La Gran Invocación (1945)

Tercera estrofa (1945)

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios
Que afluya luz a las mentes humanas
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios
Que afluya amor a los corazones humanos
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades humanas
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza humana
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

AAB/DK – La Exteriorización de la Jerarquía, p. 404.

La Gran Invocación es una plegaria de antiguo origen: constituye una fórmula mántrica de tremenda potencia, que está ayudando a promover cambios y reajustes en todos los aspectos de nuestra vida planetaria. Es una plegaria mundial, empleada por personas de todos los credos e inclinaciones espirituales, con el objeto de asistir a nuestro planeta durante este difícil período de transición.