Programa de la Conferencia Internacional de la Escuela Arcana Ginebra 18-19 Mayo 1991

por Grupo de Servicio el 9 de marzo de 2001

Cháteau de Penthes, Pavillion Gallantin, 18, Chemin de l’lmpératrice, 1292 Pregny-Chambésy, Ginebra

Nota clave: Que el grupo sintetice e integre todo actividad constructiva para la revelación de la gloria del UNO.

SABADO 18

Mañana reservada a los Estudiantes de la Escuela Arcana

10.30 am Meditación para los Tejedores en la Luz – en francés

11.00 am Alocución, “Pensar con el corazón, amar con la mente’, por: Marianne Hürlimann – en alemán

11.30 am Meditación: “Dejar penetrar la Luz” – en alemán

Tarde abierta a Estudiantes y amigos

13.30 pm Mántram del NGSM – en francés

13.45 pm “Que el grupo sintetice toda actividad constructiva” por Jane Nation – en inglés.

14.15 pm Trabajo Grupal

14.30 pm “La Revelación de la Gloria del Uno” por Sarah McKechnie – en inglés

15.00 pm Trabajo Grupal

15.15 pm Pausa

15.45 pm “ El rol del NGSM en el advenimiento de un nuevo orden mundial” por Steve Nation – en inglés

16.15 pm Trabajo Grupal

17.00 pm Meditación en holandés

DOMINGO 19

10.30 am Mañana reservada a los Secretarios, Secretarios en formación y Comentadores

Tarde abierta a Estudiantes y Amigos

13.30 pm Concierto

14.00 pm Alocución de M. Michel Veuthey, director de la Misión Permanente del CICR en Naciones Unidas – en francés.

15:00 pm Preguntas y respuestas.

15:30 pm Pausa

16:00 pm Alocución de clausura: ‘La síntesis y el Nuevo Orden Mundial” En Holandés.

16.20 pm Meditación: “Dejar penetrar la Luz” – en francés

La conferencia se desarrollará en cinco idiomas, con traducción simultánea en: Francés, inglés, alemán, castellano e italiano. Para más Información dirigirse a: Ass. Lucis Trust, Ginebra, 1 rue de Varembé 3Q, 1211 Ginebra 20, Suiza, Tél. 022/73412 52

Bienvenida a la Conferencia a todos los estudiantes, 11h del sábado 18 mayo 1991

Queridos amigos:

En nombre del grupo, os deseo a todos la bienvenida a Ginebra, a la Conferencia de la Escuela Arcana de 1991. Tenemos el placer de recibiros nuevamente, en la naturaleza. Este año, celebraremos el 700 aniversario de la Confederación Helvética y este entorno os dará la ocasión de participar, un poco, a la fiesta: encontraréis en el parque un kiosco con objetos de todas partes de Suiza, y en el castillo podréis ver una pequeña exposición fotográfica que da una idea de la historia de Suiza; es interesante en buscar los paralelos en los encuentros entre los países europeos. La historia, que ha desembocado en la creación de la Cruz Roja por Henry Dunant, es particularmente instructiva. Mañana por la tarde oiremos a un Representante del Comité Internacional de la Cruz Roja. El museo de la Cruz Roja está abierto hoy y mañana, este edificio se encuentra cerca y podéis ir caminando.

Quisiéramos darle la bienvenida, particularmente, a todos aquellos – estén o no presentes -, que nos sostienen activamente colaborando con el trabajo de traducción, de mecanografía o de corrección de textos, o por los preciosos consejos recibidos en ciertas áreas, y sobretodo a aquellos que nos ayudan económicamente, sin éste sostén, el centro no podría cumplir su obra, que consiste en descubrir y formar servidores útiles para la Nueva Era y luego a alentarlos. Este año, hemos beneficiado de la ayuda de voluntarios, dado a que no siempre sabemos manejar los nuevos equipos, que nos facilitan el trabajo. Les hemos pedido que nos señalaran los errores que encuentren en los cuadernos, y esto sigue en pie. La revisión de los cuadernos en los cinco idiomas es un trabajo a largo plazo. También hemos reorganizado la imprenta: después de haber empleado durante algunos meses a un profesional, disponemos ahora de una gran fotocopiadora profesional, cuyo costo es, quizás, un poco elevado; pero al tiempo, sólo necesitamos de una personas para su utilización. Vosotros os habréis dado cuenta de la presentación más moderna de los cuadernos y de los fascículos. Pero aún nos queda mucho por hacer.

Estamos contentos de veros a todos aquí reunidos y agradecemos vuestra participación.

También tenemos el placer de acoger a nuestros colegas de los Centros de Londres y de Nueva York, Los presidentes de los Centros Jan Nation de Londres y Sarah McKechnie de Nueva York, que están nuevamente con nosotros este año. Es la costumbre que las personas que son los puntos focales de los tres centros se encuentren en el momento de la Conferencia en los Tres Centros, con el fin de sostener con su presencia física el trabajo subjetivo efectuado en el transcurso de las tres Fiestas Espirituales.

Josette…., de Nueva York, también está presente; así que Stive Nation, responsable en Londres de la Buena Voluntad Mundial, y también se encuentra con nosotros Lorenz…. de Londres.

Antes de comenzar el trabajo, debemos comunicarles una noticia que nos entristece: Beatrice Ketcham, la responsable de la sección francesa, “falleció”, poco antes de Pascua, después de una breve enfermedad. Hemos tenido la suerte de coincidir y de “encontrarnos” en el trabajo grupal durante cuatro años, estos fueron cuatro años de trabajo intenso y sujeto, consagrado a la renovación y al restablecimiento del Centro de Ginebra. Y estamos agradecidos por haber podido estar en contacto con Ella.

Pasemos ahora a nuestro trabajo subjetivo: Efectivamente, tendremos la oportunidad, durante 2 días de trabajar como grupo unido para el acercamiento del alma a través de la meditación, del estudio, gracias a lo expuesto, y del servicio, teniendo en cuenta el próximo paso a dar en el trabajo grupal; trabajo que podemos efectuar en cualquier lugar y en todo momento.

Gracias de todo corazón.

PENSAR CON EL CORAZON, AMAR CON LA MENTE:Una capacidad cualitativa del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

Marianne Hürlimann

Quisiera invitaros hoy, a reflexionar conmigo, sobre la nota clave de este año, que dice:

Que el Grupo sintetice e integre toda actividad constructiva para la revelación de la gloria del Uno.

La elección de la Nota Clave es siempre el trabajo del grupo de los Tres Centros; Normalmente la Nota Clave se comunica a los estudiantes en la última Carta mensual del año en curso. En lo referente a la política, no sabemos lo que ocurrirá cuando nos encontremos a principios de año; la nota clave expresa, justamente, lo más necesario frente a éstos acontecimientos: Esperanza y valor. Es un llamado al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, para que piensen constructiva y positiva¬mente, allí donde estén, y para que expresen este pensamiento con palabras y acciones tales, como la actividad constructiva guiada por el esfuerzo grupal. El mundo necesita, hombres y mujeres de buena voluntad, capaces de amar, activos y sabios.

Sabemos que la humanidad es un Centro de nuestro planeta Tierra. A través de él, deberá manifestarse físicamente el Plan de Luz y Amor. Hablando en términos cristianos, es el “Espíritu Santo” el que interviene hasta ese profundo nivel a través de la Humanidad. Como Humanidad formamos una Unidad; y cada uno de nosotros es “una pequeña luz en la Gran Luz”, somos “una gota de amor, en la corriente del amor divino.” Todos contenemos todo en nosotros, todo lo que la Humanidad pensó, sintió e hizo está presente en una pequeña parte de nosotros.

En lo más profundo de nuestro ser, ninguna diferencia, por molesta que sea, nos es extraña, dado a que somos parte de esta Humanidad, tal como la conocemos. Esto nos capacita para comprender a todos nuestros semejantes. La comprensión es una expresión sabia del amor. Pero Amor-Sabiduría es mucho más que la simple comprensión. Su fuente se halla en el corazón, dado que es una energía de Segundo Rayo. Es el Bien fundamental que proviene directamente del corazón, estimulado por la Voluntad, el Amor-Sabiduría es la expresión fundamental de la energía cósmica que se manifiesta a través de nuestro sistema solar.

Pero dicha manifestación estará por mucho tiempo en desarrollo, y todavía no todos los planetas del sistema son capaces de expresar bien la energía del segundo rayo, amor-sabiduría. Nuestro hermoso pequeño planeta azul será algún día, “a través del centro que llamamos Humanidad”, un planeta sagrado, cuando la Humanidad haya aprendido a usar todas las cualidades del corazón. En el futuro será necesaria la conciencia de “la Vida Una”. Por eso debemos intentar cada vez más realizar “la Vida de la Unidad” en nosotros mismos, y ese proceso de unificación tiene lugar en el corazón. La Humanidad Una es el centro entre “arriba y abajo” y la experimentamos con el corazón. La conciencia se dirige en el corazón en dos sentidos: lo que está “abajo” deberá ir hacia “arriba”, y lo que se logra “arriba”, deberá ayudar a subir lo de “abajo”.

Un antiguo proverbio dice: “Como un hombre piensa en su corazón así es él”. Cuando pensamos en los mundos invisibles que son el campo de actividad del corazón, nuestro ser se inflama. Cuando la energía del Amor-Sabiduría que viene del plano búdico afluye directamente al corazón a través del hilo de plata y puede ser resentido, es la intuición o el conocimiento del corazón. Es un conocimiento directo, infalible y deberíamos escuchar siempre esta pequeña voz del corazón. Las cualidades del corazón provienen del alma y una persona que expresa el conocimiento intuitivo, es una personalidad impregnada por el alma.

El alma está en la base de todos los impulsos y cualidades del corazón, incluso si éstas son raras. Si expresamos estas cualidades tanto en el mundo interior como en el exterior, entonces el alma es su fuente inagotable. Es como una fuente que brota, dado que todo aquello que distribuimos nos es devuelto rápidamente en gran cantidad; distribuir las cualidades del corazón que conocemos, permite la manifestación de otras fuerzas y energías aún desconocidas. Algo se nos dice: “la experiencia vuelve fuerte” y “el don enriquece”.

En lo que ser refiere a la energía, no hay estancamiento. Nuestro desarrollo espiritual avanza con nuestra habilidad para servir y para redistribuir lo que hemos adquirido en sabiduría y conocimiento.

La ley o energía de amor nos empuja a hacer aquello por lo que nos hemos reencarnado, es decir, aportar nuestra contribución para que se cumpla el Plan de Dios sobre la tierra y su centro, que llamamos humanidad. Es para esto que nuestra alma se encarna.

Para poder expresar el Amor con sabiduría, la purificación es necesaria; nuestra insistencia sobre la necesidad y la importancia de este trabajo interior acerca de la formación del carácter, es necesaria. Sólo después de una purificación minuciosa, el fuego interior se vuelve activo, gracias al camino que conduce a un justo conocimiento. Por purificación debe entenderse todo aquello que es verdad, pleno de amor, justo y bueno. Un corazón sin desconfianza, falsedad ni duda es puro. Desgraciadamente, todas esas cualidades están ocultas por los dogmas dados por la educación, la tradición o la sociedad. La purificación, es en definitiva, acabar con todo eso. El sufrimiento es también purificación, así como la reflexión sobre el sufrimiento, el tormento o preocupaciones, problemas que nos influencian, hacen desaparecer la escoria. El fuego de la purificación quema todo a su paso.

La purificación permite la liberación y los fuegos de iniciación son las nuevas energías superiores que se expresan por el camino purificado. Esta liberación suprime todo temor; entendemos por liberación el hecho de abandonar nuestras propias limitaciones que nosotros mismos hemos creado. Una vez que esto es reconocido, todo temor desaparece y aquello que separa es destruido. La sabiduría interior y la confianza hacen brotar la esperanza, y así el coraje nos acompaña en nuestro camino.

La fuerza creadora del corazón es deformada para traducir una idea en hecho. Una aguda sensibilidad es la condición necesaria para la creación. El hecho de reconocer la necesidad de una actividad surge de la sensibilidad del corazón. La sensibilidad creadora es una mirada, un observación interior o una “mirada reflejada”, que se acompaña de reconocimiento. La acción se desprende de este reconocimiento. La energía de la voluntad estimula a la personalidad a hacer aquello que el corazón se ha fijado como propósito. A través de un acto de voluntad, una tensión es creada entre los dos polos que son la sensibilidad creadora y el pensamiento – y la tensión da vida a la creación y la intima a resonar y a fluir.

Así la sensibilidad creadora y el pensamiento, que se continúan en ritmo, la tensión y el descanso, están ligados en dualidad cambiante. Entre estos polos, el reconocimiento y la acción conocen muchos grados.

El Amor-Sabiduría nos vuelve capaces de sacar las energías destructoras de nuestro medio ambiente y de transformarlas por misericordia. Más nos adentramos en el camino, más la reserva es grande. El corazón puro es en nosotros un acumulador o un transformador de energía.

Los estudiantes del primer grado de la Luz sobre el Sendero, a veces nos indican los desórdenes provenientes del medio ambiente. Esto proviene del hecho que existe una reserva de energías perjudiciales que ahora deben ser transformadas correctamente por el trabajo comenzado. Es por esto que la idea del Maestro en el Corazón es necesaria y que las energías constructoras sobrepasen pronto esos fenómenos perjudiciales. Podemos efectuar un trabajo consciente de transformación cuando el coraje y la ausencia de temor se desarrollan en nosotros.

El conocimiento del corazón expresa otra cualidad proveniente del Amor-Sabiduría; esto obliga al discípulo a “obedecer al Maestro”. Antes de poder adentrarse en el Sendero de Iniciación, debemos saber exactamente a quien debemos obedecer. Sabemos que el primer maestro, el primer instructor, es nuestra propia alma. Es a ella y sólo a ella que debemos someternos. El alma y la personalidad son dos unidades: el yo superior y el yo inferior.

El alma puede manifestarse en el plano físico a través de la personalidad – esto es lo que intentará hacer. Es en el sendero, y solamente cuando hemos comenzado a hollarlo conscientemente, que pondremos la personalidad a entera disposición del alma como instrumento de expresión. Así nos volvemos per¬sonalidades impregnadas por el alma. La personalidad es de ésta forma definitiva¬mente sometida al Yo Superior, del que se desprende armonía y ritmo durante el intercambio de energía y de fuerza. Esta armonía rítmica del alma y de la personalidad depende justamente de la sumisión. De ésta forma, el alma tiene una absoluta prioridad. Es absolutamente necesario someterse a sus decisiones y a su voluntad.

Si la personalidad se resiste a las decisiones del alma y trata de ésta forma de rehacerse en la vida del discípulo, esto significa un paso atrás y retardo. Sin embargo, “descarrilamientos” momentáneos, breves esfuerzos durante algunas horas de la personalidad para valorizar su derecho, pueden servir a profundizar la toma de consciencia. Así, los errores de comportamiento nos permiten ver progresivamente y de la mejor forma posible, donde están las sombras en nuestra vida. En efecto, sólo la personalidad impregnada por el alma puede avanzar en el Sendero al encuentro de la realización. Nos comprometemos de ésta manera, a la obediencia absoluta frente a frente con el alma. El alma y sólo el alma es nuestro maestro.

A través de nuestra capacidad interior de imaginación, aprendemos a ver la humanidad como un todo. Utilizamos para esto la energía creadora del pensamiento. La humanidad no habita que las regiones del globo situadas entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio; más allá, son regiones de reposo de la Tierra. A pesar de esto, estas zonas existen también al interior de las regiones habitadas por la humanidad: los desiertos por ejemplo, así como los mares, las altas montañas, o las amplias extensiones arboladas y las tundras. Tal trabajo de reflexión y de imaginación que nos permite vernos como un miembro ínfimo pero importante de La Humanidad-Una, nos acerca siempre de la “nube de cosas conocibles”.

