Buena Voluntad Mundial

por Lucis Trust el 25 de octubre de 1996

Buena Voluntad MundialBuena Voluntad Mundial es un movimiento fundado en 1932, organizado para establecer rectas relaciones humanas y aportar una solución a los problemas de la humanidad por medio del poder constructivo de la buena voluntad. Las actividades de Buena Voluntad Mundial son esencialmente educativas.

Principios. El trabajo de Buena Voluntad Mundial está basado sobre los principios de fraternidad, de unidad, de compartición y cooperación sobre los derechos y libertades fundamentales expresados por las Naciones Unidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Buena Voluntad Mundial es una Organización de Servicio Mundial sin ninguna discriminación, ya sea de raza, de religión, de ideología o de convicción política o económica.

Objetivos. Buena Voluntad Mundial tiene tres objetivos principales:

  • Ayudar a movilizar la energía de la buena voluntad.
  • Cooperar en el trabajo de preparación para el retorno del Cristo.
  • Educar a la opinión pública sobre las causas de los problemas mundiales mayores y ayudar a crear una forma mental de solución.

Política. El programa y la política de Buena Voluntad Mundial son formulados por un grupo internacional establecido en Sedes Centrales en Nueva York, Londres y Ginebra, en relación con grupos y asociados que trabajan en numerosas partes del mundo.

Organización. Buena Voluntad Mundial es una asociación libre de hombres y mujeres de buena voluntad, abiertos a todos quienes sostienen sus principios y objetivos. Buena Voluntad Mundial es una Organización No Gubernamental (ONG), acreeditada, en la Oficina de Información Pública de las Naciones Unidas. Mantiene relaciones informales con ciertas Agencias Especializadas y con gran número de ONG’s nacionales e internacionales.

Financiamiento. El trabajo está financiado únicamente por medio de donaciones voluntarias.

Objetivos

La esperanza del futuro se encuentra en las manos de hombres y mujeres de buena voluntad. Es necesaria una cooperación masiva para hacer efectivo el trabajo de los líderes, administradores, expertos técnicos y especialistas en todos los dominios de la vida. Una opinión pública esclarecida y enfocada puede ser un factor mayor en la reconstrucción del mundo. Pero siempre ha sido raramente utilizada. Hoy, la necesidad esencial es educar la opinión pública mundial sobre la significación de la buena voluntad -esa poderosa energía creadora, ese modo de vida que representa la nota dominante de la civilización de la Nueva Era, en la que estamos entrando. Buena Voluntad Mundial contribuye a esta tarea por medio del:

  • Estimular y alentar a los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes, para que, unidos y por propio esfuerzo, establezcan rectas relaciones humanas entre razas, naciones y clases sociales, mediante una inteligente comprensión, adecuada comunicación y las vinculaciones apropiadas.
  • Ayudar a los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes a analizar los problemas mundiales y a aplicar efectivamente a estos problemas la buena voluntad, la colaboración y la participación para el bien común.
  • Colaborar con otras organizaciones dondequiera estén ubicadas, altruistamente dedicadas a actividades constructivas, contribuyendo a la unidad, estabilidad y rectas relaciones humanas a nivel mundial.
    Poner a disposición de los grupos e individuos que trabajan por el bienestar de la humanidad, la información actualizada sobre las actividades que tienen lugar en los principales sectores de la vida humana, manteniendo un servicio de información e investigación.
  • Publicar un Boletín Trimestral de Buena Voluntad así como Comentarios Ocasionales con noticias de interés mundial sobre la buena voluntad.
    Ayudar a establecer la buena voluntad como tónica de la nueva civilización, editando literatura en distintos idiomas, en periódicos, revistas, radio y otros medios de difusión.
  • Compaginar una lista mundial de direcciones de los hombres y mujeres de buena voluntad.
  • Favorecer la acción de las Naciones Unidas y de las Agencias Especializadas, como síntesis de la mayor esperanza de un mundo unido y en paz.

