orientada hacia el Bien General. Así, pues, conozcamos la Jerarquía de la Luz.” Signos del Agni Yoga, pág. 10.

Ken Wilber autor transpersonal, o como él prefiere denominarse: integral, considerado por muchos como el “Einstein de la Conciencia” ha desarrollado un Modelo Integral de la Concienca. Este modelo que ya anteriormente he reseñado [1], es un modelo espiral ascendente que integra de manera lúcida y coherente la sabiduría de Oriente y Occidente.

Modelo Wilber sobre la Espiral Dinámica de la Conciencia
Estadio/
Ola
Código
de Color
Nombre Común
Visión
Manifestaciones
Culturales y Personales
9 Coral
8 Turquesa Holístico Holística individualismo colectivo; espiritualidad cósmica; cambios globales
7 Amarillo Integrador Ecológica sistemas naturales; autodeterminación;
visión múltiple del mundo; sabiduría
6 Verde Yo Sensible Consensuada igualitarismo; sentimentalismo; autenticidad; cooperativismo; cuidado
mutuo; comunitarismo
5 Naranja Logro Científico Estratégica materialismo; consumismo; éxito; imagen; estatus; crecimiento
4 Azul Orden Mítico Autoritaria significado; disciplina; tradiciones; moralidad; reglas; vivir sólo
para el mañana
3 Rojo Dioses de Poder Egocéntrica gratificación; conquista; actuación; impulsividad; vivir sólo para
el presente
2 Púrpura Mágico Animística ritos; rituales; tabúes;
supersticiones; tribus; folklore
1 Beige Arcaico Instintiva alimento; bebida; procreción;
seguridad; protección; sobrevivencia

El modelo Wilber [2] nos habla, en parte, de que existen diversos estadios de conciencia a través de los cuales el ser humano transita a lo largo de su existencia y, que conforme los va recorriendo, su visión del mundo va cambiando.

Podemos simplificar al extremo los diferentes estadios por los que atraviesa el proceso de desarrollo de la conciencia, clasificándolos en 3 estadios generales: egocéntrico, etnocéntrico y mundicéntrico. O, lo que es lo mismo, preconvencional, convencional y postconvencional. Donde en la medida en que el proceso de desarrollo avanza, el peso del narcisismo y del egocentrismo va disminuyendo. La espiral del desarrollo es una espiral de compasión que se expande desde el “yo” al “nosotros” y, posteriormente, al “todos nosotros”.

Este proceso no es lineal ni implica sólo más luz y positividad, pues nos enfrenta también a problemas nuevos que, al no ser siempre resueltos satisfactoriamente, conducen a nuevas patologías y enfermedades.

En la tabla de relaciones básicas se muestra correlativamente el modelo Wilber con el equivalente en la Tradición Transhimaláyica, los cuales no deben ser interpretados rígidamente, pues los límites entre niveles
son difusos y se superponen. Sin embargo, esta correlación nos da una idea general del proceso cíclico ascendente a través del cual el individuo se desenvuelve.

Relaciones Básicas
Modelo Wilber
Tradición Transhimaláyica
Estadio/
Ola
Código
de Color
Clasificación
General
Pensamiento
Estado
de los Vehículos Periódicos
Senderos
Acercamientos
Egóicos
9 Coral Transpersonal Tercer
Grado
Alma-Personalidad
Monádicamente influida
Iniciático
8 Turquesa Personalidad
completamente fusionada con el Alma
Tercera Iniciación Toque de Iluminación
7 Amarillo Segundo
Grado
Personalidad
Egóicamente influida
Discipular
6 Verde
Personal Primer
Grado
Personalidad
integrada
Probatorio Toque de Aceptación
5 Naranja
4 Azul
Prepersonal Personalidad
no integrada
3 Rojo
2 Púrpura
1 Beige Toque de Apropiación

Wilber clasifica como una de las patologías del meme verde, o del Yo Sensible, al pluralismo antijerárquico. Gran parte de esta confusión pluralista se origina en una errónea comprensión del término jerarquía y del papel que desempeña en el proceso de desarrollo natural. Y nos brinda la siguiente categorización, que transcribo por sernos particularmente útil para disipar este espejismo:

“El meme púrpura (mágico) reconoce la existencia de muy pocas jerarquías porque es preformal y preconvencional. El meme rojo (poder egocéntrico) reconoce las jerarquías que dependen de la fuerza bruta (fundamento de los imperios feudales). El meme azul (orden mítico) reconoce numerosas y muy rígidas jerarquías sociales, como el sistema de castas hereditarias, las jerarquías de la Iglesia medieval y la marcada estratificación social de los imperios feudales y las naciones tempranas. El meme naranja (logro individual) erosiona decisivamente las jerarquías azules en nombre de la libertad individual y de la igualdad de oportunidades (las jerarquías naranja difieren de las azules en que sustituyen la herencia y el privilegio por la meritocracia y la excelencia).

Al llegar al meme verde, sin embargo, el yo sensible empieza a condenar y atacar casi todo tipo de jerarquía –muy a menudo, por otra parte, aliadas a la opresión social–, hasta el punto de que su rasgo distintivo es la antijerarquía.”

Si, como observamos en la tabla de relaciones básicas, el Sendero Probatorio termina cuando el ahora discípulo está firmemente posicionado en la ola verde del desarrollo, es fácil intuir el porqué tanto el
liderazgo como la libertad, son dos de los conceptos mas tergiversados de la experiencia discipular.

Cuando el discípulo ha madurado ya su experiencia en la ola verde, entonces las jerarquías resurgen de nuevo, con la peculiaridad de que no son más jerarquías de dominio sino de actualización (también conocidas como jerarquías anidadas o de desarrollo), como la que va desde los átomos hasta las moléculas, las células, los organismos, los ecosistemas, la biosfera y el universo. En ellas, cada ola es más inclusiva, más abarcadora y más integral y, simultáneamente, menos marginadora, menos exclusivista y menos opresiva. Pues cada ola sucesiva trasciende a la vez que incluye a sus predecesoras.

Las jerarquías de dominio son rígidas jerarquías sociales que constituyen instrumentos de opresión. Mientras que las jerarquías de actualización son jerarquías de desarrollo absolutamente necesarias para la autorealización de los individuos y de las culturas (y también de casi todos los sistemas biológicos); son herramientas de crecimiento, porque unifican los elementos anteriormente separados y fragmentados. Las jerarquías de desarrollo integran los fragmentos, convierten los montones en totalidades y transforman la alienación en cooperación.

Solo reconociendo estas jerarquías de desarrollo podremos (re)conocer a la Jerarquía de la Luz y exclamar
conscientemente:

¡Jerarquía no es coerción: es la ley de las estructuras del mundo. No es una intimidación, sino el llamamiento del corazón y una ardorosa admonición orientada hacia el Bien General!

——————————————————————————–

[1]

  • Véase “Minorías
    Raciales: Modelo Wilber
    ” en nuestro website.
  • Véase “EEUU
    bajo ataque: colisión de paradigmas
    ” en nuestro website.
  • Comentarios sobre “La neurosis del lucro, el individualismo egoísta y la pornográfica
    riqueza”
    [HTML]
  • Comentarios sobre “¿Corte internacional?”[HTML]

[2] El presente comentario se basa en las ideas vertidas por Wilber en el libro: “A Theory of Everything: An Integral Vision for Business, Politics, Science, and Spirituality”. [HTML]. Shambhala Publications, Colorado, EU: 2000. [Existe traducción al español con título: “Una Teoría de Todo: una visión integral de la ciencia, la política, la empresa y la espiritualidad”. Editorial Kariós, Barcelona, España: 2001.]