Deberíamos tratar de agrandar la imagen elaborada y dejar que la sustancia del pensamiento se refleje en nuestra imaginación. De esta forma nuevos cono¬cimientos, una clara luz podrán afluir a nuestro cuerpo mental y expresarse a través de nosotros. En el momento de la meditación de grupo, deberíamos tratar de dar un lugar apropiado al ideal de la humanidad-una. Tal como lo hace la Jerarquía, un miembro del grupo que accede con facilidad al plano mental superior, debería hacer de este ideal una imagen. Esta imagen tendría luego que acercarse al grupo por la palabra que hace nacer la forma, pero también a través de la transmisión telepática. El conjunto del Grupo puede entonces tratar de precipitar este ideal del plano mental superior a través de la imaginación y la meditación.

Tal trabajo exige un máximo de amor altruista; la cabeza y el corazón deben trabajar al unísono. No debe faltar ni aspiración, ni una fuerte concentración mental. La unión entre el grupo es el hilo de luz dorada que une los corazones.

La buena voluntad es una cualidad que, desde el “centro en donde la voluntad de Dios es conocida”, nos llega directamente. Los libros de El Tibetano recuerdan siempre que “la voluntad de bien” es una energía de Shamballa transferida directa¬mente hacia la humanidad, es la fuente de expresiones de la “Buena Voluntad” que las masas pueden comprender. Es la cualidad que caracteriza de forma particular al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. La buena voluntad se presenta en relación con la cabeza y el corazón; el corazón precisa y utiliza al amor sabio e inteligente.

Quisiera finalmente subrayar las notas-clave y en particular la de esta año: toda vida y todo evento sigue una evolución rítmica. Para el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, el ciclo de siete años es una ocasión de tomar más energías de la constelación de Capricornio. El 21 de diciembre comienza la fiesta del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo que durará hasta el 28 de diciembre. Esta semana, entre Navidad y el Nuevo Año es especialmente la ocasión de “estimular a los grupos”. A pesar de que el sol no se presenta que el 23 de diciembre en el signo de Capricornio, incluimos a la Luna Llena de Sagitario en ésta semana particular del ciclo. Es durante las reuniones de Luna Llena del 21 de diciembre, que gran cantidad de energías podrán afluir hacia el gran grupo mundial. Las reuniones de grupo son particularmente eficaces; pero cada uno de nosotros puede unirse subjetivamente al gran grupo de Nuevos Servidores del Mundo. La nota-clave del año puede ser utilizada diariamente para esta meditación especial. Su contenido particular y la actividad constructiva del grupo -y la gloria del Uno significa la realización del Plan de Dios.

Dentro de estas pocas palabras de introducción a la conferencia de este año, he remarcado las cualidades del corazón, dado que en tanto que miembro de grupos, es indispensable estar con el corazón alerta. Comportarse amorosamente con todos favoriza el aflujo de fuerza de vida proveniente del gran cuerpo del Logos. El despertar espiritual nos ayudará a “mantener constantemente el pensamiento en la Luz”. En cuanto a la actividad creadora, ella puede llevarnos a crear grupos filantrópicos.

Es el Servicio, y el servicio es un medio científico de desarrollar el espíritu, dado que se trata de un intercambio de fuerza y energía. El don es una redistribu¬ción de energías captadas; sin don o intercambio, se producen congestiones. La energías completan los tres cuerpos de nuestro ser si sabemos como atirarlas hacia nosotros. La ley oculta que dice que el vacío no existe y que este vacío se rellena siempre inmediatamente, también es válido aquí. Es por esto que es necesario que las energías fluyan de manera ininterrumpida.

Las enseñanzas de El Tibetano nos dicen que el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo no es una organización, sino un organismo viviente. Está compuesto de personas de buena voluntad que tienen una visión clara y la capacidad de trabajar sin espejismos. Son los aspirantes y los discípulos en el sendero. Nadie puede avanzar solo; quien ha podido liberarse de toda influencia de la personalidad – de la propia o la de algún otro – debe aprender a someterse a las leyes del trabajo y de la progresión en común. Verá entonces que es un miembro del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Es en ese momento que tomará consciencia de los métodos del servicio, servicio que es necesario. Las leyes del Servicio están sometidas a la acción de dos seres humanos diferentes y de dos almas también diferentes. El hombre no está libre que dentro de la clara luz del alma – y posee entonces la conciencia de grupo. La autoridad del alma exige “la obediencia oculta”.

Me permito citar las dos exigencias que constituyen la base de aquello que llamamos la obediencia oculta. El extracto siguiente está sacado de: “El Espejismo, problema mundial”, pág. 49, ed. inglesa:

“La autoridad…a la cual mis estudiantes (como miembros de un grupo) comienzan a reaccionar, es doble. Reaccionan frente a:

1. La lenta comprensión de la “luz del más allá”; esta expresión es empleada de manera simbólica. En su llamado al individuo, esta luz varía y a pesar de esto, es Una Luz. Su reconocimiento revela nuevas leyes, nuevas responsabilidades, nuevos deberes, nuevas obligaciones y nuevas relaciones con los otros. Todo esto representa un dominio de la autoridad. Nadie puede escapar, pero se puede desobedecer temporariamente en tiempo y espacio.

2. La autoridad de Reglas de la ruta que se imponen a aquel que pasa del Sendero de Probación al Sendero del discipulado. A pesar de esto, se trata de una RUTA UNICA. En este “sendero estrecho como el filo de un cuchillo”, el discípulo aprender a progresar con disciplina, discreción y ausencia de deseo, en armonía con sus condiscípulos”.

Gracias.

MEDITACION: DEJAR ENTRAR LA LUZ

Fiestas y Conferencias 1991

I. FUSION DE GRUPO. Afirmemos la realidad de la fusión e integración grupal dentro del centro cardíaco del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, mediando entre la Jerarquía y la Humanidad:

Soy uno con mis hermanos de grupo, y todo lo que tengo les pertenece.

Que el amor que hay en mi alma, afluya a ellos.

Que la fuerza que hay en mi, les eleve y ayude.

Que los pensamientos que mi alma crea, les alcancen y animen.

II. ALINEAMIENTO. Proyectamos una línea de energía iluminada hacia la Jerarquía espiritual del planeta, el corazón planetario, el gran Ashrama de Sanat Kumara, y hacia el Cristo en el corazón de la Jerarquía.

Extendamos la línea de luz hacia Shamballa, el centro donde la Voluntad de Dios es conocida.

Permanezcamos como grupo en la periferia del gran Ashrama, la Jerarquía, abiertos y receptivos a las energías extraplanetarias ahora disponibles.

III INTERVALO SUPERIOR. Enfocados en la luz de la Jerarquía, el centro cardíaco planetario, mantener la mente contemplativa abierta a la luz y al amor que tratan de manifestarse en la tierra.

IV MEDITACION. Reflexionemos sobre la nota clave.

Que el grupo sintetice e integre toda actividad constructiva para la revelación de la gloria del UNO.

V. PRECIPITACION. Utilizando la imaginación creadora, visualizar las energías de Luz, Amor y Voluntad al Bien, fluyendo por todo el planeta y anclándose en la tierra a través de los centros planetarios preparados en el plano físico, por medio de los cuales el Plan puede manifestarse. (Utilizar la séptuple progresión del amor divino, siguiendo la precipitación de energía desde Shamballa a la Jerarquía, al Cristo, al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, a los hombres y mujeres de buena voluntad en cualquier parte del mundo, hasta los centros tísicos de distribución).

VI INTERVALO INFERIOR. Reenfoquemos la conciencia, como grupo, en la periferia del gran Ashrama. Juntos afirmemos.

En el centro de todo Amor, permanezco. Desde ese centro, yo, el alma, surgiré. Desde ese centro, yo, el que sirve, trabajaré. Que el amor del Ser divino se derrame por todas partes, en mi corazón, a través de mi grupo y en todo el mundo.

Entonces, de acuerdo con nuestra comprensión y aceptadas responsabilidades, visualizar el trabajo inmediato a realizar a fin de establecer “el sendero de luz” necesario para la llegada de Cristo.

VII DISTRIBUCION. A medida que se entona la Gran Invocación, visualizar la efusión de Luz. Amor y Poder, desde la Jerarquía espiritual y a través de las cinco entradas planetarias: Londres, Darjeeling, Nueva York, Ginebra y Tokio, iluminando la conciencia de toda la raza humana.

LA GRAN INVOCACION

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios.

Que afluya luz a las mentes de los hombre;

Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,

Que afluya amor a los corazones de los hombres;

Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,

Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;

El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,

Que se realice el Plan de Amor y de Luz,

Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

OM OM OM

Apertura de la Conferencia de la Escuela Arcana, tarde del sábado 18, Mayo, 1991

Esta mañana, hemos inaugurado la conferencia con las meditaciones y con una charla dirigida a todos los estudiantes.

Tenemos el placer, ahora, de ampliar el círculo y acogeros a todos. Os agradecemos el que hayáis venido. El sostén y el amor de todo el grupo nos llenan de alegría.

La Nota Clave de este año es:

“Que el grupo sintetice e integre toda actividad constructiva para la revelación de la Gloria del UNO”.

Nos dirigimos a todos los servidores que son los eslabones de la cadena del N.G.S.M., a todos aquellos que trabajan para el establecimiento de justas relaciones humanas, a todos aquellos que ayudan allí donde es necesario, así como a aquellos que ayudan a las personas a dirigirse por el “recto camino”, aquellos cuyas palabras y actos nos muestran lo que hay que hacer para salir de la oscuridad y alcanzar la luz, aquellos que revelan a los hombres su luz interior y aquellos que muestran que la victoria del bien es ineluctable, y a aquellos que sin saberlo tienen una actividad constructiva. Son ellos los que forman parte del N.G.S.M.

Cada año, estamos enfrentados a acontecimientos extraordinarios. Hasta aquellos que parecen fuera de todo esto, están forzados a admitir que vivimos una época extraordinaria. Lo que es extraordinario, es el flujo de nuevas energías, de las energías de la era de Acuario; esto provoca el final, es decir el desmoronamiento de una era de la historia. El período de transición es la época que vivimos actualmente; éste trae el caos, los acontecimientos ocurren y se entremezclan a un ritmo acelerado. Nada parece haber mejorado, todo parece empeorar ES NUESTRA EPOCA, que seguramente tiene las posibilidades particulares, pero que exige mucho más de nosotros.

Los otros dos grandes centros planetarios, Shamballa y la Jerarquía, colaboran conscientemente con ésta gran obra durante la transición hacia la nueva era; esperan de nosotros, “el centro que llamamos la raza de hombres”, que colaboremos también de manera consciente.

Para esto servirá nuestro trabajo durante los 2 días de conferencia. A través de las alocuciones que ustedes oirán hoy y mañana, esperamos estimularlos y ayudarlos a realizar vuestras tareas a lo largo de este año.

El programa de la tarde comienza por:

1) Un Mántram en francés

2) luego escucharemos Jan Nation

3) trabajo de grupo sobre una pregunta

4) alocución de Sarah McKechnie

5) trabajo de grupo sobre una pregunta

6) pausa

7) alocución de Steve Nation

8) trabajo’ de grupo sobre tres preguntas (Phillips 66)

9) Meditación de la Conferencia “Dejar penetrar la Luz”, en holandés.

QUE EL GRUPO SINTETICE E INTEGRE TODA ACTIVIDAD CONSTRUCTIVA

Jan Nation

Os traigo el amor y el saludo de mis colegas del Centro de Londres. Es una alegría para mi estar aquí, en la Conferencia de Ginebra, y compartir vuestro trabajo de invocación, recepción y distribución de energías espirituales. Nosotros nos reunimos así en el intermedio superior del año, y nos proponemos transmitir las energías espirituales, con nuestra mejor capacidad espiritual. Juntos crearemos una aura a través de la cual las impresiones de la Jerarquía, podrán ser proyectadas con toda tranquilidad a la conciencia humana.

Aquí, en Ginebra continuaremos el trabajo realizado en Wesak, y tenemos en perspectiva la Conferencia de Londres y la Fiesta de Géminis, en donde Cristo liberará un gran flujo de energías espirituales en la conciencia humana. Elevaremos la tensión espiritual del grupo en el instante sutil de la invocación planetaria que se alcanza en el Día Mundial de la Invocación -28 de Mayo- a través de la utilización en todo el mundo de la Gran Invocación.

No sólo seguiremos el esfuerzo de grupo, sino que agregaremos el colorido particular del centro planetario de Ginebra y de su Nota Clave: “Trato de fusionar, de mezclar y de servir”. El centro de Ginebra es el punto de entrada planetario de las energías que serán utilizadas para reformar Europa.

Seguramente, la esencia misma de las crisis Europeas de nuestra época, es cuestión de saber, como fusionar y mezclar, para que Europa pueda conocer la unidad, una unidad que permita a todos los países expresar sus propias culturas, y a Europa servir al Plan con más sabiduría.

Me han pedido que comparta algunas reflexiones sobre la primera parte de la nota-clave, con la que trabajaremos este año en la Escuela Arcana. Es por esto, que reflexionaré en voz alta sobre la idea de la síntesis y de la integración de toda actividad constructiva.

Estoy segura que cuando El Tibetano trabajaba con Alice Bailey a principios del siglo, las ideas que presentaba a los discípulos, eran un desafío, frente a la cual, deberían sentir grandes dificultades para poder imaginar, los cambios que aparecerían en la sociedad humana, para que ella pudiera expresar la visión del Tibetano de una vida en donde todo es interdependiente y unido.

¿Cómo hubiera sido posible sintetizar e integrar toda actividad constructiva? El mundo estaba muy dividido en esa época. Las diferentes poblaciones se conocían muy poco; asistíamos a la ascensión del nacionalismo y las diferentes disciplinas de la vida humana estaban estrictamente separadas las unas de las otras.

Si el concepto de unidad, concepto en donde decimos que “penetra poco a poco la conciencia mundial”, indicaba que la humanidad estaba en el umbral de la iniciación, la aceptación de esta unidad debería parecer aún bastante lejana. Sólo los discípulos, que poseían una imaginación creadora, abierta a la intuición bajo todos esos aspectos, hubieran podido presentir e imaginar que, algunos años más tarde, las ideas de interdependencia e interrelación entre las personas, los acontecimientos y las circunstancias se hubieran vuelto palabras importantes, utilizadas por personas de orientación espiritual como también por pensadores y planificadores en todos los aspectos de la vida.

Hoy, cuando pensamos a la Síntesis y a la integración de la actividad constructiva, pensamos a un proceso de importancia reconocida por los servidores de todas las ramas. En cada uno de los aspectos de la vida, grupos e individuos buscan y unen grupos que tienen objetivos similares.

A principios del siglo, cuando el trabajo del NGSM no estaba aún bien establecido, los grupos que se formaban eran poco numerosos y se veían obligados a seguir sus objetivos de una manera intensiva. El grupo trataba de formar algo nuevo dentro de un medio casi siempre hostil. Eran los pioneros de una nueva comprensión de vida y de como ella debía ser vivida. De hecho, creaban la base de los futuros movimientos populares para el medio ambiente, el desarrollo, la educación, la curación, etc.