Los hombres y mujeres de buena voluntad residen en todos los países, pertenecen a todas las razas y clases sociales, son por naturaleza amables, prefieren las relaciones amistosas con los demás, conocen el valor práctico del altruismo y viven en forma constructiva. Prefieren comprender a otras razas, naciones e individuos y colaborar con ellos. Por lo tanto no odian, ni critican, ni atacan, ni destruyen. Son personas inteligentes cuya mente no sofoca los dictados de sus corazones. Se les conoce por su modo de vivir.

El Paradigma Energético del Trabajo

No estoy buscando nuevos estenógrafos que tomen el lugar de AAB. Ustedes ya tiene una gran cantidad de material no digerido con el cual trabajar, y suficientes enseñanzas que expresar y poner a disposición del público para los siguientes veinticinco años. AAB no debe ser convertida en una autoridad oculta.

Quisiera que algo, sin embargo, les quedara muy claro, y es el paradigma que define los diversos aspectos del trabajo que hoy día se encuentra en proceso de expansión. El siguiente diagrama muestra claramente las relaciones entre estos aspectos. Relaciones que siguen siendo válidas hoy día:

LA JERARQUÍA ESPIRITUAL DEL PLANETA
trabajando a través de
|
EL NUEVO GRUPO DE SERVIDORES DEL MUNDO
trabajando a través de
|
LA ESCUELA ARCANA
trabajando a través de
|
LAS ACTIVIDADES DE SERVICIO
Triángulos, BVM, la Gran Invocación,
trabajando conjuntamente con
|
LA COMPAÑÍA EDITORA LUCIS
los libros que acercan a la gente dentro de las diversas fases del trabajo;
los cuales ustedes deberían mantener siempre en constante circulación.

El Tibetano

Actuando Sobre el Medioambiente

La energía de la Buena Voluntad es la más abundante y poderosa energía disponible para todo el mundo. Si el hombre la utiliza deliberada y científicamente, será capaz de resolver los urgentes problemas mundiales con los cuales se enfrenta. Sin embargo, ¿Cómo puede el hombre ser persuadido a usar esta energía? Demasiado a menudo ella yace adormecida e inutilizada…, una enorme y aún no desarrollada potencia.

La ausencia de la Buena Voluntad es una de las causas fundamentales de los problemas humanos. El poder de solucionar estos problemas está en manos de los hombres y mujeres de buena voluntad. Necesitan salir de la inercia y actuar demostrando así la efectividad de esta poderosa energía.

Esta energía puede ser utilizada de varias formas, puede ser expresada por el pensamiento, por el sentimiento y por la palabra hablada, también puede ser dinámicamente manifestada a través de la acción práctica. Tomar partido en algún área de las necesidades humanas, trabajar creativa y constructivamente por el interés del bienestar humano, es una poderosa y práctica expresión de la Buena Voluntad.

Cada uno está rodeado de incontables oportunidades para actuar, que tenemos que aprovechar y tenerlas muy en cuenta. Debemos responder a las necesidades humanas a medida que se manifiestan en nuestro entorno, en el lugar en que trabajamos y en donde vivimos. Principalmente debemos actuar por propia iniciativa.

El establecimiento de la Buena Voluntad comienza con el compromiso individual en la acción dinámica. Un pequeño comienzo sería como encender la llama. Una vez que está hecho, la energía comienza a fluir. A medida que el trabajo progresa, la energía fluye más abundantemente haciendo del individuo un canal en su propio ambiente.

No existe riesgo de que se agote la energía: ya que es infinita y nunca falla. Pero si uno deja de trabajar, entonces, por supuesto que la energía dejará de fluir. E inversamente cuanto uno más duro trabaja, más potentemente ella fluirá.

Los hombres y mujeres de Buena Voluntad son potencialmente el más rico capital de cada nación, y ellos pueden tener una tremenda influencia cuando están correctamente asociados. Existen por supuesto, millones de personas de buena voluntad, hoy día, pero muchos están tan afligidos por la incertidumbre, con un sentido de futilidad, y con falta de visión y de liderazgo, que permanecen inactivos. Necesitan ser inspirados, alentados y que se les enseñe como utilizar la poderosa energía a la que han accedido. Todo lo cual es mejor realizado cuando hay un ejemplo personal en la acción.

