Viernes

por Grupo de Servicio el 13 de enero de 2001

Naciones Unidas

El trabajo espiritual de las Naciones Unidas y la liberación de la humanidad

http://ngsm.org/vicenteba/VBA-Viernes.htm

MEDITACIÓN

ALINEAMIENTO: Permanecemos dentro del centro de conciencia del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, como unidad grupal en el plano mental.

Elevamos nuestra conciencia a la Jerarquía de Maestros, al Cristo, el Maestro de todos los Maestros, y a Shamballa, donde la Voluntad de Dios es conocida y donde reside Sanat Kumara, el Señor del Mundo. En este elevado punto de síntesis, resolvemos:

En el centro de la voluntad de Dios permanezco.
Nada desviará mi voluntad de la Suya.
Aplico esa voluntad con el amor.
Me vuelvo hacia el campo de servicio.
Yo, el triángulo divino, cumplo esa voluntad dentro del cuadrado
Y sirvo a mis semejantes.

INTERVALO SUPERIOR: Al tiempo que permanecemos dentro de la periferia del Gran Ashram, mantenemos la conciencia abierta a la “Pacífica y silenciosa Voluntad” que se encuentra enfocada en el interior de Shamballa. Buscamos hacernos impresionables al Propósito divino.

MEDITACIÓN: En silencio total y enfocado, visualizamos la Asamblea General de las Naciones Unidas bajo la sombra protectora del Avatar de Síntesis e infundida por el Amor de la Jerarquía y del Cristo. Meditamos sobre el Propósito que busca guiar a las “pequeñas voluntades de los hombres”.

PRECIPITACIÓN: Visualizamos el perpetuo flujo de Amor Esencial por todo el planeta, como una impregnación constante y siempre presente de todos los planos y estados de conciencia planetaria. Vemos esta energía electrificando, fortaleciendo y profundizando el Antahkarana planetario que conecta los tres centros planetarios.

INTERVALO INFERIOR: En estado de identificación con la vida Crística planetaria y cósmica que mora internamente, vertiéndose perpetuamente en servicio a la humanidad y al planeta, pronunciamos la Afirmación de Amor con un propósito plenamente dinámico:

En el centro de todo amor, permanezco.
Desde ese centro, yo, el alma, surgiré.
Desde ese centro, yo, el que sirve, trabajaré.
Que el amor del  Ser Divino se derrame por todas partes,
en mi corazón, a través de mi grupo, y al mundo entero.

Consideramos el trabajo de las Naciones Unidas en su relación con el bienestar espiritual del Planeta. Reflexionamos sobre las condiciones planetarias necesarias para ayudar a la humanidad a cumplir su destino espiritual y consideramos las maneras en que la Organización de las Naciones Unidas puede ayudar a crear esas condiciones.

DISTRIBUCIÓN: Pronunciamos la Gran Invocación como palabra de poder y como expresión del Sonido. Visualizamos el flujo sintético de luz, amor y voluntad-al-bien por todo el planeta, irradiando e infundiendo la conciencia de toda la raza humana.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes humanas,
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones humanos,
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades humanas,
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza humana,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz,
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

OM                               OM                               OM