Estos movimientos han florecido al ritmo el rápido despertar del alma humana. Una nueva dinámica ha entrado en juego, gran número de servidores se han vuelto sensibles al espíritu de unidad que los unen a otros grupos, preocupados también por la creación de un mundo mejor. El servicio establece sus parentescos. Esas personas aseguran que compartir y cooperar intensamente será la solución de los problemas de la humanidad, y se han dado cuenta que era esto lo que debía poner en práctica entre ellos – compartir y cooperar, los lazos, el trabajo en red – esto no quiere decir que deberán ocuparse menos de su propios proyectos, pero muchos servidores han descubierto una nueva manera de trabajar, como parte integrante de un gran todo y en interacción constante con el conjunto.

El estudiante esoterista sabe que la armonía interior que resuena a través de la visión y los ideales de todos los verdaderos servidores, provienen de que somos realmente uno. Esto se debe a que en el corazón de todo verdadero servidor, encontramos la luz del Ashrama interior, que lo reconozcamos consciente o no. Ella proviene de la presencia de la mente del Cristo, que influencia el pensamiento de las personas en el momento del cambio. Ella proviene del despertar del Cristo en el corazón de aquellos que se han reunido para ayudar a crear otra alternativa espiritual al antiguo orden separatista.

Acercándonos, vemos que este impulso hacia la síntesis e integración en las personas de Buena Voluntad, se concentra sobre la realidad y la cercana presencia del Plan divino, en donde todo lo que sirve al bien, por poco que sea, se refiere al Ashrama, al Cristo y a Shamballa; en donde la voluntad y el propósito de nuestro Dios planetario son a la base del Plan.

Hablaré sobre todo, de aquellos que sirven en grupo esotérico mundial, dado que es ahí en donde intentamos ubicarnos y en donde queremos encontrar el rol que nos está destinado. A pesar de esto, debemos mantener en el espíritu que la tarea del grupo, es unir todos los aspectos del bien. Abarca a todos los seres que trabajan por la revelación de la unidad de la vida y a que se unen para apresurar la manifestación del propósito divino.

Este grupo tiene en cuenta a las personas de buena voluntad que tratan de unirse a otras personas de espíritu semejante, para agrandar sus unidades de trabajo. La Jerarquía y el Cristo están entre ellos y sabemos que a sus ojos, la familia humana es un gran centro planetario prometido a un futuro de una importancia cósmica.

Este grupo se extiende hasta el centro de Shamballa en donde la voluntad de Dios es conocida, y más allá hasta el Avatar de la Síntesis que da actualmente su poder cósmico al trabajo de Cristo y a la gran Logia Blanca sobre Sirio. Su trabajo incluye al más humilde servidor como el más alto, desde nuestro punto de vista humano.

Este gran esfuerzo de grupo, ese trabajo que intenta unir todo aquello que de una forma u otra refleja la voluntad de nuestro Dios planetario, es la vía del corazón. Esto significa, como lo decíamos esta mañana, el centro del corazón y su contraparte (contrario) superior en el centro de la cabeza; la enseñanza nos dice: “es en el corazón que pueden fluir las energías que se unen y se mezclan”. Es cuando se abren los pétalos centrados del lotus de mil pétalos de la cabeza, que podremos “pensar en el corazón” y dirigir las fuerzas de curación del corazón, de la síntesis y de la integración.

Seguiremos a sintetizar e integrar todo aquello que está bien, debemos preguntarnos lo siguiente: ¿Cómo podemos acelerar el despertar del corazón a una acrecentada potencia? ¿Cómo ayudar a la humanidad a “pensar en el corazón”? La respuesta es simple, pero difícil a explicar: debemos amar de un amor más inclusivo y sabio. Sri Aurobindo pregunta como los seres pueden amar a Dios y no a la humanidad: “¿qué aman entonces?” El servidor esotérico sabe que es necesaria la sabiduría de una percepción clara y de un amor inagotable, un amor que se identifique a esta divinidad espiritual interior que son el ser verdaderamente humano y la verdadera humanidad, a pesar de todo lo alterado que está la expresión anterior. El desafío es lanzado a toda persona que se halle sobre el Sendero de ver de la vida con un amor que sobrepase todo e incluir la familia humana en el aura de su corazón.

Despertamos el “corazón de la mente” gracias a la meditación y viviendo los principios espirituales en nuestra vida cotidiana. He aquí el trabajo a realizar por aquel que opta sin titubear por la disciplina, la fuerza de la mente, el esfuerzo sin descanso, el desapego, el servicio interior calmo e invisible, que representa la forma de nuestro avance en ese estrecho sendero. Es elegir de sacrificar el interés y la ambición personales, de dar todo aquello que podamos para el beneficio del bien.

El despertar del “corazón en la mente” implica un elemento esencial que quisiera analizar más detalladamente. Se trata del uso de la imaginación creadora – ¿Porqué nos preguntamos si es importante? Porque es en cierta medida, la imaginación creadora y purificadora la que nos permite construir un puente arco-iris que nos lleve a estados de conciencia superiores – a través de la imaginación creadora, la visión espiritual toma vida. Ahora que a través del ojo de la mente, vemos grupos cada vez más grandes y que percibimos la interrelación de los reinos, la conciencia se amplia y la síntesis se revela. Es ahí, en la imaginación, que la integración es percibida y que la síntesis toma vida. La visualización es “la exteriorización etérica de la imaginación creadora”. En cuanto a los estudiantes que trabajan en las escuelas preparando la nueva era, como la Escuela Arcana, la visualización ha sido descrita como la “clave del trabajo esotérico pedido por Shamballa”.

Los servidores esotéricos deberían hacer prueba de creatividad, cuando visualizan el orden futuro. El desmembramiento de esas imágenes que encierran a la humanidad dentro de vías estrechas y egoístas, hace que esas mismas imágenes se borren y se vuelvan insignificantes en relación a las nuevas y maravillosas posibilida¬des que hoy existen, y que la humanidad no tiene más que ver y captar. Ayudar a los servidores y a la humanidad en su conjunto a percibir la novedad, es el principal trabajo de los grupos esotéricos. Es eso lo que hacemos cuando utilizamos la imaginación creadora con gran habilidad y que aumentamos su naturaleza vibratoria. La visión del Plan es entonces tan viva en los niveles sutiles del pensamiento y de la sensibilidad, que nada puede detener su manifestación.

A través de nuestra imaginación, percibimos la realidad interior. La percibimos para la humanidad. El grupo esotérico mundial conoce la Jerarquía en los planos sutiles, pero esto recelo debe volverse más magnético antes de ser accesible al gran público. Miramos a la familia humana con imaginación y la vemos como un centro de luz. Según las palabras del Tibetano “imaginamos esa red de luz con sus centros de fuerza radiantes que baten el retorno de la aspiración mundial”. Vemos al Ashrama interior del Cristo que inspira es red de luz y que nos protege.

Vemos la Jerarquía como el espacio sagrado, el verdadero refugio de la humanidad, el discípulo mundial. Imaginamos la atmósfera que reina en el seno de la Jerarquía. No hay nada de separatista o cruel. Toda la atención se revela sobre el servicio del Plan, no porque “es necesario o porque ‘será necesario” sino porque el plan aparece como realidad, belleza y verdad. La competición y la ambición personal son reemplazadas por el coraje, la visión y, con respecto a aquellos que nos concierne, la integración y la unidad perfecta.

El Tibetano explica el valor que toma el servicio cuando dejamos nuestra imaginación espiritual percibir el futuro, y que vemos el sentido verdadero de la inmensa actividad de los miembros de la Jerarquía, que preparan la reaparición del Cristo y la creación de la nueva era. La Enseñanza de la Sabiduría Sin Edad nos ha dado un gran número de líneas directrices del nuevo orden mundial y la Jerarquía espera que podamos elegir: el desarme, una economía mundial equitativa etc. Deberíamos insuflar vida a esas ideas, resentir la atmósfera que ellas crearán, visualizar la vida de la humanidad como si esos aspectos del Plan estuvieran en su lugar. “Hacer como si” es la técnica-clave que lleva a una justa utilización de la imaginación creadora.

El Avatar de Síntesis protege a las Naciones Unidas, a los servidores del mundo y a la familia humana en su conjunto e influencia profundamente la capacidad de la humanidad a comprender y a poner en práctica las ideas de unidad y de síntesis. El trabajo de ese gran Avatar ¿puede vivir en nuestra imaginación y ser una realidad? ¿Podremos sentirnos más cerca de la Jerarquía reconociendo su presencia en cada sector de la vida? Era de esta forma que veíamos la presencia interior del Plan en el momento de las revoluciones de Europa del Este, o el final del Apartheid en Africa del Sur, o la crisis ecológica que empuja a la humanidad a una cooperación más estrecha.

Los mínimos detalles pueden permitirnos imaginar la integración y la síntesis entre la Jerarquía y la humanidad. Hace poco he puesto en evidencia este detalle. el Tibetano escribe que el Maestro R. reúne sus colaboradores en la Jerarquía, en Marzo y en Octubre de cada año. Las reuniones anuales de la Unesco en París tienen también lugar en Octubre y la Unesco, Organización centrada en la cultura, tiene necesidad de ser alineada en el grupo de colaboradores del Maestro R. Nuestra imaginación puede ver esa sincronización como otra aproximación de la impresión espiritual en el seno de las Naciones Unidas.

El compañero esotérico siente a través de la imaginación – más bien de la intuición – la presencia del Ashrama y trata de encontrar en la humanidad a aquellos que cooperan con el Ashrama en el servicio social. Es aquí, en Ginebra, que podemos sentir más cerca las transformaciones que afectan a Europa y estoy segura que pode¬mos sentir la influencia de la Jerarquía espiritual a través de muchas de esas transfor-maciones. Particularmente podemos reconocer la influencia del Maestro R., el regente de Europa y el Señor de la Civilización. Tiene por tarea el ayudar a reorganizar y a reestructurar Europa desde el punto de vista económico. Los discípulos trabajarán en esta aventura europea y al ayudarán a encontrar su identidad y su acercamiento al servicio verdadero. Este acercamiento consiste en educar el mundo gracias a las ideas de unidad mundial y a mostrar una sabida visión del Plan.

Quisiera avecinar estos pensamientos a la actual guerra del Golfo, dado que ella nos ofrece una posibilidad directa de utilizar nuestra imaginación creadora en relación con nuestra nota-clave. Hemos visualizado el desmoronamiento de las formas de pensamiento cristalizadas, permitiendo una nueva reflexión sobre la crisis del Medio Oriente.

En Gran Bretaña, los periódicos han anunciado que durante las dos primeras semanas de guerra, se han utilizado más explosivos que durante toda la segunda guerra mundial y sabemos que los bombarderos se han intensificado interiormente. ¿Qué efecto hubiera tenido sobre el velo etérico que separa el plan astral del plan físico? El Tibetano informa que durante la Segunda Guerra Mundial, la utilización de armas atómicas, el ruido y la prolongada tensión han causado gran destrozo y amplias zonas de perturbación en el velo etérico. Es también el efecto producido por el enorme poder del fuego y las fuertes tensiones de la guerra del golfo, en el mo¬mento en que el mundo entero, testigo del conflicto, no sabía si las armas nucleares o bacteriológicas serán utilizadas. Además, sabíamos muy bien de que forma la guerra hubiera podido inflamar todo el Medio Oriente.

El desgarro del velo etérico que separa la vida en el plano físico de la ex¬periencia del plan astral, conlleva un gran peligro y grandes posibilidades. Aquellos que son espiritualmente capaces de responder a los aflujos de energías superiores, progresarán rápidamente en el sendero. Gran número de personas que están im¬posibilitadas a avanzar en el sendero, corren el riesgo de caer en un mal uso de la fuerza astral.

Se nos dice que la Jerarquía se cuestiona si el velo etérico del planeta es lo suficientemente estable y equilibrado para poder responder de manera adecuada a las poderosas energías que nos llegan a través del. Es necesario que sea estable y equilibrado. Nosotros podemos contribuir. Podemos visualizar el amor y la luz protegiendo la familia humana de las fuerzas astrales inferiores. Podemos visualizar las energías espirituales de altas fuentes que afluyen a través de la red etérica planetaria de los Triángulos. Los Triángulos tratan de invocar las energías del alma y les permite controlar el plano físico utilizando el velo etérico como soporte. Es el mejor medio de obtener la curación, la integración y la síntesis planetaria. Desde los tres centros, hemos visto a nuestros amigos, en el mundo entero, responder a la crisis del Medio Oriente, concentrándose sobre los Triángulos, sosteniendo ese trabajo, y formando ellos mismos nuevos Triángulos.

Me parece importante, que trabajaremos juntos este fin de semana; que situe¬mos nuestras reflexiones sobre la nota-clave en el contexto de este extraordinario final del siglo 20. Es una época excepcional y propicia para el crecimiento espiritual. Solamente tres veces la energía de Shamballa a alcanzado la conciencia humana, sin la ayuda de la Jerarquía: la primera vez, se produjo en el momento de la in¬dividualización de la humanidad. La segunda, este evento a desembocado en la guerra de 1914-1945. El tercer aflujo de dicha energía tuvo lugar en 1975 y el cuarto tendrá lugar en al año 2000. Este último cuarto de siglo, de 1975 al año 2000, comienza y se termina entonces, por el impacto directo de la energía de Shamballa. Además, el último cuarto de siglo ve las impulsiones del primero rayo alcanzar su máxima ex¬presión en el plano físico. Si los discípulos del mundo entero tiene la suficiente voluntad de bien, si la buena voluntad es ampliamente difundida podemos esperar que la humanidad progrese a pasos de gigante gracias a ese impacto de energía de voluntad y de síntesis.

Muchos signos muestran que esta época es propicia. Las imágenes de Neptuno, de Saturno y de Urano retransmitidas a fines de los años 80 en nuestros televisores son para mi uno de esos signos. Estos tres planetas sagrados son llamados los “esque¬mas de síntesis”. Esta revelación detallada de su presencia por los medios de co¬municación puede ser vista como una bendición de nuestro planeta. Ella simboliza la posibilidad que tiene la humanidad de cooperar con los Señores del Karma (repre¬sentados por Saturno), como nunca antes lo hizo. Neptuno es el planeta del sexto rayo; Urano el del séptimo rayo. Ambos planetas han aparecido sobre nuestras pantallas y además en conjunción, esta conjunción será exacta hacia el año 1993, lo que acentuará su influencia. Para mi, esto representa la mejor manera de llamar a lo mejor del sexto rayo: su idealismo y su visión y a los dones superiores del séptimo rayo, el orden y la capacidad de organización, para entrar con confianza en la nueva era, a pesar de todas las dificultades que podamos encontrar en nuestro camino.

Nos encontramos en el seno de un ciclo de cambios rápidos y radicales. El cambio, para poder seguir al Plan, debe ser el fruto de la visión y de la imaginación. En este año de tensión y de expansión, imaginemos a la humanidad extendiendo su capacidad de compasión y de amor. Imaginemos a la humanidad como si hubiéramos dicho “si” a esos aspectos directos del Plan que tanto nos ha costado aceptar. Ima-ginemos a la humanidad como el discípulo mundial integrado, como un centro plane-tario “pulsando al ritmo de la aspiración mundial”. Imaginemos a la humanidad rodea¬da de la red de Triángulos y de amor, de la luz y del poder atraídos por la Gran Invocación. Imaginemos la humanidad capaz de avanzar tranquilamente hacia esas posibilidades futuras que están a puntos de ser precipitadas.

REVELAR LA GLORIA DEL UNO

Sarah McKechnie

La actividad constructiva del grupo como revelación de “la Gloria del Uno”: antes de ocuparnos de las implicaciones de esta nota clave, quizás deberíamos aclarar primeramente, lo que entendemos por “el Uno”. Podemos decir de “el Uno”, que El es la Fuente de todo lo existente, el origen y la causa del universo manifestado. Este Ser supremo es conocido como Poder, Luz y sobretodo – en nuestra época y en nuestro grado de evolución – Amor. Lo que significa que no podemos reconocer Su presencia en el centro de su creación la Tierra, si no vemos el mundo con amor y profunda compasión.