Un grupo de gente trabajando unida es mucho más poderoso y efectivo que la suma de sus contribuciones individuales, porque la energía de la Buena Voluntad fluye más abundantemente a través de un grupo unido que a través de sus unidades separadas. Se dice que dos personas trabajando unidas incrementan su potencia a la de tres, y que tres personas lo hacen a la de siete. Y así el poder del flujo de la energía continuará incrementándose en una progresión geométrica en la medida en que nuevas personas se unan al grupo.

Resumiendo, la energía de la Buena Voluntad puede compararse a la de una corriente eléctrica. Así como con la electricidad, necesita hacerse la conexión y poner el encendido antes de que la corriente fluya. Y tal como la electricidad, ella puede ser usada en una cantidad de formas prácticas para proveer “luz”, “calor” y “circulación de potencia” para la transformación del propio medio ambiente.

Y nuevamente utilizando la analogía eléctrica, a medida que uno trabaja con la energía de la Buena Voluntad, es establecido un “campo electromagnético” o aura en el propio medio ambiente, que es capaz de atraer y orientar a aquellos que entran en su área de influencia.

Llamado a los Hombres y Mujeres de Buena Voluntad

Para que:

  • Reconozcan el poder de la buena voluntad como fuerza vital que moldea las opiniones de los hombres y mujeres y que en colaboración constructiva guía sus actos.

Para que:

  • Comprendan que este poder es actualmente tan necesario en los asuntos mundiales que sin buena voluntad expresada entre los hombres ninguna paz duradera es posible.

Para que:

  • Se esfuercen en ser cada vez mejores ejemplos de buena voluntad en sus vidas cotidianas, llegando a ser de esta manera, unidades eficaces de buena voluntad en el centro del cuerpo de la humanidad.

Para que:

  • Otorguen su reconocimiento y sostén personal a toda declaración y a todo esfuerzo realizados por hombres y mujeres eminentes, o por los líderes pensadores activos de todas partes, y sea cual sea el momento en el que expresen el poder de la buena voluntad. De este modo la buena voluntad mundial es sostenida por una opinión pública esclarecida.

Para que:

  • Empleen su tiempo, pensamiento y dinero para acrecentar la acción de la buena voluntad en todo el mundo.

Los hombres y mujeres de buena voluntad residen en todos los países, pertenecen a todas las razas y clases sociales, son por naturaleza amables, prefieren las relaciones amistosas con los demás, conocen el valor práctico del altruismo y viven en forma constructiva. Prefieren comprender a otras razas, naciones e individuos y colaborar con ellos. Por lo tanto no odian, ni critican, ni atacan, ni destruyen. Son personas inteligentes cuya mente no sofoca los dictados de sus corazones. Se les conoce por su modo de vivir.

Los Valores que han de Regir la Vida

El destino de las naciones depende de los valores que rijan sus decisiones.

La crisis humana y mundial de hoy día es fundamentalmente espiritual y, como tal, pone a prueba el carácter y la intención de todos los hombres y mujeres. Se nos brinda la oportunidad de reevaluar los valores que aceptamos como normas personales de conducta.

El mundo del futuro depende de lo que cada uno de nosotros decida hacer hoy.

Estos son los valores espirituales que inspiran la conciencia y la mentalidad de aquellos que sirven a fin de crear un modo de vida mejor:

  • El amor a la verdad: esencial para una sociedad justa, incluyente y progresiva;
  • El sentido de justicia: el reconocimiento de los derechos y necesidades de todos;
  • El espíritu de cooperación: basado en una buena voluntad activa y el principio de rectas relaciones humanas;
  • El sentido de responsabilidad individual: con respecto al grupo, la comunidad y los asuntos nacionales;
  • El servicio al bien común: mediante el sacrificio del egoísmo. Ya que sólo lo que es bueno para nosotros es bueno para cada uno de nosotros.