Numerosas son las personas implicadas en los cambios, que barren nuestro mundo en este momento; pareciera que el único objetivo que éstas personas reconocen está determinado por una imperiosa necesidad de libertad. Para aquellos a quienes la libertad es inexistente, este objetivo es justo y correcto; es de toda evidencia el próximo paso a dar para aquellos que no gozan de los derechos fundamentales del hombre. Pero, muchas personas han descubierto, que si la libertad no es contrabalanceada por el sentido de responsabilidad, se cae en la licencia e inevitablemente en la usurpación de los derechos del prójimo. En muchas regiones del mundo, el problema de la afiliación a un grupo, relacionado a la necesidad de libertad, es seriamente puesta en duda en la actualidad. En efecto, es evidente que la conciencia de grupo no es automáticamente una expresión de “la Gloria del Uno”. A menudo, la idea del grupo puede ser una forma de exclusividad y de limitación, una forma de separación de la unidad – ya sea un individuo o un grupo – con el todo; es la pérdida de los derechos del individuo que está ligada a la presión que éste soporta, para poder adaptarse a la dominación del grupo. Se trata de la expresión más baja del grupo.

Paradójicamente, pareciera que la humanidad no pudiera alcanzar una comprensión y una justa expresión de libertad que adquiriendo la conciencia de grupo en sentido espiritual superior del término – es decir, tomando conciencia de la inter-relación entre los seres humanos, y entre estos y los otras especies o reinos. Finalmente, la humanidad deberá poder expresar la síntesis de nuestra vida planetaria, que es la identificación con el conjunto de la existencia – con todo aquello que vive, respira, sufre y aspira a un mejoramiento, a una evolución.

Se nos dice en los escritos de Alice Bailey, que dentro de la gran cadena vida que se expresa a través de nuestro planeta, el más pequeño de los eslabones tiene importancia y está ligado al más grande por el efecto de la energía espiritual. “La nota clave principal de cada iniciación planetaria, aún para la más elevada, es RELACION. La meta de todo esfuerzo sobre nuestro planeta es la justa relación entre los hombres, entre los hombres y Dios, y entre todas las expresiones de la vida divina, desde el más diminuto átomo hasta lo infinitamente grande”.

Parece que la llave de acceso del individuo, a la perfecta libertad del alma y la consagración de la actividad de grupo a través de una auténtica revelación de la unidad y de la universalidad, que sostiene la vida exterior, tenga una característica de identidad. ¿Permitiremos que su identidad sea confinada a un grupo exclusivo y limitado por el sistema económico, la raza o la religión, el sexo o un grupo étnico? o ¿Trataremos de entrar a través de la identificación, a la vez hacia la fuente central de la vida y exteriormente por círculos inclusivos cada vez más grandes?. Este esfuerzo de traspasar los límites de la identidad separada, es el comienzo de un viaje espiritual en el transcurso del cual adquirimos una capacidad cada vez más grande, para aliviar el sufrimiento del mundo, que nos llevará, finalmente, a la liberación de todas las limitaciones de la conciencia.

Mientras tanto, el factor de la identidad perdura a lo largo de todo esta viaje. La obra de Alice Bailey nos dice “Hay una cosa de la cual podemos estar seguros [dentro de la evolución], es que la identidad permanece para siempre. Cada uno de nosotros…forma parte de uno de los Hombres Celestes…Mientras, a pesar de que estemos unidos con el todo, no perderemos nuestra identidad y permaneceremos siempre como unidades de conciencia separadas, haciéndose uno con el UNO y con todo aquello que vive y todo aquello que es”. Sobre esto se apoya el concepto de Jerarquía. La gradación de la vida, expresión omnipresente de la unidad, depende de la amplitud de la conciencia del centro hacia la periferia de la vida, y de la capacidad de la humanidad – el reino mediano o mediador – de reconocerse e identificarse con el Uno dentro de su manifestación omnipresente.

Todos sabemos, es más fácil afirmar que la vida es una, que de reconocer ésta unidad funcionando en la vida sobre la Tierra. La experiencia que podemos hacer conscientemente de ésta unidad es un reconocimiento interior, al que llegamos a través de la meditación o a través del servicio. Una vez que hemos reconocido que cada fragmento del universo manifestado es una parcela del Uno y que cada uno de esos fragmentos ha sido creado con amor y mantenido con amor, nuestra vida cambiará para siempre. No es que nuestra vida y nuestras relaciones alcancen súbitamente la perfección, nada de eso; pero, viéndonos unidos al conjunto de la vida, adquiriremos un sentido de interrelación, y un sentido infalible de las responsabilidades que nos incitan a “rectificar nuestras relaciones y aquellas existentes en el mundo”. Es de esta visión de la unidad que la humanidad tiene tanta necesidad. ¿Como hacer posible que un grupo esotérico como el nuestro pueda, comunicar esta visión a la humanidad que busca y que sufre dentro de la miseria, la humanidad dividida entre sus bloques y sus rígidas divisiones?. Nosotros que venimos de tantas naciones diferentes, con todas nuestras características personales y diferentes capacidades, ¿que podemos hacer, individual o grupalmente, para colaborar con el Nuevo Grupo de Servidoras del Mundo, para revelar la unidad?.

El medio de acción vital que poseemos es nuestro trabajo de meditación, trabajo que haremos a lo largo de esta conferencia y, para muchos de nosotros, de una manera regular, en nuestra vida cotidiana. Decimos que durante la nueva era, haremos la experiencia de una actividad y de una unidad de grupo basadas en la meditación de grupo o en la vida contemplativa. No habrá una forma exterior de organización, pues la cohesión del grupo estará asegurada por “una estructura de pensamiento interior y una interrelación telepática”. Debemos comunicar la percepción de esta unidad interior a través del plano mental, a todos los seres humanos que están dispuestos a aprenderla.

La unidad divina es, pero la integridad de Su propósito o de su plan depende de las justas relaciones entre todas las partes; he aquí uno de los aspectos claves de la unidad, que es vital que la humanidad comprenda. Esto comienza por una apreciación de la necesidad de diversidad en el plano exterior. Se dice del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, que es la “vanguardia del Reino de Dios, la prueba viviente de la existencia del mundo de la Unidad Espiritual” Este grupo forma, en el plano interior, una unidad que comparte el amor de la humanidad y una actividad inteligente que concierne al Plan; aspira a mejorar las condiciones de vida sobre la tierra, posee una gran tolerancia y se empeña por el bien del todo. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es la expresión de la humanidad, de la conciencia Crística, que no reconoce separaciones en los planos internos, ni entre los seres humanos y que actúa constantemente sobre los fenómenos y obstáculos presentes en la tierra en estos momentos y ésta actuación permite superar las divisiones. Encontramos esos fenómenos en todos los sectores de la actividad humana: no solamente en los terrenos propiamente espirituales, sino en todos aquellos en donde la vida humana se muestra creativa, de la educación a las finanzas, a la salud, a lo social, al gobierno, a las artes, etc. La universalidad misma de la actividad del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo revela su unidad interior. Es el hecho de que todas esas personas provengan de diferentes clases sociales, de diferentes naciones y religiones que les permite demostrar la omnipresencia de la respuesta de la humanidad a la Voluntad Divina de amar y servir. La grande e increíble variedad de personas que captan esta Voluntad Divina y que han hecho el fundamento de su vida y de su servicio, es de hecho “la Gloria del Uno”.

La idea del medio ambiente, en el sentido más espiritual, es otra línea directriz: la amplitud de nuestro “entorno” depende de aquello que nuestro espíritu puede alcanzar y aquello que nuestro corazón puede abarcar. Para cada uno de nosotros, nuestro entorno debe ser constantemente redefinido por el esfuerzo que hacemos por identificamos con el principio del alma de todo aquello que vive. Esta actitud de identificarse a través del espíritu con lo profundo del crecimiento de la vida que conlleva a todas las formas a existir e a incluir este crecimiento un nuestro corazón, no significa que amemos automáticamente todo lo que vemos como manifestación exterior, en los planos humanos, u otros. Pero esta actitud da una herramienta de trabajo espiritual a través de la cual podremos percibir el reino del alma, en donde el significado y el propósito son revelados y en donde tenemos un amplio panorama del viaje que hemos emprendido.

Otra línea directriz que nos permite contribuir, es el hecho de reconocer que la destrucción es un aspecto necesario de la energía de Shamballa, “en donde la voluntad de Dios es conocida”. El aspecto vida de la energía de Acuario que fluye a nuestro mundo, barre todo aquello que perturba, para que puedan ser creadas las nuevas formas necesarias. Para gran cantidad de personas, éste fenómeno es extremadamente penoso. Muchas formas familiares, que hemos utilizado y amado son destruidas, sin garantía de que sean reemplazadas por algo mejor. Los viejos valores, las antiguas instituciones, nuestras formas de pensar concernientes a la vida y las relaciones humanas desaparecen, y en una época de transición como la nuestra, aquellos que poseen una comprensión esotérica pueden contribuir enormemente.

Por comprensión esotérica, se entiende la capacidad de “leer entre líneas” cuando observamos la escena mundial: identificarse con las causas subjetivas de las condiciones y los problemas exteriores e interpretarlas de manera que sean comprensibles para todos. El sentido del esoterismo significa ver la vida y las relaciones humanas en función de la energía del alma y de la fuerza de la personalidad y hacer la diferencia entre ambas. La fuerza del alma es un poderoso factor de motivación que empuja a la unidad y que se manifiesta como un amor exclusivo y no sentimental, como fraternidad y compasión. La fuerza de la personalidad es el poder del YO individual, la tendencia a separar e aislar, a aislarse y ponerse a trabajar por los intereses del yo individual. El sentido esotérico se refiere fundamentalmente a la relación: el reconocimiento de cada una de las partes en el gran todo y su interdependencia en el desarrollo del Plan.

Uno de los aspectos más interesantes y más estimulantes de nuestra perturbada época, me parece que es la redefinición de las relaciones sobre la escena inter¬nacional. Desde la ascensión del feminismo, hasta el movimiento de los derechos del niño; desde las revueltas por la independencia, reclamada por numerosos grupos étnicos y nacionales de todas partes del mundo, hasta las concesiones de las nuevas alianzas internacionales fundamentalmente, se trata de volver a establecer las relaciones, y este cambio se hace generalmente con sufrimiento. El matrimonio y la familia son cuestionados; los viejos bloques políticos desaparecen e otros nuevos emergen; el empuje independentista desafía las viejas y familiares identidades. El sentimiento de fragmentación que acompaña estos cambios nos perturba a todos.

La mayor parte de todo lo que pasa sobre la escena internacional es sin duda de origen kármico y nosotros debemos dejar que las cosas alcancen su meta. Pero para mí, es Robert Muller, antiguo Secretario General de las Naciones Unidas, que veía justo en lo concerniente a nuestras fidelidades. En una de las reuniones en New York hace algunos años, dijo: “En lo que me concierne, después de haber vivido una guerra atroz y una paz incierta, después de ver mi familia dividida entre dos naciones, he decidido hace ya muchos tiempo, que las únicas realidades que cuentan para mí, son el planeta tierra, la humanidad, mi familia y mi propia vida. Todos los otros grupos cambian constantemente de fronteras, de poderes, de juramentos. Pero el planeta, la humanidad, la familia natural y el milagro de la vida individual son realidades inmutables de nuestra presencia y de nuestra aventura cósmica”.

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo reconoce las mismas fidelidades, mientras que las otras son consideradas secundarias. Por lo tanto, en la categoría de relaciones citadas por Robert Muller, el individuo y sus derechos son asentados, como anunciaba El Tibetano: “la identidad permanece por siempre”…, pero el individuo encuentra su finalidad y su valor en el contexto de la humanidad del planeta en su conjunto; esto implica que los derechos del hombre, así como las responsabilidades sean puestas en obra. En la base de esta serie de relaciones, la gran ley espiritual del Esfuerzo de Grupo, puesta en práctica con la ayuda del Principio de Unanimidad; no el consentimiento obtenido por la fuerza, sino un consentimiento apoyado sobre la voluntad, la comprensión y la conformidad de cada individuo frente a frente al propósito reconocido del conjunto.

¿Podemos permitir a nuestro espíritu de imaginar lo que sería el mundo si cada parte de la manifestación tuviese el sentimiento del destino del conjunto y pudiese apreciarlo?. ¿Cuál sería el significado del despertar de la responsabilidad?. Imaginarlo no es un sueño vano, sino un ejercicio espiritual de gran utilidad, dado que en la serie de iniciaciones que marcan la evolución de la conciencia, decimos que a partir de la cuarta iniciación “todo aquello que se mantiene es un punto de luz…que percibe los dos extremos de la expresión divina: el sentido de la individualidad y el sentido de la universalidad. Estos están fusionados y mezclados en el Uno”. En este estado del ser, estado hacia el cual todo ser humano se dirige y que logrará alcanzar tarde o temprano, no hay identidad fuera de la universalidad y no hay apreciación de universo fuera de la realización individual. La Divina Voluntad se ocupa de traer todas las formas de vida a la misma medida de recelo de la existencia.

Esto marca el esfuerzo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo: favorizar y despertar la conciencia individual, la percepción del ser espiritual y el hecho indiscutible de universalidad. Ningún otro bloque puede exigir una lealtad más grande, ningún límite debe levantarse como un muro, dado que éstas son fases temporales de la existencia en donde la conciencia individual puede expandirse hasta que esté preparada para acceder al todo. ¿No es ésta la función esencial de toda relación?. La organización exterior necesaria para la expresión de universalidad de la vida, está ya preparada bajo muchos aspectos: las Naciones Unidas y sus órganos subsidiarios están en su lugar y funcionan cada vez mejor y cada vez son mas influyentes; el servicio de comunicación de medios bajo todas sus formas, une todas las regiones del globo. Falta en este momento a aquellos que se identifican en su corazón y en su espíritu con la visión de universalidad enseñada por la Sabiduría sin Edad, de transmitir esta percepción a la humanidad de manera hábil e inteligente. Comencemos a trabajar a través de la meditación para construir esta “estructura de pensamiento interior” para la elaboración de un mundo nuevo y para la “Gloria del Uno”.

TRABAJO DEL NUEVO GRUPO DE SERVIDORES DEL MUNDO: ESTABLECER UN NUEVO ORDEN MUNDIAL

Steve Nation

Entre las numerosas ideas que se encuentran en los libros que El Tibetano ha escrito con Alice A. Bailey, dos han sido remarcadas como importantes. “Todo aquello que he podido hacer”, escribía en 1948, “tiene una importancia secundaria en relación con estas dos afirmaciones”. La primera fue el anuncio de la existencia del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y la segunda, trataba de los escritos sobre la reaparición de Cristo.

Para mí, la idea de que no hace mucho tiempo un nuevo grupo haya sido formado en el seno de la familia humana, estimula realmente la imaginación. Estamos familiarizados con la noción de humanidad organizada en diferentes grupos culturales, o en grupos de personas que pertenecen a distintas naciones, diferentes clases sociales, o diferentes grupos religiosos. La imagen que tenemos de la humanidad cambia radicalmente cuando reconocemos que existe en este momento un nuevo grupo que se ha formado a pesar de tantas divergencias. A pesar de que este grupo no tenga una apariencia exterior organizada, como sucede con una nación o una religión, no deja por esto de tener una existencia real.

Dentro de cada país, en cada grupo religioso, dentro de cada profesión, disciplina universitaria, encontramos hombres y mujeres que piensan de manera global y holística, que se consideran miembros de una misma familia humana y que prefieren trabajar por la unidad que perder el tiempo en criticar y combatir aquellos que se oponen. Hasta hace poco tiempo, la historia de la humanidad a conocido, de tanto en tanto tales espíritus, pero eran raros y poco numerosos para formar un grupo. Hoy, se trata de un nuevo fenómeno. Los miembros del grupo son inspirados de la noción de interdependencia de toda vida y están de una manera u otra activamente comprometidos en la construcción de un mundo exterior, que refleje los sentimientos de universalidad del espíritu humano. Todos conocemos, estoy seguro, gran cantidad de personas que pertenecen a este nuevo grupo; también nosotros nos sentimos como una parte de él. Cuando leemos los periódicos, miramos la televisión o escuchamos la radio, advertimos el rol vital que tienen los miembros de este grupo en los asuntos mundiales.

En este crítico final de siglo, cuando la humanidad está en el umbral de un nuevo milenario, el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo emprende un período crucial dentro de su breve historia. Nunca antes la humanidad ha tenido necesidad de este grupo como en este momento. Este decenio será marcado por la prueba de iniciación del grupo. Parece ser que los Grandes Seres, cuando hablan a aquellos que aman a la humanidad y perciben su unidad, dicen: “El momento ha llegado, crecerán rápido como grupo, adquirirán habilidad y fuerza y se organizarán. ¿De qué forma haréis frente a las posibilidades, a las visiones y a los peligros de estos años críticos de finales de siglo? ¿Seréis capaces de conceder a las fuerzas de buena voluntad en el mundo, todo el poder necesario para que se puedan reestructurar las relaciones humanas de una manera que conduzcan al nuevo orden mundial? ¿O el grupo es aún joven para asumir el rol que podría tener”?.

Todo esto parece bien dramático. Pero si consideramos en su conjunto la situación de ésta época, me parece que el grupo se encuentra en buenas condiciones frente a este desafío. Recordemos por un instante los acontecimientos de estos últimos años; Rusia y Europa han vivido cambios extraordinarios que han puesto término a la guerra fría y han dado lugar a un nuevo espíritu de libertad, de democracia y de respeto por los derechos humanos. Esto significa que el orden mundial de la postguerra, dentro del cual yo he crecido y que ha caracterizado a cada sector de las relaciones Internacionales durante tanto tiempo, ha desaparecido. Además, nuevas alianzas regionales, como las Comunidades Europeas tratan, al igual que pioneros, de dejar atrás las viejas doctrinas de soberanía nacional. En Africa, en Asia y en América Latina, los cambios son casi tan radicales como en Europa del Este. Las dictaduras dan lugar a nuevas formas de democracia. Reconocemos que los pueblos deben participar y ser responsables de su propio desarrollo. En Africa del Sur, cuya historia está marcada por el Apartheid, la más separatista de filosofías de relaciones humanas de nuestra época, el gobierno habla de un nuevo mandato que se parece a la Declaración de los Derechos del Hombre. Finalmente, luego de una guerra atroz y destructora en el Medio Oriente – guerra trágica que continúa en Irak – percibimos la posibilidad de disipar la sombra del totalitarismo en el Medio Oriente y hacer frente a la larga crisis del pueblo palestino.

Todos estos sucesos marcan la desintegración del orden mundial de la pos¬guerra. El nuevo orden mundial que se está formando es ampliamente discutido en los periódicos y medios de comunicación del Reino Unido. Estoy seguro que lo mismo ocurre en otros países. Un nuevo orden debe surgir. A partir de hoy y hasta el final del decenio, gran cantidad de formas de pensamiento serán instauradas. Pero por ahora, todo es impreciso. Es una época de profunda reflexión, en donde las personas deben tratar de reconocer sus prioridades y ejercitar su libre albedrío. De manera subjetiva, es una época muy fuerte y significativa.

También es una época de inestabilidad peligrosa y de fuertes emociones. Una gran energía ha sido generada a través de Europa, Medio Oriente, Africa y también en otras regiones. Todo es traído a la superficie y la nueva libertad a permitido el resurgimiento de antiguos odios religiosos y étnicos, así como una mayor avidez, fanatismo y nacionalismo. ¡Qué época!. El peligro, la oscuridad, como única e increíble posibilidad de acercamos a ese nuevo orden mundial, previsto por la Jerarquía.

Las Fuerzas de Luz tienen su influencia sobre el Nuevo Grupo de Servidores de Mundo para asegurar que la humanidad responda a las posibilidades ofrecidas por nuestra época. Los años que han seguido a la Segunda Guerra Mundial fueron ricos en posibilidades. Pero el grupo no estaba en ese momento tan impetuoso y fuerte como hoy. Parece ser que el grupo se encuentra hoy a la altura de su tarea.

En algunas ocasiones es difícil para los esoteristas identificar a los miembros de este grupo. Esto se debe a que son ambiciosos y buscan más Maestros de Sabiduría, que discípulos, aspirantes o personas de buena voluntad que, a pesar de todas las ilusiones humanas, están inspirados por ideas de unidad y trabajan para mejorar la calidad de las relaciones humanas.

Es con gran placer y con un sentimiento motivado que hablo de este grupo, en Ginebra. Ginebra es sin duda uno de los centros y uno de los puntos de poder de ese grupo. Piensen en todos los movimientos internacionales y en todas las organizaciones que tienen su base en Ginebra. Piensen en las Naciones Unidas y en la interminable serie de reuniones y debates que tienen lugar aquí, sobre los Derechos Humanos, el Nuevo Orden Humanitario Internacional, el desarmamento y el nuevo orden económico. La atmósfera de ésta ciudad está cargada de la vida y de la actividad del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Mañana, tendremos el placer de recibir al Director de la División de las Organizaciones Internacionales del CICR, de Ginebra. El traerá el espíritu de ésta gran organización de servicio planetario a nuestras deliberaciones y meditaciones.

Hace poco tiempo, Jane y yo hemos regresado de un viaje por varios países Africanos, en donde hemos sido testigos del trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Hemos tenido el privilegio de contactar algunas de las más influyentes redes de servicio de ese continente. También hemos organizado una reunión remarcable con el General Obasanjo, antiguo presidente de Nigeria, que ahora consagra su entusiasmo y su energía al Forum de Leadership (Dirigentes) Africano. Esta iniciativa tiende a poner en contacto a los dirigentes africanos con los pensadores-clave del mundo, y a estimular el pensamiento, la discusión y el aprendizaje en lo que concierne a los problemas vitales del desarrollo, a los cuales el continente debe hacer frente. Es con gran placer que hemos entrevistado un militar que dedica su poder y su capacidad a organizar e inspirar el trabajo de los otros – un trabajo que pertenece, en todos sus aspectos, a la Nueva Era y a la Era Acuariana.

En Nairobi, en Kenya, hemos entrevistado a los miembros del Secretariado del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Entre los grupos de funcionarios internacionales, hemos encontrado la nota refrescante del nuevo grupo. Hemos conocido personas que trabajan duramente para el bienestar de la humanidad en su conjunto y para la tierra. No se trataba de burócratas imper¬sonales, sino de personas inspiradas por su misión.

También hemos conocido en Nairobi al Jefe del Green Belt Movement. Se trata de un movimiento de masas integrado principalmente por mujeres, que ha plantado más de 7 millones de árboles en diferentes partes de Kenya. Este movimiento tiene todas las características del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Sus dirigentes tienen en común con el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, la convicción que hacer reverdecer la tierra en Africa es un trabajo espiritual, dado que es como participar en un movimiento mundial más amplio que trata de incluir una mayor atención y valores espirituales en la actividad humana. Al igual que el trabajo del General Obasanjo, el Green Belt Movement representa un esfuerzo consciente para transformar los valores y las actitudes. Este movimien¬to describe su objetivo principal de la siguiente forma: “elevar la consciencia al nivel que motive a las personas a hacer eso que es necesario para el medio ambiente, porque sus corazones han sido impresionados y sus espíritus convencidos”. El Green Belt Movement ha llamado la atención del mundo entero y su fundador, Wanguri Maathai, ha recibido numerosos premios. Gro Harlem Bruntland ha dicho de este movimiento, que era uno de los ejemplos más logrados de acción de masas para un desarrollo durable.

Hoy en el mundo entero y en cada sociedad, movimientos y organizaciones trabajan como esos grupos africanos, para establecer un nuevo sistema de relaciones entre los pueblos y entre la humanidad de la tierra. Hay movimientos que están predispuestos para una comprensión religiosa, científica, de curación, de arte, de psicología, que incluye una visión de lo sagrado y de lo global. Hoy, gracias al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, una red de pensamiento y de acción vibrante y pulsante, propulsa literalmente la humanidad hacia la nueva era.

Se habla mucho del nuevo orden mundial. Lo que debemos determinar en los años futuros, es el tipo de nuevo orden mundial que deseamos. Nadie duda que algunos pretenden un orden que mantenga las divisiones entre ricos y pobres y en donde el interés continúe a ser la fuerza motriz – entre estos se cuentan ciertos gobiernos y algunos organismos económicos. El nuevo grupo visualiza otra cosa – y depende de los miembros de ese grupo el insuflar a la opinión pública su visión de un mundo de unidad, de justicia y de buena voluntad.

Abdelrahman Munif, escritor sudanés en exilio, expresaba hace poco su visión de un nuevo orden mundial en donde “las personas ordinarias desean vivir libres de temores frente a las armas y las guerras, en un orden basado sobre la cooperación, el intercambio mutuo y la igualdad. Este orden fundado sobre la democracia, el resguardo y mantenimiento de los derechos humanos y la protección frente a toda polución, epidemia o aquello que pueda amenazar el presente o el futuro”.

En el libro “La exteriorización de la Jerarquía”, El Tibetano enumera un cierto número de “premisas espirituales” que deberían ser la base de las tentativas para la creación de un nuevo orden. Este nuevo orden deberá responder a las necesidades inmediatas antes que intentar alcanzar metas utópicas. Deberá estar basado en el reconocimiento de la igualdad de todos los seres humanos y en la necesidad de que desaparezca la dominación ejercida por un grupo sobre los otros, en el seno de un país.

Los gobiernos deberían trabajar para el bienestar del pueblo y la libertad individual. En cada nación deberíamos desarrollar el sentido de responsabilidad concerniente al bienestar del conjunto. Se debería reconocer la soberanía de cada nación y estimular el crecimiento y el desarrollo del genio de cada cultura. La educación debería ser enfocada de manera unificada y global. Debería asegurarse una justa repartición de riquezas y de productos basándose en las necesidades interiores de cada nación. En años anteriores, el nuevo orden mundial debería conocer un desarmamento obligatorio, regular y reglamentado.

Anunciando estas y otras premisas, El Tibetano indicaba la necesidad de flexibilidad y experiencia.

En estos años cruciales e intermedios entre el final del antiguo orden y el comienzo del nuevo, el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo se ha propuesto crear un clima de pensamiento que permita detener el comercio de armas, de continuar el proceso de desmantelamiento de armas nucleares, de garantizar el bienestar de los niños en el mundo entero, de disminuir de manera radical la tasa de mortandad infantil en los países pobres, de crear una cultura que permita un desarrollo durable y responsable en todas las regiones del mundo y resolver el problema de las deudas.

Podemos esperar que todas estas intenciones tengan lugar a corto plazo. Sin embargo, esto no será posible que gracias a la presión de la opinión pública, guiada e inspirada por el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

El próximo año, 1992, será un año que ofrecerá extraordinarias posibilidades al Nuevo Grupo. La conferencia sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo que tendrá lugar en Brasil, será una de las reuniones que tratarán sobre el desarrollo, y que reunirá gran número de dirigentes mundiales, pertenecientes a gobiernos y redes de servicio. Es posible que ésta conferencia sea un hito importante dentro de la serie de negociaciones que nos guiarán al nuevo orden mundial. Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo se reunirán en Brasil para ésta conferencia. Sabemos que las deliberaciones serán protegidas por la Jerarquía y los Grandes Avatares.

A partir del 31 de diciembre de 1992, el mercado común será aplicado en Europa. Para el Nuevo Grupo, el desafío será de hacer que el poder económico generado por el mercado único, sea capaz de alimentar el proceso de desarrollo en los pueblos desfavorecidos de las comunidades y en aquellos de Africa, Europa del Este y otros.

En 1992 festejaremos el descubrimiento de América por Cristóbal Colón; en ésta ocasión, una nueva relación podría nacer entre América del Norte y América del Sur, y entre las potencias coloniales europeas y sus antiguas colonias.

En Africa, 1992 será el año en donde Nigeria, el más grande país del continente, el gigante africano, pasará de un régimen militar a una forma experimental de democracia. El año próximo será, por consiguiente, un año de intensa actividad para el nuevo grupo, un año en donde los contornos del nuevo orden, comenzarán a tener forma.

Antes, en la semana del 21 al 28 de diciembre de este año, tendrá lugar un suceso subjetivo particular, que reforzará al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. En el volumen II de “Psicología Esotérica”, El Tibetano afirma que en diciembre de 1835, las energías de Capricornio han sido acrecentadas por “el aflujo de fuerzas de una constelación más grande, que es para nuestro zodíaco, lo que el zodíaco es para la tierra. Se nos dice que cada 7 años, una ola de energías de Capricornio, a la cual se añaden esas energías superiores, afluye en el círculo de la conciencia humana; tiene por efecto el cargar de energía al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

Este fenómeno cíclico que tiene lugar cada 7 años, se producirá este año en la semana del 21 al 28 de diciembre. En raras ocasiones, ésta Semana de Fiesta, como la llamamos, transmite una impulsión mucho más poderosa que normalmente, y es cuando la luna llena tiene lugar al mismo tiempo que la Fiesta, como en el caso de este año.

Así, en vísperas de 1992, un año que será de gran importancia para la humanidad, para el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y para el nuevo orden mundial, ésta rara cantidad de energía fluirá en la vida y la conciencia del grupo.

Con el fin de acrecentar el impacto de la protección del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, la comunidad esotérica tiene que efectuar una tarea particular. Para esto, es de vital importancia que un esfuerzo sea hecho para cooperar con este evento subjetivo, para trabajar en el mismo sentido y para canalizar las energías hacia la vida y la actividad del grupo. Esto depende de aquellos que entre nosotros, conocen la importancia de este suceso: es a ellos de hacer todo lo posible para organizar, entre otras cosas, reuniones de meditación con el fin de celebrar la existencia y el trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo durante ésta Semana de Fiesta.

Sé, que actividades especiales están previstas, aquí en Ginebra, y estoy seguro que muchos de ustedes preveen actividades en vuestras propias ciudades.

TRABAJO GRUPAL (Philips 66)

Después de cada una de las alocuciones se trabajó sobre una pregunta. Al final de las tres intervenciones se trabajó globalmente sobre los temas de la tarde.

1. ¿Qué podemos hacer, individual o grupalmente para contribuir con el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo a la revelación del Uno?

Respuestas:

– Como miembros del NGSM, nosotros debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad a nivel energético, e invocar las energías que podrán ser canalizadas para realizar el Bien Universal.

– Tenemos este año la posibilidad de cooperar en la Fiesta del NGSM en Diciembre creando actividades entorno a la Fiesta para darla a conocer.

– Esforzarse por despertar las conciencias a la nueva concepción del Plan, razonar como ciudadanos del mundo.

– Comenzar por nuestras relaciones familiares, en el trabajo etc., y superar las barreras nacionales, religiosas, raciales.

– El NGSM puede realizar el Plan por la fusión del corazón y de la inteligencia divina; unificar su alma con el alma del otro.

2. ¿Como ayudar a la humanidad a “pensar con el corazón”?

Respuestas:

– Comenzar por sí mismo

– Utilizar mucho más los medios de comunicación, incluyendo también a los cantantes, para tocar al gran público

– Dar mayor importancia a la educación de los niños

– Acentuar el trabajo evocador con las energías subjetivas mediante la red de luz viva y consciente que es el NGSM con el fin de que la unión se realice entre la inteligencia y el amor. Paralelamente, podemos trabajar horizontalmente mediante la educación para que la humanidad transfiera las emociones del plexus solar al corazón. El trabajo es a la vez horizontal y vertical. Construir el antakarana planetario.

– Unirse a su propio corazón, para recibir las energías del alma, luego unirse a los demás: entonces podemos pensar con el corazón.

Presentación de Michel Veuthey

Leyendo el pasaje en la Iniciación Humana y Solar en donde Alice A. Bailey dice: “El Maestro D.K. trabaja intensamente con aquellos que curan con altruismo puro; se ocupa de aquellos que son activos en los laboratorios, en los grandes movimientos filantrópicos mundiales, tales como la Cruz Roja, y en los movimientos sociales que se desarrollan” nos hemos preguntado si por casualidad había alguien en la Cruz Roja que estuviese al corriente. Cuando visitamos a Michel Veuthey inmediatamente nos ha tranquilizado diciéndonos que si. La Sabiduría sin Edad y la tradición en general forman parte de su conocimiento, y Mr. Veuthey nos ha dado una profunda explicación sobre los significados de los diferentes símbolos de su organización. Estábamos seguros de haber encontrado a nuestro hombre.

En el Comité Internacional de la Cruz Roja, los miembros están casi 24 horas sobre 24, siete días sobre siete en cualquier lugar del mundo para aplicar los derechos humanos, y así impedir la tortura, ayudar a los combatientes y prisioneros y algunas veces liberarlos. De esta manera, instauran un principio de proceso de paz.

¿Qué es el derecho humanitario?. En su libro “Guerrilla y Derecho Humanitario”, Michel Veuthey explica claramente que este derecho, basado en la Convención de Ginebra, es para proteger a las víctimas de guerra durante el conflicto. El derecho humanitario es la especialidad de Michel Veuthey, Doctor en Derecho y jefe de la División de Organizaciones Internacionales del Comité Internacional de la Cruz Roja; trabaja después de veinte años con las Naciones Unidas y los ONG.

Su trabajo lo ha relacionado perpetuamente con el corazón del sufrimiento humano y ha consagrado su vida a aminorar este dolor. Es el representante de un grupo – un grupo que a nuestros ojos es un brillante ejemplo de un órgano del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Es por esta razón que nos sentimos honrados de tenerlo hoy entre nosotros:

Mr. Michel Veuthey

Queridos amigos:

Esta tarde, tenemos el honor de recibir a un invitado que trabaja en el Comité Internacional de la Cruz Roja. El objetivo de esta Organización es el Servicio. El informe de Mr. Michel Venthey nos mostrará la necesidad de una ayuda directa en el mundo.

Esto nos interesa particularmente en este séptimo año del ciclo de los nuevos servidores del mundo.

Luego de un pequeño concierto, nuestro colega Lee Ketcham les presentará nuevamente y brevemente a Mr. M. Venthey.

Luego de su informe, que será ilustrado con diapositivas, ustedes podrán exponer sus preguntas a Mr. M. Venthey.

Luego de la pausa, Beatriz Kersten cerrará la sesión con una breve alocución en holandés, seguida de una meditación.

Tenemos necesidad de personas que puedan ayudarnos a traducir textos de la Buena Voluntad y de Triángulos y a revisar los cuadernos de estudio. Este trabajo es necesario hacerlo del inglés hacia el francés, español e italiano.

Para esto, es necesario un buen conocimiento de los 2 idiomas elegidos, pero sobre todo del idioma materno; con el tiempo, se adquiere la costumbre de la traducción. No es necesario traducir de manera profesional, pero es necesario poseer el sentido del idioma y un conocimiento de los textos esotéricos. También es necesario respetar las fechas de entrega para que los trabajos no sean impresos tardíamente.

Necesitamos gente para dactilografiar los textos ya corregidos en los idiomas mencionados; quisiera contactar particularmente con aquellos que poseen un tratamiento de textos, compatible. Esto nos facilitará enormemente el trabajo.

Gracias de vuestra preciosa colaboración.

Grupo de los centros.

ESCUELA ARCANA

EL CICLO Y LA COOPERACION HUMANITARIA INTERNACIONAL

Sr. D. Michel Veuthey

Buenas tardes, estoy muy contento de estar aquí:

Al Comienzo es el símbolo. El símbolo que es un signo de esperanza. (A veces es difícil retornar luego de una música celeste a las miserias de nuestro planeta). Este signo es un signo universal, un emblema suizo. Por otro lado, hay una unión entro los dos. Decimos que este emblema de la Cruz roja ha sido elegido como emblema contrario de la nación suiza, dado que la cruz roja ha sido fundada aquí, en 1963, por un Suizo, Henry Dunant. Creo que es ahora que se ha vuelto una preocupación universal. No es necesario de ir a buscar más lejos, dado que está en las primeras páginas de todas las revistas. Desgraciadamente, creo que es también un fenómeno planetarios.

De esta forma tenemos hoy en el ClCR 50 delegaciones por todo el mundo, en países donde hay conflictos armados, como la América Central, Nicaragua y Salvador. También Colombia y Perú.

En Africa tenemos países como Angola, Mozambique, Africa del Sur. En el Medio Oriente, estamos presentes desde 1967 en los territorios ocupados por Israel, en el Líbano y evidentemente en Irak e Irán; así como en Kuwait y Arabia Saudita. Si vamos en poco hacia el Este, en Afganistán estamos desde 1979 y también en India, Sri Lanka, la Antigua Indochina con Camboya, Vietnam, los refugiados Tailandeses, Indonesia de Timor, las Filipinas y una delegación regional que cubre China, Corea y Japón.

Si deseo hablarles hoy de cooperación humanitaria es porque creo que es necesario que una cosa sea señalada, y es que no estamos solos. Diciendo esto, no hablo de los extraterrestres, sino que hablamos de un factor que Ustedes han elegido como nombre de su movimiento, de todos los hombres y mujeres de buena voluntad que trabajan por una cierta causa. Pienso que nuestro movimiento no tiene el monopolio de esta buena voluntad.

He querido dividir mi charla en 10 puntos: Primeramente, los individuos. Los individuos, (viejos o jóvenes) porque suele ocurrir que la gente diga: “Tiene suerte de consagrar su vida a un movimiento humanitario, mientras que yo, no soy más que un estudiante u otra cosa (madre de familia) – y bien, yo digo: “Ustedes tienen también un lugar en esta tarea, en esta dinámica” y creo que ayer por la tarde, Ustedes han hablado de eso que es vuestra contribución, es de vuestro movimiento. Pero pienso que lo debemos tratar de ver siempre, es que nunca estamos solos, ni horizontalmente ni verticalmente. Les he por consiguiente detallado aquí el primero punto: los individuos, los seres humanos que hacen que el derecho y las instituciones se hagan realidad y no queden en las bibliotecas o que sean construcciones vacías.

Luego, la institución para la que trabajo, el CICR, el Comité Internacional de la Cruz Roja. Tercero, las sociedades nacionales de la Cruz Roja que – me lo han preguntado hace poco – existen en cada país, son sociedades independientes, llevan nombres diferentes (por ejemplo, Sociedad Nacional de la Cruz Roja en Alemania, Suiza, Francia, Estados Unidos o la Media Luna Roja. Es Turquía quien pensando que la Cruz Roja era un símbolo que representaba a sus adversarios, en esa época los Rusos, en la guerra que los enfrentaba a finales del siglo XIX, que ha elegido la Media Luna. Esta Media Luna nos ha un poco contrariado porque ha quebrado la unidad del emblema, pero es interesante de ver que la Medía Luna es un símbolo complementario de la cruz. Primero porque la Cruz Roja misma es un símbolo recto, mientras que la Media Luna es un símbolo circular. Luego porque la Media Luna simboliza claramente la luna, mientras que la cruz simboliza con evidencia al sol y podemos pensar que hay aquí un complemento entre los dos símbolos, que hace que este movimiento está bien anclado – no solamente en el mundo, dado que hay Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en todos los países independiente – pero también en una simbólica.

A continuación, les hablo de todos aquellos Estados que no sólo han firmado sino también ratificado las Convenciones de Ginebra en 1949. Como Ustedes saben, el Derecho Humanitario consiste esencialmente en 4 convenciones de Ginebra que han sido negociadas en 1949, luego de la 2ª guerra mundial, convenciones que dan lugar a toda una serie de instrumentos internacionales después de la 1ª convención de Ginebra de 1864 y que han sido completadas en 1977 por dos Protocolos adicionales. Todos estos Estados tienen una responsabilidad. Se trata verdaderamente de todos los Estados: hay más Estados, más países unidos por las Convenciones de Ginebra que de países miembros de las Naciones Unidas. Es como decir la Universalidad del Derecho Humanitario. De las otras partes en conflicto, ya hablará, porque hay que darse cuenta que el mundo en el cual vivimos no es más un mundo separado en categorías netas: no hay solamente ejércitos regulares que se afrontan, pero hay también, más frecuentemente, grupos paramilitares, ejércitos sublevados, movimientos de liberación que tienen muchos nombres y que no son estados, pero que tratan de volverse. Luego, les hablaré de las conferencias internacionales de la Cruz Roja, dado que la próxima tendrá lugar en Budapest, Hungría, en noviembre de este año.

El próximo punto será las organizaciones regionales. Pienso que olvidamos frecuentemente que los gobiernos están estructurados no solamente dentro de una organización universal, sino también en organizaciones regionales: ahí tienen el Consejo de Europa, la Organización de la Unidad Africana, la Organización de la Conferencia Islámica, la Organización de los Estados Americanos que reúne a la vez los Estados del Norte de América y los Latino-Americanos. Después evidentemente, la Organización de Naciones Unidas que Ustedes conocen visto que la sostienen: he visto varios folletos que muestran vuestro legítimo interés por las Naciones Unidas. El punto nueve: las organizaciones no-gubernamentales. Después el punto diez: el humanitario y el político. Me dirían: “Nosotros no hacemos política” – y responderé: “lo siento, creo que todos deberíamos ocuparnos de política”, porque sin la política no llegaremos nunca a una solución. Todo depende del espíritu con el cual hacemos esa política. Trataremos de ver lo antedicho.

Primero, los individuos. Nos damos cuenta que los individuos son iniciadores en muchos sentidos, porque cuando les hablo de Henry Dunant, muchas personas ven a un viejo Señor que se parece a un gurú hindú. No se dan cuenta que este señor tenía pensamientos que iban más allá de la imagen tradicional de la Cruz Roja, que ha escrito libros, en particular sobre la Apocalipsis y que tenía un cierto sentimiento de urgencia de la humanidad también en el plan espiritual. Quisiera mencionar aquí a Florence Nightingale para poder mostrar que hay también mujeres que han sido pioneras en la humanidad, hubiera podido citar Clara Barton, americana que ha estado muy activa durante la guerra de Secesión y ha fundado la Cruz Roja Americana. Cito también a otro genebrino, Jean-Jacques Gautier, que recientemente ha promovido una convención universal contra la tortura, y la lista está aún incompleta. Ustedes verá que hay aún espacio para los pioneros que se sientan capacitados de crear movimientos o instrumentos para complementar el Derecho Humanitario. En cuanto a los agentes del Derecho Humanitario, citaré Graham Greene que hablaba de “nuestro agente en la Habana” y diré que hay agentes que hacen pasar el mensaje del Derecho Humanitario. Como una fortaleza se convierte en un lugar de turismo si no hay hombres y mujeres para defenderla, el Derecho Humanitario es también un objeto que podemos dejar tranquilamente dentro de una biblioteca si no hay nadie para transformarlo en realidad humana. He mencionado a los militares, a los consejeros jurídicos, al personal médico, a las autoridades civiles y a los delegados de CICR. Pero nos damos cuenta que la diferencia aparece cuando llega, persona que logramos convencer. En Vietnam, por ejemplo, entre 1965 y 1975, gracias a que hemos logrado convencer a un consejero jurídico militar americano, que se debería dar el estatus de prisioneros de guerra a todos los prisioneros del Viet-kong o del frente de Liberación Nacional del Sud-Vietnam que fueron captados, que estas personas han sido tratados en virtud de la 3ª Convención, y esto sin ninguna reciprocidad de parte del Vietnam Norte. Este hombre, descanse en paz, porque no está en este mundo, es un auténtico héroe desconocido del Derecho Humanitario, que ha hecho pasar el Derecho Humanitario a la práctica.

En cuanto a los destinatarios del Derecho Humanitario, y bien, he puesto aquí las cuatro Convenciones de Ginebra: la primera protege a los militares heridos; la segunda a los militares náufragos; la tercera los prisioneros de guerra; la cuarta los civiles. Después los dos protocolos adicionales de 1977, el primero para los conflictos armados internacionales; el segundo para los conflictos armados no-internacionales. Nuevamente, hay aquí una profundidad casi trágica en este Derecho Humanitario, dado que cada convención ha nacido de una tragedia humana: cada convención ha nacido porque ha habido una tragedia que ha permitido tomar conciencia de la suerte de las víctimas y de la necesidad de buscar el remedio. La primera convención, era evidentemente la primera batalla de Solferino en 1859 en donde Franceses y Austríacos se enfrentaron: los heridos no disponían de ninguna ayuda organizada y eran asistidos por las mujeres de Solferinos. Esto ha llevado a Henry Dunant a escribir su libro, a crear un movimiento de opinión pública y hacer que los gobiernos acepten esta primera convención de Ginebra. La segunda Convención sobre náufragos fue creada a causa de la batalla de Sushima. Sushima, fue una batalla naval entre Japón y Rusia, en 1905. Era la primera vez, en la historia moderna, que una armada asiática vence a una armada europea. La resonancia es considerable, no solamente en el plano militar dado que Rusia tiene sus limites en su expansión hacia el este, sino también en el plano humanitario, dado que nos damos cuenta que no hay ninguna convención que proteja a los náufragos en tiempos de conflicto. He aquí la segunda Convención de Ginebra. La tercera nace durante la segunda guerra mundial, en donde miles de prisioneros de guerra son capturados y no están protegidos que por algunos artículos del reglamento de La Haya de 1907. Aquí nuevamente, una toma de conciencia que termina en una convención. La cuarta, de la cual Ustedes han escuchado hablar por el ejemplo dado por los territorios ocupados por Israel, viene de la experiencia de la segunda guerra donde una gran parte de Europa, y de Asia, había sido ocupada por fuerzas extranjeras. Finalmente, los dos protocolos: 1977 es el mañana de la guerra del Vietnam pero también de cantidad de guerras coloniales en Africa, y acá también Ustedes se darán cuenta que las cosas que era necesario remediar eran gigantescas, en particular la protección de la población civil contra las hostilidades. Hemos logrado hacer en 1977 lo que no podíamos hacer en 1949, porque en 1949, condenar los bombardeos sobre las poblaciones civiles hubiera sido un poco difícil. Ha sido fácil en la cuarta convención de señalar la Alemania, pero era un poco más difícil después de Hiroshima y Dresde de no se señalar a si mismo. En consecuencia, se ha esperado hasta 1977 para tener una protección eficaz.

Las Convenciones de Ginebra son las que singularizaron al CICR porque nosotros somos una organización privada, como la vuestra. Hemos recibido de otra parte, poderes de los gobiernos en estas Convenciones de Ginebra. No quiero detallarles estos poderes, sino darles algunas ideas. El primer poder, es el de visitar a los prisioneros de guerra o los internados civiles. Es esto lo que hemos hecho recientemente con los prisioneros iraquíes en Arabia Saudita y los prisioneros aliados en Irak. Como dijo Lee Ketcham en el principio, nosotros participamos también a su repatriación al final del conflicto, cosa que no es simplemente una cuestión de transporte, sino de identificación. Se trata de saber si todo el mundo ha llegado bien, porque las farsas y engaños en tales momentos pueden ser dramáticamente crueles para las familias y queremos que todo se pase bien, del principio al fin, hasta que estos prisioneros sean verdaderamente repatriados.

El segundo poder principal del CICR, es asistir. Asistir a las poblaciones civiles, ya sea en el plan alimenticio o médico. En general, no lo hacemos solos sino en la colaboración con sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

La tercera es la búsqueda de personas desaparecidas o separadas por la guerra. Para esto, tenemos una agencia central de búsqueda, y aquellos de entre Ustedes que han ido o irán visitar el museo de la Cruz Roja, verán que todas las fichas de prisioneras y todas las peticiones de búsqueda, las peticiones de novedades de sus familias, se encuentran en el museo de la Cruz Roja. Es impresionante y si tienen tiempo vayan, esto permitirá también de poner el dedo sobre la historia: pueden ver por ejemplo, la carta de captura del prisioneros Charles De Gaulle, detenido como prisionero de guerra.

Hay finalmente un último elemento: tomar todas las iniciativas. El Derecho humanitario es tal vez un poco abundante, contiene aproximadamente 500 artículos, pero no es perfecto, y los juristas no son astrólogos y no pueden prever el futuro. Es necesario entonces que podamos tener un cierto margen de trabajo. Pero los Estados tampoco están dispuestos a firmar cheques en blanco. Ellos nos dicen entonces: “Pueden tomar iniciativas con nuestra autorización”. Esto es importante, porque de esta forma evitamos de ser acusados de ingerencia cuando decimos: quisiéramos hacer algo que no que está previsto dentro de las convenciones’’.

En lo que se refiere al acercamiento general, es necesario que el GIGA sea flexible y no legalista. Nos damos cuenta en cuantos conflictos debemos pasar bajo el silencio la cualificación del conflicto o de las partes. Si vamos ahora a Israel y que podemos visitar desde hace 25 años a todos los prisioneros palestinos, es porque no hemos insistido en que tengan un estatuto de prisioneros de guerra. Si hemos estado en Afganistán, y que aun estamos es porque nunca hemos dicho a los soviéticos: ‘Vosotros ocupáis este país”. Si estamos en el Salvador es también porque no hemos insistido, ante el gobierno salvadoreño para decirle: “Vosotros habéis ratificado el protocolo II, y debéis aplicarlo”. Lo que nos interesa, es el alcanzar mejoras concretas, lo que podemos obtener por la persuasión, puesto que no más que el Papa, no tenemos nosotros divisiones opuestas a las de Stalin. Entonces, este es un acercamiento que es, yo creo bastante familiar a todos vosotros.

Pasaré sobre las sociedades nacionales para hablar de los Estados parte de las convenciones. A menudo se dice por ejemplo: “Que piensa Usted que pueda hacer Suiza (en Suiza, a menudo, se es falsamente modesto) en lo que pasa en el Golfo, o en Irak”, bien, Suiza puede, y debe hacer algo. Y si Suiza puede, es evidente que Alemania puede, y que los Estados Unidos deben, hay con toda seguridad aquí personas de otros países, que podrían también decir, Francia ciertamente tiene un rol a jugar en la aplicación del derecho humanitario. Esto está escrito en el articulo primero, temerario por su simplicidad, puesto que dice: “Los Estados que signatarios de la Convención de Ginebra, se comprometen a respetar y a hacer respetar…” Lo que quiere decir que incluso si vosotros no estáis comprometidos en un conflicto, tenéis un deber de cara a que los otros respeten este derecho. Hay una responsabilidad colectiva. Creo que es una cosa que se hace cada vez más evidente puesto que nos damos cuenta que es inaceptable que ciertas cosas ocurran, entonces hagamos presión, que la opinión pública que presiona a los gobiernos, debe actuar. El artículo 89, del Protocolo 1, dice bajo el simple título de “Cooperación” que los gobiernos pueden recurrir a las Naciones Unidas en caso de violaciones graves.

Paso a otros mecanismos, que comportan, no obstante el poder protector que es simplemente un gobierno. Por ejemplo, cuando los Estados Unidos y Cuba rompieron sus relaciones, un gobierno como el suizo propone representar los intereses Americanos en la Habana. Entre dos Estados en guerra se puede hacer lo mismo: más que extender visas, podemos ir a visitar a los prisioneros de guerra si se es aceptado como potencia protectora,.

Otro elemento” las otras partes en un conflicto. A menudo, muchas otras partes tratan de desacreditar al adversario. Esto es particularmente fácil cuando tenemos a hacer a un movimiento insurgente dónde se dice: “esas personas son terroristas, no hay que hablar con ellos, no hay que prestarles ninguna ayuda.. .etc.,” Os lo digo francamente, que una de las características de la Cruz Roja es de no juzgar, sino de actuar sin juzgar. En este sentido, Yo tenía un amigo Canadiense que decía: “Si Usted quiere visitar a los prisioneros en el infierno, es necesario que usted hable con el patrón”. Desgraciadamente, este es el caso: nosotros no hemos podido entrar en los campos de concentración en 1944, que después que nuestro presidente Bukhard haya hablado al general de las S.S. Schellenberg. Nosotros no hemos podido ver a los prisioneros en muchos sitio más que olvidando totalmente que nuestro interlocutor, al que le acabamos de cerrar la mano y que tenía, quizás él mismo sus manos ensangrentadas. Este no es nuestro rol, nosotros no somos la justicia, somos la caridad. Con relación a las Conferencias Internacionales, ¿Qué es el movimiento de la Cruz Roja o de la Media Luna?. Bien, este movimiento está formado a la vez por el GIGA que es el órgano fundador y las sociedades nacionales, de la Liga que es la federación de las sociedades nacionales de la Cruz Roja y que esta está activa en tiempos de catástrofes naturales, entonces, allí donde no hay necesidad es una intermediaria neutra. Al que se unen todos los Estados que forman parte de las Convenciones de Ginebra. Toda esta familia se encuentra en la Conferencia Internacional de la Cruz Roja que se reúne cada cinco años. Esto muestra una vez más la particularidad y una cosa que no es totalmente única, puesto que vemos también en el BIT (Oficina Internacional del Trabajo) una mezcla entre gobiernos y organizaciones privadas, lo que podrá ocurrir también un día en Naciones Unidas, dónde, y Yo lo espero, las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), no serán tratadas como “niños” en sus opiniones, siendo consultativas, si yo me atrevo a decir, allí no. Cada una voz es igual, es quizás esto un modelo que podríamos encarar.

Las organizaciones regionales comportan un elemento importante el de la colaboración internacional, porque debemos darnos cuenta de que es más fácil reunirse en el seno de una misma familia. Es por esto que el Consejo de Europa es a menudo un lugar en dónde las personas pueden discutir más fácilmente. Los Africanos se sienten cómodos entre ellos, si me atrevo a decirlo, los Latino Americanos aceptan de buen grado a los Norte Americanos, la Organización de la Conferencia Islámica toma así posiciones que son más fáciles que en el seno de los no aliados, las no aliados mismos tienen una atmósfera más amical, mas fraternal que la que se podría encontrar en Nueva York en el seno de Naciones Unidas. Pienso que hay ahí un acercamiento, que aún siendo parcial no debe ser sectorial, sino que debe a pesar de todo ser cultivado en esta cooperación.

Viendo el sistema de Naciones Unidas, nos damos cuenta de que es muy complicado, puesto que siempre se vuelve a las cosas simples. Para mí, me parece un poco al Santo Imperio Romano Germánico: tenéis un emperador, nombrado porque era a menudo la personalidad menos amenazadora para los demás, por debajo de él toda una serie de personas que tratan todas de conservar su propio poder en su principado, reino u otros gobiernos. No obstante, en mi opinión, no hay que ver la cosa de manera jerárquica, sino puntual, con una serie de acercamientos que es necesario tener. Estos acercamientos no deben excluir a los otros; es importante, por ejemplo, como lo hamos hecho nosotros el tener excelentes contactos con el Secretario General de Naciones Unidas que ha comprendido que si él era delegado por el Consejo de Seguridad para enviar una misión en Irak e Irán para visitar los prisioneros de guerra, debería vigilar a que los delegados no hagan más que lo que les corresponde y no tomar la plaza del GIGA. Pero también nosotros hemos comprendido que cuando el Secretario General viaja en misión, esto nos ayudó a salir del atolladero en el que estábamos en ese momento, en 1985, con Irak e Irán. Entonces, también ahí el diálogo es absolutamente necesario, un diálogo que debe hacerse, a veces, a todos los niveles. Creemos muchas veces, que es suficiente de hablar con los patrones, con los grandes embajadores, y con los jefes de las organizaciones. Estas personas tienen, es cierto, su poder y su prestigio; pero también muchas otras personas a su lado y bajo ellas hacen un trabajo que merita atención. En efecto, hemos tenido, por ejemplo, muchos informes sobre sujetos generales como el nuevo orden humanitario internacional, o sobre temas generales como la aplicación del derecho humanitario en los territorios ocupados por Israel. Entonces es importante para nosotros el tener la “oreja del secretario”: es decir, de esta persona que escribirá los informes, y que puede hacer toda la diferencia y puede hacer pasar mensajes, lo que no habría sido posible si hubiésemos permanecido en la cima de la jerarquía.

En cuanto al resto, y sin entrar en detalles, diría que cada uno de estos órganos adopta resoluciones que como las gotas de agua que caen continuamente en una piedra, llegan a agujerearla. Es falso decir que las resoluciones de Naciones Unidas no tienen efecto. Debemos ver a largo plazo, y darnos cuenta que quizás, no habría habido nunca, la descolonización, ni las negociaciones globales sobre la economía, ni tampoco la toma de conciencia sobre cierto problemas vitales tales como el desarme, si no hubiera habido año tras año las resoluciones. Por otra parte, cuando vemos a los otros órganos, nos damos cuenta que incluso el Consejo de Seguridad, se vuelve un órgano que trata también de cuestiones humanitarias, no únicamente a veces, sino incluyendo las cuestiones humanitarias en la regulación política de los conflictos. Esto ha sido evidente en el conflicto entre Irak e Irán, y nuevamente lo hemos visto en la Guerra del Golfo o en la cuestión de repatriar a los prisioneros de guerra que fue tratado en la resolución que pedía el alto al fuego.

Os hablarla de la Comisión y de la Sub-Comisión de las Derechos Humanos porque se trata de dos órganos que muchas veces han sido el punto de partida de grandes tendencias humanitarias y que, Yo Creo, merecen ser cultivados. Estos son también dos Órganos en dónde las Organizaciones No Gubernamentales pueden aportar mucho.

Más abajo, nos damos cuenta que hay toda una serie de organizaciones El Alto Comisariado para los Refugiados, que tiene un mandato de protección y de asistencia para los refugiados; UNICEF, conocida por su acción en favor de la infancia; la UNDRO, que es el Coordinador de la Naciones Unidas para el Socorro en caso de Catástrofes; la OMS, que es la Organización Mundial de la Salud, la FAO o el PAM que tienen un programa de ayuda alimentarla muy importante e interesante también para nosotros, el PNUD, que no sólo trabaja en el desarrollo sino también coordina las acciones de las diversas organizaciones del sistema de Naciones Unidas sobre el terreno, así que de todas las demás, incluyendo las organizaciones como el Fondo Monetario Internacional, o la Banca Mundial; esto se inscribe en un acercamiento global de lo humanitario.

Quisiera daros ahora algunos ejemplos de colaboración que hemos tenido: en 1945 el CICR tuvo la aprensión de estar reunido, como el BIT había estado, dentro del sistema de las Naciones Unidas. Entonces nos hemos distanciado. Después hemos tenido lo que se llama el “choque de armas” en el Congo, donde uno de nuestros delegados ha sido asesinado por fuerzas de las Naciones Unidas en un triste incidente. Esto nos llevado a decir: “Estamos en el mismo terreno, y no podemos ignorarnos, Durante mucho tiempo hemos tenido, no obstante, relaciones que Yo califico de desiguales, es decir relaciones de sub-contrato en las que el Alto Comisariado para los Refugiados, por citar un ejemplo, nos confía una tarea, que ejecutamos bajo la amparo del HCR. Y esto ha sido así hasta 1979, en la acción conjunta que con UNICEF, llevamos a cabo en Kampuchea, en la que hemos tenido, y perdonen la expresión, una relación de adultos con Naciones Unidas, ahí hemos podido hacer ¡finalmente!, algo en igualdad con las Naciones Unidas. Es un poco dentro de esta línea, de interdependencia en la independencia que actuamos actualmente. Esta interdependencia en la independencia está dictada a la vez, por el interés de las víctimas, pero sobretodo y a menudo, los gobiernos nos dicen: “ queremos ver una cierta cooperación”.

Las Organizaciones No Gubernamentales juegan, ahora a menudo, un rol de iniciadores, un rol de movilización de la opinión pública, y a través de ella llega a los gobiernos. A menudo, nos damos cuenta que hay, también que hacer un aprendizaje de la cooperación. Voy a citaros el ejemplo de Camboya, en donde se encuentran: La UNICEF, el CICR, y el OXFAM. El OXFAM estaba orgulloso de haber llegado a Camboya, y acercándose al gobierno camboyano diciendo: “Nosotros de todas maneras, sólo os ayudaremos a vosotros y no a vuestros enemigos que están en la frontera tailandesa, al contrario de lo que hacen UNICEF y el GIGA que quieren extender su acción a ambos lados”. OXFAM; y así obtuvo la autorización para remontar el río Mekong a una lanchón cargada con arroz. Vimos al responsable del OXFAM, que se encontraba en un hotel en Pnom-Penh, cuando su lanchón llegó al puerto, el responsable tomó el avión por Londres, en donde tuvo una rueda de prensa y dijo: “Vosotros veis, mientras que la UNICEF y el GICR “afilan sus lápices” , nosotros hemos llevado la comida para los hambrientos de Camboya”.

Evidentemente, nosotros estábamos un poco azorados; pero cuando nuestro amigo del OXFAM volvió a Pnom-Penh, encontró que no sólo hablamos afilado los lápices, sino que también habíamos llevado camiones, y piezas de recambio para reparar lo que pudiéramos de los ferrocarriles camboyanos. Y esta vez él no tuvo que ir muy lejos, puesto que estábamos en el mismo hotel, un día se nos acerca, un poco turbado, y nos dice: “Mi arroz permanece en el puerto, ¿Es que podríamos utilizar vuestros camiones?”, es así que se aprende la cooperación.

Para todo lo que se relaciona con lo humanitario y la política, es nuevamente necesario darse cuenta que es muy difícil separar ambos. Es una cuestión de acercamiento: Los problemas humanitarios que se prolongan se convierten en políticos. Los refugiados palestinos, eran tal vez, refugiados en 1949, pero ahora constituyen un serio problema político. Los refugiados afganos, los camboyanos y todos los refugiados, se han convertido ahora en problemas políticos. Nos damos cuenta que es necesario al tiempo realizar la ayuda humanitaria e ir más allá. Nos damos cuenta que lo humanitario, a menudo, es la puerta pequeña que permite la entrada en una situación difícil y que permite a continuación, construir una puerta más grande por la que se puede ir más lejos en el diálogo. Quisiera hablaros de la colaboración humanitaria que se inscribe en el símbolo de la Cruz Roja. Para comenzar diré que esta cruz habla, emite los principios de la Cruz Roja. Al mirarla observamos cinco cuadrados, el cinco es el número del hombre, así que en ella tenemos el principio humanidad. También encontramos un principio de universalidad: el Norte, el Sur, el Este y el Oeste. Encontramos esas direcciones en los Indios de Norte América, en los tibetanos y en otros pueblos. La universalidad está verdaderamente en la cruz. El cuadrado central es aún más interesante: está vacío y corresponde a la etimología de la neutralidad que no pertenece ni a uno ni a otro, pero que es el servicio, que hace comunicar al sur, al norte, al este y al oeste.

Una vez más, esto no es propio de occidente, es el Hara de los japoneses, el centro de la rueda de los chinos que os dirán que la parte más importante de la rueda es el centro, el eje, sin esto no seria una rueda. Este pequeño punto central, está para recordarnos que podemos tener un punto central que puede ser rodeado por un circulo, el circulo que recuerda al infinito, al cosmos, pero también a las turbulencias, los torbellinos en los cuales estamos en este planeta. Sólo existe un lugar en el que podemos estar en estables, es en el principio de imparcialidad, es decir a igual distancia del norte, sur, este u oeste. En cuanto a la forma, si es en si mismo muy poderosa, el color no lo es menos. ¿Que significa el rojo y el blanco?, el blanco es el primer color visible y la combinación de todos los colores, nos damos cuenta de que estamos nuevamente en un lugar muy visible, el rojo, un lugar necesario ya que es el color de la sangre, del fuego, de la acción, es si lo quieren así el primer chakra, la fuerza vital, pero si queremos pasar del rojo al blanco, porque tenemos necesidad de todos los colores. Entonces, no podemos contentarnos y cuando las personas dicen: “Estoy harto de los desastres”, Yo les respondo: “si, pero porque os quedáis en el rojo, queréis hacer únicamente lo humanitario y descuidáis el resto” Porque necesitamos ver que los otros colores tienen su significado, y su significado también en la acción humanitaria. Cuando se está en el amarillo, es una clara visión la que os permite un cierto desarrollo. El verde, es no únicamente el color de la ecología y del desarrollo, sino también de una cierta armonía en la economía. En el azul, el color de Naciones Unidas, tenemos específicamente la reglamentación política. Pero en esta reglamentación política, os dais cuenta de que es opuesto, por lo tanto complementario del rojo humanitario. Entonces nosotros no podemos predicar para un reglamento político, pero podemos preparar la vía. Pero es necesario que en el otro lado, haya alguien para tomar el relevo, puesto que cuando tenemos la combinación del sentido de la urgencia de todas las tragedias del planeta, y la voluntad para evitar su repetición, se llega a un ritual, a un derecho, a procesos que permiten solucionar pacíficamente estos conflictos. El violeta, el último color visible, el color litúrgico de cuaresma, y de adviento, es el color de la renunciación, del ideal, de lo espiritual, de los que piensan al límite de nuestra percepción. Y sólo en la combinación de todo esto, que nos permite alcanzar ese blanco. Seguramente, podemos comunicar con la periferia, pero creo que es también importante darse cuenta de que la mejor comunicación, está en un visión central de la humanidad, a la que pondremos ahí: en el centro.

LA SINTESIS Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

B. Kerstern

La primera exigencia de la síntesis que nos conducirá a un nuevo orden mundial es el sentido de una visión oculta de las cosas, y no una visión mística, como en el pasado, porque es precisamente la visión oculta lo que nos permitirá reconocer la Unidad del Todo macrocósmico, como lo único existente y del cual el microcosmos imita su grandeza; es decir que la meta de la humanidad es de instaurar sobre la tierra la unidad del Todo, del Uno. Cuando la humanidad perciba el Todo y nunca más piense “mi alma y la tuya”, una nueva civilización nacerá.

La segunda exigencia, es decir el conocimiento del sentido de la síntesis y la revelación de los misterios, es la meta del entrenamiento ocultista dado a los postulantes de la Nueva Era. La síntesis es un atributo de la Voluntad Divina y el reconocimiento de este hecho fundamental por los aspirantes y discípulos del mundo y su aplicación práctica en el plano físico puede cambiar el aspecto del mundo.

Pero, a pesar de que estamos de acuerdo en reconocer y afirmar que estas dos exigencias forman una de las tramas del futuro orden mundial, debemos admitir que por el momento constituyen aún “la visión de lo que un futuro más o menos cercano nos reserva ineluctablemente, dado que hoy estamos enfrentados a un conflicto que es el resultado de un enfrentamiento entre las energías del ayer y las del mañana, las del egoísmo y las de la fraternidad.

“Seria interesante examinar algunas de las razones de la actual inquietud mundial, recordándoles que la mayoría de ellas están basadas en causas muy remotas, de las cuales la historia nada sabe, y carecen de significado para quienes no tienen una idea clara de la naturaleza de la humanidad primitiva. Será de valor tener algún conocimiento de la verdadera situación, si quieren captar inteligentemente los desarrollos del futuro.

Primero, la etapa a que ha llegado la humanidad, es una de las más importantes causas. Este grado de evolución ha llevado al género humano al umbral del portal en el gran sendero de la evolución, y ha señalado el desarrollo del hombre en todas sus aptitudes hacia la vida y sus relaciones mundiales, las cuales necesitan cambios drásticos, cambios iniciados por el hombre mismo y que de ninguna manera le son impuestos por fuerza externa o coerción de la humanidad.

Segundo, el surgimiento de un nuevo tipo en donde puede verse con claridad los rasgos subjetivos de este nuevo tipo, el quinto reino de la naturaleza, el reino espiritual. El nuevo tipo racial es más bien un estado de conciencia que una forma física, un estado mental más bien que un cuerpo especialmente diseñado. Con el tiempo, cualquier estado de conciencia desarrollado condicionará y determinará invariablemente el cuerno y producirá finalmente ciertas características físicas. El tipo de conciencia más destacado de la nueva raza venidera será el ampliamente difundido reconocimiento de la percepción mística. Su cualidad primordial será la comprensión intuitiva y el control de la energía; su contribución al desarrollo de la humanidad será la transmutación del deseo egoísta en amor grupal. Esto puede verse en la actitud que asumen los grandes conductores de naciones, que no están por lo general animados por ambiciones egoístas, sino por el amor a su país.

Tercero, el fin de la era pisciana que ha llevado al punto de cristalización (y por lo tanto a la muerte) a todas esas formas a través de las cuales se han moldeado los ideales pisceanos, han servido su propósito y han realizado un trabajo grande y necesario.

Cuarto, la manifestación de la era acuariana. Esto debería proporcionar un optimismo profundo y convincente; nada puede detener el efecto – creciente, estabilizador y final- de las nuevas influencias venideras, que condicionarán inevitablemente el futuro, determinarán el tipo de cultura y civilización. La Jerarquía confía en esas influencia que surgen constantemente, y los discípulos del mundo deben también aprender a depender de ellas. La conciencia de la relación universal, de la integración subjetiva y de la unidad experimentada y probada, serán dones máximos del período que se extiende ante nosotros.

En el futuro estado mundial, el ciudadano, como individuo – alegre y voluntariamente, con plena conciencia de lo que hace- subordinará su personalidad al bien del todo. El creciente número de fraternidades y hermandades organizadas, de partidos y de grupos dedicados a alguna causa o idea, es otro indicio de la actividad de las fuerzas que se aproximan. El hombre de tipo acuariano pondrá de manifiesto grandes ideales, porque el canal de contacto entre el alma y el cerebro, por medio de la mente, se irá estableciendo progresivamente mediante la correcta comprensión, y la mente se utilizará cada vez más en su actividad dual – como que penetra en el mundo de las ideas e ilumina la vida en el plano físico. Esto terminará por producir la síntesis del esfuerzo humano y la expresión de los verdaderos valores y de las realidades espirituales, como nunca se ha visto hasta ahora en el mundo”. (Educación en la Nueva Era, pág. 116/122)

En consecuencia es inevitable que la inteligencia y el amor sean los objetivos de la evolución sobre el planeta y los dos primeros aspectos divinos a desarrollarse, dado que posibilitan la manifestación de la voluntad divina; garantizan también su aplicación inteligente y su poder de atracción hacia ella de todo aquello que es necesario para la expresión del propósito divino.

“Es interesante observar que en el mundo existen infinidad de constancias de que la energía de Shamballa está haciendo impacto directamente sobre la conciencia humana y logrando resultados directos. El aspecto destructor del primer Rayo de Voluntad o Poder, está produciendo destrucción mundial, mediante el empleo del primer reino de la naturaleza, el mineral. Lo que está construido de metal y de elementos químicos produce catástrofes y destrucción en la tierra, principalmente en el reino humano. Análogamente, el segundo atributo de la voluntad, la síntesis, evoca una respuesta igualmente amplia. Este sentido de la síntesis ha producido un efecto masivo antes que individual, y ello se debe a que es algo interesante y de importancia, y debe observarse en la actualidad. Posteriormente, el dinamismo inherente a la voluntad, manejado por el nuevo grupo de servidores del mundo y los discípulos e iniciados del mundo, convertirán esa masiva respuesta instintiva en verdadera experiencia y harán “aparecer” en la tierra la nueva y desarrollada “cualidad” de la vida, que la nueva era trata de demostrar.

La síntesis dicta hoy la tendencia del proceso evolutivo; todo tiende a la unión de los grandes grupos: unificación, relaciones internacionales, planificación global, hermandad, fusión económica, libre intercambio de productos, interdependencia, fraternidad de credos, movimientos basados en el bienestar de toda la humanidad y conceptos ideológicos que atañen a las totalidades y militan contra el fraccionamiento, la separatividad y el aislamiento.

Aunque la gente no se dé cuente, los conceptos son factores relativamente nuevos en la conciencia humana, y el hecho de que sean el resultado de una nueva y directa relación entre quienes complementan la voluntad de Dios y la humanidad, garantiza su inevitable expresión en el futuro. Sólo en el intervalo inmediato – período de ciento cincuenta años – parecerá que la demora constituye la regla. Sin embargo no es así. Las formas a través de las cuales estas nuevas e inminentes ideas se configurarán y manifestarán, deben crearse, y ello lleva tiempo, pues son creadas por el poder del pensamiento y el adecuado proceso de educación de la conciencia humana, hasta que dicha conciencia se trasforme en firme convicción y se manifieste como inmutable opinión pública”. (Los Rayos V, pág. 121)

En la actualidad, un nuevo orden mundial es posible y hay ciertos pasos que es necesario dar si queremos que la visión de este nuevo mundo penetre en el reino de una realidad lograda. Puedo – con la mayor brevedad – señalarles ciertos ángulos de la visión; indicarles los jalones en el camino hacia el futuro orden mundial. Al mismo tiempo estaré en posición de asegurarles que cada paso del camino entrañará una lucha, el des¬baratamiento de lo antiguo y amado y la destrucción de lo inhumano, egoísta y cruel; tendré que insistir sobre la apremiante e inicial necesidad de derrocar las fuerzas atrincheradas de la agresión, tal como actúan hoy por intermedio de las potencias totalitarias.

El Maestro Tibetano nos pide que meditemos sobre la visión de este nuevo orden mundial, manteniendo la mente abierta y comprendiendo que este nuevo modo de vivir se cierne sobre la humanidad y se materializará cuando sea correctamente derrotado el egoísmo y se visualicen las rectas relaciones humanas, y el ideal de este nuevo orden mundial se aparte de todo concepto y aspiración nacionalistas. Este no será un mundo americano, francés, británico o totalitario, sino el resultado de la saliente civilización y de la cultura que es la flor de esa civilización, pero, al mismo tiempo, tampoco será una de ellas. Será un mundo humano, basado en la correcta comprensión de las rectas relaciones humanas, en el reconocimiento de iguales oportunidades educativas para todos los hombres, las razas y las naciones, y sobre la comprensión fundamental de que “Dios ha creado a todos los pueblos con una sola sangre”. Será un mundo en que las diferencias raciales y las unidades nacionales se conocerán como enriqueciendo la totalidad y contribuyendo a la significación de la humanidad. Estas diferencias y nacionalidades serán mantenidas y cultivadas, no en un aislamiento separatista, sino en la comprensión de que muchos aspectos del desenvolvimiento y de la diferenciación humana producen un todo noble y que todas las partes de ese todo son interdependientes. Todos comprenderán su relación mutua en un esfuerzo progresivo, sintético, humano, y la empresa de la vida en conjunto producirá un trabajo interno que florecerá en belleza y riqueza, que caracterizarán a toda la humanidad. En esto todos participarán con sabiduría y eficiencia planeada, ofreciendo a la vida planetaria y mutuamente, lo que tienen para contribuir. Será posible porque todo el género humano será reconocido como la unidad esencial y de mayor importancia espiritual que la parte.

Esto no es un sueño vano y visionario. Ya está sucediendo. Movimientos embrionarios hacia esta síntesis mundial ya se están realizando. Se sueña con una federación, con una interdependencia económica y unidad religiosa, además de una interrelación social y nacional que está tomando forma rápidamente, primero en las mentes de los hombres y luego en los experimentos. Hay un vínculo de unido propósito, presentido por muchos en los campos político y económico, que no es un cumplimiento de deseo o una fantasía, sino el indicio de una realidad emergente. Los pensadores en todas partes lo sienten y reconocen, y se ha desarrollado en el sector del gobierno por intermedio de la federación de los Dominios Británicos y su relación con Gran Bretaña. Fue distorsionado y parodiado por el concepto de superestado, con el cual los dictadores del mundo producen el espejismo en sus pueblos. Pero se están forjando los eslabones que harán descender la visión y precipitarán en la tierra el canon de las cosas, tal como deben ser en el próximo ciclo mundial”. (Exteriorización de la Jerarquía, pág. 24 1/242)

Ciclo mundial que introducirá el nuevo orden mundial y como consecuencia la nueva era de alegría, de paz y de síntesis que llamaremos fraternidad!.

Los agradecimientos de Elisabeth Bertschi Queridos amigos,

Permítanme que como observadora pero también colaboradora hasta un cierto punto, de dirigirles algunas palabras. En efecto quisiera de todo corazón y antes de separarnos, agradecer, y pienso poder hacerlo también en vuestro nombre; al equipo de Lucis Trust, por haber enriquecido tan bien y sin complicaciones esta reunión. Pienso a Marianne con su presencia sonriente, siempre infatigable, a Esther con su temperamento latino y estimulante, a Lee siempre vibrante en todos los rincones; teniendo un afectuoso pensamiento por Béatrice, que estaba aquí presente el año pasado, y que nos ha dejado en finales de Marzo. Agradecemos también y sobre todo a ese pequeño grupo de jóvenes que colaboran con un vivo interés y una devoción rara en el seno del Lucis Trust. A todos ellos nosotros le decimos mil gracias. También quisiera agradecer de todo corazón a Michel Veuthey, un amigo de siempre, por su excelente exposición de la actividad del GIGA. Esta inmensa tarea que le incumbe a escala mundial, aumentando día tras día; y que debemos apoyar y sostener. A todos vosotros, gracias por haber venido. Os deseamos un buen regreso. Espero que habréis encontrado: la fuerza, el coraje, la paciencia para vuestro trabajo en el enriquecimiento de estos dos días en Ginebra.

Gracias!

Colaborador: Marius Forment Arnaud